Hoy es lunes 16 de septiembre de 2019 y son las 14:07 hs. “Queremos evitar que Nisman vuelva a morir”. Que los jueces cumplan con la Justicia, o que la Justicia alcance a los Jueces.

11 de septiembre de 2019
Sarmiento en busca de la civilización, frente a tanta barbarie . . .
El Granito y frío Mármol no imposibilitan ni paralizan sus trabajos ni trazados, en el mundo que le tocó vivir.

Don Domingo Faustino Sarmiento.

El Granito y frio Mármol no imposibilitan ni paralizan sus trabajos ni trazados, en este mundo de las Ideas que le toco por Destino.                                                  Mente única de aquél entonces, de hoy y de siempre, representativa de todo un hemisferio. 

CRUZADA CONSERVADORA  rinde tributo de evocación en el Centesimo Trigesimo Primer  Aniversario del paso a la inmortalidad de Don  Domingo Faustino Sarmiento.            
 
“Hay quienes quieren a un magisterio sumiso, arrinconado, incapaz de levantar la voz; pero un pueblo que tenga maestros de esa categoría tendrá que ser un pueblo de esclavos”. 
Luis Beltrán Prieto Figueroa . Venezolano
La vida cotidiana de las escuelas, entregadas por completo a la labor del aula, rompen hoy su ritmo habitual engalanándose con palmas y con flores, entre músicas y cantos, agrupando en torno a estos niños encantadores, que se suceden, cual primaveras llenas de esperanza, que en el continuo rodar de los años, serán la voz del porvenir. 
Grande es la ocasión en verdad, pero acaso demasiado grande, para el que tiene que precisar, como yo, evocación tan augusta a la figura hercúlea y colosal de Don Domingo Faustino Sarmiento. 
Además, es de todo punto imposible, trazar en breve espacio, siquiera sea a grandes rasgos, la vida de aquel hombre singular, que, como ha dicho uno de nuestros más distinguidos literatos, tenía la fe ardiente del apóstol y la férrea voluntad del conquistador. 
Fuerza entonces, esbozar tan solo los rasgos más salientes de su existencia azarosa y múltiple, que abarca más de medio siglo de nuestra historia. 
El joven, al iniciarse en la vida activa, choca por su carácter altanero y orgulloso con el caudillo que gobierna su provincia, es perseguido y tiene que marcharse en 1840 a Chile, dejando escrito bajo un escudo de la República esta honda sentencia: "no se matan las ideas". 
En el país vecino Sarmiento, desterrado y desconocido, llega bien pronto a la notoriedad merced a un bien meditado artículo que publicara sobre el General San Martín. 
Desde ese momento combate sin cuartel a Rozas y al gobernador de su provincia con el libro, el folleto o la prensa. 
Allí se afilió al partido Conservador vinculandose con el eminente estadista don Manuel Montt y escribe entonces su notable obra Facundo, tan genuinamente argentina y Recuerdos de Provincia dulce libro del hogar provinciano lleno de colorido y escrito con emoción y belleza. 
El gobierno de aquel país, lo manda a Europa en una misión para estudiar cuestiones de instrucción pública; es recibido en París por los hombres más eminentes de Francia y tiene el honor de presentar dos trabajos a la Academia Francesa. 
A su regreso de Europa, en Chile, le llega la noticia del levantamiento de Urquiza y, sin perder tiempo, se presenta al campamento del caudillo entrerriano que lo nombra Boletinero del Ejército. ..
Se provee de una imprenta volante, que lleva consigo, en la que publica desde las noticias mas triviales, hasta los decretos del Comando o arengas dirigidas al ejército o a las poblaciones que encontraban a su paso. 
La anhelada paz no se afianzó con la caída de la tiranía en los campos de Caseros y por el contrario, dias tristes se sucedieron que 
oscurecen nuestra historia; Sarmiento, desorientado y comprendiendo en el escenario político y esa guerra CIVIL , tal vez la más prolongada del mundo, se exilia voluntariamente; pero reacciona luego, vuelve a su tierra, se une a Mitre, Vélez y otros grandes patriotas e inicia una campaña por la prensa o en el Parlamento, tendiente a afianzar la unidad nacional por cualquier medio. 
Al fin el más completo triunfo corona tantos esfuerzos y por primera vez se organiza un poder constitucional, con la modificación Constitucional de 1860. 
Después de actuar brillantemente como diputado, senador, concejal, convencional y de haber destacado para siempre su inconfundible personalidad es llamado, luego de Pavón, a la gobernación de San Juan, donde cooperó poderosamente a la pacificación del interior y con muy escasos recursos trato de hacer progresar su provincia en todos los órdenes de la actividad, quedando consagrado como un mandatario publico ejemplar. 
Mas tarde, por desavenencias con el gobierno nacional, pasa a Chile y al Perú y de allí se traslada a los Estados Unidos donde estudia a fondo, los hombres, las instituciones y la constitución admirable de la gran democracia del Norte. 
En esa época de su vida, Sarmiento, experimenta el más cruel de los dolores que le desgarra el corazón y cuya cruda flecha lleva clavada hasta el fin de sus días; su hijo Dominguito, el capitán Sarmiento, muere tempranamente, en plena juventud, en la Gloriosa Batalla de Curupaytí. 
El año 1868 se presenta lleno de zozobras e incertidumbres; la situación política se complica con motivo de la elección  presidencial; el nombre de Sarmiento aparece entonces, a pesar de la distancia, como una solución nacional y por inmensa mayoría de votos sale electo primer magistrado, realizando así una de las mas grandes aspiraciones de su vida. 
Al bajar de la Presidencia, su provincia natal lo consagra Senador y el Gobierno lo inviste con el grado de General de La Nación. Sarmiento adquiere ya su relieve de prócer. 
Sarmiento ha sido grande en todos los puestos que ocupara, ya como orador, escritor u hombre de estado, pero puede decirse que sus rasgos culminantes se encuentran en el periodismo y sobre todo en el magisterio, por lo que se lo nombra, con justa razón el apóstol, o para emplear el pintoresco apodo de Groussac, el "Pedro de Amiens el Ermitaño" de la cruzada educativa, habiendo sido el más esclarecido propulsor de la educación popular en Chile y en el Uruguay. 
En efecto, desde que aparece en el pequeño escenario de San Juan se nos muestra como maestro de escuela, luego pasa a Chile, sigue siendo maestro y funda allí la primera escuela normal de América Latina. 
Y esta característica de la vida de Sarmiento, se lo reconoce cuando él acepta el honroso título de Doctor de la Universidad de Michigan y en aquel entonces dice: "...he sido durante mi vida maestro de escuela, cualquiera que fuese el puesto que ocupase, hasta el más encumbrado; y hoy representante de la República Argentina en el extranjero, sigo siendo siempre principalmente maestro de escuela"... 
Este solo acto es el fiel retrato de Sarmiento. 
Es la encarnación viva del magisterio argentino. 
Es interesante hacer constar, que, así como la emancipación política comienza en el septentrión con Washington y en nuestra América 
