Hoy es sabado 11 de julio de 2020 y son las 10:47 hs. Tomemos Conciencia. "No me preocupan los corruptos y ladrones." Me preocupa todo un pueblo que mira con indiferencia el comportamiento mafioso.

11 de junio de 2020
Agrupación Naval Lanchas Rápidas .-
Lanchas rápidas TNC - 45 - Clase Intrepid.

AGRUPACION NAVAL LANCHAS RAPIDAS.

Bernardo Gonçalves Borrega Corresponsal de Guerra Naval

Aún hoy para muchos argentinos resulta inexplicable que durante la Guerra de Malvinas (más correctamente Conflicto del Atlántico Sur) de 1982, los mandos argentinos no desplegaran a sus únicas unidades ligeras de ataque rápido en la guarnición militar Malvinas, con el fin de haber sido serviles para contrarrestar el desembarco anfibio británico, que se dio el 21 de mayo de ese año, o incluso para contrarrestar las misiones de hostigamiento naval que unidades de la Task Force de la Royal Navy ejecutaban periódicamente sobre posiciones argentinas fijas en tierra firme, sobre el archipiélago malvinense, en especial Puerto Argentino.      Sin embargo, quien así piensa suele desconocer o simplemente infravaloran (o por el contrario, sobrevaloran) no sólo los condicionantes tácticos del Teatro de Operaciones y las fuerzas enfrentadas, como así también las características técnicas del material en cuestión, sino también el contexto geoestratégico regional, limitando su cosmovisión al sólo Teatro de Operaciones del archipiélago, con una visión sesgada por pasiones personales, difamaciones ideológicas, o simple ignorancia (esto dicho en la buena acepción del término, no como agravio ni descalificación), en especial en quienes han comprado "el Relato" de las mafias políticas que conjurando contra Argentina en plena guerra, luego de esta se hicieron con el poder, y desde entonces mal gobiernan a nuestro país, habiéndolo sumergido en la peor catástrofe sociocultural, política y económica de la historia argentina, debiendo señalar, contrariamente a lo que el Relato señala, que las unidades ligeras de ataque de la Armada Argentina, al igual que la Flota de Mar, estuvo activa durante todo el conflicto, desarrollando una intensa actividad, cada cual en el rol táctico y con la finalidad estratégica que se creyó conveniente, y que los hechos y el tiempo les daría la plena razón, circunstancia que pasaremos a develar lo más escueta pero detalladamente posible a continuación, en la presente publicación.

