Hoy es miercoles 11 de diciembre de 2019 y son las 07:22 hs. Tomemos Conciencia. "No me preocupan los corruptos y ladrones." Me preocupa todo un pueblo que mira con indiferencia el comportamiento mafioso.

19 de abril de 2018
“Aparecidos y desaparecidos”. Por Federico Andahazi .
Cuando una persona niega su historia, ese capítulo silenciado queda latente, inconsciente, y emerge luego como un síntoma, es decir, como manifestación de una patología.

“Aparecidos y desaparecidos”.                                                  Por :  Federico Andahazi.

“Cuando una persona niega su historia, ese capítulo silenciado queda latente, inconsciente, y emerge luego como un síntoma, es decir, como manifestación de una patología.                                                                                                                                  No hablar de la historia, enferma”.                                                                                                Este proceso se aplica a las personas, pero también a las sociedades.                                                    Somos parte de una sociedad enferma que no puede hablar con la verdad, que no puede expresar con claridad ciertos temas tal como son y de qué manera ocurrieron.                                                        Hay cosas que no se pueden mencionar y, lo que es peor, estamos educando a los chicos en verdades a medias o, lisa y llanamente, en mentiras.                                                                  El año pasado todos fuimos testigos de cómo se construyó un desaparecido en tiempo real.                                                                                                                                                                         El caso Maldonado fue exactamente eso: la invención de un desaparecido.                               Se llegó a hablar de secuestro y torturas, pero Santiago estaba en el fondo del río Chubut, y aún no sabemos si los mapuches lo sabían desde siempre.

Hubo manifestaciones violentas en la ciudad de Buenos Aires y otras ciudades del interior.                                                                                                                                  Hubo organismos de derechos humanos que falsearon la verdad, hubo operadores en la prensa, pedidos de renuncia, teorías conspirativas y todo basado en los dichos de testigos falsos que dieron su testimonio a organismos falsos para crear una historia falsa de toda falsedad.

Hace pocos días el periodista de Clarín Claudio Andrade informó al país una noticia que no parece haber tenido la trascendencia que merece: un científico egresado del Instituto Balseiro que se contaba como desaparecido, estaba viviendo en EEUU junto a su familia. Se trata de Antonio Manuel Gentile.

Gentile era homenajeado en todos los actos organizados para recordar a los desaparecidos.                                                                                                                     Era uno de los cuatro científicos que el Instituto Balseiro daba por desaparecidos.          Los otros tres son Eduardo Pasquini, Susana Grynberg y Manuel Tarchitsky.

Graciela Fernández Meijide aclaró que Gentile no estaba en la lista de la Conadep.            Sin embargo, estaban en curso los trámites para incluir a Gentile en la lista de desaparecidos.                                                                                                                Cuando el Instituto Balseiro recibió la noticia de que Gentile estaba con vida, en vez de hacer una aclaración abierta a toda la sociedad, ya que, hay que decirlo, estamos frente a una buena noticia, el instituto sólo emitió un comunicado interno.

¿Por qué?

¿Qué le ocurre a nuestra sociedad sociedad?                                                                                               ¿Por qué el número de los desaparecidos es un tabú?                                                                               ¿Por qué se intenta acallar cualquier intento por conocer la verdad?                                                   Se dice que la cifra de 30 mil representa un símbolo.                                                                  ¿Por qué? Las personas tenemos nombre, biografía, un DNI, cada muerto y cada desaparecido debe ser contado y la historia debe buscar echar luz sobre cada caso.         

Meijide explica muy bien este entuerto que ya parece una enfermedad nacional.            “Los exiliados en España habían formado la Comisión Argentina de Derechos Humanos.                      Entonces, no existía la figura de desaparición forzada.                                                    Eduardo Luis Duhalde me contó allí que pusieron ese número para poder apelar a la figura de genocidio y denunciar lo que estaba pasando”, explicó Meijide.

Luego, Duhalde, pasó a ser secretario de derechos humanos durante el gobierno de Kirchner y transformó ese número, 30 mil, en un dogma inapelable.                                                                            Si alguien quiere conocer la verdad es acusado de negacionista, fascista, y comparado con Videla.                                                                                                                              Según los números que se pueden rastrear, hoy figuran 8.960 personas desaparecidas.    El Registro Unificado de Víctimas del Terrorismo de Estado (Ruvte) cuenta 7.010 desaparecidos y 1.571 asesinados.

¿Por qué no podemos decir a cuántas personas estamos buscando? El caso de Gentile no es el único. Te voy a contar uno del que nadie habla y es una tragedia silenciada: el caso de Albina González.                                                                                                                                                        Ella y su hermano Santos fueron detenidos en los años setenta y sometidos a vejaciones por un control militar.                                                                                                                                                A Albina la liberaron.                                                                                                                                      De su hermano nada más se supo.                                                                                                              Albina es una mujer muy pobre y analfabeta, pero increíblemente integraba la lista de desaparecidos, pese a que siempre vivió en Santiago del Estero.

De este caso nadie habla.

¿Por qué seguimos negando la realidad? ¿por qué no podemos decir quienes están muertos, quienes vivos y a quienes seguimos buscando?

Yo traje a esta mesa, hace unos días, a raíz de ciertos desafortunados comentarios de cierta actriz, la mención de la titánica tarea de Yad Vashem, que es una institución oficial constituida no sólo para recordar, sino para conocer a todas las víctimas de los nazis contra los judíos durante la Shoah.        Ellos nunca cerraron el número simbólico de 6 millones.                                                                                    Al contrario, siguen devolviendo la identidad de cada víctima, para dignificarlos y rendirles homenaje. Entonces saben que los muertos entre judíos, gitanos, discapacitados y testigos de jehová asciende a 18 millones 702 mil.                                                                                                                                                  Y dieron a conocer la identidad, del 80% de los judíos húngaros asesinados que se elevó a 225.000.

Nombre y apellido: personas que no son números redondeados como si se tratara del precio de un producto.

Radio Mitre - Escuchá, leé y enterate de las últimas noticias



COMPARTIR:
Notas Relacionadas
Comentarios:
Aun no hay comentarios, s�� el primero en escribir uno!
Escribir un comentario »








LO MAS LEIDO DEL MES

 
La pickup eléctrica de Tesla .
Macri en la cumbre COP 25:
AGENCIA NACIONAL DE PROTECCIÓN A TESTIGOS E IMPUTADOS.
Egresaron los alumnos de los Institutos de Formación de Prefectura Naval Argentina.
SEGÚN EL TANGO : 20 AÑOS NO ES NADA . . .
 

RadiosNet