Hoy es viernes 15 de noviembre de 2019 y son las 23:39 hs. El Domingo 27 de octubre, tenemos la responsabilidad de emitir un compromiso con la Nación Argentina. De usted depende, Democracia o Dictadura y Corrupción. A Conciencia.

12 de noviembre de 2018
Humor Político . Los fachos de antes usaban gomina . Por Alejandro Borensztein
Como si todo esto fuera poco, en el plantel del FREJULI también jugaban Frondizi y Frigerio (abuelo del actual ministro). Visto a la distancia, grandes lujos que alguna vez se dio la política nacional.

Humor Político .                                                                                                                                                                      Los fachos de antes usaban gomina .                                               Por :  Alejandro Borensztein.

En 1973 el Peronismo era como el Santos de Pelé.                                                                          Imbatible.                                                                                                                                                              Bajo la sigla FREJULI (Frente Justicialista de Liberación) y con la fórmula Cámpora/Solano Lima, el 11 de marzo ganó las elecciones con el 49,5% de los votos.                                                 ¿Qué tiene que ver esto con el presente? Vamos de a poco, amigo lector.                                                              Segunda salió la fórmula radical Balbín/Gamond que, previamente, le había ganado la interna a la dupla Alfonsín/Storani. Obviamente, estamos hablando de Alfonsín padre y Storani padre.                                            Completaron el campeonato electoral 1973, Francisco ¨Paco¨ Manrique, Oscar “el Bisonte” Alende, el socialista Américo Ghioldi, Carlos Coral del Partido Socialista de los Trabajadores y Abelardo Ramos del Frente de Izquierda Popular que era una especie de franchising de la izquierda peronista. Ezequiel Martínez fue el candidato de los militares y Julio Chamizo fue el de Nueva Fuerza, el primer partido del Ingeniero Alsogaray y antecesor de la UCeDé.                                                                                                                                           Como si todo esto fuera poco, en el plantel del FREJULI también jugaban Frondizi y Frigerio (abuelo del actual ministro). Visto a la distancia, grandes lujos que alguna vez se dio la política nacional.                                          El General Lanusse había impuesto un sistema de balotaje en serio, o sea se ganaba con el 50% +1 de los votos.                                                                                                                                                                        No como la rascada que tenemos ahora que ganás con cualquier cosa.                                                                 El tío Cámpora sacó el 49,5% pero Balbín, caballero de las urnas, le dijo: “No hagamos una segunda vuelta por medio puntito, ganaste vos macho.                                                                                                                          Andá a la Rosada, bancate este quilombo de los 70 que yo lo miro por televisión” .                                                Tan imbatible era aquel peronismo que meses después, y ante la cordial invitación a retirarse que le hicieron a Cámpora, el General Perón sacó el 62% de los votos.                                                                                              Sin embargo, hay un episodio que ha quedado en el olvido.                                                                                    Por razones que algún día explicaremos, luego del avasallador triunfo de Cámpora en todo el país, hubo una nueva elección en la Ciudad de Buenos Aires para elegir un senador más.                                                           

Agrandados por el triunfo, el peronismo puso de candidato lo primero que encontraron en la baulera: un señor llamado Marcelo Sánchez Sorondo, viejo y conocido fascista, admirador confeso de Mussolini y de Franco, ultracatólico y nacionalista.                                                                                                                 

Bajo el paraguas peronista y con la coartada de la vieja falsa izquierda te tiraban un baldazo de fascismo.                                                                                                                                                                    Para enfrentarlo, la UCR decidió buscar sangre nueva entre sus filas.                                                             

Pusieron de candidato a un pibe que hasta ese momento era un desconocido.                                              Aquel joven aspirante a senador tenía apenas 35 años y se llamaba Fernando De La Rúa.                      Contra todos los pronósticos, el pibe De La Rúa le dió un baile de novela a aquel viejo fascista y le ganó con el 54% de los votos.                                                                                                                                          Enterado en Madrid de la paliza sufrida por el peronismo, Perón pronunció una frase histórica (leer con voz ronca): “¿Qué querés?.                                                                                                                                              Si pusimos de candidato a un piantavotos”.                                                                                                             

Muchos años después, en el último reportaje que Marcelo Sánchez Sorondo diera a La Nación el 6 de octubre de 2002 (falleció en 2012), ante la pregunta del cronista sobre por qué creía que había perdido la elección de 1973, la respuesta fue: “En Buenos Aires hay muchos judíos”. Posta.                                        

El hijo de aquel Marcelo Sánchez Sorondo se llama igual que el padre: Marcelo Sánchez Sorondo, es obispo, vive en Roma, es actualmente una altísima autoridad del Vaticano y obviamente persona de extrema cercanía con el Papa Francisco.                                                                                                              

Como esta es una página de humor político y no pienso meterme en ningún quilombo, dejemos ya mismo este asunto acá antes de que sea demasiado tarde y mejor nos vamos en busca de otro dato a tener en cuenta para poder armar este rompecabezas.                                                                                                                             

En los años 60, había una organización fascista, nacionalista y ultracatólica que se llamaba “Tacuara”.     Su actividad más recordada era salir de paseo por el Once a romper vidrieras o ir a la salida de los colegios a pegarle a los chicos judíos.                                                                                                                  

Entre las filas Tacuara, había algunos muchachos que con el paso del tiempo serían muy conocidos: Firmenich, Galimberti, Fernando Abal Medina (el tío del ex Jefe de Gabinete que confesó haber visto pasar los bolsos que transportaba Centeno, y que los otros jefes de Gabinete ni se enteraron ni vieron ni escucharon ni nada).                                                                                                                                           

 Una calurosa noche de fines de los 60, varios de estos engominados se juntaron a tomar unas birras y, mientras pateaban tías judías por la Avenida Corrientes, coincidieron en que, a esa altura de la historia, garpaba mucho más ser un facho violento de izquierda que un facho violento de derecha.                         

