Hoy es miercoles 16 de octubre de 2019 y son las 12:32 hs. “Queremos evitar que Nisman vuelva a morir”. Que los jueces cumplan con la Justicia, o que la Justicia alcance a los Jueces.

14 de marzo de 2019
ADRIÁN ABALOVICH: “QUEREMOS GENERAR OPTIMISMO EN LOS PACIENTES DIABÉTICOS”
Esta novedosa técnica fue reproducida por los científicos argentinos del Hospital Eva Perón del partido de San Martín, que bajo la dirección del cirujano e investigador de la ECyT Adrián Abalovich trasplantaron a 22 pacientes con diabetes tipo 1, con resultados alentadores.

NOTICIASUNSAM

ADRIÁN ABALOVICH:                                    

“QUEREMOS GENERAR OPTIMISMO EN LOS PACIENTES DIABÉTICOS”.               

El investigador y docente de la Escuela de Ciencia y Tecnología (ECyT) lideró junto al diabetólogo Carlos Wechsler un estudio que permitió trasplantar islotes pancreáticos de cerdo en organismos de pacientes con diabetes tipo 1, para reactivar su producción de insulina.                                                                                            Se trata del mayor ensayo clínico a nivel mundial y se desarrolló en el Hospital Eva Perón de San Martín.

Por  : Gaspar Grieco | Foto: Leandro Martínez.

El pasado 30 de noviembre, la UNSAM invitó al ingeniero biomédico canadiense Jonathan Lakey para disertar sobre sus avances en la cura de la diabetes tipo 1 con células pancreáticas.                                                                                                                                      Sus ensayos clínicos fueron tan exitosos que lograron que más del 80 por ciento de los pacientes tratados abandonaran, al año del implante, el uso de la insulina.                         

Según el especialista, para coronar el éxito aún habría que superar un inconveniente: existen en el mundo muchos más pacientes diabéticos que donantes cadavéricos de páncreas.

Consciente de esta particularidad, Lakey  desarrolló en California, junto al doctor Robert Elliott en Nueva Zelanda y a otros grupos de investigadores, un método alternativo basado en el uso de islotes de células pancreáticas de cerdos trasplantables a pacientes humanos.                                                                                                                                              

Esta novedosa técnica fue reproducida por los científicos argentinos del Hospital Eva Perón del partido de  San Martín, que bajo la dirección del cirujano e investigador de la ECyT Adrián Abalovich trasplantaron a 22 pacientes con diabetes tipo 1, con resultados alentadores.

“En líneas generales, los resultados mostraron que hubo pacientes que mejoraron los requerimientos de insulina de un 30 a un 40 por ciento.                                                                 

De hecho, hay una paciente que algunos días no necesita aplicarse insulina, y cuando lo hace, se aplica poco”, contó el docente de Anatomía y fisiología de la carrera Tecnicatura Universitaria en Diagnóstico por Imágenes.

Para entender esta enfermedad, es crucial saber que la insulina es una hormona secretada por las células del páncreas, que permite al organismo transformar la glucosa que consume en energía. Las personas que padecen de diabetes tipo 1 no cuentan con esta aliada tan necesaria.

¿Cómo se llevó a cabo el estudio?

Esta investigación se realizó con 22 pacientes y el ensayo se llevó a cabo en colaboración con grupos de Nueva Zelanda, del Hospital Eva Perón y de la UNSAM.                                     

El grupo de Nueva Zelanda nos enviaba los islotes microencapsulados y nosotros los cultivábamos en el Hospital.                                                                                                            Luego, traíamos los islotes a la UNSAM, donde se medía la viabilidad en el laboratorio y, si estaban vivos, el 80 por ciento de las células se las trasplantábamos a los pacientes.

¿Cómo actúan estos islotes de cerdo en el organismo de un paciente diabético?

Los mamíferos tenemos un órgano que se llama páncreas, que tiene la función de producir enzimas que intervienen en el proceso digestivo de todo lo que comemos y tomamos. Pero, por otra parte, el páncreas tiene una función endócrina de producción de hormonas.                Las estructuras que producen estas hormonas son los llamados ‘islotes de páncreas’, que son un millón de estructuras muy chiquitas que producen, entre otras hormonas, insulina.

El diabético tipo 1 no tiene estos islotes porque el propio organismo los rechazó, no se sabe bien por qué.                                                                                                                                          Eso se llama fenómeno autoinmune.                                                                                                  Entonces, lo que nosotros hacemos es volver a implantar la estructura que quedó deteriorada, es decir, volver a poner los islotes que dejaron de funcionar.                                  En este caso, islotes de cerdo.

