Martes 22 de Septiembre de 2020

Hoy es Martes 22 de Septiembre de 2020 y son las 22:14 Tomemos Conciencia. "No me preocupan los corruptos y ladrones." Me preocupa todo un pueblo que mira con indiferencia el comportamiento mafioso.

  • 12.8º
  • Despejado

29 de abril de 2020

VOLVIÓ EL DISCURSO . . .

que ya no queríamos más.

La Prensa

Volvió el discurso

que ya no queríamos más.

Por : V. CORDERO.

No lo deseábamos, no lo queríamos pero muchos temíamos que volviera  porque todo lo que nos están mostrando huele a puesta en escena.                     

Alberto no parece ser quién es, y deja que los ministros que le puso su vice presidenta busquen deteriorar su imagen justo en el momento de su mayor popularidad.                                                                                                                   

Se cortan solos, hacen declaraciones que estorban y a destiempo político.       

No hay duda que detrás de todos estos "fallidos" esta la usina instalada en el Instituto Patria para hacer borrosa la imagen del presidente.                                 

Ahora ya llegamos al límite, a lo último que esperábamos oír, el regreso del lenguaje setentista que tanto dolor les ha causado a los argentinos.                     

La abogada Graciana Peñafort, designada Directora de Asuntos Jurídicos del    Senado de la Nación, por Cristina Kirchner, fue  la encargada de defender ante  la Corte Suprema  el pedido hecho por la presidenta del Senado para que el         máximo tribunal permitiera las sesiones de la Cámara Alta vía teleconferencias   en el marco de la emergencia sanitaria por la pandemia.                                         

El primer pedido de la ex presidenta fue realizado por escrito el pasado 14 de     abril.                                                                                                                           

Treinta páginas para pedirle a la Corte que "despeje el estado de incertidumbre  respectoa la validez legal de sesionar mediante medios virtuales o remotos".

El Tribunal le pasó el tema al Procurador General de la Nación, Ricardo Casal,    quien consideró que el planteo es solo una consulta y el Poder Judicial               interviene ante casos donde hay una controversia.

Sin ser vinculante su decisión, desestimó el pedido.                                             

Esto encendió de ira al kicrhnerismo que volvió al ataque contra la justicia toda   y fue justamente Peñafort la encargada de expresar esa furia más                         explícitamente.                                                                                                             

La ex abogada de Amado Boudou y Guillermo Moreno entre otros acusados de  corrupción, escribió:                                                                                                   

"Es la Corte Suprema quien tiene que decidir ahora si los argentinos vamos a escribir la historia con sangre o con razones.                                                  Porque la vamos a escribir igual",

¿Leyó bien querido lector?

Porque la mayoría de los medios omitieron las última palabras desafiantes,  "la vamos a escribir igual".                                                                                 

La señora no dudó en recuperar el lenguaje del odio, pero está bien, es el            origen, es de dónde muchos dijeron que vienen, incluso los que mienten su        propia historia. 

Será usted también una prestigiosa abogada, pero querer volver al lenguaje de  la sangre en una democracia, en una república, es indignante y lo que es peor  intimidante.

Mire, yo nunca jugué para nadie, ni estuve de un lado o del otro, soy y seré        crítico con las cosas que no me gustan las haga quién las haga, pero su actitud, haber escrito esa frase en las redes sociales, siendo usted quién es y    representando usted a quién representa, no hace más que llenarme de dudas  sobre qué ideal político está gobernando el país.

Y me llama la atención que  ni el Presidente, ni ningún miembro independiente  del Gobierno hayan salido al cruce de tamaña barbaridad. 

No habrá sangre señora Peñafort, aunque la elija como una opción y            ¿sabe por  qué?

Porque antes, esta democracia nuestra, aunque herida, pondrá las cosas en su  lugar y tal vez ya no vuelvan a engañar a los argentinos.

Si no hay reacción oficial a esto, a mi me queda claro que ahora sé quienes        gobiernan, que sé que el Poder Ejecutivo, curiosamente el único de los tres que dejaron funcionando, es una pantalla, que el país se maneja desde la calle  Rodríguez Peña.

Ahora quieren aprobar a la fuerza el llamado (curiosamente) "Impuesto Patria"  para gravar a las grandes fortunas o a los "ricos" como prefieren llamarlos        desde el kirchnerismo.

Volvemos a los "enemigos" imaginarios, los empresarios, los medios, los          jueces, mientras el país está parado, peligrosamente parado.

¿Sabe una cosa querido lector?

Voy a decir algo que ya escuché muchas veces pero que nadie lo hace público,  tengo la sensación que están esperando que Alberto Fernández ponga la cara  en la tragedia, los Kirchner jamás lo hicieron en ninguna, para después con un   presidente gastado, les quede la opción de tomar el sillón de Rivadavia.

Ojala me equivoque. Ojala.

Le pido a Dios que no nos tuerza el rumbo justo ahora, donde miles de                compatriotas tienen que morir mientras otros solo quieren que los "ricos" nos  den una propina.

La farsa volvió, teñida de ilusiones de sangre, como en los "viejos tiempos"      dirían los militantes.

Y a mí me duele, porque creí que empezábamos una nueva historia y cada día     me crece el desengaño y el miedo, pero no al virus, usted me entiende ¿no?

V. CORDERO.

COMPARTIR:

Notas Relacionadas

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »