Martes 29 de Septiembre de 2020

Hoy es Martes 29 de Septiembre de 2020 y son las 20:37 Tomemos Conciencia. "No me preocupan los corruptos y ladrones." Me preocupa todo un pueblo que mira con indiferencia el comportamiento mafioso.

  • 18.9º
  • Despejado

10 de mayo de 2019

HOMENAJE AL SEÑOR JUEZ ROMULO JOSÉ VERNENGO . Por Slvia Elena Vernengo.

Juzgado n°4 civil y comercial de La Plata. Fue destituido sin juicio político por no querer firmar a libro cerrado la reforma constitucional de 1946, después de 23 años al servicio de la justicia y haciendo jurisprudencia desde sus fallos.

HOMENAJE AL SEÑOR JUEZ ROMULO JOSÉ VERNENGO  

Por :  Silvia  Elena Vernengo.

Señor Director.

Mucho gusto tendré en colaborar con su publicación.                                                                Todo lo que sea honrar a mi Padre, un patriota que deseaba hacer Justicia y sobre eso trabajó hasta su muerte.

Antes de enfermarse subió por la escalera 6 pisos de Tribunales porque el, personalmente defendía las causas,  lo que iniciaba, sabia ganarlas.                                                                Muchas anécdotas, robaba el tiempo que nos pertenecía.                                                          Gracias, me ilusiona rendir un homenaje más a mi Padre.                                                              Gracias. 

Silvia  Elena Vernengo. 

El Juez  Vernengo se desempeñó en el 

Juzgado n°4 civil y comercial de La Plata. Fue destituido sin juicio político por no querer firmar a libro cerrado la reforma constitucional de 1946, después de 23 años al servicio de la justicia y haciendo jurisprudencia desde sus fallos.                                                                                                        

Siguió’ haciéndola desde el llano, enseñando a colegas.                                                                                Esta separación la sintió tan dolorosamente,   como el cáncer que consumiría su vida.

Entre sus notas postumas apareció esta reflexión dedicada a los Jueces:

 

El juez

El juez es un soldado de una dura milicia .                                                                                      Y para decidirse a serlo,                                                                                                                      es menester saber antes,                                                                                                                    que el trabajo agobiara sus vigilias,                                                                                                  y que el día debe amanecer antes que la aurora.                                                                              Y el anochecer no traerá siempre                                                                                                      el anhelado y merecido reposo .                                                                                                        Y sobre todo es menester que su inteligencia                                                                                  siempre despierta sepa seguir los hilos                                                                                             de su discurrir sin cesar renovados,                                                                                               y al aplicar la ley y desempeñar la misión augusta                                                                      de juzgar a sus semejantes,                                                                                                            oigan siempre dentro de sí,                                                                                                                en sus corazones llenos de humildad                                                                                              la vos que clama desde lejos,                                                                                                           la tierna naturaleza de los que tienen sed de justicia. 

Rómulo José Vernengo.    1900-1960

COMPARTIR:

Notas Relacionadas

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »