Hoy es domingo 18 de agosto de 2019 y son las 19:50 hs. “Queremos evitar que Nisman vuelva a morir”. Que los jueces cumplan con la Justicia, o que la Justicia alcance a los Jueces.

27 de julio de 2018
Un falso debate­ . Fuente: La Prensa . Por Sergio Crivelli .
Mauricio Macri anunció la intención de asignar a las Fuerzas Armadas tareas de colaboración con las de seguridad. La iniciativa disparó el sueño húmedo de la izquierda sobre la `represión' de las masas por parte del gobierno `neoliberal de hambre y miseria, del FMI .

Un falso debate­ .

Mirador político­ -

Mauricio Macri anunció la intención de asignar a las Fuerzas Armadas tareas de colaboración con las de seguridad. La iniciativa disparó el sueño húmedo de la izquierda sobre la `represión' de las masas por parte del gobierno `neoliberal de hambre y miseria, del FMI ...'. Esta posición oculta el problema real: qué hacer con una estructura caduca, obsoleta y en algunos casos peligrosa.

Mauricio Macri anunció el lunes la intención de asignar a las Fuerzas Armadas tareas de colaboración con las de seguridad, lo que provocó el inmediato rechazo del kirchnerismo y de los sectores testimoniales de izquierda que lo acompañan.

La idea del Gobierno es que los militares brinden apoyo logístico en la lucha contra el narco y en la custodia de objetivo estratégicos como yacimientos y represas.                                                        Pero la iniciativa disparó el sueño húmedo de la izquierda sobre la `represión' de las masas por parte del gobierno `neoliberal de hambre y miseria, del FMI ...' etcétera, etcétera, etcétera.­

Este rudimentario esquema mental no es ineficaz, porque impone en los medios un falso debate que oculta el problema real: qué hacer con una estructura caduca, obsoleta y en algunos casos peligrosa.                                                                                                                                            Por ejemplo, en el de la trágica desaparición del submarino San Juan. Hay sectores que sospechan que la nave no estaba en condiciones de cumplir las tareas asignadas por falta de mantenimiento.­

El problema con las FF.AA. comenzó en los años 20 del siglo pasado cuando una reacción antidemocrática del personal militar, fogoneada por un sector importante de la Iglesia, las convirtió en un autodesignado faro moral del país, tutor de la vida política y pieza clave en la lucha por el poder.                                                                                                                                                Eran los tiempos dorados de las ideologías totalitarias que derrumbaron el proyecto de democracia inclusiva nacido poco antes con la Ley Sáenz Peña.­

Ese estado de cosas duró hasta 1982, cuando los militares demostraron no sólo que eran usurpadores contumaces del poder, sino inútiles para cumplir su función teórica: la defensa nacional.                                                                                                                                        Fracasaron como gobernantes durante 60 años (lo que incluye el período del fraude patriótico, los distintos golpes militares y la decadencia peronista), se embarcaron también en una fallida aventura militar por las islas Malvinas y en un represión ilegal del terrorismo que terminó por enajenarles el respaldo de un sector importante de la sociedad del que habían gozado durante décadas.­

El primer golpe se los dio Raúl Alfonsín difundiendo `urbi et orbe' las salvajadas cometidas en la guerra sucia, pero el tiro de gracia se los pegó Carlos Menem -un conservador- con el método de la zanahoria y el palo. Primero les concedió un indulto para debilitar a los `carapintadas' y acto seguido les quitó presupuesto para dejarlos en estado vegetativo.                                                      Ese fue el fin del poder político de los militares. En los 2000 Néstor Kirchner, notorio cazador de enanos, se dedicó a encarcelar represores seniles sin otra repercusión que la periodística.­

En razón de su prolongado deterioro, las FF.AA. no pueden hoy cumplir la función de defensa nacional. La situación internacional tampoco es la del siglo pasado y la tarea en la que podrían resultar más útiles es la de combatir nuevas amenazas o delitos trasnacionales, liberando a las fuerzas de seguridad para que trabajen fronteras adentro.                                                                  Pero fijar una estrategia en esta materia requiere un debate serio, lo que excluiría necesariamente a los militares y a muchos políticos.                                                                                                        Ante la imposibilidad de que esto suceda el gobierno optó por proceder con decretos lo que abrirá el camino a otro reñidero en los medios y a un falso debate tan lamentable como imposible de evitar.­



COMPARTIR:
Notas Relacionadas
Comentarios:
Aun no hay comentarios, s�� el primero en escribir uno!
Escribir un comentario »








LO MAS LEIDO DEL MES

 
SÍ, LLORO POR TI ARGENTINA. Por Mario Vargas Llosa
EL DÍA EN QUE CRISTINA, ECHÓ A UN MILITAR POR SER CATÒLICO .
¿Quién es Roberto Gallardo, el juez enfrentado con el macrismo?
Dejen de mentir, y crear una incertidumbre inexistente. Alberto Fernandez . . .
EL JUEZ GALLARDO. OTRA MÁS Y VAN . . . AHORA . . .
 

RadiosNet