Hoy es viernes 6 de diciembre de 2019 y son las 23:40 hs. Tomemos Conciencia. "No me preocupan los corruptos y ladrones." Me preocupa todo un pueblo que mira con indiferencia el comportamiento mafioso.

4 de octubre de 2019
EL MOVIMIENTO DE RECONOCIMIENTO AGROPECUARIO . . .
ANTE LA CAMPAÑA GRUESA 19/20, EXPONE SU POSICIÒN.

EL MOVIMIENTO DE RECONOCIMIENTO AGROPECUARIO    ANTE LA  CAMPAÑA GRUESA 19/20, EXPONE SU POSICIÒN.

El campo argentino nos mantiene a todos.                                                                             

De ahí sale el dinero para las universidades, la administración del estado, educación, salud, televisión pública, el Consejo de la Mujer, las sombrillas de Mar del Plata, los aviones de los gobernadores y otras distracciones menores.

Sin embargo, el campo no tiene voz.                                                                                                  No tiene voto.                                                                                                                                          Ni una palabra elogiosa por su esfuerzo, sólo recriminaciones.
El campo argentino tiene una excesiva presión impositiva.                                                        Le quita la rentabilidad, impide reinvertir.                                                                                  Por ello disminuye el valor patrimonial de la tierra o instalaciones.                                                  Al bajar la renta por los impuestos, cae su valor.
A cambio de la presión impositiva, tenemos una baja inversión pública al servicio del sector.
Del dinero de los impuestos al campo (nacionales, provinciales y municipales), no vuelve ni un peso.                                                                                                                                                          La infraestructura que el campo necesita para mover ganado, cosechas o insumos es defectuosa.                                                                                                                                            No existe seguridad contra el abigeato o el robo de agroquímicos.                                                  No se recibe administración de justicia ni por los delitos (justicia penal) ni por el abuso tributario (contencioso administrativo).                                                                                              El SENASA es una máquina de impedir al productor.
El campo, con sus trabajadores y productores, se complementa con una gran red de proveedores: semillas, agroquímicos, vacunas, provisión de instalaciones (alambre, molinos, silobolsas, parideras), servicios veterinarios, acopiadores.                                                                Millones de personas involucradas.
Sin embargo ninguna de estas personas está representada en la vida política argentina. Nuestro sistema es representativo.                                                                                           Artículo 1 de nuestra Constitución Nacional.
Quien no tenga voz y voto en los ámbitos colegiados, no existe.                                                   No está representado el productor de Brangus de Corrientes, ni el concesionario de pick-ups de Tapalqué, los veterinarios de General Pico, los exportadores de caballos de carrera, los paperos del sur de la provincia de Buenos Aires, o los acopiadores de lana de Chubut. Ninguno está representado.                                                                                                                    Ni en el Congreso.                                                                                                                                  Ni en las Legislaturas Provinciales.                                                                                                        Ni en los consejos deliberantes.                                                                                                        Mientras su voz no sea oída en el ámbito donde debe serlo, no existen.                                          Son invisibles.
La casta política sólo se preocupa de incrementar su patrimonio personal y de perpetuarse en su puesto; y marginalmente en defender los intereses de quienes colaboraron en su carrera al poder.                                                                                                                                                        En palabras de Santiago González “...la destrucción de los partidos tradicionales condujo al surgimiento de una casta parasitaria que periódicamente simula recambios para asegurar su permanencia y que usa el poder coercitivo del Estado en su beneficio o en el de sus allegados”.
No hay un proyecto de nación que implique un fortalecimiento de quién nos da de comer: el campo.                                                                                                                                                     Vemos en televisión a políticos, a asesores de políticos, a pretendientes de políticos decir “el modelo agroexportador”.                                                                                                                  ¿Es el “modelo agroexportador” el mejor?                                                                No sabemos.                                                                                                                                      Sí sabemos que les encanta vivir de él y apoderarse de sus dólares para comprar propiedades en Miami y mandar a sus hijos a pasear por París.                                                                          Creo que Argentina no tiene un modelo agroexportador.                                                  No hay modelo exportador alguno, agro o no, toda vez que se exporta apenas el 20% del producto.                                                                                                                                                  Sería el famoso proyecto exportador sin exportación.                                      Magia.                                                                                                                                                  Pero si lo fuera, no es quienes viven de él quienes pueden sostener que eso es un insulto.