A pesar que la Armada Argentina moderna, concebida por el Decreto N° 498 del entonces Presidente de la Nación Don Domingo Faustino Sarmiento allá por el año 1872, apuntaba en un principio a crear una fuerza de combate litoral, provista con unidades acorazadas y unidades ligeras torpederas, cuyo principal fin era blindar la principal vía de ingreso y egreso de Argentina, vital fuente de subsistencia, el Estuario del Plata, en una visión que nada errada habida cuenta que prácticamente todas las luchas de carácter naval que se habían dado hasta entonces, tanto por la independencia como por la posterior supervivencia de Argentina, se habían dado en ese ámbito, pronto la realidad geoestratégica argentina mutó ante la amenaza del expansionismo chileno y británico (1878; ver enlaces adjuntos), y pronto se debió evolucionar a una estrategia de aguas azules o profundas, esto es oceánica, con lo cual la composición de la Armada Argentina evolucionó, no obstante lo cual conservar capacidades de guerra litoral, comprendiendo entre ellas la de ataque torpedero ligero, de altísima relación costo-eficacia según las circunstancias tácticas a confrontar. Así, los primeros navíos modernos incorporados entre 1874 y 1876, y que conformaron la famosa Escuadra de Sarmiento, eran todos de combate litoral, en concreto los 2 monitores "Los Andes" y "El Plata", las 2 cañoneras "Paraná" y "Uruguay",y las 4 bombarderas "Pilcomayo", "Bermejo", "Constitución" y "República", y el vapor depósito "Fulminante", que incluía torpedos fijos (como entonces se llamaba a las minas) y de botalón, a los embarcados instalados en el extremo de largas "lanzas", destinadas a colisionar con los blancos (un método casi suicida, que generalmente terminaba con ambos buques alcanzados y/o destruidos), siendo la primer unidad de torpedeo, dotada de torpedos móviles (los que hoy conocemos como tal), las 4 torpedera de 1° clase y 35 tns. de desplazamiento, "Alerta", "Centella", "Ferré" y "Py",del astillero ingles Yarrow , incorporada en 1882, a las que se sumaron en 1883 las 2 torpederas de 2° clase y 12 tns. de desplazamiento, N°1 y N°2, del astillero Thornicroft, también inglés, que operando conjuntamente con el ariete torpedero
"Maipú", de 1.063 tns., del astillero escocés John Elder & Co., navío madre de las fuerzas ligeras de ataque, conformando la primer fuerza de ataque ligero torpedero operativa en la Armada Argentina; de tanto éxito que en 1890 se vieron reforzadas por las 8 torpederas de 2° clase de 15 toneladas de desplazamiento, numeradas del N°3 hasta el N°10, del astillero inglés Yarrow, las 3 formidables torpederas de 1° clase y 85 tns. de desplazamiento, "Thorne", "Bouchardo" y "Jorge" de Yarrow, y en 1892 las 2 torpederas de 1° clase y 100 tns., "Murature" y "Comodoro Py" del astillero inglés John A. Thornicroft, que pronto reemplazaron a las primitivas unidades en primera línea, y entrando en servicio por esas fechas, 1891/92, los 4 primeros cazatorpederos, de 615 tns. y antecesores de los actuales destructores, los "Rosales", "Espora", "Bathurst" y "King" del astillero inglés Laird Bros & C., conformando una demoledora escuadra de ataque y contraataque rápido, que se sumaban a los acorazados, acorazados de río, cruceros, monitores, cañoneras, bombarderas, transportes, y pronto destructores y cruceros acorazados que antes de finalizar el siglo XIX convirtieron a la Armada Argentina en la mayor potencia naval no sólo de Latinoamérica, sino del entero hemisferio Sur del planeta, con capacidad litoral y oceánica inigualable al sur del Ecuador, y siendo el Presidente de la Nación, General Don Julio Argentino Roca, el principal impulsor del poder naval argentino como cuña de su política de Estado, que en conjunto con un majestuoso Ejército Argentino y otras políticas de desarrollo económico, para principios del siglo XX nos había ya convertido en la Primer Economía y Quinta Potencia mundial.
Como advertimos, las fuerzas ligeras de ataque, ocupaban un papel preponderante en la Armada Argentina, y a pesar de haber evolucionado en una formidable fuerza oceánica, aún adherían al concepto desarrollado por las fuerzas confederadas durante la Guerra de Secesión estadounidense y luego perfeccionadas como armas ofensivas por franceses y japoneses, que defendía la relación costo-eficacia de este tipo de unidades, y aunque las mismas se enfocaban en la protección del Estuario del Plata, a lo largo del siglo XX las amenazas estratégicas y tácticas evolucionaron, y con ello la función y composición de las mismas.
Sin extendernos por la historia, llegamos a finales de los años sesenta del siglo XX, cuando la Armada Argentina puso en marcha un formidable programa de reequipamiento destinado a modernizar el componente de la flota, conformada en su mayoría por navíos modernizados pero veteranos de la Segunda Guerra Mundial. El mismo comprendía desde el reemplazo del portaaviones ARA "Independencia", que no poseía capacidad para operar con aviones jet, por el ARA "25 de Mayo", del mismo tipo pero actualizado y con capacidad de operar jets de combate, hasta submarinos de nueva generación del Tipo IKL 209/1200, pasando por submarinos Tipo "Flota" modernizados al estándar GUPPY (a espera de construir nuevos submarinos en Argentina, que terminaron siendo los formidables TNSW TR-1700), pasando por destructores antiaéreos lanzamisiles Tipo 42, el más moderno de su tipo entonces y siendo Argentina el primer país de Latinoamérica en construir unidades de este tipo (y también en montar, y luego construir submarinos), buques de desembarco de tanques y de transporte de construcción nacional, lo que dio luego vida al más formidable Plan de Equipamiento Naval ejecutado por Argentina desde finales del siglo XIX y principios del XX. Dentro de este programa, y dada la obsolescencia de las lanchas torpederas Clase "Higgins", de las cuales sólo 2 (modernizadas en 1969. Vemos a la ARA "Towwora", obviamente ya modernizada, en la foto 20) quedaban aún operativas de las 10 adquiridas en 1947, se previó la adquisición de 2 lanchas rápidas patrulleras cañoneras-torpederas de nueva generación en la entonces República Federal de Alemania.
Es así que con fecha 8 de Julio de 1970 en la Capital Federal Argentina se firmó el contrato entre la Armada Argentina con representantes del astillero Lürssen Werft (Bremen/Vegesack), el cual preveía la construcción de 2 unidades del Tipo TNC-45, que eran lanchas rápidas cañoneras-torpederas, diseñadas en el referido país pero tomando como base la francesa Clase "Combattante", botadas en Cherbourg, Francia, con destino para la Bundesmarine alemana federal, como Tipo S148 Clase "Tiger"; siendo que la primera unidad para la Armada Argentina debía entregarse a los 20 meses de la aprobación final del contrato por parte del Gobierno nacional.
La primera unidad fue botada el 12 de diciembre de 1973, bautizada ARA ”Intrépida”, recibió el numeral P-85, siendo entregada a la Armada Argentina el 2 de agosto de 1974 y quedando al mando del capitán de corbeta Enrique Cosentino. La segunda embarcación fue botada el 8 de abril de 1974, bautizada ARA ”Indómita” recibió el numeral P-86, recibiendo el pabellón Nacional Argentino el 10 de abril de 1975, siendo su primer comandante el capitán de fragata Jorge Jáuregui.
Luego de un período de pruebas de mar que se desarrolló en aguas del Nordsee que bañan las costas de Alemania Federal, ambas unidades fueron trasladadas al país, a bordo del buque de desembarco tipo LSD (Landing Ship Dock) Q-43 ARA ”Cándido de Lasala”, que poseía un enorme dique inundable destinado a embarcaciones anfibias, y era capaz de albergar a una de estas nuevas embarcaciones, siendo de ese modo cómo en dos viajes desde el puerto de Bremen, arribaron hasta la Base Naval Puerto Belgrano, ubicada en cercanías de la ciudad de Bahía Blanca, provincia de Buenos Aires Buenos Aires.