¿Existe la posibilidad de que el mismo organismo rechace los islotes pancreáticos de cerdos?

Si yo te inyecto una célula de cerdo, en tres minutos tu organismo la va a rechazar, porque  nosotros tenemos anticuerpos preformados que enseguida la van a reconocer como algo extraño.                                                                                                                                                  Sin embargo, cuando vos lo rodeás con una microcápsula, que es una especie de gotita de medio milímetro, la cosa cambia.                                                                                                        Estas microcápsulas tienen unos poros tan chiquitos, que dejan salir la insulina pero no dejan entrar a los anticuerpos, linfocitos y macrófagos, todos elementos del sistema de defensa.                                                                                                                                          Algunas sustancias más pequeñas pueden entrar, pero se está trabajando en mejorar los resultados.                                                                                                                                            Se utilizan islotes de cerdos porque hay muy pocos donantes de páncreas en relación a pacientes diabéticos y la insulina porcina es muy parecida a la humana.                        Entonces, el trasplante de islotes hombre a hombre termina siendo para una minoría, porque no alcanza la cantidad de páncreas disponibles.

¿Cuáles son los próximos pasos a seguir?

A partir de ahora, nuestro objetivo es generar nosotros las células productoras de insulina microencapsuladas.

La idea es poder hacer un desarrollo a nivel nacional. 

Hay un subsidio del Ministerio de Ciencia y Tecnología que es para poner a punto la técnica de Jonathan Lakey, que vino de EEUU a enseñarnos el método y nos va a ayudar.       

Primero hay que poner a punto la técnica en condiciones GMP (Buenas Prácticas de Manufactura), es decir, en condiciones aptas para uso en humanos.

¿Tiene esperanzas a futuro de que se pueda curar la diabetes tipo 1 con esta técnica?

Queremos que este desarrollo a las personas diabéticas les genere optimismo, pero que no sea un optimismo que al día siguiente genere una desilusión.                                                  Esto es algo a mediano plazo, por lo que hay que generar es que el paciente se controle hoy, porque son pacientes muy rebeldes que a veces no quieren hacer la dieta o ejercicios.     

Que se cuiden bien, porque el día que llegue un desarrollo para una posible cura, tendrán que tener los órganos en buen estado.

Si los órganos están deteriorados, el paciente va a llegar el tratamiento pero no va a servir de nada.

¿Qué opina de los tratamientos con células madre para tratar la diabetes?

Es un camino que hay que recorrer.

Una célula puede extraerse de la grasa, convertirse en célula madre y diferenciarse en una célula productora de insulina.

Esa célula podría curarte la diabetes.

Pero como la diabetes es una enfermedad autoinmune, no sirve que las células sean del propio paciente, porque ya tiene los antígenos de histocompatibilidad para volver a generar el fenómeno autoinmune.

Por eso, para el caso de la diabetes, yo particularmente creo que no cierra.

¿Se le está dando más importancia a la investigación médica en la Argentina?

Sin duda.                                                                                                                                          Realmente, el Ministerio de Ciencia y Tecnología colabora muchísimo con este tipo de investigaciones, por lo que somos optimistas en relación a la posibilidad de que este desarrollo encuentre en las autoridades el apoyo que necesita.

El apoyo económico en algunos casos es el menos importante, debe haber una apoyo regulatorio que esté en pos de las instituciones, para potenciar sus estudios.

¿Cómo ve este tipo de desarrollos en la UNSAM?

La UNSAM es una universidad con mucho prestigio en la investigación.

De hecho, tenemos muchos pedidos de subsidios para trabajar con islotes y, si tenemos un poquito de suerte, el Hospital Eva Perón y la Universidad podrían empezar a trabajar en forma conjunta.

Nota actualizada el 29 de febrero de 2016.



COMPARTIR:
Notas Relacionadas
Comentarios:
Aun no hay comentarios, s�� el primero en escribir uno!
Escribir un comentario »








LO MAS LEIDO DEL MES

 
Encuentro de mujeres y la violencia de siempre. CitizenGo.
Al Presidente, Doctor Victorino de la Plaza ...
ROSARIO FINANZAS . News 01.10.2019 . Argentina Económica Hoy .
OTRO POLIVERSO . " COMO CON BRONCA Y JUNANDO. Por Luis Bardin .
INVITACIÓN A PRESENTACIÓN PEACE ROAD ARGENTINA 2019.
 

RadiosNet