Hoy es sabado 17 de agosto de 2019 y son las 15:25 hs. “Queremos evitar que Nisman vuelva a morir”. Que los jueces cumplan con la Justicia, o que la Justicia alcance a los Jueces.

31 de julio de 2019
Distracción ética . Por : Raúl Faure*. Fuente . http://www.hora25prensa.com/politica..
Cristina Fernández, presidenta por dos períodos, exhibe sin remordimientos un verdadero récord de "distracciones éticas".

Distracción ética .                                                                           Por : Raúl Faure*. Fuente . http://www.hora25prensa.com/politica.

Cristina Fernández, presidenta por dos períodos, exhibe sin remordimientos un verdadero récord de "distracciones éticas". 

Juntos. Fernández y Fernández, compañeros de fórmula.                                       Juntos. Fernández y Fernández, compañeros de fórmula.

La coima, o sea la dádiva que recibe un funcionario, es un delito.                                          Así lo tipifican los artículos 265 y 266 del Código Penal.

Pero para el abogado Alberto Fernández, profesor de la Facultad de Derecho de la UBA, quien coimea no comete un delito sino sólo una “distracción ética”.

Abogado y ex-jefe de Gabinete, Fernández es también candidato a presidente de la Nación por el llamado Frente de Todos (denominación que acaba de adoptar para los próximos comicios el envejecido Partido Justicialista) y quien incurrió en la “distracción ética” a la que aludió Fernández es su acompañante de fórmula como vicepresidenta, Cristina Fernández.

Cristina Fernández, presidenta por dos períodos, exhibe sin remordimientos un verdadero récord de “distracciones éticas”.                                                                                                      A extremos que, en sumarios judiciales que la imputaron y procesaron por haber cometido varios delitos (entre otros, cohecho, exacciones ilegales, malversación de caudales públicos, negociaciones incompatibles con el ejercicio de funciones públicas), estimaciones provisorias consignan que sus “distracciones éticas” habrían proporcionado a ella, a sus hijos y a sus cómplices alrededor de dos mil millones de dólares.

No es una exageración. Basta computar 500 millones de dólares por una sola “distracción”. Esa es la suma que pagó la Nación, a fines del siglo pasado, a la provincia de Santa Cruz por regalías petroleras de las que recibieron Cristina Fernández y su extinto esposo, entonces gobernador.

Alberto Fernández inició sus cursos políticos en el partido que fundó Álvaro Alsogaray para asistir al presidente Carlos Menem en sus planes para privatizar YPF, los ferrocarriles y la venta a precio vil de las empresas constituidas en el país a lo largo de más de medio siglo.

Luego cursó el noviciado “nacional y popular” de los gobiernos iniciados por el matrimonio Kirchner en 2003, y allí aprendió la regla básica del credo peronista: el Estado no es el edificio legal que ampara los derechos constitucionales y que protege el interés general, sino un botín de guerra.                                                                                                                                                     Si el Estado es un botín de guerra, sus administradores pueden disponer de sus recursos sin ataduras legales.                                                                                                                                          Con una sola condición: no exagerar y no cometer “distracciones”.                                             Por haber ignorado esas normas básicas, Cristina Fernández ha pasado de ser ex-presidenta a sujeto de investigación judicial.                                                                                                                Pero hay que decir toda la verdad.                                                                                                         El profesor Fernández no sólo absuelve a su compañera de fórmula por estar formado en el peronismo.                                                                                                                                                   Lo hace, también, por su condición de argentino.                                                                        Condición que Jorge L. Borges describe en varios tramos de su obra.                                        Por ejemplo, cuando en Otras Inquisiciones dice que no nos identificamos con el Estado...            por ser individuos y no ciudadanos y en “Nota sobre los argentinos” explica que no sólo carecemos de imaginación, sino, lo que es peor, de “sentido moral”.                                           Por eso, sigue diciendo, “nos cuesta concebir la realidad de las relaciones impersonales, el Estado es impersonal, por consiguiente, el contrabando y la coima son operaciones que merecen respeto y, sin duda, la envidia...”.                                                                                    Politólogos, analistas, encuestadores, panelistas y demás personajes que aparecieron en el país luego de la desaparición de las agrupaciones políticas explican que el profesor Fernández encabeza las preferencias electorales.                                                                                                     Si esas estimaciones se confirman en las urnas, le pido al profesor Fernández que tenga cuidado, que no se distraiga, que no imite a su compañera de fórmula, quien, por no seguir el manual del buen dirigente peronista, ahora se ve acosada por la Justicia.                             “Roban pero hacen”, se complementa con “roban pero no cometen descuidos éticos”, consignas que le sugiero acate al pie de la letra.

* Abogado



COMPARTIR:
Notas Relacionadas
Comentarios:
Aun no hay comentarios, s�� el primero en escribir uno!
Escribir un comentario »








LO MAS LEIDO DEL MES

 
SÍ, LLORO POR TI ARGENTINA. Por Mario Vargas Llosa
EL DÍA EN QUE CRISTINA, ECHÓ A UN MILITAR POR SER CATÒLICO .
¿Quién es Roberto Gallardo, el juez enfrentado con el macrismo?
Dejen de mentir, y crear una incertidumbre inexistente. Alberto Fernandez . . .
EL JUEZ GALLARDO. OTRA MÁS Y VAN . . . AHORA . . .
 

RadiosNet