Hoy es domingo 9 de diciembre de 2018 y son las 19:53 hs. “Queremos evitar que Nisman vuelva a morir”. Que los jueces cumplan con la Justicia, o que la Justicia alcance a los Jueces.
4 de diciembre de 2018
PERDIÓ EL FÚTBOL, GANARON LOS NEGOCIOS . Por Leandro Saco.
Lo que se suponía que iba a ser una fiesta para el país y el fútbol argentino terminó teniendo un rating mucho mayor al de “Showmatch”. . .sino por todo lo que origino que un grupo de inadaptados (sean barras o no) le hayan tirado piedras y otros objetos al micro que trasladaba al plantel de Boca al Monumental.

PERDIÓ EL FÚTBOL, GANARON LOS NEGOCIOS  Por :  Leandro Saco.

Falta de sentido común, ficción e hipocresía serían excelentes palabras para definir esta novela de la “Superfinal Boca-River”.                                                                                            Lo que se podría haber considerado en un principio un triangulo pseudo pasional entra Boca, River y la Conmebol, termino teniendo otros actores de gran renombre: TAS, Gobierno de la Ciudad, Mauricio Macri, el Presidente de España, el Real Madrid, Qatar, San Pablo, Asunción, Montevideo y Miami.                                                                                                        Lo que se suponía que iba a ser una fiesta para el país y el fútbol argentino termino teniendo un rating mucho mayor al de “Show match”, “100 días para enamorarse” o la trasmisión del G20 y no precisamente por el desempeño dentro de la cancha, sino por todo lo que origino que un grupo de inadaptados (sean barras o no) le hayan tirado piedras y otros objetos al micro que trasladaba al plantel de Boca al Monumental.                                                                Sin duda que muchos perdieron: a River lo sancionaron con dos partidos a puertas cerradas y una multa de $400 mil dólares, el Ministro de Seguridad Martín Ocampo tuvo que renunciar, y la prensa internacional le dio duro a un país que albergaría a los líderes más importantes del mundo solo una semana después del hecho.                                                                            Sin embargo otros ganaron.                                                                                                              ¿Quiénes son los que ganaron?                                                                                                      Sin duda alguna la Conmebol que tuvo la fuerza para incidir en la decisión de un tribunal deportivo que de independiente tuvo poco.                                                                                  Nadie descarta responsabilidad objetiva que tiene River emanada del art. 8 del reglamento disciplinario de la entidad rectora del fútbol sudamericano, no obstante el gobierno de la Ciudad admitió haber fallado en el operativo de seguridad, lo cuál permitió que hinchas de club millonario lograran estar a mucho menos de los 50 metros recomendados de distancia con el micro de Boca.                                                                                                                          Lo que quiero decir con esto es que la responsabilidad es solidaria.                                          River en ningún momento tuvo el poder para evitar lo sucedido.                                              D‘Onofrio no podría haberse acercado a Ocampo y decirle “Ojo con esta avenida, me parece que tendrías que sacar más policías de la Sivori y mandarla acá”.                                            No podría haberlo hecho por sentido común, porque uno es dirigente de fútbol y el otro un ministro del gobierno que administra la materia. Cuando una empresa o un club solicitan a las fuerzas públicas para un evento se imaginan que estas van a poner todo su leal saber y entender para que el operativo sea exitoso.                                                                                    La sanción económica y los dos partidos a puertas cerradas parecen razonables (lo mismo hizo el tribunal con Flamengo el año pasado), la quita de la ventaja deportiva y el perjuicio generado a los hinchas de buena fe que habían comprado su entrada es claramente excesivo.                                                                                                                                              Otro de los ganadores sin duda ha sido Pedro Sánchez, Presidente de España, que desde que asumió tiene intenciones de que su país sea la sede del Mundial 2030.                              De fantástica relación con Gianni Infantino, al líder del PSOE no podían salirle las cosas mejor.                                                                                                                                                      El Real Madrid y el Barcelona se comprometieron en hacerse cargo de las refacciones de sus estadios y así generarle un ahorro al gobierno para la organización.                                Esto se sumo al malestar entre los miembros del tridente adversario, Argentina-Uruguay-Paraguay, que venían teniendo conflictos entre sí para organizar la vigésima cuarta edición del evento.                                                                                                                                          Primero Uruguay sintiéndose molesto por las gestiones entre Alejandro Domínguez y Argentina para incorporar a Paraguay como sede; Segundo el malestar de algunos funcionarios del gobierno argentino que consideran que es incurrir en gastos innecesarios que el país no se puede dar el lujo de dar; y Tercero la soltada de mano que tuvieron estos últimos días la Conmebol y Paraguay para con Argentina.                                                            Traición que comenzó con el organismo sudamericano asegurando que no están dadas las condiciones para que la Superfinal  se desarrolle en Argentina, y luego del gobierno paraguayo al decir que no se puede hacer cargo del operativo de seguridad.                              Un actor más, Fiorentino Pérez, Presidente del Real Madrid, que le abrió a su gran amigo Domínguez las puertas de su estadio con un ofrecimiento menor a los 13.500.000 dólares ofrecidos por Qatar, pero que estima superara ese número con la recaudación ya que el estadio puede contener a 81.044 espectadores y se dice que el valor promedio de las entradas rondaría los 150 euros.                                                                                                           Un Presidente Europeo que le dio a su país la final de un torneo sudamericano y por qué no un mundial, un empresario/dirigente de fútbol que va a generarle ingresos millonarios a su club, y un Presidente de Conmebol que sale victorioso desde una Libertadores plasmada de escritorio.                                                                                                                                      Una manera épica de ganar a costas de la violencia. Mientras tanto a nuestro país le robaron una parte de sí: el fútbol que tanto nos distingue, el Boca-River, tan nuestro y tan famoso a nivel mundial.                                                                                                                                        El partido se debería terminar (como debió terminarse el Boca-River de 2015) en Argentina, con los hinchas que habían pagado su entrada y Domínguez dejo dos días abajo del sol a la expectativa de que se jugase.                                                                                                              A España solo podrán ir pocos hinchas acaudalados (el viaje más entrada y hotel representa un costo de más de $100.000) y algunos de los argentinos que allá viven.                                  Una cosa tiene que ser clara: Lo que debe terminar no es el fútbol sino la violencia.                  Debe primar el sentido común.                                                                                                            Poner por sobre lo deportivo y lo económico la vida en sociedad.                                                Debemos apartarnos de la idea ficticia e hipócrita de que a un espectáculo no pueden ir simpatizantes de las dos facciones, y decirle al mundo que hoy nos sigue viendo por el G20 que Argentina esta a la altura.                                                                                                        Lamentablemente muchos de los dirigentes, políticos y empresarios que ayer ganaron no lo están.

LEANDRO SACO.



COMPARTIR:
Notas Relacionadas
FALSEDAD IDEOLÓGICA, MENTIRAS
Víctor Hugo Kara rota,  contra Cambiemos:
Comentarios:
César Artigas »
Excelente nota del Señor Leandro Saco. Conozco personalmente a su autor y puedo asegurar que se trata de un muchacho joven y brillante, de gran futuro entre nosotros. Gracias Lea por participar. Abrazo y otro para el dueño de este hermoso medio de comunicación que es buendianoticia.com
Responder a este comentario »»
Escribir un comentario »








LA RADIO EN VIVO

   

LA RADIO EN TU MOVIL

 

 

DOLAR

 
COMPRA
VENTA
36.37
38.37

 

RadiosNet