Martes 4 de Agosto de 2020

Hoy es Martes 4 de Agosto de 2020 y son las 22:58 Tomemos Conciencia. "No me preocupan los corruptos y ladrones." Me preocupa todo un pueblo que mira con indiferencia el comportamiento mafioso.

  • 20º
  • Despejado

30 de julio de 2020

LA CARNE VACUNA EN LA POST PANDEMIA DEL COVID -19 . . .

LA MIRADA ARGENTINA . . .I.P.C.V.A.
Por : Bernardo Gonçalves Borrega. Corresponsal en Casa de Gobierno.

Les adjuntamos dos informes de la primera jornada del Seminario Internacional del IPCVA, “El desafío de la carne vacuna en el mundo post COVID-19” que se llevó a cabo hoy con la participación de destacados especialistas.

Por un lado, “La mirada argentina de la post pandemia” (Ulises Forte, Luis Basterra, Germán Manzano, Juan José Grigera Naón) y, por otro, “China y los mercados asiáticos, locomotoras del crecimiento” (Joel Haggard, Michelle Hu y Sergio Rey (IPCVA).

La visión de los productores, los industriales y los funcionarios argentinos fue uno de los ejes en la primera jornada del seminario internacional que organiza el Instituto de Promoción de la Carne Vacuna Argentina (IPCVA) con especialistas de todo el mundo.

 

El IPCVA se encuentra realizando el primer seminario internacional en el que se analiza la producción y la comercialización de carne vacuna a nivel global durante y después del impacto de la pandemia de Covid-19. En ese marco, durante la primera jornada, que contó con la participación de especialistas nacionales e internacionales,la mirada argentina fue uno de los ejes principales.

La apertura de este encuentro internacional estuvo a cargo de Ulises Forte, Presidente del Instituto, y Luis Basterra, Ministro de Agricultura de la Nación, quienes se refirieron a la producción de carne en el país.

“Todos sabemos que la cadena de ganados en carne argentina estuvo a la altura de las circunstancias durante la cuarentena, pero creo que tenemos que empezar a discutir cómo será el consumo y el comercio de las carnes en el nuevo mundo”, dijo Ulises Forte. “Tenemos que enfrentar los nuevos desafíos y estamos preparados porque sabemos que la carne argentina es muy buena, de una altísima calidad”, agregó.

“Y como siempre decimos, no todo es Estado, no todo es público, no todo es privado, no todo es mercado: hay que empezar a congeniar entre el sector público y el privado para trabajar conjuntamente por el bien común”, concluyó.

Por su parte, Basterra aseguró que “desde el sector de la producción de carne desde un primer momento entendimos que la pandemia tenía que ser abordada entre todos, en conjunto, poniendo lineamientos generales que nos permitan llevar adelante una actividad esencial preservando la vida”.

“El abastecimiento de nuestro mercado interno para garantizar el acceso a un alimento sano, inocuo y de calidad y sostener la cadena de comercialización externa para la generación de divisas fueron los objetivos que nos planteamos como sistema”, agregó.

De acuerdo a Basterra, la carne vacuna logró mantener su nivel de producción e incluso incrementarse en plena pandemia y “la región se presenta ante el mundo como un espacio privilegiado para la producción de carnes y granos, un entramado único que nos posiciona como un lugar estratégico de desarrollo de sector que deberemos saber aprovechar”.

Sobre el mercado chino, el ministro destacó que “ante la aparición de nuevos casos de covid 19 en Beijing en junio de este año comenzó a instrumentarse una serie de medidas de control adicional y testeo sobre las importaciones de alimentos con cadena de frío” y que esa situación “no ha logrado mermar la demanda de importaciones de carne por parte de China”.

“Es auspicioso para nuestro país, para la generación de divisas y para poder sostener nuestro sistema cómo se viene recuperando esta demanda. Tenemos que ajustarnos a los estándares que esta nueva situación nos demanda”, agregó.

En el cierre de su ponencia, el ministro concluyó que “desde el sistema de comercio exterior, nuestra cancillería, desde el ministerio de transporte, desde el área relacionada a puertos, a aduanas, estamos todos compenetrados para que los productores puedan seguir produciendo, los frigoríficos sigan transformando esta producción en carnes y en alimentos y que pueda seguir comercializándose”.

