Hoy es jueves 4 de junio de 2020 y son las 11:22 hs. Tomemos Conciencia. "No me preocupan los corruptos y ladrones." Me preocupa todo un pueblo que mira con indiferencia el comportamiento mafioso.

3 de agosto de 2018
Qué hay detrás de la inseguridad que nos asola .

Formas de Subversión .

Esas protestas de determinados políticos, jueces y figuras del teatro y la TV, entre otros, no son casuales, obedecen a un plan desestabilizador que gradualmente se incrementa para llegar por estos medios de aparente inocencia a destruir su gobierno.

Qué hay detrás de la inseguridad que nos asola .

Carta de Lectores -                                                                       31/07/2018.-

Carta abierta a mi presidente Mauricio Macri.

Señor Presidente Ing. Mauricio Macri, no sé cuál es la forma de llegar hasta Ud. ya que he intentado por todos los medios de acercarle algunas propuestas para que las estudie junto a su equipo de asesores, pero ha sido inútil, aparentemente los filtros son muy severos y si no entienden lo recibido, lo eliminan.                                                                                                                            Tampoco estoy seguro que esta carta llegue a sus manos.

 Soy jubilado docente, Profesor de Matemática, Física y Cosmografía con treinta y dos años de servicio, lo que me permite tener una amplia visión sobre el comportamiento juvenil, que está reforzada con veinticinco años de servicio en la Policía de la provincia de Santa Fe.

El tema principal es la inseguridad, o, mejor dicho, la supuesta inseguridad que es provocada con fines políticos.                                                                                                          El problema de los robos, violaciones, asaltos a comercios y hogares, apuñalados y muertos, no es nuevo, lo que si llama la atención es el incremento desmesurado de los últimos tiempos y la intención de la mayoría de los políticos opositores, especialmente los kirchneristas con cargos públicos (que tienen más prensa), de culpar al gobierno nacional, provincial y/o municipal, estos últimos si son afines a su gobierno señor Presidente, caso contrario miran para otro lado.

 Mi esposa y yo lo hemos votado y aunque hay varias cosas que no me gustan y no entiendo, hasta el momento, lo volvería a votar. No soy del PRO, pertenezco a una familia de tradición Radical, pero veo en Ud. una verdadera intención de cambio, pese a que lo han hecho cometer varias equivocaciones, algunas sin sentido; yo entiendo que Ud. esté convencido que debe respetarse a rajatablas las opiniones de los demás, eso es admirable, lo indefendible es cuando son intenciones y no opiniones, uno puede opinar sobre lo inhumano de largas condenas a abusadores, diciendo que son pobres enfermos, cuando lo que se logra es unas reiteradas reincidencias cada vez más grave que pueden culparse al gobierno.

Esas protestas de determinados políticos, jueces y figuras del teatro y la TV, entre otros, no son casuales, obedecen a un plan desestabilizador que gradualmente se incrementa para llegar por estos medios de aparente inocencia a destruir su gobierno.                                                              ¿Ud. cree que esa jueza ordenó que la policía no lleve armas letales cuando el intento de golpe de estado en el congreso, fue una ingenuidad?                                                                                  ¿Ud. cree que el juez que pretende embargar y encarcelar al policía que salvó al turista norteamericano, es un ejemplo de rectitud y honestidad?

Sr. Presidente, no existe la inseguridad alocada, lo que Ud. está viendo es la ejecución de un perfecto plan terrorista, manejado por la izquierda, el kirchnerismo y el narcotráfico, son las tres patas (material humano, material de planificación y material de financiación).                                  En las décadas del 60 y 70 ponían bombas, asesinaban personas en la calle y en los cuarteles, montoneros, erp, fap, prt, etc reivindicaban cada atentado, hoy (excepto las bombas, si no lo contamos al prófugo Romero), hacen lo mismo, siembran el terror mediante violaciones, secuestros, asaltos a hogares con tremendas golpizas a sus moradores, apuñalan y asesinan sin miramiento y en algunos casos llama la atención puesto que actúan como si les hubieran ordenado que maten a alguien (caso del conductor del colectivo).