La primera en arribar fue la P-85 ARA ”Intrépida” en el mes de septiembre, cumpliendo su primera navegación en aguas de El Rincón el día 16 de septiembre de 1974. Al año siguiente, con la llegada de la P-86 ARA "Indómita” ambas unidades fueron asignadas a la Agrupación de Lanchas Rápidas del Comando Naval, bajo el mando del capitán de fragata Ángel M. Rodríguez. tomándose como fecha oficial de incorporación el 21 de Noviembre de 1975 según lo dispuesto en la Orden CONA 47/75.
 

Ya en el transcurso de ese mismo año ambas lanchas TNC-45 con sus dotaciones completas ya adiestradas debidamente, fueron declaradas en condiciones operativas, y se les permitió operar regularmente con la Flota de Mar, tomando parte en las maniobras de la 6° y 7° Etapas de Mar. En ocasión de esta última, ambas unidades operaron junto a los destructores clase "Fletcher" Tipo FRAM D-30 ”Pernambuco” y D-33 ”Maranhao” de la Mariha Brasileira.
 

En 1976 se dispuso desplegar hacia el extremo sur de nuestro país a estas unidades para evaluar su adaptación en esa zona de características geográficas tan difíciles debido a una gran diversidad de factores, entre los que destacan el clima, y mar turbulento (ídem enlaces). Para cubrir el trayecto de unos 2.000 kms., se volvió a emplear el buque de desembarco ARA ”Cándido de Lasala” que trasladó las lanchas hasta la Base Naval Ushuaia (fundada el 13 de diciembre de 1950 por decreto N° 26424/50), ubicado en la ciudad homónima, capital de Tierra del Fuego, donde se encuentra el cuartel del Área Naval Austral.

Esta unidad tenía asignadas las dos ultimas lanchas torpederas de la referida clase "Higgins", las P-82 ARA ”Towwora” y P-84 ARA ”Alakush”. Una vez finalizado el período de evaluación, y comprobada la viabilidad, y conveniencia, de su empleo en esa región, determinando que las reducidas dimensiones y sus características operativas, hacían de las Tipo TNC-45 buques ideales para operar en las restringidas aguas del Canal de Beagle y el Estrecho de Le Maire, incluso para incursionar en el Estrecho de Magallanes, todos accidentes geográficos que rodean la Isla Grande de Tierra del Fuego, ambas naves zarparon desde Ushuaia el 27 de Agosto, con destino de retorno a Puerto Belgrano. De este modo, al año siguiente, se tomó la decisión de reasignarlas a la Base Naval Ushuaia, y entre Marzo y Abril de 1977 ambas unidades son nuevamente transportadas en el ARA “Candido de Lasala” hasta Ushuaia, que a partir de allí sería su apostadero habitual, sin lugar a dudas que tomando en cuenta la escalada de tensión con la vecina Chile, cuya Armada, por esas fechas, desplegaba las 4 lanchas torpederas Clase "Barceló" de diseño alemán Lürssen, pero construidas en España.
Sin embargo, y a pesar que ya a partir de 1977 operaban desde la Base Naval Ushuaia, las ARA “Intrépida” y ARA “Indómita” revistaban en el Comando Naval, y recién a partir del año 1980 pasaron a formar parte de la flotilla del Área Naval Austral, que entonces ya agrupaba a las 2 Tipo TNC-45 en la Agrupación de Lanchas Rápidas junto al Grupo de Lanchas Torpederas compuesto por las 2 "Higgins" y el Grupo de Lanchas Patrulleras Rápidas constituido por las 4 lanchas de asalto Clase "Dabur" (P-61 ARA "Baradero", P-62 ARA "Barranqueras", P-63 ARA "Clorinda", y P-64 ARA" Concepción del Uruguay"), adquiridas en 1978.
Durante el período de tensión con Chile, surgido a consecuencia del diferendo por el Canal Beagle, de fines de 1978, cuando se estuvo a horas de una guerra, estas lanchas desarrollaron una intensa actividad de patrullaje y fue entonces cuando recibieron un camouflage característico en tonos oscuros verde y marrón, ya que hasta esas fechas habían lucido el gris naval estándar de la Armada Argentina, muy adecuado para el Mar Argentino, pero inapropiado para navegar y camuflarse en las caletas y fiordos fueguinos. Realizando intensas maniobras conjuntas con aviones de ataque A-4Q, MB-326GC y T-28P, y helicópteros SA-316B Alouette III de la Aviación Naval, en previsión de los combates contra unidades de superficie de la Armada de Chile, lo que gracias a la buena voluntad de los Presidentes de Argentina, Teniente General Don Jorge Rafael Videla, y de Chile, Don Augusto Pinochet Ugarte, no ocurrió al llegarse a un acuerdo provisional, debiendo tener en consideración este hecho para comprender lo que luego se determinó durante el conflicto de 1982 contra el Reino Unido.
Cuando estalló la Guerra de Malvinas, las patrulleras ARA "Intrépida" y ARA "Indómita" fueron sorprendidas realizando sus tareas habituales de tiempos de paz, como los principales navíos de combate del Área Naval Austral, con asiento en la Base Naval Ushuaia, y con un rol específico a desarrollar, que era realizar la defensa litoral de la Isla Grande de Tierra del Fuego, y los pasos navales ya referidos, con enemigo primario fundamental la Armada de Chile, situación que en líneas generales no debía, y no habría, de cambiar durante el transcurso del conflicto, salvo puntuales excepciones de fuerza mayor, ¡PUES TIERRA DEL FUEGO ERA UN OBJETIVO ESTRATÉGICO MUCHÍSIMO MÁS IMPORTANTE QUE LAS ISLAS MALVINAS!, y Chile en ese momento era algo mucho más serio que una simple hipótesis de conflicto...                                                         

A pesar de las características técnicas, aptitudes tácticas y cualidades naúticas de las patrulleras TNC-45, debido a las características de las misiones planificadas, ninguna de ellas intervino en el “Operativo Rosario” para recuperación de las Islas Malvinas el 2 de Abril de 1982.

