Sábado 28 de Noviembre de 2020

Hoy es Sábado 28 de Noviembre de 2020 y son las 07:50 Tomemos Conciencia. "No me preocupan los corruptos y ladrones." Me preocupa todo un pueblo que mira con indiferencia el comportamiento mafioso.

  • 23.9º
  • Soleado

23.9°

EL CLIMA EN TIGRE

8 de diciembre de 2019

8 DE DICIEMBRE.

DÍA DE LA INMACULADA CONCEPCIÓN.

8 de Diciembre

Día de la VIRGEN MARÍA.

La Virgen, “la Madre de Dios y Madre espiritual nuestra”, es sin duda la criatura en la que la imagen de Dios se refleja con una claridad absoluta, sin ofuscación alguna, como sucede, sin embargo, con cualquier otra criatura humana.                                      ¿No puede comenzar nuestro trabajo en este mundo de paso, sin fijar nuestra mirada en esta mujer humilde, nuestra Hermana y al mismo tiempo nuestra Madre celeste, espejo nítido y sagrado de la infinita Belleza?

Por este motivo, como laico, quisiera en este día tan especial, dar gracias a la Virgen santísima y dirigirme a ella con los mismos sentimientos que animaron a los padres conciliares, quienes dedicaron precisamente a María el último capítulo de la constitución dogmática “Lumen gentium”, subrayando la inseparable relación que une a la Virgen con la Iglesia.

Sí, queremos darte gracias, Virgen Madre de Dios y Madre nuestra queridísima, por tu intercesión a favor de la Iglesia.

Tú que, al abrazar sin reservas la voluntad divina, te consagraste con todas tus energías a la persona y a la obra de tu Hijo, enséñanos a guardar en el corazón y a meditar en silencio, como tú lo hiciste, los misterios de la vida de Cristo.

Tú que avanzaste hasta el Calvario, estando siempre profundamente unida a tu Hijo, que sobre la cruz te entregó como madre al discípulo Juan, haz que todos experimentemos tu cercanía en todo instante de la existencia, sobre todo en los momentos de oscuridad y de prueba.

Tú, que en Pentecostés, junto a los apóstoles reunidos en oración, imploraste el don del Espíritu Santo para la Iglesia naciente, ayúdanos a perseverar en el fiel seguimiento de Cristo. Dirigimos nuestra mirada con confianza hacia ti, “signo de esperanza cierta y de consuelo, hasta que venga el día del Señor”.

María, a ti te invocan con súplica insistente los fieles de todas las partes del mundo para que, ensalzada en el cielo entre los ángeles y los santos, intercedas por nosotros ante tu Hijo, “para que las familias de todos los pueblos tanto los que se honran con el nombre de cristianos, como los que aún ignoran al Salvador, sean felizmente congregados con paz y concordia en un solo Pueblo de Dios, para gloria de la Santísima e indivisible Trinidad”. Protege Señora Nuestra, al mundo entero y en especial a nuestro País que comenzara en días un nuevo periodo de gobierno.

Dr. Jorge Bernabé Lobo Aragón.

COMPARTIR:

Notas Relacionadas

Comentarios

Escribir un comentario »

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!