Hoy es jueves 4 de junio de 2020 y son las 12:09 hs. Tomemos Conciencia. "No me preocupan los corruptos y ladrones." Me preocupa todo un pueblo que mira con indiferencia el comportamiento mafioso.

21 de abril de 2020
Falleció el monseñor Miguel Ángel D'annibale
Así lo dio a conocer la Diósesis de San Martín.

Monseñor Miguel Angel D'annibale. 

Se dio a conocer el fallecimiento del padre obispo y pastor Miguel Angel D'annibale. Dicha información la dio a conocer hace instantes la Diócesis de San Martín .
"Queridos hermanos y hermanas todos: hermanos obispos sacerdotes, vida consagrada, diáconos fieles laicos y laicas y seminaristas:

Tengo que comunicarles la tristísima noticia del fallecimiento de nuestro padre obispo y pastor Miguel Angel D'annibale.

Nos unimos a él en su Pascua y en la fe en Jesús resucitado vencedor de la muerte.
La Virgen de Lourdes nos sostenga en este momento de grandísimo dolor.

Nos seguiremos comunicando

Mons. Han Lim Moon Obispo Auxiliar de San Martín"

Asimismo, el actual obispo Jorge Garcia Cuerva emitió un comunicado tras el fallecimiento del monseñor D'Annibale:

"Queridos hermanos y hermanas, quería transmitirles que acaban de comunicarnos desde la Diócesis de San Martin el fallecimiento del Padre Obispo Miguel Angel D'Annibale.

Les propongo que estemos todos en comunión de oración celebrando la misa por su eterno descanso y agradeciendo enormemente todo lo que Miguel Angel le entregó a nuestra diócesis como pastor y como persona.

Los abrazo
P. Jorge
Obispo de Santa Cruz y Tierra de Fuego"

 

Cuando un Amigo se va…

Tantas veces he escuchado y cantado esta canción de Alberto Cortez.

Pero creo que es la primera vez que la vivo tan fuertemente en carne propia.

Miguel Ángel fue y es por encima de todo ese Amigo que me fue regalando Dios, la Vida, la Iglesia.

Una amistad que comenzó en 1981 recibiéndome ese año como nuevo seminarista cuando el empezaba su segundo año.

Amistad que compartimos como sacerdotes, juntos a la par, y que después al ser ordenado Obispo para Río Gallegos, aún en la lejanía seguimos compartiendo.

Una amistad que continuó con la experiencia de tenerlo como mi obispo en un año intenso de vida en la Patagonia tan querida por él.

Una amistad que uno imaginaba que sería prolongada en la cercanía de Vicente López y San Martín.

Esta amistad que fue creciendo con los años se construyó en base a “Encuentros”.

Salidas, vacaciones compartidas con otros sacerdotes amigos, y tantas compartidas con mi familia, donde lo sentíamos y se sentía un miembro

más de la misma en nuestro querido Tanti.

Encuentros con el pueblo, y la música en cada festival de Cósquín.

Encuentros con el pueblo y la fe en cada fiesta brocheriana de enero.

Encuentros en largas caminatas en Tanti y en Río Gallegos.

Encuentros en la oración diaria compartida en esas vacaciones y en Río Gallegos.

Encuentro en el tan gozado viaje a Italia, su patria querida, iniciado con la

canonización de Brochero.

Y por encima de todo el encuentro de tantísimas eucaristías celebradas juntos.

Y desde cada uno de esos espacios de encuentros surgían esas compartidas más profundas, donde se sentía la intimidad y la confianza para abrirnos el corazón, para escucharnos y para aconsejarnos uno al otro.

En estos días de su enfermedad y sobre todo ante su Pascua me he visto inundado de saludos cariñosos de personas de los más variados rincones

de la geografía yde mi historia.

Y me regocijó que tantos hayan sido testigos de esta linda amistad, quiere decir

que juntos algo dejamos en el corazón de muchos y eso me da mucha paz.

Estoy seguro que desde el Cielo va a seguir ayudando mi ministerio como tanto

lo hizo en este peregrinar compartido.

Hoy le quiero agradecer a Jesús el haber sido testigo cercano de un Hombre de Dios, apasionado por tantas cosas.