 

Cuando se desató el conflicto de Malvinas, el 5 de abril de 1982, momento en que, mientras Argentina retiraba las tropas de Malvinas en respeto a la Resolución 502 del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, el Reino unido de la Gran Bretaña e Irlanda del Norte violando esa Resolución lanzó al ataque casi 100 buques que zarparon desde Portsmouth y otros puertos de ese país, el Comando Naval de la Armada Argentina ordenó al comandante de la Agrupación de Lanchas Rápidas el inmediato desplazamiento de las 2 patrulleras TNC-45 a la Isla de los Estados, con punto de apoyo en Puerto Parry interior, como posición más cercana al ya designado TOM (Teatro de Operaciones Malvinas) para cumplir con funciones operativas relacionadas con el conflicto.
La patrullera ARA “Intrépida” había sido destacada el día 3 de abril de 1982 hacia la zona este del Canal Beagle para realizar operaciones de vigilancia y el día 5 de abril a la Isla de los Estados donde operó, en forma ininterrumpida en aguas del TOAS (Teatro de Operaciones del Atlántico Sur), durante el resto del conflicto.
En tanto, la patrullera ARA “Indómita”, dado que se hallaba recibiendo reparaciones, fue destacada un tiempo después, a mediados de abril para ocupar posición en la Isla de los Estados junto con la ARA “Intrépida”, y sumarse así al esfuerzo operacional TOAS, y desde donde podían lanzar un rápido ataque contra unidades navales enemigas que ingresaran dentro de su rango operacional.

Con posterioridad se sumó a las lanchas el Aviso A-3 ARA “Francisco de Gurruchaga”, integrante del Grupo de Tareas 79.3 que actuó como soporte logístico de las patrulleras; éste sólo se desplazó luego para el rescate de náufragos del Crucero ARA “General Belgrano” torpedeado por el submarino inglés HMS "Conqueror", el 2 de mayo, fuera de la unilateral Zona de Exclusión decretada por los británicos, pero obviamente dentro del Teatro de Operaciones de combate.                                                                                                                               

El día 12 de abril la ARA “Intrépida” recibió la orden de zarpar de Puerto Parry y dirigirse al extremo este de la Isla de los Estados a los efectos de realizar, en condiciones de combate, búsqueda electrónica del destructor HMS "Exeter", que había pasado a 112 kms. al sur del Cabo de Hornos en tránsito dentro del TOAS con rumbo hacia el teatro de operaciones Malvinas, no pudiendo establecer contacto, por lo que al día siguiente retornó a Puerto Parry.
 

A finales de abril, ambas patrulleras también ejecutaron ejercicios con el crucero ligero clase Brooklyn C-4 ARA “General Belgrano” y sus dos inseparables escoltas, los destructores clase "Allen M. Sumner" Tipo FRAM D-26 ARA "Bouchard" y D-29 ARA “Piedrabuena”, en aguas cercanas a Isla de los Estados (vemos una histórica foto del crucero en ese momento, tomada desde la ARA "Indómita", la número 18, que puede sea la última antes del hundimiento).
Si bien en algún momento los mandos navales analizaron la opción de destacarlas a las Islas Malvinas para hacer patrullajes en el Estrecho de San Carlos, se priorizó su reserva en Tierra del Fuego, como prevención a que las fuerzas armadas chilenas, que estaban movilizadas para intervenir en el conflicto en favor del Reino Unido, y que en Puerto Williams, exactamente frente a Ushuaia, desplegaban sus 4 lanchas torpederas Clase "Barceló" (PTF-80 ACH "Guacolda", PTF-81 ACH "Fresia", PTF-82 ACH "Quidora", y PTF-83 ACH "Tegualda", que las vemos en las fotos 28 al 30), suficientes por sí mismas con sus 8 cañones de 40 mm. y 16 torpedos de 533 mm. para devastar a la Agrupación Lanchas Rápidas de Armada Argentina, e incluso incursionar sobre la Base Naval Ushuaia, que durante la guerra fue lugar de amarre del crucero ARA "General Belgrano" y sus escoltas, y luego del hundimiento de éste, fue lugar de amarre para sus destructores escolta, los ARA "Bouchard" y ARA "Piedrabuena" (los vemos amarrados en Ushuaia, en plena guerra, en una breve escala reponiendo vituallas, en la foto 31), que durante el resto del conflicto operaron en las costas de Tierra del Fuego, ¡e incluso el primero rechazó en toda regla la única incursión aeronaval y anfibia británica contra objetivos argentinos en el continente que se intentó en la guerra! (que intentaban destruir a los cazabombarderos Super Étendard destacados en Río Grande. Ídem enlaces), quedando los buques amarrados a merced de cualquier incursión torpedera chilena

