Hoy es jueves 9 de abril de 2020 y son las 14:03 hs. Tomemos Conciencia. "No me preocupan los corruptos y ladrones." Me preocupa todo un pueblo que mira con indiferencia el comportamiento mafioso.

15 de julio de 2018
Me tienen podrido los economistas que hacen política 15.07.2018 Opinión , V. CORDERO
La situación económica no es la mejor, ya lo sabemos. Las cuentas parecen no cerrar por ningún lado y los errores administrativos no se detienen. En este caos surgen, como no podía ser de otra manera, los operadores políticos disfrazados de economistas.

Me tienen podrido los economistas que hacen política.   Por : V. Cordero.         Para el Diario La Prensa.

La situación económica no es la mejor, ya lo sabemos. Las cuentas parecen no cerrar por ningún lado y los errores administrativos no se detienen.                                                              En este caos surgen, como no podía ser de otra manera, los operadores políticos disfrazados de economistas.                                                                                                               En este abanico de opciones están los que disfrazan los números de positivos y los pesimistas que te pintan de negro hasta los ceros a la izquierda.                                                                                  Me aburren y me indignan porque tanto unos como otros solo buscan confundirnos y convencernos que en unos meses las cosas estarán mucho mejor y habremos salido del pozo o que se viene una hecatombe casi final y dramática.                                                                                                          En estos días he escuchado a los oficialistas decir que hasta agosto la inflación alcanzará los 3 puntos, pero a partir de ahí comenzará un descenso que no se detendrá más.                                    Por su lado los opositores aseguran que la inflación anual superará el 35 por ciento y que la plata del Fondo Monetario Internacional (FMI) no alcanza para tapar los agujeros.

Cuando uno los escucha en las entrevistas que les hacen a estos economistas con camiseta partidaria o como mercenarios de hacer las cuentas para que le den a gusto del que paga por los servicios, lo primero que consiguen es confundirnos.                                                                            Cuando las cosas no son claras, sacan a relucir términos técnicos que si uno no es un experto no entiende de qué hablan. Se les nota que se esfuerzan por demostrar lo bueno o lo malo que va a pasarnos y mientras unos se apuran en asegurar que nada ocurrirá porque este modelo va a seguir otros cuatro años, los otros preferirían que este gobierno no siga y en algunos casos que mejor que ni siquiera termine su mandato.                                                                                                          En este último grupo no hay ni uno que diga cuál o quién sería el reemplazo.                                  Muchos de los economistas ahora vuelven a cobrar una dimensión que habían perdido durante el kirchnerismo porque desde sus consultoras si abrían mucho la boca iba Guillermo Moreno y los mataba a multas.                                                                                                                                No se sabe para quién trabajan, salvo los casos de los que son declarados militantes de uno u otro sector, y en esa sombra de dudas que los cubre aprovechan para pretender ganarse credibilidad ante una audiencia a la que es más fácil convencer con el miedo que con la lógica.                  Mienten a cuatro manos y sus pronósticos son para el ciudadano incomprobables.

Hablan del aumento de la pobreza, pero no tienen cifras recientes; dicen que se detuvo la actividad económica de la clase media y estas vacaciones están agotados los pasajes en avión y micro para todo el país; aseguran que el dólar ya está encarrilado y es sabido que nadie está seguro de esto; que la próxima cosecha nos salvará y todavía no se sembró.

La verdad estoy podrido de los economistas de nuestro país que ahora, dadas las circunstancias, se han convertido en voceros de los políticos porque la crisis y la corrida cambiaria ha despertado en unos las alarmas que indican que peligran las elecciones 2019 y en otros una luz de esperanza para ir a las urnas cuando creían que todo estaba perdido. Ante este panorama la guerra de los votos se librará sobre el cuerpo de nuestra economía, maltrecha y lastimada por las malas administraciones de los últimos 60 años.                                    Si van a hablar háganlo con claridad, para que los entendamos y nos operen como si fuéramos niños de preescolar, porque no sabremos de economía, pero tampoco somos estúpidos.            Díganle a los que les pagan esas millonadas, que no está bien engañar y asustar a la gente para producir tal o cual efecto político en la sociedad, no sean cómplices de tamaño engaño.

Y usted querido lector, no caiga en las redes de esta trama siniestra que tiene como protagonistas a economistas que en algunos casos presumen de prestigio, pero hoy por hoy buscan que el balance le de bien a sus clientes y no a nosotros, que somos su objetivo a convencer.

V. CORDERO.                                                              **********************************************************************************************************

buendianoticia.com

Comparte plenamente con el autor de la nota, "Me tienen podrido los economistas..."               Estimado lector, a la hora que usted se lo proponga, en el medio que sea, Dolar-inflación, es el tema recurrente.                                                                                                                                Pareciera ser, que en este maltratado país de los argentinos, salvo algún asesinato, o tema absolutamente escatologico de farandulezcos personajes , no hay otro índice de vida que el económico, importante si, pero hay muestras de vida en nuestro país, y de nuestra gente que son de incuestionable importancia. . . pero no se ven, no se difunden, no se muestran en los grandes medios masivos de comunicación.                                                                               

Este portal, rudimentario, humilde de toda humildad, casi sin medios, y no comercial, se atreve a contar lo que pareciera una utopía, que en Argentina los Argentinos, todos los días de nuestras vidas, alcanzamos objetivos valiosos.                                    Objetivos importantes, que en más de setenta años no poniamos en marcha, me refiero a entre otros, nuevas  vías férreas de carga, ampliación de la red vial con casos concretos para ver, y lo que parecía imposible en el 2015, vamos seriamente a recuperar en poco tiempo más, la capacidad de auto abastecernos de energía, ya no se ven cortes insoportables de corriente eléctrica como dos o tres años atrás.                                                  El respaldo del mundo a nuestro país es significativo, y el mercado del mundo espera nuestros productos, fundamentalmente alimenticios, que nosotros debemos producir con calidad e idoneidad comprobada, sin depender del proteccionismo del estado, que no debe intervenir en la actividad privada de oferta y demanda, y si cuidar, la calidad y cantidad de lo ofrecido en nombre de todos al mundo.

Es un compartir con alegría  esta nota, donde se pone en claro cuantos pares son tres botas.

Rodolfo Griffa

 



COMPARTIR:
Notas Relacionadas
Comentarios:
Aun no hay comentarios, s�� el primero en escribir uno!
Escribir un comentario »








LO MAS LEIDO DEL MES

 
El coronavirus y la ridícula . . .
EL JUEZ ALEJO RAMOS PADILLA :
MINISTERIO DE TRABAJO, EMPLEO Y SEGURIDAD SOCIAL
El coronavirus y la ridícula . . .
Coronavirus: un informe reservado. . .
 

RadiosNet