Y ahí nomás decidieron saltar el cerco, cambiar de camiseta y fundar otra agrupación que fue cambiando de nombres hasta encontrar el definitivo: Montoneros.                                                                 

Este es un ejemplo más de nuestra historia que enseña claramente como se puede pasar de ser fascista de derecha a ser fascista de izquierda, sin perder la esencia violenta que es lo que realmente importa.     

Solo como muestra, vale la pena recordar que cuando los jefes Montoneros detectaban a un homosexual entre sus filas, lo separaban y lo ejecutaban. Bella gente. Otra vez, bajo el paraguas peronista y con la coartada de la vieja falsa izquierda te tiraban un baldazo de fascismo.                                                                                         

Perón bancó a los Montoneros y a buena parte de la gloriosa JP hasta que el 1 de mayo de 1974 se hinchó las pelotas y delante de todos los sindicatos que llenaban la Plaza de Mayo y de todo el pueblo argentino que seguía el acto por televisión, les gritó desde el balcón que eran unos estúpidos imberbes y los echó a la mierda.  Lo interesante de esta historia es que muchos de los que entonces fueron echados de la Plaza siguen hoy venerando al General como si aquella tarde de los “imberbes y estúpidos” nunca hubiera ocurrido y como si la

Triple A que inició la masacre hubiera llegado de Marte. Esto lo puede comprobar usted fácilmente, amigo lector, apersonándose en Carta Abierta o en cualquier otro geriátrico cercano a su domicilio.                                            Insisto, como esta es una página de humor político y no me pienso meter en ningún quilombo, mejor paramos ya mismo y dejamos este temita para cualquier otro momento. Conectemos esto con algo más actual y menos peligroso.                                                                                                                                                                 

Ahora resulta que bajo otro paraguas peronista y con la excusa de otra vieja falsa izquierda, el falso progresismo kirchnerista se está articulando con un muchacho que se llama Juan Grabois.                        Hombre estrechamente vinculado al Papa Francisco, que hace trabajo social, es ultracatólico, nacionalista, antiabortista y todas las mañanas sale de su casa como si fuera a presentarse al casting de Jesucristo Superstar.                                                                                                                                              Acaba de fundar el Frente Patria Grande.                                                                                                                Curiosamente, a este Frente se le sumaron muchas mujeres progresistas empoderadas con sus pañuelos verdes que ahora irán encolumnadas detrás de un tipo que lleva un pañuelo más celeste que toda la selección uruguaya junta. Jaime Roos diría “Vamo arriba la celeste”.                                                                                     

Grabois propuso a Cristina como candidata de su Frente Patria Grande para enfrentar a Macri.                  Dijo textualmente: “Con Cristina, pero sin corruptos”. Raro.                                                                              O sea, feministas tras un líder antiabortista que postula a una Cristina sin corruptos.                                  ¿Se van a reunir en una parrilla que no venda choripanes?                                                                                ¿O en una trattoria libre de harinas?                                                                                                                       

A mí me suena más a flan sin dulce de leche, pero sobre gustos no hay nada escrito. Argentina sigue dando para todo.                                                                                                                                                                  Pregunta: ¿Cómo se conectan todas estas cosas entre si? Respuesta: Solitas. Yo no dije nada. Es la historia la que habla por sí misma.                                                                                                                                            ¿Se viene el fascistaje? diría Mirtha. Puede ser, está de moda en todo el mundo. A veces de manera abiertamente de derecha como con Bolsonaro, Trump o Matteo Salvini y a veces disfrazado de falso progresismo como ya ocurrió en la Argentina. O como en Venezuela. Veremos.                                                    Mientras tanto, vos Gato ponete las pilas. Hacé las cosas bien que no ganamos para sustos.                      Ni para fachos.                                                                                                                                                            Ni para ninguna otra cosa rara que se le parezca.



COMPARTIR:
Notas Relacionadas
Comentarios:
Aun no hay comentarios, s�� el primero en escribir uno!
Escribir un comentario »








LO MAS LEIDO DEL MES

 
LA SALUD, ESE TESORO, que valoramos solo cuando está en riesgo.
A LOS LECTORES de www.buendianoticia.com
Otro Poliverso. QUIERO FLAN (0PUS 2) . Por Luis Bardin..
"Evo Morales provocó esta situación con el fraude y la violación de la Constitución".
ROSARIO FINANZAS . News 01.11.2019 . Argentina Económica Hoy .
 

RadiosNet