Hoy es sabado 17 de agosto de 2019 y son las 10:45 hs. “Queremos evitar que Nisman vuelva a morir”. Que los jueces cumplan con la Justicia, o que la Justicia alcance a los Jueces.

26 de agosto de 2018
Terminemos con el show informativo de la no noticia . D. Cordero.
Horas y horas de un espectáculo aburrido sacudido apenas por los gritos de los conductores televisivos y los carteles de "urgente" o "última noticia" que en ningún caso aportaron ni una sola información de interés.

Terminemos con el show informativo de la no noticia   V. Cordero.

No hay muchos caminos posibles, o somos ingenuos, o buscamos distraer o no entendemos nada. Ayer fue el día de los tan anunciados allanamientos en algunas de las propiedades de la viuda de Kirchner en las ciudades de Buenos Aires y Río Gallegos. Durante todo el día, los canales de noticias se encargaron de mostrar puertas, portones, ventanas, ventanitas, autos y camionetas entrando y saliendo, policías con cajas, bolsas de plástico y vecinos a los que se consultaba una y otra vez para decir una y otra vez lo mismo.
Horas y horas de un espectáculo aburrido sacudido apenas por los gritos de los conductores televisivos y los carteles de "urgente" o "última noticia" que en ningún caso aportaron ni una sola información de interés. Tuvimos que escuchar de todo, expertos en jurisprudencia de los allanamientos, técnicos en sistemas de detectar de todo, desde billetes hasta oro, peritos que sabían si una pared se había hecho nueva y hasta cerrajeros que explicaban cómo se puede abrir una caja fuerte o una bóveda. No faltaron veterinarios que explicaron cómo se entrenan los perros para detectar sustancias alucinógenas, dinero o cadáveres. En medio del fragor de la no noticia, se escucharon algunas frases realmente para el Guinness del disparate. ""Las cortinas nos impiden ver qué sucede en el interior de la vivienda""; ""Hay cajas donde seguramente debe haber información valiosísima""; ""No sabemos qué ocurre dentro de la vivienda pero estamos en condiciones de afirmar que se hallaron pruebas que pueden ayudar en la causa"". O sea nada de nada. Lo tremendo de esta experiencia es que todos sabíamos que estos operativos no iban a arrojar ningún resultado porque eran "la crónica de una muerte anunciada". Nadie deja nada que pueda comprometerlo en su casa si sabe con un mes de anticipación que van a allanarlo. Si hubo dinero almacenado se lavó el sitio, si había cajas de seguridad se vaciaron y si se acumulaban papeles se llevaron a otro lado o se destruyeron. Un circo mediático que no aporta nada y que contribuye a aumentar la confusión que tienen los ciudadanos sobre esta causa cada vez más enredada entre arrepentidos y acusaciones cruzadas. Podríamos evitar este espectáculo lamentable de pérdida de tiempo y simulación de contar una historia que seguirá secreta. La de ayer fue una tarde para el olvido en materia informativa que sólo llamó la atención de los militantes calenturientos de un lado y otro de la grieta movidos por el morbo de ver si las circunstancias les daban o no un hilo de esperanza. Allanamientos que sólo fueron útiles para tomar las medidas de las viviendas, una operación que tiene poco de espectacular, ya que ver a señores estirando un metro y anotando en un cuadernito no es para nada una escena para trasmitir en 3D. Dejemos de querer asomarnos a lo que no interesa, dejemos que la Justicia haga su trabajo sin impacientarnos porque además ya todos sabemos que sea cual sea el fallo, no pasará nada que sea digno de destacar. Hablemos claro, la ex presidente nunca visitará la cárcel, los empresarios de peso seguirán libres, todo quedará sin moverse bajo el argumento de "hasta el juicio oral" y luego la apelación a la Corte, lo que traducido en tiempo significa que pasarán muchos años para que esto suceda, si sucede. Lo que vivimos estos días es como estar invitados a una boda pero sabiendo que los novios nunca llegarán. Mientras tanto dejemos de conjeturar, de hacer predicciones, de juzgar desde afuera. Ya vivimos un tiempo cotidiano abrumado y pesado, para qué agregarle estímulos nerviosos que además ni siquiera nos aportarán un solo dato que nos importe para esclarecer esta trama de corrupción que, como bien confesó la senadora Cristina Fernández, no comenzó en 2003, venía de gobiernos anteriores y por eso la continuaron hasta el 2015, no fueron sus inventores. 

V. CORDERO



COMPARTIR:
Notas Relacionadas
Comentarios:
Aun no hay comentarios, s�� el primero en escribir uno!
Escribir un comentario »








LO MAS LEIDO DEL MES

 
EL DÍA EN QUE CRISTINA, ECHÓ A UN MILITAR POR SER CATÒLICO .
SÍ, LLORO POR TI ARGENTINA. Por Mario Vargas Llosa
¿Quién es Roberto Gallardo, el juez enfrentado con el macrismo?
Dejen de mentir, y crear una incertidumbre inexistente. Alberto Fernandez . . .
EL JUEZ GALLARDO. OTRA MÁS Y VAN . . . AHORA . . .
 

RadiosNet