Lunes 28 de Septiembre de 2020

Hoy es Lunes 28 de Septiembre de 2020 y son las 11:32 Tomemos Conciencia. "No me preocupan los corruptos y ladrones." Me preocupa todo un pueblo que mira con indiferencia el comportamiento mafioso.

  • 17.8º
  • Soleado

1 de septiembre de 2018

Trigo sarraceno: harina sin gluten y con más rinde. FAUBA.

Investigadores de la FAUBA generaron conocimientos científicos para aumentar la producción de este pseudo cereal asiático que está ganando interés en la Argentina y que es apto para celíacos.
Sus resultados son pioneros en el mundo.

Trigo sarraceno: harina sin gluten y con más rinde.    Informe de : Bernardo Gonçalves Borrega . 

Resultado de imagen para FAUBA.LOGO        

Investigadores de la FAUBA generaron conocimientos científicos para aumentar la producción de este pseudo cereal asiático que está ganando interés en la Argentina y que es apto para celíacos.  Sus resultados son pioneros en el mundo.

Por : PABLO ROSET.-(SLT-FAUBA)                                                                                                                                              

Pese a que aún ocupa una superficie menor entre los cultivos pampeanos, el trigo sarraceno (Fagopyron esculentum Moench), originario de China, viene ganando interés entre técnicos y productores locales.                                                                                                                            Entre sus principales ventajas se destaca su harina sin gluten, apta para el consumo de celíacos, y por su gran versatilidad para elaborar productos que van desde panificados hasta cerveza.              No obstante, el gran vacío de conocimiento que todavía existe sobre su manejo agronómico estaría limitando su potencial de rendimiento en el campo.                                                                             Por esa razón, desde la Facultad de Agronomía de la UBA (FAUBA) están avanzando en ensayos en condiciones reales de producción, con buenos resultados.                                                               Daniel Miralles, profesor e investigador de la cátedra de Cerealicultura de esta unidad académica, informó: “En los últimos años recibimos consultas de diferentes instituciones gubernamentales sobre el trigo sarraceno.                                                                                                        Encontramos que había un vacío de conocimiento en relación a la fisiología del cultivo y a su manejo agronómico.                                                                                                                                Entonces, impulsamos una línea de investigación para responder algunas preguntas que no estaban resueltas”.                                                                                                                              Los ensayos se repitieron en las últimas dos campañas agrícolas, con investigaciones a campo en el predio de la FAUBA y en la localidad bonaerense de Chacabuco.                                                Se usó una variedad canadiense llamada Mancan, la única inscripta en el Instituto Nacional de Semillas (INASE) de la Argentina.                                                                                                         Además, el grupo está trabajando con un equipo de investigación español para evaluar la respuesta de otros cultivares de la misma especie.

Nuevos conocimientos.

Miralles lleva adelante estos trabajos junto a su colega Antonio Guglielmini y al estudiante de Agronomía Juan Ignacio Forcat, quien se encuentra realizando su trabajo de intensificación en este cultivo. En sus estudios buscaron identificar la fecha óptima de siembra y el período crítico en el que se define el rendimiento del trigo sarraceno.                                                                                 Ya lograron generar conocimiento útil a nivel global.

“En particular, nos interesaba conocer cuándo ocurría el período crítico que determina el rendimiento del cultivo, un tema sobre el que no existía información disponible. Estos resultados son los primeros a nivel mundial sobre esta especie”, aseguró Miralles.

Los investigadores identificaron que este momento crítico se extiende desde el estado de plena floración, cuando se abren las flores en la mayoría de las inflorescencias, hasta el comienzo de la formación de frutos marrones, cuando cambian su coloración del verde al marrón en el llenado. Durante este estadío, ante una sequía o falta de nutrientes, el cultivo se vería afectado por una pérdida irreversible en sus rendimientos. Los resultados se repitieron en dos años de ensayos y forman parte de la tesis de grado de Forcat.

COMPARTIR:

Notas Relacionadas

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »