Sábado 8 de Agosto de 2020

Hoy es Sábado 8 de Agosto de 2020 y son las 23:05 Tomemos Conciencia. "No me preocupan los corruptos y ladrones." Me preocupa todo un pueblo que mira con indiferencia el comportamiento mafioso.

  • 13.9º
  • Niebla débil

22 de diciembre de 2019

LA GUERRA DEL CERDO . . .

50 años después de publicada, el peronismo volvió realidad la ficción del “Diario de la Guerra del Cerdo” de Bioy Casares.

La Prensa                                                                                   La guerra del cerdo.                 Por : SERGIO CRIVELLI.

Las primeras medidas de Alberto Fernández mostraron que volvió el kirchnerismo `ortodoxo': más impuestos que paga la clase media, más gasto que apunta a las clases bajas, bastión electoral `K', y más devaluación para que el Estado licue el déficit vía inflación.

Este ajuste lo pagarán los acreedores y los jubilados que cobran un poco más de la mínima.                                                                                                                                                     A la hora de ejercer el poder Alberto Fernández pone a los “abuelos” de la campaña electoral en el mismo plano que el FMI.                                                                                          Los superajusta.

Macri cambió en 2017 el cálculo de actualización de todas las jubilaciones.                                Las ató a la inflación, las indexó.                                                                                                  Eso es lo que ahora quiere eliminar el peronismo que había achatado la pirámide mientras no había una fórmula de actualización por ley.                                                                    Aumentará por decreto las jubilaciones bajas y dejará durante seis meses que el resto se devalúe.                                                                                                                                                    Una solidaridad selectiva.

Además de la fórmula de cálculo Macri dio una `reparación histórica', un aumento no pedido. Lo hizo porque contaba con un financiamiento del que el actual gobierno carece y buscaba favorecer a sus votantes que están entre los mayores de 40/50;                                                    los del kirchnerismo, en cambio, están entre los más jóvenes.                                                          Esa grieta está en el fondo de la idea de convertir a los jubilados en la variable de ajuste.             50 años después de publicada, el peronismo volvió realidad la ficción del “Diario de la Guerra del Cerdo” de Bioy Casares.

Alberto Fernández aumentará además la recaudación a través del impuesto a los bienes personales y a las ganancias.                                                                                                            Aquí también juega la inflación.                                                                                                            Si aumentan los salarios o las valuaciones fiscales sin que se ajusten correlativamente los mínimos no imponibles, el Estado se beneficiará.

Otros que tendrán que ajustar son los acreedores.                                                                              Dejar de pagar la deuda representa un alivio para el fisco, pero al mismo tiempo cierra cualquier chance de aliviar la presión fiscal vía financiamiento.                                                        El kirchnerismo dice nuevamente que quiere `desendeudar' al país, pero en realidad hace de la necesidad virtud.                                                                                                                                      No puede endeudarse porque no tiene acceso al crédito.                                                          Es como el acohólico que encuentra la puerta del bar cerrada.

Por último el gobierno también se apropiará de una parte mayor de la renta de los productores agropecuarios, que contribuyeron a pintar el mapa de la zona central del país de amarillo macrista.                                                                                                                                                  Las causas son varias, pero la más obvia es que se trata del único sector que produce dólares apropiables de inmediato.                                                                                                      En suma, traslada recursos del sector privado al público de bajísima o nula productividad.

Según IDESA, en su gestión Macri bajó el déficit primario del 3,8% del PBI al 0,5%.                Bajó el gasto del 24% del PBI al 18%.                                                                                                  Pero en el mismo lapso el gasto primario creció 30% anual, el PBI cayó 1% anual y los precios aumentaron 40% anual.                                                                                                                          ¿Cómo es que bajó el déficit medido en términos de PBI, mientras subía el gasto primario y la economía se achicaba?                                                                                                                      Por la inflación.                                                                                                                                        Pero para Alberto Fernández esa receta es un peligro por dos causas: carece de financiamiento y heredó una inflación del 50%.                                                                              Por eso exprime a la clase media que no lo votó.                                                                Además en la volteada también cae un porcentaje decisivo de ella, que sí lo hizo.­

COMPARTIR:

Notas Relacionadas

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »