Hoy es jueves 19 de septiembre de 2019 y son las 19:02 hs. “Queremos evitar que Nisman vuelva a morir”. Que los jueces cumplan con la Justicia, o que la Justicia alcance a los Jueces.

30 de agosto de 2018
Carta al Director. MI ABUELO . Por Dr. Jorge Bernabé Lobo Aragón.
A pocas semanas del natalicio de Dr. Roque Raúl Aragón el 16 de Agosto de 1889 deseo homenajearlo una vez más.
Sé que no me corresponde ocuparme del asunto, por la sencilla razón de que me alcanzan las generales de la ley, ya que se trata de mi abuelo.

Carta al Director

“…Mi Abuelo…

A pocas semanas del natalicio de Dr. Roque Raúl Aragón el 16 de Agosto de 1889 deseo homenajearlo una vez más.                                                                                                                    Sé que no me corresponde ocuparme del asunto, por la sencilla razón de que me alcanzan las generales de la ley, ya que se trata de mi abuelo.                                                                            Pero ha sido tan límpida y patriótica la actuación política de Roque Raúl Aragón, tan noble y desinteresada, tan eficaz y valiosa para la sociedad de la época en que le cupo actuar.                      Tan reconocida por sus contemporáneos y valorada por las generaciones posteriores, que no puedo resistirme a la tentación  de esta ofrenda.                                                                               

Podría memorar su militancia radical de toda una vida.                                                                        Su lucha por un radicalismo yrigoyenista, intransigente, combativo, insobornable.                              Un radicalismo que no se amilanó con la revolución del 30 sino que asumió su puesto de combate contra una concordancia ilegítima y fraudulenta.                                                                                  Un radicalismo que defendió las libertades ciudadanas cuando las vio amenazadas por una indebida intromisión del Estado en la sociedad y, peor, por la subordinación del Estado a un personalismo cesarista.                                                                                                                          O también podría rememorar su actuación como diputado, en épocas heroicas en que los legisladores ejercían su mandato sólo por aceptación de un compromiso ante el pueblo y por el honor de representarlo, sin que ninguna dieta remunerara su labor.                                                    Modalidad que él sostuvo que debía mantenerse ya que ponía en evidencia la voluntad de servir como único objetivo.                                                                                                                              A también recordar su labor de profesor en el Instituto Técnico y en la Escuela Normal, tarea con la que se propuso instruir a sus alumnos pero, mucho más, orientar sus vidas para ayudarlos a que fueran personas de bien.                                                                                                                        O mencionar a su intendencia municipal, en la capital de mi Tucumán, en épocas en que esas funciones duraban sólo dos años, pero él supo, brillantemente, realizar una obra que bien justificaría veinte años de acciones eficaces.                                                                                    Pero hay otro aspecto que es más memorable por ser imperecedero.                                                  Las actuaciones políticas corresponden a las necesidades de una época y los tiempos, al cambiar, modifican sus objetivos.                                                                                                                          Las obras de gobierno en su intendencia , las mejoras laborales al personal municipal, las campañas sanitarias contra la tuberculosis, la atención hospitalaria, las mejoras a los mercados, los pavimentos suburbanos, acaban por precisar sucesivas atenciones y progresivas ampliaciones, y hasta magníficas construcciones como el matadero frigorífico o el mercado del Norte.                        Con el paso de los años pueden sustituirse por nuevas modalidades de trabajo o darse con que sus estructuras se han envejecido.                                                                                                            Pero el legado del doctor Aragón – mi abuelo - ,  que por siempre integrará el patrimonio colectivo de los tucumanos, es su decencia, su vocación noble, valiente, desinteresada de ponerse al servicio del prójimo, al servicio de la sociedad, al servicio de la docencia, al servicio de los deberes asumidos con total abnegación y el absoluto desprecio por las propias conveniencias y por el descanso y el bienestar personal.                                                                                                      En eso, la memoria de mi ascendiente queda como una luminosa antorcha que ha de durar para siempre en Tucumán afirmando una enseñanza: la labor política debe - y él demostró que se puede -realizarse con el ánimo más levantado y generoso, en virtud de la aceptación de los compromisos asumidos con la patria, con la sociedad y con la raza, que es el reconocimiento de los deberes asumidos ante las generaciones pasadas y que deben constituirse en ejemplo de las generaciones venideras.                                                                                                                                                Para ese paradigma docente, vaya este mi humilde homenaje de su nieto.

 Dr. Jorge B. Lobo Aragón.



COMPARTIR:
Notas Relacionadas
Comentarios:
Aun no hay comentarios, s�� el primero en escribir uno!
Escribir un comentario »








LO MAS LEIDO DEL MES

 
ARGENTINA EXPRESA SOLIDARIDAD Y VOLUNTAD DE COOPERACIÓN. Bahamas, Dorian.
💻 Ateneo online libre y gratuito "Manejo de TEC grave en Pediatría" . SAMCT.
"Mientras haya voluntad de lucha..." Malú Kikuchi.
ROSARIO FINANZAS . News 02.09.2019 . Argentina Económica Hoy .
SEGUNDA CAMPAÑA SANITARIA FLUVIAL 2019 .
 

RadiosNet