Hoy es martes 7 de julio de 2020 y son las 20:07 hs. Tomemos Conciencia. "No me preocupan los corruptos y ladrones." Me preocupa todo un pueblo que mira con indiferencia el comportamiento mafioso.

5 de junio de 2020
El tridente CFK, Alberto Fernández y Massa . . .
una vez más le roban a los jubilados .

logo

 

El tridente CFK, Alberto Fernández y Massa

una vez más, le roban a los jubilados.

El Estado se ahorró $34.000 millones desde diciembre por el congelamiento de las jubilaciones, pero a costa de robarle parte de la jubilación a todos los adultos mayores que cobran más de $16.200. Alberto Fernández, CFK y Massa una vez más perjudican a los jubilados.

Portada

A pesar de que el cuidado de los jubilados y el aumento de sus haberes fue uno de sus pilares de campaña, el presidente Alberto Fernández parece demostrar en la práctica todo lo contrario a lo prometido.

A pocos días de su ascenso, Fernández modificó la ley de movilidad jubilatoria legislada durante el gobierno de Macri y terminó con la indexación previsional, esto es, las jubilaciones no se ajustarían más por inflación todos los meses. A cambio, el presidente prometió aumentos del monto jubilatorio a través de decretos, cada 3 meses, por valores que él y su equipo decidiera. De esta forma terminó con uno de las principales fugas de gasto público del Estado argentino, pero a costa de licuar las jubilaciones de todos los adultos mayores del país.

La otra vía, la que los políticos hace más de 20 años que ya ni consideran, era terminar con este gasto excesivo a través de la privatización del sistema previsional, o en todo caso una parte.

El aumento de este mes simula ser un paliativo pero se ubica muy lejos de poder contrarrestar los efectos de la inflación acumulada desde diciembre hasta mayo. En el cálculo realizado por el Instituto Argentino de Análisis Fiscal (IARAF), el cual no incluye los bonos entregados en los meses de diciembre, enero, marzo y abril, debido a que su otorgamiento no incide en el impacto del congelamiento de la movilidad, se estima que el ahorro total del Estado fue de $34.000 millones: en el primer ajuste el gobierno logró ahorrar sólo en las jubilaciones mayores a $16.200; en el segundo ajuste, el ahorro se produjo en todas. Acorde a la normativa vigente entre 2018 y 2019, el aumento debería haber sido de 11,56% en marzo y de 10,89% en junio. Sin embargo, las subas fueron sólo del 2,3% más una suma fija de $1.500 en marzo y del 6,12% correspondiente al mes de junio.

El IARAF argumentó que, según lo dispuesto por el aumento de marzo, no hubo diferencia alguna para aquellos que percibieron un haber de exactamente $16.200. A su vez, aquellos que percibieron por debajo de ese monto, el cambio los favoreció, y los que cobraron por encima de esa misma suma, el cambio los terminó perjudicando.

En este escenario, para el mes de junio, el porcentaje de actualización será menor para todos los jubilados independientemente del haber que perciban. En promedio, para los jubilados que percibieron una mejora respecto al sistema anterior, la diferencia fue tan sólo de $1.246 más por mes. Mientras que para aquellos que perciben haberes más altos el cobro promedio fue directamente menor al que hubieran percibido de haberse respetado la Ley de Movilidad.

Por lo tanto, si en Argentina en estos últimos meses sos un jubilado que cobra alrededor de $18.000 o más, fuiste victima de uno de los robos más grandes del siglo. Primero con CFK estatizando el sistema de jubilaciones hace una década atrás, y ahora, con la segunda venida del kirchnerismo, con una licuación pocas veces vista. En definitiva, saliste perdiendo.

En un contexto de incertidumbre económica donde el estallido inflacionario parece ser, inevitablemente, una cuestión de tiempo, la licuación se encaminaría a comenzar por aquellos a quienes el presidente, paradójicamente, prometió defender a ultranza. 

De esta manera, Alberto Fernández predica con éxito las enseñanzas de dos de sus aliados más poderosos: Cristina Fernández, quien le prestó sus votos para que pueda ocupar el sillón de Rivadavia, cuando vetó el 82% móvil argumentando que significaría la quiebra para el país; y Sergio Massa, quien actualmente preside la Cámara de Diputados, cuando, a cargo del ANSES, apelaba los juicios de los jubilados, quienes terminaban falleciendo esperando una reparación histórica que nunca llegarían a percibir.



COMPARTIR:
Notas Relacionadas
Comentarios:
Aun no hay comentarios, s�� el primero en escribir uno!
Escribir un comentario »








LO MAS LEIDO DEL MES

 
Argentina 2020 . . .
Recordamos a un Verdadero Grande . . .
La agroindustria cervecera se consolida . . .
El Ejército Argentino comenzó . . .
CONICET
 

RadiosNet