Hoy es jueves 2 de abril de 2020 y son las 09:27 hs. Tomemos Conciencia. "No me preocupan los corruptos y ladrones." Me preocupa todo un pueblo que mira con indiferencia el comportamiento mafioso.

17 de marzo de 2019
LA TRAGEDIA TERRORISTA ARGENTINA . Por Carlos Españadero.
El ser humano, es a mi juicio, la creación de Dios, que está hecho para reinar en este planeta Tierra. Pero vaya por la razón que fuere, y que yo ignoro, lo ha hecho muy falible, y a la vez, muy soberbio.

LAS PENURIAS HUMANAS
El ser humano, es a mi juicio, la creación de Díos, que está hecho para reinar en este planeta Tierra. Pero vaya por la razón que fuere, y que yo ignoro, lo ha hecho muy falible, y a la vez, muy soberbio. Pero el Supremo Hacedor, ha dejado muestras de algunos humanos que por su dimensión y grandeza marcan como mojones un camino para seguir por parte del resto. En la historia de nuestro planeta, hay muchísimos que nos ayudan a entrever las extraordinarias posibilidades que potencialmente tenemos dentro de nosotros mismos, pero muchas veces tapadas por nuestras debilidades, donde la soberbia ocupa un espacio desmezurado.
Esto hace, que muchos humanos, si bien logran hacer cosas meritorias, las “arruinan” con su afán para destacar sus méritos sobre sus congeneres.
Todos conocemos muchas luminarias que nos marcaron buenos caminos, que solo requería el ir haciendo al caminar. Como dice el cantor, “se hace camino al andar”. ¡Pero cuantos, al intentar hacerlo, solo se preocupan para mostrar sus brillantes cualidades (que las tienen) y opacan sus magníficos logros.
Los encontramos en todos los campos. Pero aún así no pueden oscurecer los brillantes hechos de los grandes pensadores y luchadores, que con su vitalidad, inteligencia y sacrificio lograron mejorar el mundo, y que mucho han logrado con notable humildad.
Ud. me podrá preguntar: ¿Y a qué viene eso? Pués a que todos tenemos alguna vocación que permitiría brindar a la Humanidad ideas y maneras de pensar que ayudara a que realizaramos obras que nos permitieran humildemente dar algo a la Humanidad. Y cuando digo humildad, parto de sostener que esas ideas y maneras de pensar no pueden ser calificadas por nosotros mismos. Son nuestros congeneres los que las valuarán, las criticarán, las calificarán y le darán el uso que es de desear sea positivo para el ser humano.
Son muchos los campos donde se puede incursionar. Quizás todos. Pero entre ellos, el pensar filosóficamente, el estudiar los hechos del pasado, con sus errores, aciertos (mayores o minúsculos) nos permiten detectar las experiencias vividas y mas que todo la extracción de enseñanzas.
Al sostener esto, miro el campo de la historia como lo han dicho tantos genios como “maestra de la vida”.
El destino me impuso vivir gran parte de ella, en medio de una cruel guerra civil, donde el amor, fue destruido por el odio, la venganza y el repudio a nuestra querida nación.
Muchos argentinos, en varias generaciones, no trepidaron en sentirse mas amantes de lo que no eranuestro, y en perjuicio de nuestra autóctona manera de ser.
¡Y por supuesto, que lo que no era nuestro, podía ser maravilloso, y no despreciable, pero deformado por el interés de ajenos a nuestra Patria, que buscaron los beneficios que podían obtener de nosotros. ¡Y vaya que lo lograron! ¡Y cuanto nos costó y nos cuesta! No se vaya a creer, que vaya a sostener nuestra supremacia inmolada. Volveriamos a caer en la soberbia que pretende que somos mejores que lo demás. No es eso, la enseñanza de la historia. Y habiendo alcanzado los 87 años, que Dios me ha permitido llegar, veo hacia atrás lo vivido, veo todo lo bueno que hice mal, veo todo lo vivido con mis grandes debilidades, y a la vez, algunos imperfectos esfuerzos para dejar a la Humanidad que quizás no sirva y vaya a un cesto de papeles porque no merece estar en otro lado. Pero no somos nosotros buenos jueces de nosotros mismos. Y lo único que se puede hacer antes de morir es dejar lo hecho y que uno crea que pueda ser útil, antes que Díos decida terminar con nuestro paso por esta Tierra.
Siempre he recordado cuando se dice que el avaro material, al morir no se puede llevar nada hacia el reino de Díos. ¡Y es cierto! Pero el avaro que guarda sus conocimientos en su interior, es un avaro mas temible: se lleva consigo lo que acumuló y no proporcionó. ¡Y esto no solo es cierto sino lamentable! En los últimos 15 años, lentamente, he escrito un proyecto de historiografía que titulé “El drama terrorista argentino”. Lo planifique para ⅞ tomos. Pero mis debilidades han hecho que a la fecha tenga 3 tomos, un cuarto casi terminado y los otros en borradores por construir. Es posible que tenga muchos errores,. Pero quizás algunas ideas puedan servir. Por este motivo he decidido publicar en “Prisioneros En La Argentina” de mis apreciados amigos, Kussman (padre, hijo, esposa) como un aporte que ojalá pueda servir.
No para buscar alimentar mi soberbia, sino para que se mejore y aproveche por quien quiera hacerlo.
Estos 3 tomos no lo vendo. Los regalo. Por lo tanto el que quiera podrá tomar las ideas e informes y utilizarlos sin limitaciones, para seguramente mejorarlos y con ello mejorar a nuestro pais, y también al mundo.
Ojala sirva.
LA PUBLICACIÓN DE LOS TRES TOMOS.
Aunque están terminados, los publicaré uno por mes. Los 3 tomos son los antecedentes de la guerra civil que ensangrentó mi Patria.

                       Resultado de imagen para Salvador Dalí LA TRAGEDIA TERRORISTA ARGENTINA                                        Salvador Dalí

LA TRAGEDIA TERRORISTA ARGENTINA (1965/1983)

ANTECEDENTES

Tomo 1

Autor: Carlos Españadero

MI TAPA.

AGRADECIMIENTOS
A Dios que me permitió vivir para escribir este libro.
A mis hijos, que aunque están inscriptos en una generación diferente, me
alentaron y me expresaron su fe, en la tarea emprendida.                                                    En eso tengo presente a Carlos Gastón, a Liana Anahí y a Ayelén Maitén.                          También a Juan Pablo.
A mi esposa, María Kacerovsky; que aún separados de hecho, me acompañó espiritualmente, como madre de nuestros 3 hijos.
A mis amigos, los que elegimos como compañeros en la vida, que aún en la discrepancia, con afecto me ayudaron a pensar.
El primero el Dr. Tulio Michelucci.                                                                                        Aun pensando muy distinto a mí, como un buen amigo soportó mis razones y sin razones con afecto y especialmente con paciencia.
A quienes me alentaron en este desafío, como Claudio Kussman y su hijo Fabián Kussman,
A Marcelo Di Gregorio.                                                                                                            A su hermano, que inválido en la cama, me diseñó gráficos de los combates en los cuarteles, que oportunamente expondré.
A compañeros de armas, que aun discrepando me supieron soportar, tolerando.                Continuará.





 



COMPARTIR:
Notas Relacionadas
Comentarios:
Aun no hay comentarios, s�� el primero en escribir uno!
Escribir un comentario »








LO MAS LEIDO DEL MES

 
EL JUEZ ALEJO RAMOS PADILLA :
El coronavirus y la ridícula . . .
El coronavirus y la ridícula . . .
LA PREFECTURA NAVAL ARGENTINA .
MINISTERIO DE TRABAJO, EMPLEO Y SEGURIDAD SOCIAL
 

RadiosNet