Ara 10

bien planificada, y siendo las lanchas ARA "Alakush" y ARA"Towwora", y las 4 lanchas Clase "Dabur" los principales medios preventivos (las vemos a las 6 embarcaciones operando juntasen la foto 19), debiendo las ARA "Intrépida" y ARA "Indómita" estar disponibles para una inmediata intervención en el Canal Beagle, por ello resultaba inviable desplazarlas a Malvinas. A su vez, para los defensores de la teoría de un posible desembarco británico en el Estrecho San Carlos, hasta que el mismo se dio era la opción menos viable por multiplicidad de factores, siendo el principal que ello prolongaría el conflicto (como efectivamente sucedió luego), y la Royal Navy tenía una limitada autonomía de combate, sin posibilidad de relevo alguno (al final debía terminar el conflicto antes del 21 de junio, ¡cosa que lograron gracias a una conspiración que el 18 de junio derrocó al presidente argentino, Teniente General Don Leopoldo Fortunato Galtieri, quien a pesar de la caída de Puerto Argentino el 14 de junio, deseaba continuar con la lucha, sabedor de la autonomía y daños producidos al enemigo. Ver enlaces), y el principal ataque se esperó siempre en Puerto Argentino pero procedente del mar, además, sin superioridad aérea puntual, imposible les iba a resultar a las 2 patrulleras TNC-45 operar en el Estrecho San Carlos sin ser destruidas, incluso antes de producirse el desembarco del 21 de junio, como de hecho le ocurrió a la patrullera GC-83 PNA "Río Iguazú" de la Prefectura Naval Argentina, destruida en un ataque aéreo de cazas Sea Harrier (aunque 1 fue abatido), o el transporte B-8 ARA "Isla de los Estados", destruido por unidades de la Royal Navy en el Estrecho San Carlos; circunstancias aún peores debían enfrentar en mar abierto frente a Puerto Argentino, para intentar rechazar las incursiones de cañoneo de la Royal Navy, donde no tenían posibilidades ciertas de sorprender con un ataque torpedero de modo frontal a unidades navales de combate que, desde ya, gozaban de superioridad aérea para actuar.
Tampoco fueron luego asignadas por el Comando de la Flota de Mar a la Fuerza de Tareas 79, que en aguas profundas del Mar Argentino entre los últimos días de abril y los primeros días de mayo, desarrolló diversas acciones de combate contra las unidades de la Royal Navy que, valiéndose de su mayor velocidad operativa, se limitaron a huir en busca de la cobertura que le podían brindar los 5 SSN (submarinos nucleares de ataque) desplegados en la Task Force, rehuyendo el combate en el único encuentro entre las Flotas de la Armada Argentina y la Royal Navy, desarrollado en las jornadas del 1 y 2 de mayo al noreste de Malvinas, fuera del radio de acción de la aviación argentina con base en el continente, que tuvo de protagonistas por el lado argentino al portaaviones ARA "25 de Mayo" con 8 cazabombarderos A-4Q Skyhawk como único medio aéreo de ataque, y escoltado sólo por los 2 destructores tipo 42 ARA "Hércules" y ARA "Santísima Trinidad", que en conjunto no podían dar más de 18 nudos debido a los problemas de maquinas del portaaviones argentino (lo que a su vez limitaba la capacidad de lanzamiento de los aviones por catapulta, ya que dependían de la velocidad combinada del viento y el buque para que ello tuviese lugar con la carga requerida según el alcance del objetivo a batir), y por el lado británico los portaaviones HMS "Hermes" y HMS "Invincible", con 24 cazas FRS-1 Sea Harrier y la escolta de entre 8 y 10 destructores y fragatas, y pudiendo dar un promedio de velocidad de 26 o 27 nudos, conociendo en todo momento la ubicación del portaaviones argentino que los perseguía, ¡se limitaron a huir!, manteniendo la distancia para evitar un ataque argentino.
Una acción muy recordada por los tripulantes de las lanchas fue cuando se les ordenó apagar el faro Año Nuevo, y una mala maniobra casi hace hundir a la ARA "Indómita" por proa, y milagrosamente se logró mantener el buque a flote.