 Lo que me hizo mirar con detenimiento este accionar delictivo es el innecesario y preocupante ensañamiento, la edad de los homicidas, los jueces “garantistas”y los ya conocidos políticos que los protegen.                                                                                                                                            ¿Por qué los protegen?,                                                                                                                           solo hay una respuesta: les son muy útiles a sus fines.                                                                        Hay que aclarar que nadie revindica cada delito violento, pero salen en bandada a todos los medios posibles a culpar al gobierno nacional o al provincial o al municipal, gritan y protestan como si todo hubiera comenzado en diciembre del 2015, siempre chillan, pero no dan solución alguna y cuando se les envía el dinero para utilizarlo en medios de seguridad, lo depositan en plazos fijos, dejando al municipio a merced de los delincuentes.

Sr Presidente, esto dejó de ser delito común, es TERRORISMO, si Sr, se trata de una nueva modalidad de sembrar el terror que no puede ser combatida con los medios comunes ni con las obsoletas leyes que disponemos.

El narcotráfico utiliza como soldados a menores (de 12, 13 y 14 años)porque son inimputables, hoy matan a alguien y mañana salen en libertad porque son “niños inocentes”, el que mata así tenga 10 años es un asesino, no un inocente que no mide las consecuencias y como ocurre en los países más desarrollados “el menor que comete un delito como un mayor, será condenado como mayor”y así consiguieron una sustantiva disminución delictiva mortal de menores. Yo sé que Ud. intentó bajar la edad de inimputabilidad y que la oposición se opuso, ¿nunca se preguntó por qué lo hicieron?,me consta que los argumentos utilizados son absurdos, pero si muestra el listado de los que votaron en contra del proyecto, la población se va a enterar de quienes son los culpables de sus problemas de inseguridad. Este es el primer paso, bajar la edad a 10 años y desenmascarar a los políticos que votaron en contra, claro que a Ud. no le va a gustar la idea y a algunos de sus asesores menos, mucho menos si alguno ya no tiene fueros y se los imputa de fomentar el terror ciudadano.

La segunda idea, no digo que sea brillante, pero si necesaria, es la limpieza de los fiscales y jueces que protegen con condenas absurdas y dan la libertad aduciendo una cuestión de protección muy infantil, peligrosa y generalmente nefasta. Sería bueno que se enfrenten con los familiares de las víctimas. Yo los llamo “asesinos de la lapicera”,matan sin remordimiento y se saben amparados por su condición de jueces, es una lástima que se hayan olvidado de lo que les pasaba a los jueces corruptos abusadores de su condición, lo más benigno era que ellos cumplan lo que restaba de la condena a los asesinos liberados. Sé que no es simple, pero también sé que hay muchas formas de obligar a estos “señores”a cumplir con su deber, posiblemente a Ud. no le guste, pero a mí tampoco me gusta que por algún tecnicismo el gobierno no me proteja.

 Analice lo expuesto y verá que son actos terroristas, sembrar el terror en la población que es condimentado con las exageraciones constantes sobre el costo de la energía eléctrica, el gas, el transporte, etc. cualquier cosa sirve, todo se mezcla para crear descontento, lo que nunca dicen es que el interior está cansado de subsidiar a Bs As, nosotros hace años que pagamos el doble o el triple de los regalos que les hicieron en el gobierno anterior buscando votos, lo que nunca dicen los protestones es cómo arreglarían ellos el problema.                                                                          Pero piense que tratarlos como terroristas es diferente y no es lo mismo decir “joven y despiadado terrorista es deportado a su país de origen”, no es lo mismo y tampoco decir “el diputado XX y la senadora ZZ protestan por la detención de tres terroristas que mataron a una pareja de jubilados”.

Para terminar, le diré que traté de contactarlo por un proyecto relativo a los trenes y a los camiones, donde se mejoraría el servicio de transporte abaratando costos en todo sentido, pero a los que no les haría mucha gracia es a un grupo de camioneros acostumbrados a otra cosa. Poder duplicar o triplicar la vida media útil de las rutas, disminuir el 80% de los accidentes de camiones, el ahorro de ciento de miles de litros de combustible y el abaratamiento de los fletes de larga distancia, no es algo que hoy se haga, pero Europa si lo hace y le va muy bien.

 Sin otro particular lo saludo con todo respeto deseándole éxitos.

 Prof. Juan José Luis GIL



COMPARTIR:
Notas Relacionadas
Comentarios:
Aun no hay comentarios, s�� el primero en escribir uno!
Escribir un comentario »








LO MAS LEIDO DEL MES

 
Fuerza Aérea Argentina . . .
Nota de opinión del diputado Asseff . . .
24 horas en la vida de un médico de terapia intensiva . . .
Corteva Agriscience anuncia Metas . . .
SpaceX pone a dos astronautas en órbita . . .
 

RadiosNet