En primer lugar, por Jesús mismo, había en él una permanente necesidad de mostrarlo, de anunciarlo, y para ello de encontrarlo antes en la oración.

Un apasionado de la Liturgia y sobre todo de la Eucaristía, con la que vibraba en cada celebración.

Su experiencia de pasión en este Viernes Santo y de Resurrección en esta Pascua no fue más que un signo de volver a mostrarnos junto a Jesús que la Liturgia y la Vida son una misma cosa.

Que misterioso regalo el que le hizo Jesús de asociarlo a su Pascua de esta manera.

La pasión también la vivía en los vínculos.

Sufría y gozaba profundamente con las tristezas y alegrías de los demás,

y de la Iglesia.

Como Pastor Bueno buscaba siempre llevar paz al corazón de los demás.

Sabía crear el ámbito para la escucha. He sido testigo de sus lágrimas por el

sufrimiento de los hermanos y he sido testigo de ese rostro rebosante de alegría ante cada buena noticia de los demás.

De un modo especial lo he visto tan ocupado de los sacerdotes, tanto como Vicario en nuestra diócesis de San Isidro, como de los que la Iglesia le confió en Río Gallegos y ahora en San Martín.

He sido testigo de la pasión que le despertaba el Cura Brochero, como modelo sacerdotal, de hombre de Dios para el Pueblo, y como quería contagiar a sus sacerdotes en ese espíritu.

Y qué decir de su amor a la Iglesia, de saberse hijo y parte de ella, de sentir con ella, de mirar más allá de las propias fronteras de la Iglesia Local.

De su amor al Papa y de un modo especial a Francisco.

Este amor a la Iglesia lo llevó siempre a poner su corazón donde estaban sus pies, y si bien le costó cada partida cuando llegaba a su nuevo lugar en seguida llegaba con el su corazón.

Y así pudo ser plenamente patagónico y plenamente urbano.

Y también tenía sus pasiones más terrenales que supimos compartir.

La pasión por los viajes, llenando sus ojos y su corazón ante cada paisaje, ante las obras humanas de cada lugar, ante la realidad de cada cultura conocida.

La pasión por la música, sobre todo nuestro folclore, y la pasión por Boca,

que no es menor.

Era en lo único que a veces lo notaba pesimista, pero como sufría y gozaba con

este Boquita querido.

Estoy seguro que con esta pasión entró al cielo.

Que allá lo están recibiendo tantos que lo precedieron, comenzando por su querido Cura Brochero, y su papá.

Y a nosotros que compartimos en común tantas cosas nos queda la memoria

agradecida de su paso por nuestras vidas.

Cada vez que nos encontremos él estará en medio nuestro, su huella, su testimonio, sus pasiones.

Muchos vínculos entre nosotros se tejieron a partir de su persona, o junto a él.

Muchos de ustedes tuvieron la dicha de conocerlo a partir de mí y yo tuve la dicha de conocer a muchos de ustedes a partir de él; y ahora continúa él en medio, afianzando nuestros vínculos.

Le pido a Jesús que todo lo sembrado en nuestras vidas por Miguel Ángel de muchos frutos.

Y sepamos hacerlo presente continuando tantas obras buenas que él emprendió.

Se fue un Amigo, quedó un espacio vacío, pero que podamos descubrir su presencia en medio nuestro de otra manera.

Y que Jesús nos renueve en la Alegría de la Pascua que él ya celebra plenamente en el Cielo.

Gracias por tanto cariño.

Goti.   

El Reino, Una Comunidad de Hermanos. Domingo XXIII durante el año ...                                                                                                                        R.P ignacio Palau.



COMPARTIR:
Notas Relacionadas
CONDOLENCIAS
DUELO NACIONAL
Comentarios:
Aun no hay comentarios, s�� el primero en escribir uno!
Escribir un comentario »








LO MAS LEIDO DEL MES

 
Fuerza Aérea Argentina . . .
Nota de opinión del diputado Asseff . . .
24 horas en la vida de un médico de terapia intensiva . . .
Corteva Agriscience anuncia Metas . . .
SpaceX pone a dos astronautas en órbita . . .
 

RadiosNet