En otro recuerdo no muy estimado por los tripulantes de las mismas, una mala maniobra de la ARA "Intrépida" en el Atlántico Sur, que por poco hace que el buque se pierda. Según informes, el Jefe de la Agrupación Lanchas rápidas, a bordo de dicha nave, fue apresado y relevado de su cargo por el entonces contralmirante Héctor Bonzo, comandante del crucero ARA "General Belgrano" y de la Fuerza Tareas 79.3.
Como acciones de combate, las lanchas rápidas fueron utilizadas en todo momento como escudos de ataques submarinos y de superficie británicos, siempre interponiéndose en el supuesto camino de proyectiles, y los buques mayores, los destructores y el crucero en los ejercicios llevados a cabo.
Ya cercanos a las inicio de los combates (que en Malvinas comenzaron el 1 de mayo), el grupo detectó un helicóptero no identificado, al cual se le apuntó con todas las armas disponibles, y al pedir autorización para disparar, se identificó al helicóptero como del Ejército Argentino.
Se había rumoreado que en poco tiempo serían enviadas a San Carlos para custodiar las bocas de entrada/salida del estrecho, siendo unidades efectivas, rápidas, y capaces de ser aprovisionadas fácilmente desde puestos argentinos cercanos, por ejemplo Darwin o Pradera del Ganso, pero al final se abortó dicha movilización, lo que como señalamos, dado los condicionantes operacionales que de inmediato se presentaron, podría haber sido algo catastrófico para ambas patrulleras operando sin cobertura aérea puntual.
Por cuestiones de autonomía no pudieron participar en la misión de ataque a la Task Force del Grupo de Tareas 79.3, luego de que zarpara de la Base Naval Ushuaia, conformado por el crucero ARA "General Belgrano" y los destructores ARA "Bouchard" y ARA "Piedrabuena", y que resultó fatal para el crucero argentino, cuando retornando de su ataque, tras hallar un mar vacío de buques británicos, que en ese momento operaban al noreste y el este de Malvinas, temiendo un ataque submarino que le era casi imposible neutralizar, fue hundido por el SSN HMS "Conqueror" (que también dañó al destructor ARA "Bouchard"), causando 323 muertes. En el momento que el crucero ARA "General Belgrano" fue atacado, ambas TNC-45, junto al buque tanque de YPF "Puerto Rosales" y el aviso ARA "Gurruchaga" permanecían muy alejados de los tres buques mayores, pero luego colaboraron en las tareas de busqueda y rescate de náufragos.
Resumiendo, el papel desempeñado en la Guerra de Malvinas por ambas patrulleras TNC-45, resultó vital tanto para desanimar cualquier aventurerismo chileno en la región, como para impermeabilizar ante cualquier incursión británica, las costas de la Isla Grande de Tierra del Fuego, que de hecho la única vez que el enemigo se animó a hacerlo, fueron rechazados por unidades de la Flota de Mar de la Armada Argentina, siendo por ello, y desde ya, que sus tripulantes son veteranos de guerra en toda regla, como muchos otros miles de argentinos, que participaron en el conflicto, no sólo en las operaciones de combate directa o indirectamente desde el continente, sino incluso poniendo freno a las ambiciones chilenas, que lejos de ser una traición obviamente respondían a (en enemigo no traiciona, y eramos enemigos entonces) sus intereses, que eran contrarios a los de Argentina, y una obvia amenaza para nuestro país, incidiendo directamente en el conflicto.
Obviamente, en 1982 la vida operativa de estas formidables embarcaciones apenas comenzaba, y de hecho hasta el día de hoy son el puntal ofensivo de la Agrupación Lanchas Rápidas, siempre operando desde la Base Naval Ushuaia, dónde cumple esencialmente navegaciones de adiestramiento, patrullaje y control de tránsito marítimo en la zona del Canal de Beagle, Estrecho de Le Maire e Isla de los Estados. De acuerdo al plan de instrucción se cumplen anualmente ejercitaciones en operaciones contra unidades de superficie y aéreas, y tiro contra objetivos de superficie terrestres en apoyo de la Infantería de Marina. Eventualmente han intervenido en misiones de búsqueda y rescate, como fue el caso del Learjet 35 (LV-TDF) de la Gobernación de Tierra del Fuego, que se estrelló sobre el mar el 15 de Mayo de 1984 produciendo la muerte de sus 12 ocupantes.

