Hoy es viernes 17 de enero de 2020 y son las 17:13 hs. Tomemos Conciencia. "No me preocupan los corruptos y ladrones." Me preocupa todo un pueblo que mira con indiferencia el comportamiento mafioso.

27 de diciembre de 2019
Regresa el peronismo a Argentina.
¿ Y AHORA QUÉ ?

Las Américas                                                                                    Regresa el peronismo a Argentina.                                   

¿Y ahora qué?. . .

 Por :  DANIEL CASTROPÉ. 

DIARIO LAS AMÉRICAS                                                                                                                    consultó al constitucionalista Guillermo Lousteau, quien se refirió a la crisis económica que encuentra el binomio Fernández-Fernández y las investigaciones contra Cristina de Kirchner.

Alberto Fernández y Cristina Fernández

MIAMI.- El peronismo regresó al poder en Argentina.                                                                          La juramentación reciente de Alberto Fernández y Cristina Fernández de Kirchner, como presidente y vicepresidenta, respectivamente, se produjo en medio de un panorama de profunda crisis económica y política, entre anuncios de proteger a “los más débiles” y las investigaciones que siguen pesando sobre la viuda del expresidente Néstor Kirchner.                                                                                    Consultado por DIARIO LAS AMÉRICAS, el director del Instituto Interamericano por la Democracia (IDD), Guillermo Lousteau, opinó que “el regreso del peronismo es más el fracaso de [Mauricio] Macri [expresidente derrotado en las pasadas elecciones] que el triunfo de ese movimiento político”.              El académico y constitucionalista argentino declaró que la gestión de Macri significó un “fracaso económico” para el país sudamericano, mientras que la postura asumida por el expresidente frente a la exmandataria Fernández de Kirchner terminó afectando su campaña por la reelección y favoreciendo a sus rivales políticos.

Desde noviembre de 2015 hasta la actualidad, el valor del dólar en Argentina se disparó fuertemente, con un consecuente incremento en los precios de los principales artículos de la canasta básica, situación que los argentinos repudiaron en las urnas. Además, desde entonces los salarios quedaron estancados.                                                                                                                                              “Macri fue muy errático en muchos aspectos, pero especialmente en materia económica”, apuntó Lousteau.                                                                                                                                                De hecho, el presidente Alberto Fernández heredó una inflación que pudiera ascender a 55% al finalizar 2019, que sería la más alta de los últimos 28 años, y unos índices de pobreza que son los más elevados desde el 2008.                                                                                                                  Por el lado político, Fernández también encuentra un escenario confuso, por lo que hizo un llamado a la unidad nacional y pidió superar lo que denominó “el muro del rencor” que se ha levantado por la polarización política de los últimos tiempos.                                                                                              “Vengo a convocar a la unidad de toda la Argentina, en pos de la construcción de un nuevo contrato social que sea solidario”, aseguró.                                                                                                             En la mirilla

Pero si la exmandataria Cristina Fernández de Kirchner estuviera pensando librarse de sus líos con la justicia, gracias a la inmunidad que se deriva del cargo de vicepresidenta, Lousteau recordó que a pesar de que la “justicia argentina es muy corrupta”, no descarta que “algún juez le encuentre algo” para lograr encausarla.

Fernández de Kirchner enfrenta un juicio por la supuesta asignación arbitraria de obras viales a un empresario cercano a su familia. La dirigente está inmersa en 10 causas judiciales por presunta corrupción, seis de las cuales se encuentran en la fase de juicio oral y cuenta con dos pedidos de prisión preventiva.

Precisamente para diferenciarse de la imagen de corrupción que ha salpicado la gestión de la exmandataria, el presidente Fernández adelantó que impulsará la “absoluta transparencia de los recursos destinado a la obra pública”.

Lousteau afirmó que son “tantas las causas” que afronta la expresidenta que dirigió los destinos de ese país entre 2007 y 2015, que “difícilmente el Ejecutivo podrá hacer algo” para evitar ser procesada y eventualmente terminar condenada “por algún delito”.

Así las cosas, la influencia de la exmandataria en el nuevo gobierno es uno de los interrogantes que genera la Administración de Alberto Fernández.

El binomio

Sobre una “larga relación” entre el presidente y la vicepresidenta, el director del IDD dijo que el actual es un “Gobierno bicéfalo”, que tuvo su origen en la necesidad de llevar a la sede presidecial Casa Rosada a quien se desempeñó como jefe de Gabinete durante los gobiernos de Néstor Kirchner y posteriormente de Cristina Fernández de Kirchner.

“Todo el mundo espera que esa relación explote en cualquier momento”, advirtió Lousteau, para quien es importante tener en cuenta los discursos pronunciados por ambos el pasado 11 de diciembre. “Tienen posiciones muy distintas”, advirtió.

Alberto Fernández destaca por su perfil moderado y su conocimiento sobre el Estado. Por su parte, a Fernández de Kirchner se le conoce un “perfil hostil” y por sus señalados nexos con el denominado “socialismo del siglo XXI” y aliada del castrochavismo.

Tras su juramentación, Fernández pronunció ante la Asamblea Legislativa argentina un discurso de “tono conciliador”, en el que anticipó un “cambio de rumbo”.

Algunos medios de esa nación sudamericana le dan “pocas semanas” a lo que llaman un “matrimonio por conveniencia” entre el presidente y la vicepresidenta.

La región

El binomio Fernández-Fernández asume el poder en una región convulsionada por las protestas sociales, en donde prevalecen presidentes de línea conservadora, como es el caso de Jair Bolsonaro, en Brasil, Sebastián Piñera, en Chile y el recién electo Luis Lacalle Pou, en Uruguay.

En un gesto que la crítica calificó como de “distensión hacia el vecino país”, luego de los cruces que mantuvo con Bolsonaro, quien no asistió a la toma de poder, Fernández anunició su voluntad de fortalecer la relación estratégica con Brasil más allá de las diferencias personales.

En la ceremonia de investidura participaron el presidente paraguayo Mario Abdo Benítez, el mandatario saliente de Uruguay, Tabaré Vázquez, y su sucesor, y el designado cubano Miguel Díaz-Canel. También los exmandatarios de Ecuador Rafael Correa y de Paraguay Fernando Lugo. Nicolás Maduro no se hizo presente.

 
Luis Viggiani
Aquí no se trata de quién fue Macri ni de quiés es Cristina o Alberto.                                          Lo real es qué política piensan seguir estos dos últimos.                                                              En la asunción del mando estuvo Diaz Canel, Correa, un ministro de Maduro, de Nicaragua, y fue saludado por Evo, Lula, la expresidenta de Brasil, Mujica, etc.                 Pero el representante norteamericano no quiso asistir a esa función.                            Esto ya nos está diciendo desde el vamos qué orientación va a tomar este nuevo gobierno.                                                                                                                                        Pero conociendo las idas y venidas de Cristina a Cuba, y la formación izquierdista de Alberto, solo me resta decir que muy probablemente sea el castrochavismo el que dirija la acción del actual gobierno argentino.                                                             Ahora ya ha aceptado a Evo Morales y su séquito a residir en el país libremente.             Este ya ha empezado a hacer campaña sobre su reelección desde Argentina.                   ¿Se puede esperar una política diferente a la explicada?                                                        Pero, no olvidemos que Alberto es presidente porque Cristina lo instaló allí, y los votos le pertenecen a ella.                                                                                                                      Por lo tanto, hemos salido de Guatemala y caido en Guatepeor, y mucho peor.                  Muy mal ejemplo para el resto de América.


COMPARTIR:
Notas Relacionadas
Comentarios:
Aun no hay comentarios, s�� el primero en escribir uno!
Escribir un comentario »








LO MAS LEIDO DEL MES

 
Se lanzarán nuevos satélites . . .
VENDER AJUSTE POR SOLIDARIDAD.
PROYECTAR ONG. Diciembre 29, 2019 / Ernesto Jorge Garcia
UN PROBLEMA PARA ALBERTO FERNANDEZ CON CFK :
“Argentina acumula un retraso . . .
 

RadiosNet