Hoy es martes 25 de febrero de 2020 y son las 16:22 hs. Tomemos Conciencia. "No me preocupan los corruptos y ladrones." Me preocupa todo un pueblo que mira con indiferencia el comportamiento mafioso.

24 de junio de 2018
El Papa se enoja y envía mensajes que no nos gustan . Por V. CORDERO para La Prensa .
Francisco sólo parece castigar al Gobierno y calla la actitud de la gran mayoría de los diputados peronistas (kirchneristas incluidos) que apoyaron la ley de la despenalización de aborto incluso con duras críticas a la intromisión de la Iglesia en el tema...

El Papa se enoja y envía mensajes que no nos gustan .

La relación en Francisco y el gobierno de Mauricio Macri atraviesa su peor momento.        La media sanción de la ley de despenalización del aborto fue la gota que rebalsó el vaso y el Papa, decidido, comenzó a enviar sus más duras críticas sin mencionar la situación argentina pero siendo tan contundente y explícito que es más que notoria la alusión a nuestro país.

Desde advertir que el aborto es un método igual al que emplearon los nazis en los campos de concentración con sus prisioneros judíos, hasta la confección de la lista de participantes de la Pastoral Social que lleva el título de "Democracia, un camino de servicio a los pobres" que se reunirá a finales de julio y a la que el Pontífice ha incluido solo a tres miembros del Gobierno, demostrando que las relaciones personales también están congeladas.

Al evento, que se desarrollará a través de mesas de trabajo, serán convocados la gobernadora bonaerense, María Eugenia Vidal, el senador Esteban Bullrich y la ministra de Desarrollo Social, Carolina Stanley, tres personas con las que Jorge Bergoglio mantiene una excelente relación desde hace años.

El enfado del Papa es notorio como también su nada oculta simpatía por el peronismo y muchos dirigentes del kirchnerismo.                                                                                                                              Algunos escritos apócrifos con la firma del obispo Mario Poli en relación a las excomuniones a los diputados que hubieran votado a favor de la ley del aborto, que fueron desmentidos rápidamente, no contribuyeron a mejorar el clima.

Es una pena que Francisco que muchas veces hace específica referencia a los países de los que habla, se preocupe por no mencionar el nuestro a la hora de las más duras críticas y deja todo en manos de las dobles intenciones o de las libres interpretaciones, dejando abierta siempre la opción, "yo hablo para la humanidad".

El último ejemplo es la severa homilía que pronunció en el transcurso de una misa en la capilla del retiro de Santa Marta. Bergoglio criticó a los gobiernos que utilizan los medios de comunicación para manipular a las sociedades.

En sus palabras solo puede entreverse que hizo especial énfasis en reproducir el ejemplo de lo ocurrido en la Argentina pero visto desde su propia óptica. Dijo el Papa: "Por ejemplo, pensemos: existe una ley de medios de comunicación, se cancela esa ley (algo que hizo Macri con la polémica ley kirchnerista en nuestro país); se entrega todo el aparato comunicativo a una empresa (idéntico al discurso de Cristina Fernández con el Grupo Clarín), a una sociedad que calumnia, que dice falsedades, debilita la vida democrática. Luego vienen los jueces (clara alusión a Comodoro Py) a juzgar a esta institución debilitada, a estas personas destruidas, condenadas, y así va adelante una dictadura".

Un poco fuerte el parangón, si había que decirlo haberlo hecho con nombres y apellidos.                                                                                                                                                          Por otra parte, por qué Francisco sólo parece castigar al Gobierno y calla la actitud de la gran mayoría de los diputados peronistas (kirchneristas incluidos) que apoyaron la ley de la despenalización de aborto incluso con duras críticas a la intromisión de la Iglesia en el tema, durante sus discursos en defensa de la misma.

Si su Santidad piensa que vamos camino a una dictadura debería advertirnos, prevenirnos y no enviarnos mensajes subliminales que no todos podemos comprender o asimilar como tales.              Argentino al fin, Bergoglio no puede con su genio pero estas actitudes y lo sacan de su tan excelente papado universal y lo colocan en la historia chiquita de las peleas internas que generan la política de un país que casi no tiene arreglo en estas cosas.                                                                    Está bien que el Papa defienda la actitud de la Iglesia que representa ante temas como el aborto, pero después bajar al llano para castigar hablando de Clarín y la Ley de Medios, es al menos, errar el vizcachazo.

V. CORDERO



COMPARTIR:
Notas Relacionadas
Comentarios:
Aun no hay comentarios, s�� el primero en escribir uno!
Escribir un comentario »








LO MAS LEIDO DEL MES

 
AHORA SÍ, YA NO TE QUIERO MÁS ARGENTINA . . . Eduardo Fiore .
EL ARCHIVO MÁS INCÓMODO DEL KIRCHNERISMO .
AGUSTÍN ROSSI ENCABEZARÁ LA RECEPCIÓN . . .
EL DATO: MACRI DEJÓ . . .
ALBERTO, QUE NO . . .
 

RadiosNet