del Sur con San Martín y Bolívar, hasta converger las huestes victoriosas en los campos de Ayacucho, donde queda sellada para siempre la Independencia. 
En las grandes transformaciones educativas Horacio Mann promueve la reforma educativa en los Estados Unidos, Sarmiento en nuestro país y el venezolano Andrés Bello en su nación. 
Siendo los EEUU, la Argentina y Venezuela, acreedoras del respeto y a la consideración de los PUEBLOS LIBRES DEL ORBE que han propagado generosamente las fecundas y propulsoras ideas educativas de libertad, igualdad y fraternidad. 
Sarmiento funda la escuela de profesores del Paraná y encontrando en la ciudad de Buenos Aires algunas pobres escuelas públicas dependientes de la Sociedad de Beneficencia, después de una lucha ardua y difícil, consigue crear la Dirección General de Escuelas, cargo que debía ocupar por su considerable obra y al que llegó con el aplauso de todos. 
A su labor fructuosa, secundado por sus dignos ministros de Instrucción Pública, AVELLANEDA y ALBARRACÌN luego, se debe la creación de: Observatorio Astronómico, de la Academia de Ciencias, del Colegio Militar, la Escuela Naval, varios Colegios Nacionales , Colonias y Escuelas Agrícolas, Cementerio de la Chacarita, 10 escuelas dirigidas por maestros de Mérito, como la Sra. Sara Chamberlain de Eccleston, que fundara escuela de Kindergarten Nacional. 
Ha sido pálida e incompleta la rapidísima reseña de algunos de los hechos, compañeros de la vida, de este hombre extraordinario, que se agiganta con el andar del tiempo, como se perfilan a distancia en el profundo azul de nuestro cielo, las inmensas montañas de granito 
que le vieron nacer. 
Ya en sus últimos años y tratando de buscar un asilo propicio a su salud quebrantada, huía de los crudos inviernos bonaerenses y se encaminaba al clima suave y tibio del Paraguay acompañado por su nieta y su hija Faustina, que cual nueva Antígona, era el bálsamo de las heridas de su alma y le prodigaba al mismo tiempo los más delicados cuidados. 
Allí cayó, al fin, como añoso Roble que desafiara los vendavales e inclemencias del tiempo, este pujante e infatigable luchador, herido por el rayo de la muerte en un día como hoy del año 1888 donde podría aplicarse estas palabras de Paul de Saint Víctor refiriéndose a la muerte del Hipólito de Eurípides: así muere, justificado y reconciliado, el perdón sobre los labios, en paz consigo mismo y con los demás, en el éxtasis de una visión sublime ... es la buena muerte, la Eutanasia, deseada y glorificada por los griegos como el supremo bien. 
Sus despojos mortales fueron traídos y sepultados en un día lluvioso y gris .. su féretro iba cubierto por las banderas de cuatro repúblicas ... sobre el cayeron luego las mas bellas y severas coronas de la admiración y del respeto mundial ... mientras el espíritu del gran hombre ascendía a las regiones serenas de la inmortalidad. 
Nada mejor podía decir en ese momento Don Bartolomé Mitre y Vedia: "bien pudo escribirse en ancha faja sobre arco monumental levantado a la entrada del camino de la apoteosis, estas palabras de Fortoul: "on ne tue point les idées" - no se matan las ideas- 
Que la gran figura de Sarmiento sea para los argentinos de hoy ejemplo vivo; recordemos todo lo que representa una firme voluntad, puesta al servicio de un gran pensamiento ... 
Yo digo que su alma tutelar pura y diáfana vele siempre por nosotros, infundiendo valor y fe en los momentos aciagos que se ciernen sobre nuestra patria. 

