Hoy es lunes 23 de julio de 2018 y son las 12:31 hs. “Queremos evitar que Nisman vuelva a morir”. Que los jueces cumplan con la Justicia, o que la Justicia alcance a los Jueces.
10 de julio de 2018
Volver a una lucha sin tregua… Contra las Mafias Por Dr. Jorge Bernabé Lobo Aragón .
Se han instalado las mafias en todos los órdenes de la vida comunitaria, por lo que, para poder seguir existiendo dentro de un orden civilizado, se precisa combatirlas con el mayor denuedo.

Carta al Director.                                                                                         Volver a una lucha sin tregua . . .                                            Por Dr. Jorge Bernabé Lobo Aragón .

Estamos viviendo un momento espantoso en la vida de la nación.                                                     Se han instalado las mafias en todos los órdenes de la vida comunitaria, por lo que, para poder seguir existiendo dentro de un orden civilizado, se precisa combatirlas con el mayor denuedo.    Y no sólo que se precisa combatirlas, sino que, sobre todo, se necesita vencerlas, abatirlas, desbaratarlas, deshacerlas, triunfar sobre ellas, meterlas en vereda.                                            Nada se ganaría con que nos llenáramos la boca de moral y de ética ni con crear secretarías ni ministerios destinados a alertar sobre las corruptelas.                                                                          No.                                                                                                                                                                Hay que triunfar sobre las mafias.                                                                                                Siempre, a través de los siglos, hubo el imperativo moral de luchar contra las podredumbres, pero ahora no se trata sólo de un imperativo moral: es una cuestión de vida o muerte, porque la corrupción nos está tapando, nos está ahogando, nos asfixia y nos aniquilará si no somos capaces de vencerla.       Las mafias tienen muchas tácticas para disimularse y para pasar inadvertidas.                              También para aparentar que son inocuas, que no tienen mayor importancia.                                             Una de esas tácticas es la de sostener que todo está podrido, que putrefacción hubo siempre y que por lo tanto es inútil luchar contra ella, y que el único camino posible sería el de tolerarla, aceptarla como inevitable.                                                                                                                                    “Todo es igual, nada es mejor”.                                                                                                          “Quevachaché”.                                                                                                                                         No se dice ya, como era dogma de fe para los anarquistas, que “la propiedad es un robo”, sino que se supone que todo dinero, y en cualquier cantidad, ha de provenir del delito, del asalto, de la mugre, de las mafias.                                                                                                                                                    Pero no hay que dejarse llevar por delante.                                                                                                  No es que todo sea malo, sino que hay bien y hay mal, y obligación de ciudadanos conscientes es distinguir la virtud del vicio, la honestidad del pecado, la dignidad de la bajeza, la decencia de la villanía.                                                                                                                                            Tenemos por delante, la siempre ardua tarea de bregar por el bien político de este mi  Tucumán y de nuestro País a cuya gente nos debemos.                                                                                                    Tarea gigantesca, para la que se necesita la colaboración de todos.                                                          La ayuda de todos, sí, aunque con la debida excepción de las mafias a las cuales nos enfrentamos siempre y continuaremos combatiendo.                                                                                        Debemos siempre volver a la lucha desde cualquier trinchera.                                                                    El “volver”  no implica “volver con la frente marchita”, como dice el tango, sino que, como en una zamba lo dijo el Chango Rodríguez, el estar de nuevo de vuelta después de la ausencia debe aparejarse con la alegría de traer “mil canciones…                                                                                Como leñitas secas,   recuerdos de fogones  que invitan a matear”.                                                    Un alegre regreso para emprender con ánimos renovados la tarea siempre presente, siempre inédita, siempre fresca, de luchar por el bien mi provincia y del País.

Dr. Jorge B. Lobo Aragón.



COMPARTIR:
Notas Relacionadas
Comentarios:
Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!
Escribir un comentario »








LA RADIO EN VIVO

   

LA RADIO EN TU MOVIL

 

 

DOLAR

 
COMPRA
VENTA
27.31
28.31

 

RadiosNet