Otra actividad inusual fueron las acciones de vigilancia e inteligencia que cumplió la ARA ”Intrépida” desde la Isla de los Estados, entre el 5 y el 27 de Marzo de 1988 cuando la Armada Argentina, de manera combinada con la Fuerza Aérea llevó a cabo el denominado “Operativo Grifo” (ídem enlaces), empleando los aviones de inteligencia electrónica Lockheed L-188PF Electra Wave de la Escuadrilla Aeronaval de Exploración, y Boeing 707-302C VR.21 del V° Escuadrón de la I Brigada Aérea, en respuesta a las ejercitaciones británicas “Fire Focus” en la zona de las Islas Malvinas, siendo la ARA"Intrépida" el componente naval de recopilación de información electrónica, que volvió locos a los ingleses, los cuales no lograron realizar movimiento alguno sin estar bajo el atento escrutiño electrónico argentino, algo imposible hoy, con la desarticulación defensiva de las Fuerzas Armadas Argentinas realizado unilateralmente por propia voluntad de la apátrida y mafiosa dirigencia política argentina.
 

En 1990, se reformó la Agrupación Lanchas Rápidas, pasando a ser la Escuadrilla de Lanchas Rápidas debido a la reducción de medios disponibles, con las 2 TNC-45 y las 4 "Dabur", luego de perder gran parte de su poder de combate cuando las 2 "Higgins" causaron baja sin reemplazo alguno en el año 1984 a consecuencia de los innecesarios recortes presupuestarios realizados en el ámbito de la Defensa por la izquierdista administración Alfonsín, que al mismo tiempo de dar inicio al unilateral desarme argentino, también daba inicio a la imparable carrera de innecesario engrandecimiento y gasto del aparato político argentino, que creció desmesurada y criminalmente a lo largo de todas las gestiones de gobierno desde 1983 hasta hoy, absorviendo no sólo todos los recursos de la Defensa Nacional, sino también de la Salud, Educación, Seguridad..., hasta llegar al hoy degenerado y 1.000% sobredimensionado aparato político que Argentina posee ¡y consume hasta 20 veces más recursos que la Defensa!
En Febrero de 1995 la ARA ”Intrépida” se trasladó hacia Puerto Belgrano con el apoyo de la corbeta P-31 ARA "Drummond”, para ser sometida a trabajos en el Arsenal Naval Puerto Belgrano, comprendiendo la modificación más importantes la reforma del sistema de armas, siendo desmontado el montaje simple de cañón Breda Bofors Mod.350 de 40/70mm de popa, lugar donde instalaron 2 contenedores lanzadores de misiles antibuque Aerospatiale MM-38 Exocet (desmontados de los destructores Tipo FRAM ya desprogramados hacía años), y conservando el cañón de tiro rápido Oto Melara Compact 76/62 Mod. 30/II de 76/62 mm, 1 de los cañones Breda Bofors Mod.350 de 40/70 mm., 2 ametralladoras Brorwning M-2HB de 12,7x99 mm., y 2 tubos lanzatorpedos para torpedos AEG SST-4 de 533mm filoguiados, lo que aumentó significativamente su capacidad de combate, al concebir una capacidad cañonera-torpedera-misilera; recibiendo también tareas de mantenimiento general que incluyeron recorrida general de 2 de sus 4 motores MTU MD16 V538 TB90, el reemplazo de los otros 2 motores (se le instalaron 2 motores recorridos a nuevo retirados de la ARA "Indómita"), revisión de la parte mecánica, carenado completo de casco y trabajo de pintura con nuevo esquema de color "gris horizonte" y colocación de indicativo en blanco.
A su vez, la ARA "Indómita" inició un largo, tortuoso y vergonzoso derrotero de modernización y casi una década de duración, en dónde se intentó convertirla de su función primaria de ataque, en una unidad de apoyo multipropósito, reduciendo aún más la capacidad de combate de la Agrupación Lanchas Rápidas, en tal sentido, de forma tan exasperantemente lenta, debido a la miserable asignación de recursos (cuando a cuentagotas se asignaba algo; ¡siempre mientras el festín Político seguía impune, Y CRECIENDO!) se implementaron variaciones de importancia en sus sistemas embarcados, en principio desmontando todo su armamento principal (cañones y tubos lanzatorpedos), variando su aptitud operativa que pasó del de lancha rápida de ataque cañonero-torpedero, a lancha patrullera multipropósito, para, finalmente, durante la administración Macri, en una sabia decisión reintegrársele parte de su armamento y recuperar así algo de poder de fuego con su pieza de 76/62 mm., 1 de 40/70 mm., y las 2 ametralladoras de 12,7x99 mm., y siendo hoy destinada a misiones que van desde acciones de patrullaje en la ZEE y aguas territoriales a búsqueda y rescate (SAR), abastecimiento, infiltración de fuerzas especiales, y obviamente instrucción.

Estas modificaciones abarcaron, en un principio, el reemplazo de toda su planta propulsora y de generación de energía, siendo sustituidos sus 4 motores MTU MD16 V538 TB90 diésel de 12.000 HP de potencia total por 4 motores Volvo Penta D34MT diésel de 4.668 HP de potencia combinada, y cambio de generadores, lo que redujo la velocidad máxima de 38 nudos a una de sólo 22 nudos, pero duplicando su autonomía hasta alcanzar casi las 5.556 kms.; también comprendió el reemplazo de los radares originales de control de tiro Signaal WM22 y de navegación y búsqueda en superficie Decca 626 por el nuevo sistema giroestabilizado SEON (Sistema Estabilizado de Observación Naval. Ídem enlaces) de origen nacional desarrollado por CITEDEF (Instituto de Investigaciones Científicas y Técnicas para la Defensa), con visión 360º y un alcance de 12 kms., compuesto por dos cámaras (una color HD y otra IR), telémetro láser y sistema de adquisición de blancos y control de tiro; además de la incorporación de un radar banda X (no especificado) y el sistema AIS (Automatic Identification System, Sistema de Identificación Automática), pero que hasta ahora no se ha visto operativo en la unidad a pesar de haber superado satisfactoriamente todos los ensayos; también se agregó una grúa articulada para tareas de recuperación del bote semirrígido de dotación, además de carga y descarga general, se rediseñó el layout en cubierta inferior para mejorar la habitabilidad del personal femenino embarcado, se realizó la incorporación en el puente de consolas para el Sistema de Comando, Control y Asesoramiento Táctico MINIACCO desarrollado por el Servicio de Análisis Operativos, Armas y Guerra Electrónica de la Armada (SIAG) de la Armada Argentina, además de recibir una recorrida general y reparación, que incluyeron el reemplazo de varias placas de chapa naval del casco, la remoción y reemplazo de los 4 ejes de la planta motriz, el recambio de cables y componentes fuera de servicio, y trabajos de pintura general.
 

En las modificaciones recibidas por ambos buques, es de destacar la coloración recibida, que contrariando la de gran efectividad utilizada desde 1977, hoy a simple vista delata la posición de los navíos, algo inexplicable, sobre todo porque siguen asignados al mismo teatro operativo, con las mismas misiones, a las cuales incluso se les concede hoy mayor importancia a las operaciones especiales, que requieren mayor discreción en operaciones litorales y nocturnidad, donde el esquema mimético que poseían las TNC-45 era el ideal, que tan efectivo resultó durante décadas.                                                                                                                               

