Hoy es martes 10 de diciembre de 2019 y son las 23:13 hs. Tomemos Conciencia. "No me preocupan los corruptos y ladrones." Me preocupa todo un pueblo que mira con indiferencia el comportamiento mafioso.

25 de agosto de 2018
Ceder cuando no queda otra salida. Por Sergio Crivelli .
El problema no es de kirchneristas o antikirchneristas, sino de todos los políticos. Después de 2001 olvidaron el repudio popular y volvieron a las andadas. Son los políticos y no los medios o las “señoras gordas” que protestan los responsables del desprestigio de la política .

Ceder cuando no queda otra salida.                                                      Por : Sergio Crivelli :  

El problema no es de kirchneristas o antikirchneristas, sino de todos los políticos. Después de 2001 olvidaron el repudio popular y volvieron a las andadas. Son los políticos y no los medios o las “señoras gordas” que protestan los responsables del desprestigio de la política .

   

El Senado se vio obligado ayer a reconocer dos hechos: la megacorrupción “K” y el enojo que ganó la calle para reclamar que el peronismo no obstaculice la investigación judicial.                                               Los senadores no abrieron las puertas del palacio para que entrase la realidad; la realidad se las pateó e ingresó sin más trámite.

Si bien la situación económica no es la de 2001, la indignación pública recordó la situación política que imperó durante aquella crisis, cuando la multitud iba al Congreso a insultar a los legisladores.

El desprestigio de la política por el robo a escala nunca vista dejó a los senadores sin otra salida que ceder, por lo que hasta Cristina Kirchner debió consentir el allanamiento, porque si no lo hacía, una mayoría muy clara lo hubiera hecho por ella. Perdió además la pulseada interna con Miguel Pichetto que consiguió que la mayoría de su bloque (16 sobre 24) lo acompañara a él y no a la ex presidenta.

No se recuerda una acumulación tan abrumadora de indicios y testimonios sobre coimas como los detectados en la investigación de Claudio Bonadío. Indicios graves, precisos y concordantes que llevaron a la cárcel a una cantidad también inédita de ex funcionarios y empresarios.

Fue demoledor el inventario hecho por el senador santacruceño Eduardo Costa de la cantidad de obras públicas en su provincia por las que se pagaron centenares de millones de dólares y que Lázaro Báez nunca hizo. Plata robada. El alegato de Costa redujo a escombros los alegatos de los  kirchneristas que habían rechazado las acusaciones contra la ex presidenta alegando que se trataba de un “circo mediático”, producto de la “persecución” política, de un juez hostil con el propósito de esconder la crisis económica.

Pero el problema no es de kirchneristas o antikirchneristas, sino de todos los políticos. Después de 2001 olvidaron el repudio popular y volvieron a las andadas. Son los políticos y no los medios o las “señoras gordas” que protestan (como las llamó una senadora peronista defensora de CFK) los responsables del desprestigio de la política.                                                                                                                                         Por eso debieron ceder ante la presión pública, pero sólo temporariamente. Como ocurrió en 2001. Pasado la tormenta volverán a su paraíso privado, donde la realidad extramuros sólo entra pateando la puerta muy de tanto en tanto.



COMPARTIR:
Notas Relacionadas
Comentarios:
Aun no hay comentarios, s�� el primero en escribir uno!
Escribir un comentario »








LO MAS LEIDO DEL MES

 
La pickup eléctrica de Tesla .
Macri en la cumbre COP 25:
AGENCIA NACIONAL DE PROTECCIÓN A TESTIGOS E IMPUTADOS.
Egresaron los alumnos de los Institutos de Formación de Prefectura Naval Argentina.
SEGÚN EL TANGO : 20 AÑOS NO ES NADA . . .
 

RadiosNet