Hoy es lunes 1 de junio de 2020 y son las 03:33 hs. Tomemos Conciencia. "No me preocupan los corruptos y ladrones." Me preocupa todo un pueblo que mira con indiferencia el comportamiento mafioso.

20 de mayo de 2020
EL OPERATIVO “CHAU PELADO” ESTÁ EN MARCHA . . .
La pandemia de COVID-19 destapó la peor cara de la política argentina.

EL OPERATIVO “CHAU PELADO” ESTÁ EN MARCHA.

Por :  Luis Gasulla                 18/05/2020.

Quien lee medios financiados por el cristinismo no debería sorprenderse de la última operación de prensa contra el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, a quien responsabilizaron de la muerte de una referente barrial de la Villa 31.

Hablamos de Ramona Medina, también vocera de la organización “La Garganta Poderosa”, quien el último domingo falleció por coronavirus y había denunciado la falta de agua potable en el asentamiento del barrio porteño de Retiro.

El problema está solucionado hace una semana, según otros referentes que prefieren no salir en TV por temor.

Desde que Alberto Fernández comenzó a aparecer en televisión escoltado por Larreta y algún otro dirigente de la oposición, comenzó un feroz ataque en su contra.

Máximo Kirchner pidió que dijese quienes eran los grupos económicos y concentrados que lo presionaban para abrir los comercios recordando a su padre cuando, en medio de una ola de hechos de inseguridad, le pidió a Daniel Scioli que revelara quién le ataba las manos.

Mientras que Victoria Donda, titular del INADI, culpó al racismo por la muerte de la referente barrial.

Los mismos dirigentes que hoy gritan por agua potable militan en contra de la urbanización de la Villa 31.

Los que puteaban al gobierno anterior porque “con el cemento no se come” hoy piden obras públicas, mientras mantienen hacinados y sin derechos a miles de argentinos en el Conurbano.

Hebe de Bonafini llamó asesino a Larreta.

Es la referente de los organismos de derechos humanos que echaba bolivianos de la Plaza de Mayo.

La que tapó las muertes en el Indoamericano en medio de balaceras entre punteros que respondían a Sueños Compartidos o la que ofrecía viviendas en pésimo estado a familias desamparadas.

Es la persona que dejó en la calle a 6500 personas cuando olvidó ese proyecto de construcción de casas populares y los mandó a reclamarle a Schoklender, cuando un minúsculo grupo de trabajadores le fue a reclamar por sueldos impagos a Plaza de Mayo.

Hasta ahora, Alberto Fernández no ha salido a decir una sola palabra en defensa de su aliado político.

¿Quién es el responsable político de las 373 muertes restantes por el coronavirus?

¿Tiene alguna responsabilidad por la falta de agua en Villa Itatí Mayra Mendoza?

¿O a los peronistas se les perdona todo?

Mientras esto ocurre, el Presidente se divierte en Twitter compartiendo mensajes de subnormales y fanáticos de todo tipo, que profundizan “la grieta”.

Algunos de ellos son los que fogonean una nueva división entre argentinos: los porteños contra el Conurbano olvidado.

Son los que se disfrazan de periodistas para leer gacetillas de esos intendentes que eligieron eternizarse en el poder, a costa de condenar a sus vecinos a la marginalidad, y se llenan la boca hablando de pobreza sin siquiera haber pisado una villa.       Progresismo tuitero.

Axel Kicillof, en tanto, optó por responder con la “V” de la victoria al respetuoso planteo de un grupo de trabajadores que están pasando hambre.

Hay que reconocerlo: si en el algo ya han superado al gobierno de Mauricio Macri es en marketing.

En cinismo y revanchismo, también.

Mientras esto pasa, intendentes del Conurbano advierten a viva voz: “Si hay contagiados aquí es culpa de la apertura de la cuarentena en la Ciudad”.

A pesar de que, en zonas de Lomas de Zamora, La Matanza o Quilmes, la cuarentena sólo se vio por TV.

No hay más casos porque no se testea.

Larreta ha cometido errores de gestión importantes.

Su política de compras de insumos y su relación con los proveedores del Estado están bajo la lupa.

Las causas judiciales en su contra proliferarán cuando se levante la eterna cuarentena.

En las afiebradas mentes del Instituto Patria no son pocos los que sueñan con una salida de Larreta a lo Aníbal Ibarra.

Parece exagerado pero el cristinismo es una constante máquina de idear maquiavélicos planes para construir poder.

En seis meses lo han demostrado. En los anteriores 12 años y medio, aún más.

Las personas no cambian. Empeoran.

Nadie debería sorprenderse con la utilización política de una muerte.

Lo hicieron desde la “resistencia”, con Santiago Maldonado.

Y lo harán ahora.

Larreta apostó por el consenso por la pandemia.

Para los K, la cortesía es sinónimo de debilidad.

El operativo “Chau Pelado” está en marcha.

Apoyá a los que luchamos por el derecho a la verdad.

En los medios financiados por el poder, difícilmente la encuentres. 



COMPARTIR:
Notas Relacionadas
Comentarios:
Aun no hay comentarios, s�� el primero en escribir uno!
Escribir un comentario »








LO MAS LEIDO DEL MES

 
SpaceX pone a dos astronautas en órbita . . .
 

RadiosNet