CRUZADA CONSERVADORA 
Fernando Castro Pintos. 
Presidente 









 
La vida cotidiana de las escuelas, entregadas por completo a la labor del aula, rompen hoy su ritmo habitual engalanándose con palmas y con flores, entre músicas y cantos, agrupando en torno a estos niños encantadores, que se suceden, cual primaveras llenas de esperanza, que en el continuo rodar de los años, serán la voz del porvenir. 
 
Grande es la ocasión en verdad, pero acaso demasiado grande, para el que tiene que precisar, como yo, evocación tan augusta a la figura hercúlea y colosal de Don Domingo Faustino Sarmiento. 
 
Además, es de todo punto imposible, trazar en breve espacio, siquiera sea a grandes rasgos, la vida de aquel hombre singular, que, como ha dicho uno de nuestros más distinguidos literatos, tenía la fe ardiente del apóstol y la férrea voluntad del conquistador. 
 
Fuerza entonces, esbozar tan solo los rasgos más salientes de su existencia azarosa y múltiple, que abarca más de medio siglo de nuestra historia. 
El joven, al iniciarse en la vida activa, choca por su carácter altanero y orgulloso con el caudillo que gobierna su provincia, es perseguido y tiene que marcharse en 1840 a Chile, dejando escrito bajo un escudo de la República esta honda sentencia: "no se matan las ideas". 
 
En el país vecino Sarmiento, desterrado y desconocido, llega bien pronto a la notoriedad merced a un bien meditado artículo que publicara sobre el General San Martín. 
 
Desde ese momento combate sin cuartel a Rozas y al gobernador de su provincia con el libro, el folleto o la prensa. 
 
Allí se afilió al partido Conservador vinculandose con el eminente estadista don Manuel Montt y escribe entonces su notable obra Facundo, tan genuinamente argentina y Recuerdos de Provincia dulce libro del hogar provinciano lleno de colorido y escrito con emoción y belleza. 
 
El gobierno de aquel país, lo manda a Europa en una misión para estudiar cuestiones de instrucción pública; es recibido en París por los hombres más eminentes de Francia y tiene el honor de presentar dos trabajos a la Academia Francesa. 
 
A su regreso de Europa, en Chile, le llega la noticia del levantamiento de Urquiza y, sin perder tiempo, se presenta al campamento del caudillo entrerriano que lo nombra Boletinero del Ejército. ..
 
Se provee de una imprenta volante, que lleva consigo, en la que publica desde las noticias mas triviales, hasta los decretos del Comando o arengas dirigidas al ejército o a las poblaciones que encontraban a su paso. 
La anhelada paz no se afianzó con la caída de la tiranía en los campos de Caseros y por el contrario, dias tristes se sucedieron que 
oscurecen nuestra historia; Sarmiento, desorientado y comprendiendo en el escenario político y esa guerra CIVIL , tal vez la más prolongada del mundo, se exilia voluntariamente; pero reacciona luego, vuelve a su tierra, se une a Mitre, Vélez y otros grandes patriotas e inicia una campaña por la prensa o en el Parlamento, tendiente a afianzar la unidad nacional por cualquier medio. 
 
Al fin el más completo triunfo corona tantos esfuerzos y por primera vez se organiza un poder constitucional, con la modificación Constitucional de 1860. 
Después de actuar brillantemente como diputado, senador, concejal, convencional y de haber destacado para siempre su inconfundible personalidad es llamado, luego de Pavón, a la gobernación de San Juan, donde cooperó poderosamente a la pacificación del interior y con muy escasos recursos trato de hacer progresar su provincia en todos los órdenes de la actividad, quedando consagrado como un mandatario publico ejemplar. 
 
Mas tarde, por desavenencias con el gobierno nacional, pasa a Chile y al Perú y de allí se traslada a los Estados Unidos donde estudia a fondo, los hombres, las instituciones y la constitución admirable de la gran democracia del Norte. 
 
En esa época de su vida, Sarmiento, experimenta el más cruel de los dolores que le desgarra el corazón y cuya cruda flecha lleva clavada hasta el fin de sus días; su hijo Dominguito, el capitán Sarmiento, muere tempranamente, en plena juventud, en la Gloriosa Batalla de Curupaytí. 
 
El año 1868 se presenta lleno de zozobras e incertidumbres; la situación política se complica con motivo de la elección  presidencial; el nombre de Sarmiento aparece entonces, a pesar de la distancia, como una solución nacional y por inmensa mayoría de votos sale electo primer magistrado, realizando así una de las mas grandes aspiraciones de su vida. 
 
Al bajar de la Presidencia, su provincia natal lo consagra Senador y el Gobierno lo inviste con el grado de General de La Nación. Sarmiento adquiere ya su relieve de prócer. 
 
Sarmiento ha sido grande en todos los puestos que ocupara, ya como orador, escritor u hombre de estado, pero puede decirse que sus rasgos culminantes se encuentran en el periodismo y sobre todo en el magisterio, por lo que se lo nombra, con justa razón el apóstol, o para emplear el pintoresco apodo de Groussac, el "Pedro de Amiens el Ermitaño" de la cruzada educativa, habiendo sido el más esclarecido propulsor de la educación popular en Chile y en el Uruguay. 
 
En efecto, desde que aparece en el pequeño escenario de San Juan se nos muestra como maestro de escuela, luego pasa a Chile, sigue siendo maestro y funda allí la primera escuela normal de América Latina. 
 
Y esta característica de la vida de Sarmiento, se lo reconoce cuando él acepta el honroso título de Doctor de la Universidad de Michigan y en aquel entonces dice: "...he sido durante mi vida maestro de escuela, cualquiera que fuese el puesto que ocupase, hasta el más encumbrado; y hoy representante de la República Argentina en el extranjero, sigo siendo siempre principalmente maestro de escuela"... 
 
Este solo acto es el fiel retrato de Sarmiento. 
Es la encarnación viva del magisterio argentino. 
Es interesante hacer constar, que, así como la emancipación política comienza en el septentrión con Washington y en nuestra América 
del Sur con San Martín y Bolívar, hasta converger las huestes victoriosas en los campos de Ayacucho, donde queda sellada para siempre la Independencia. 
 
En las grandes transformaciones educativas Horacio Mann promueve la reforma educativa en los Estados Unidos, Sarmiento en nuestro país y el venezolano Andrés Bello en su nación. 
 
Siendo los EEUU, la Argentina y Venezuela, acreedoras del respeto y a la consideración de los PUEBLOS LIBRES DEL ORBE que han propagado generosamente las fecundas y propulsoras ideas educativas de libertad, igualdad y fraternidad. 
 
Sarmiento funda la escuela de profesores del Paraná y encontrando en la ciudad de Buenos Aires algunas pobres escuelas públicas dependientes de la Sociedad de Beneficencia, después de una lucha ardua y difícil, consigue crear la Dirección General de Escuelas, cargo que debía ocupar por su considerable obra y al que llegó con el aplauso de todos. 
A su labor fructuosa, secundado por sus dignos ministros de Instrucción Pública, AVELLANEDA y ALBARRACÌN luego, se debe la creación de: Observatorio Astronómico, de la Academia de Ciencias, del Colegio Militar, la Escuela Naval, varios Colegios Nacionales , Colonias y Escuelas Agrícolas, Cementerio de la Chacarita, 10 escuelas dirigidas por maestros de Mérito, como la Sra. Sara Chamberlain de Eccleston, que fundara escuela de Kindergarten Nacional. 
 
Ha sido pálida e incompleta la rapidísima reseña de algunos de los hechos, compañeros de la vida, de este hombre extraordinario, que se agiganta con el andar del tiempo, como se perfilan a distancia en el profundo azul de nuestro cielo, las inmensas montañas de granito 
que le vieron nacer. 
 
Ya en sus últimos años y tratando de buscar un asilo propicio a su salud quebrantada, huía de los crudos inviernos bonaerenses y se encaminaba al clima suave y tibio del Paraguay acompañado por su nieta y su hija Faustina, que cual nueva Antígona, era el bálsamo de las heridas de su alma y le prodigaba al mismo tiempo los más delicados cuidados. 
 
Allí cayó, al fin, como añoso Roble que desafiara los vendavales e inclemencias del tiempo, este pujante e infatigable luchador, herido por el rayo de la muerte en un día como hoy del año 1888 donde podría aplicarse estas palabras de Paul de Saint Víctor refiriéndose a la muerte del Hipólito de Eurípides: así muere, justificado y reconciliado, el perdón sobre los labios, en paz consigo mismo y con los demás, en el éxtasis de una visión sublime ... es la buena muerte, la Eutanasia, deseada y glorificada por los griegos como el supremo bien. 
 
Sus despojos mortales fueron traídos y sepultados en un día lluvioso y gris .. su féretro iba cubierto por las banderas de cuatro repúblicas ... sobre el cayeron luego las mas bellas y severas coronas de la admiración y del respeto mundial ... mientras el espíritu del gran hombre ascendía a las regiones serenas de la inmortalidad. 
 
Nada mejor podía decir en ese momento Don Bartolomé Mitre y Vedia: "bien pudo escribirse en ancha faja sobre arco monumental levantado a la entrada del camino de la apoteosis, estas palabras de Fortoul: "on ne tue point les idées" - no se matan las ideas- 
Que la gran figura de Sarmiento sea para los argentinos de hoy ejemplo vivo; recordemos todo lo que representa una firme voluntad, puesta al servicio de un gran pensamiento ... 
Yo digo que su alma tutelar pura y diáfana vele siempre por nosotros, infundiendo valor y fe en los momentos aciagos que se ciernen sobre nuestra patria. 


CRUZADA CONSERVADORA 
Fernando Castro Pintos 
Presidente 








 
La vida cotidiana de las escuelas, entregadas por completo a la labor del aula, rompen hoy su ritmo habitual engalanándose con palmas y con flores, entre músicas y cantos, agrupando en torno a estos niños encantadores, que se suceden, cual primaveras llenas de esperanza, que en el continuo rodar de los años, serán la voz del porvenir. 
Grande es la ocasión en verdad, pero acaso demasiado grande, para el que tiene que precisar, como yo, evocación tan augusta a la figura hercúlea y colosal de Don Domingo Faustino Sarmiento. 
Además, es de todo punto imposible, trazar en breve espacio, siquiera sea a grandes rasgos, la vida de aquel hombre singular, que, como ha dicho uno de nuestros más distinguidos literatos, tenía la fe ardiente del apóstol y la férrea voluntad del conquistador. 
Fuerza entonces, esbozar tan solo los rasgos más salientes de su existencia azarosa y múltiple, que abarca más de medio siglo de nuestra historia. 
El joven, al iniciarse en la vida activa, choca por su carácter altanero y orgulloso con el caudillo que gobierna su provincia, es perseguido y tiene que marcharse en 1840 a Chile, dejando escrito bajo un escudo de la República esta honda sentencia: "no se matan las ideas". 
En el país vecino Sarmiento, desterrado y desconocido, llega bien pronto a la notoriedad merced a un bien meditado artículo que publicara sobre el General San Martín. 
Desde ese momento combate sin cuartel a Rozas y al gobernador de su provincia con el libro, el folleto o la prensa. 
Allí se afilió al partido Conservador vinculandose con el eminente estadista don Manuel Montt y escribe entonces su notable obra Facundo, tan genuinamente argentina y Recuerdos de Provincia dulce libro del hogar provinciano lleno de colorido y escrito con emoción y belleza. 
El gobierno de aquel país, lo manda a Europa en una misión para estudiar cuestiones de instrucción pública; es recibido en París por los hombres más eminentes de Francia y tiene el honor de presentar dos trabajos a la Academia Francesa. 
A su regreso de Europa, en Chile, le llega la noticia del levantamiento de Urquiza y, sin perder tiempo, se presenta al campamento del caudillo entrerriano que lo nombra Boletinero del Ejército. ..
Se provee de una imprenta volante, que lleva consigo, en la que publica desde las noticias mas triviales, hasta los decretos del Comando o arengas dirigidas al ejército o a las poblaciones que encontraban a su paso. 
La anhelada paz no se afianzó con la caída de la tiranía en los campos de Caseros y por el contrario, dias tristes se sucedieron que 
oscurecen nuestra historia; Sarmiento, desorientado y comprendiendo en el escenario político y esa guerra CIVIL , tal vez la más prolongada del mundo, se exilia voluntariamente; pero reacciona luego, vuelve a su tierra, se une a Mitre, Vélez y otros grandes patriotas e inicia una campaña por la prensa o en el Parlamento, tendiente a afianzar la unidad nacional por cualquier medio. 
Al fin el más completo triunfo corona tantos esfuerzos y por primera vez se organiza un poder constitucional, con la modificación Constitucional de 1860. 
Después de actuar brillantemente como diputado, senador, concejal, convencional y de haber destacado para siempre su inconfundible personalidad es llamado, luego de Pavón, a la gobernación de San Juan, donde cooperó poderosamente a la pacificación del interior y con muy escasos recursos trato de hacer progresar su provincia en todos los órdenes de la actividad, quedando consagrado como un mandatario publico ejemplar. 
Mas tarde, por desavenencias con el gobierno nacional, pasa a Chile y al Perú y de allí se traslada a los Estados Unidos donde estudia a fondo, los hombres, las instituciones y la constitución admirable de la gran democracia del Norte. 
En esa época de su vida, Sarmiento, experimenta el más cruel de los dolores que le desgarra el corazón y cuya cruda flecha lleva clavada hasta el fin de sus días; su hijo Dominguito, el capitán Sarmiento, muere tempranamente, en plena juventud, en la Gloriosa Batalla de Curupaytí. 
El año 1868 se presenta lleno de zozobras e incertidumbres; la situación política se complica con motivo de la elección  presidencial; el nombre de Sarmiento aparece entonces, a pesar de la distancia, como una solución nacional y por inmensa mayoría de votos sale electo primer magistrado, realizando así una de las mas grandes aspiraciones de su vida. 
Al bajar de la Presidencia, su provincia natal lo consagra Senador y el Gobierno lo inviste con el grado de General de La Nación. Sarmiento adquiere ya su relieve de prócer. 
Sarmiento ha sido grande en todos los puestos que ocupara, ya como orador, escritor u hombre de estado, pero puede decirse que sus rasgos culminantes se encuentran en el periodismo y sobre todo en el magisterio, por lo que se lo nombra, con justa razón el apóstol, o para emplear el pintoresco apodo de Groussac, el "Pedro de Amiens el Ermitaño" de la cruzada educativa, habiendo sido el más esclarecido propulsor de la educación popular en Chile y en el Uruguay. 
En efecto, desde que aparece en el pequeño escenario de San Juan se nos muestra como maestro de escuela, luego pasa a Chile, sigue siendo maestro y funda allí la primera escuela normal de América Latina. 
 