Pero por otro lado, la presión impositiva, impide que se puede aumentar la producción y menos industrializarla. Para todo ello se requiere capital, que no se puede formar, porque los impuestos se llevan todo.                                                                                                                Como indicador, el 70% de la siembra se hace a crédito.                                                                    Esto es: los productores carecen de capital de trabajo para sembrar.                                              La estructura impositiva argentina hace que ninguna actividad, excepto algunos cultivos en zona núcleo, sean redituables.                                                                                                                Por lo tanto, es la propia casta política, la que mediante la determinación de este tipo de impuestos, conforma la actual estructura productiva.                                                                        Luego van a la televisión y como vírgenes vestales, se horrorizan de la estructura económica que ellos mismos determinaron.
Durante el S  XXI el mundo requirió soja para combustible (el desperdicio se les da a los cerdos).                                                                                                                                  Tanto Lula como los Kirchner aceptaron el lugar en el mundo que nos dieron.
Mientras exteriorizaban una posición adversa al orden mundial coordinaron las políticas necesarias para satisfacer a sus mandantes.                                                                                        Lula permitió el desmonte del Amazonas, asesinato de Chico Mendes incluido. Los Kirchner colocaron barreras para forzar a los productores al cultivo único, mientras que con el patotero moreno castigaba sin contemplaciòn a todo aquèl que no satisfacìa sus demandas.
El dinero de los impuestos proveniente del agro podría haber sido reinvertido en el sector. Esto hubiera permitido: aumentar la producción, mejorar su eficiencia (que cueste menos producirla), industrializarla o modificarla, de tal forma de vender productos de mayor valor por tonelada.                                                                                                                                              Eso generaría una rueda de riqueza que incorporaría más personas y mejor pagas.
Voy a dar un ejemplo.                                                                                                                              Dos tercios de la superficie del país es árida.                                                                                      Si se hiciera la obra civil necesaria para el riego, se duplicaría el área sembrada y sobra para millones de hectáreas a bosques.                                                                                                          Sin embargo ese dinero tuvo otros destinos.                                                                                        La casta política no invierte lo necesario para seguir parasitando al campo.
Actualmente existe una gran amenaza: la propaganda contra la carne roja.                            Creo que hay intereses detrás, como la carne artificial en manos de laboratorios, y que la superficie arable se destine a cultivos que sirvan como biocombustibles.                                      Esa política europea - que tiene a Naciones Unidas como vocera - es complementaria con obtener proteína animal gratis de nuestro Mar Argentino.                                                                  Con una mano dinamitan nuestra crianza de ganado, con la otra nos depredan el Mar Argentino.                                                                                                                                                  Por lo tanto todo plan estratégico agropecuario argentino debe contemplar el rol de la pesca en nuestro mar.
La lucha tambien es Cultural , toda vez que en las escuelas a los niños no les enseñan que el trabajo RURAL es digno y altamente productivo.                                                                        Por el contario esa corriente deformante e ideologizada hace ya, a los pequeños, creer todo lo contrario.
EL MOVIMIENTO DE RECONOCIMIENTO AGROPECUARIO NO SOLO ASPIRA A UNA MUY BUENA SIEMBRA DE LA NUEVA CAMPAÑA DE GRUESA SINO QUE OCTUBRE SE VUELVA HISTÒRICO Y PODAMOS ENCARAR PROA REPUBLICANA A NUESTRA NACIÒN.
Movimiento de Reconocimiento Agropecuario.
Fernando Castro Pintos
Presidente.
 


COMPARTIR:
Notas Relacionadas
Comentarios:
Aun no hay comentarios, s�� el primero en escribir uno!
Escribir un comentario »








LO MAS LEIDO DEL MES

 
Egresaron los alumnos de los Institutos de Formación de Prefectura Naval Argentina.
AGENCIA NACIONAL DE PROTECCIÓN A TESTIGOS E IMPUTADOS.
Macri en la cumbre COP 25:
SEGÚN EL TANGO : 20 AÑOS NO ES NADA . . .
La pickup eléctrica de Tesla .
 

RadiosNet