Para finalizar, un hecho curioso que hoy advertimos, es que las unidades de la Agrupación Lanchas Rápidas de la Armada Argentina hoy operativas, o sea las patrulleras TNC-45 y las lanchas de asalto "Dabur", todas ellas adquiridas en los años 70s con vista, principalmente, a enfrentar a la Armada de Chile, circunstancia que jamás se dio gracias a la buena gestión de los dos Presidentes de facto en ejercicio en ambos países por aquellas fechas, desde hace veinte años fraternalmente ejecutan ejercicios conjuntos, algo impensado en 1978 o 1982, y que hoy ha sido superado, y de un modo natural, que debería servir para combinar esfuerzos y garantizar la defensa de este rincón del hemisferio, ambicionado por poderes extracontinentales (el Reino Unido y China), sea en un futuro libre de corruptas y apátridas lacras políticas, imperbealizado para que las futuras generaciones de argentinos y chilenos, no sufran la angustia de una posible guerra, sobre todo generada por intereses extrahemisféricos.                                                                                                                 

Hoy, la Agrupación Lanchas Rápidas carece de medios suficientes para garantizar una mínima defensa de su área de responsabilidad, con un poder de fuego disminuido, material totalmente obsoleto, y lo peor de todo, sin la menor proyección ni al corto ni al mediano plazo de que el material operativo se vaya a reforzar, ni siquiera reemplazar, a pesar de la urgente necesidad de reconstruir toda la unidad de combate con por lo menos 4 lanchas patrulleras cañoneras-misileras y 6 lanchas de asalto artilladas de nueva generación, además de la obvia necesidad de desplegar en forma permanente al Área Naval Austral un aviso para tareas multipropósito, y por lo menos 2 patrulleros de alta mar portahélicopteros, de modo tal de poder proyectar el poder naval argentino en salvaguarda de los soberanos recursos, y la vida en el mar, en una tarea que son de exclusiva responsabilidad de la Armada Argentina, y hoy se ve amenazada no sólo por el enemigo británico ilegalmente afincado por la fuerza en territorio argentino, sino también por el enemigo chino, el más amenazante imperio totalitario hoy en expansión, que atraviesa medio planeta para llegar hasta el Mar Argentino a depredar nuestros recursos, ante la absoluta impotencia de las autoridades argentinas, generada por mano y obra de la apátrida y corrompida dirigencia política argentina (la cual ¡hasta permitió instalar una base militar china, con soberanía propia, en territorio argentino!), que desde 1983 a hoy gobierna sólo para sus personales y/o partidistas intereses, o para el enemigo supranacional, pero siempre en detrimento de la Nación Argentina.

CARACTERÍSTICAS TÉCNICAS TNC-45 CLASE "INTRÉPIDA".

 

 

Unidades: 2; P-85 ARA"Intrépida", y P-86 ARA "Indómita".
Año: 1974.
Tipo: Lancha rápida cañonera multipropósito P-86; y cañonera-torpedera-misilística la P-85.
Origen: Bremen - Vegesack, Alemania.
Astilleros: Lürssen Werft.
Eslora: 44,9 mts. (en flotación 42,4 mts.).
Manga: 7,4 mts.
Puntal: 3,96 mts.
Calado: 2,4 mts.
Desplazamiento a plena carga: Vacío 212 tns., standard 240 tns., a plena carga 268 tns.
Tripulantes: 39.
Planta de poder: 4 motores diesel MTU MD16V 538 TB90 diesel de 14.400 HP de potencia combinada, que accionan 4 ejes con hélices de paso fijo en la P-85; 4 motores Volvo Penta D34MT diesel de 4.668 HP de potencia combinada que accionan 4 ejes con hélices de paso fijo en la P-86.
Velocidad Máxima: 37.8 nudos en la P-85, 22 nudos en la P-86.
Autonomía: 3.149 kms. a 16 nudos en la P-85; 5.556 kms. a 16 nudos en la P-86.
Armamento: 1 cañon de tiro rápido OTO Melara Compact 76/62 Mod. 30/II de 76/62 mm (16 kms. de alcance en tiro de superficie, y 12 kms. de alcance en tiro antiaéreo), 1 cañón Breda Bofors 40/70 Mod.350 de 40/70 mm (12 kms. alcance de superficie, y 4 kms. antiaéreo), 2 lanzacohetes múltiples Oerlikon de 81 mm para cohetes iluminantes o 2 ametralladoras Browning M-2HB de 12,7x99 mm., 2 tubos lanzatorpedos para torpedos AEG SST-4 de 533 mm. filoguiados con un alcance de 28 kms. antisuperficie, 2 lanzamisiles Aerospatiale MM-38 Exocet antibuques de 42 kms. de alcance en la P-85; 1 cañon de tiro rápido OTO Melara Compact 76/62 Mod. 30/II de 76/62 mm, 1 cañón Breda Bofors 40/70 Mod.350 de 40/70 mm,, y 2 ametralladoras Browning M-2HB de 12,7x99 mm. en la P-86.
Control de armas: Radar de control de tiro Hollandse Signaalapparaten WM22 para cañones y WM11 para torpedos filoguiados; Sistema de guerra electrónica ECM Cultas; Radar de Búsqueda Superficie y navegación Decca 626, en la P-85; Sistema de Mando y Control MINIACCO, y Sistema de observación y puntería IR/LLTV CITEFA SEON en la P-86.

 

 

 

 



COMPARTIR:
Notas Relacionadas
Comentarios:
Aun no hay comentarios, s�� el primero en escribir uno!
Escribir un comentario »








LO MAS LEIDO DEL MES

 
Argentina 2020 . . .
Recordamos a un Verdadero Grande . . .
La agroindustria cervecera se consolida . . .
El Ejército Argentino comenzó . . .
CONICET
 

RadiosNet