Y esta característica de la vida de Sarmiento, se lo reconoce cuando él acepta el honroso título de Doctor de la Universidad de Michigan y en aquel entonces dice: "...he sido durante mi vida maestro de escuela, cualquiera que fuese el puesto que ocupase, hasta el más encumbrado; y hoy representante de la República Argentina en el extranjero, sigo siendo siempre principalmente maestro de escuela"... 
Este solo acto es el fiel retrato de Sarmiento. 
Es la encarnación viva del magisterio argentino. 
Es interesante hacer constar, que, así como la emancipación política comienza en el septentrión con Washington y en nuestra América 
del Sur con San Martín y Bolívar, hasta converger las huestes victoriosas en los campos de Ayacucho, donde queda sellada para siempre la Independencia. 
En las grandes transformaciones educativas Horacio Mann promueve la reforma educativa en los Estados Unidos, Sarmiento en nuestro país y el venezolano Andrés Bello en su nación. 
Siendo los EEUU, la Argentina y Venezuela, acreedoras del respeto y a la consideración de los PUEBLOS LIBRES DEL ORBE que han propagado generosamente las fecundas y propulsoras ideas educativas de libertad, igualdad y fraternidad. 
Sarmiento funda la escuela de profesores del Paraná y encontrando en la ciudad de Buenos Aires algunas pobres escuelas públicas dependientes de la Sociedad de Beneficencia, después de una lucha ardua y difícil, consigue crear la Dirección General de Escuelas, cargo que debía ocupar por su considerable obra y al que llegó con el aplauso de todos. 
A su labor fructuosa, secundado por sus dignos ministros de Instrucción Pública, AVELLANEDA y ALBARRACÌN luego, se debe la creación de: Observatorio Astronómico, de la Academia de Ciencias, del Colegio Militar, la Escuela Naval, varios Colegios Nacionales , Colonias y Escuelas Agrícolas, Cementerio de la Chacarita, 10 escuelas dirigidas por maestros de Mérito, como la Sra. Sara Chamberlain de Eccleston, que fundara escuela de Kindergarten Nacional. 
Ha sido pálida e incompleta la rapidísima reseña de algunos de los hechos, compañeros de la vida, de este hombre extraordinario, que se agiganta con el andar del tiempo, como se perfilan a distancia en el profundo azul de nuestro cielo, las inmensas montañas de granito 
que le vieron nacer. 
Ya en sus últimos años y tratando de buscar un asilo propicio a su salud quebrantada, huía de los crudos inviernos bonaerenses y se encaminaba al clima suave y tibio del Paraguay acompañado por su nieta y su hija Faustina, que cual nueva Antígona, era el bálsamo de las heridas de su alma y le prodigaba al mismo tiempo los más delicados cuidados. 
Allí cayó, al fin, como añoso Roble que desafiara los vendavales e inclemencias del tiempo, este pujante e infatigable luchador, herido por el rayo de la muerte en un día como hoy del año 1888 donde podría aplicarse estas palabras de Paul de Saint Víctor refiriéndose a la muerte del Hipólito de Eurípides: así muere, justificado y reconciliado, el perdón sobre los labios, en paz consigo mismo y con los demás, en el éxtasis de una visión sublime ... es la buena muerte, la Eutanasia, deseada y glorificada por los griegos como el supremo bien. 
Sus despojos mortales fueron traídos y sepultados en un día lluvioso y gris .. su féretro iba cubierto por las banderas de cuatro repúblicas ... sobre el cayeron luego las mas bellas y severas coronas de la admiración y del respeto mundial ... mientras el espíritu del gran hombre ascendía a las regiones serenas de la inmortalidad. 
Nada mejor podía decir en ese momento Don Bartolomé Mitre y Vedia: "bien pudo escribirse en ancha faja sobre arco monumental levantado a la entrada del camino de la apoteosis, estas palabras de Fortoul: "on ne tue point les idées" - no se matan las ideas- 
Que la gran figura de Sarmiento sea para los argentinos de hoy ejemplo vivo; recordemos todo lo que representa una firme voluntad, puesta al servicio de un gran pensamiento ... 
Yo digo que su alma tutelar pura y diáfana vele siempre por nosotros, infundiendo valor y fe en los momentos aciagos que se ciernen sobre nuestra patria. 

CRUZADA CONSERVADORA 
Fernando Castro Pintos 
Presidente. 


COMPARTIR:
Notas Relacionadas
Comentarios:
Aun no hay comentarios, s�� el primero en escribir uno!
Escribir un comentario »








LO MAS LEIDO DEL MES

 
ARGENTINA EXPRESA SOLIDARIDAD Y VOLUNTAD DE COOPERACIÓN. Bahamas, Dorian.
"Mientras haya voluntad de lucha..." Malú Kikuchi.
💻 Ateneo online libre y gratuito "Manejo de TEC grave en Pediatría" . SAMCT.
ROSARIO FINANZAS . News 02.09.2019 . Argentina Económica Hoy .
Alumnos de colegios primarios que visitan la Casa Rosada . . .
 

RadiosNet