 

El plan estratégico de la industria

 

La visión de la industria frigorífica argentina fue expuesta por Germán Manzano (Socio Gerente en Cofrigo SRL), que aseguró que “la promoción de una dieta equilibrada y también de la sostenibilidad agroambiental son aspectos a tener en cuenta en el desarrollo de nuestro esquema de plan estratégico”, aunque reconoció que “la promoción de los vegetales, el reemplazo de las carnes, una campaña despiadada con datos parciales y sesgados contra la ganadería vacuna sin duda van a impactar también, así como la difusión de esa carne artificial que se producirá en laboratorio”.

En cuanto a las proyecciones para la post pandemia, Manzano señaló que “la Argentina pasaría de los 45 millones de habitantes actuales a unos 49 millones para 2030, lo que tendrá impacto en el consumo interno; eso agregaría unas 200.000 toneladas al nivel de consumo per cápita actual, y al momento de proyectar los destinos posibles de nuestras carnes y la participación de cada especie en nuestra dieta será parte de la cuenta”.

“De tal modo–continuó- que proyectar para la década un aumento paulatino de 1 millón de tonelada de carne con hueso, agregados a la faena histórica promedio de 3 millones de toneladas, es una estimación razonablemente sustentable, de igual modo que la faena de novillitos y vaquillonas más pesados permitirá integrar consumo exportación atendiendo la demanda de mercado interno y exportando algunos otros cortes logrando la mejor integración posible”.

Según el especialista, la recría sobre campos naturales mejorados y la suplementación estratégica permitirán optimizar los resultados, asegurando el sabor y el rendimiento sin perder terneza.

“Me parece razonable movernos dentro de este rango de un crecimiento posible de 1 millón de toneladas y si le restamos a esa estimación las 200 mil toneladas que absorbería el mercado interno nos quedarán 80000 toneladas equivalentes con hueso que representaría duplicar las exportaciones del año record 2019”, aseguró.“Para trabajar con esa estrategia competitiva, para toda la industria y la cadena, deberíamos optar por movernos entre competitividad y diferenciación”.

Según Manzano, existen dos escenarios bien diferenciados. Por un lado, el sector de commodities, donde el liderazgo está a cargo de India y Brasil fundamentalmente, y el de los cortes especiales o premium, en donde se destacan Estados Unidos, Australia yla Argentina.

“Esa combinación de estrategias entre volumen en mercado de commodities y calidad en mercados nuevos que nos van a obligar a un gran esfuerzo de promoción y negociación para para poder acceder a ellos”, aseguró.

“Entonces, si consideramos cuál es la integración ideal de la media res destinando cada corte al mercado que más paga, ya sea por tradición, que la tenemos que mantener, o poder adquisitivo que son esos mercados que debemos conquistar, tendremos que tener en cuenta que lograr la apertura de mercados de alto poder adquisitivo es posible a partir de la calidad y sanidad del rodeo argentino pero que superar barreras arancelarias y sanitarias requiere de largas negociaciones, de todas maneras es posible esto, Japón ya importa carnes, es decir, producidas en nuestra Patagonia”, dijo.

Para Manzano, la conclusión más evidente es que la Argentina tendrá que integrar la media res, destinando cada corte al mercado que mejor lo paga.

No obstante, el especialista remarcó que “hay otros objetivos que tienen prioridad, que son aquellos mercados de cercanía como Chile, Perú, Colombia, y donde hemos perdido presencia y la tenemos que reconquistar y al mismo tiempo fortalecer la presencia en Alemania, Holanda y si la cuota adicional del Tratado de Unión Europea–Mercosur se consolida, tendremos allí un motivo suficiente para hacer el esfuerzo y al mismo tiempo quizás podamos recuperar un espacio perdido en Inglaterra”.

Sobre el impacto de las post pandemia, Manzano aseguró que otros aspectos impactarán sobre la actividad, como por ejemplo el traslado de una parte del rodeo hacia nuevas zonas de producción, las crecientes dificultades para el ingreso de animales vivos a las ciudades,  lo que “obligará a relocalizar algunas  plantas probablemente y al mismo tiempo las nuevas que seguramente se han de localizar en la zonas de producción”.

“La trazabilidad de la materia prima, de los productos terminados, garantiza la inocuidad y la protección de consumidores y de trabajadores y la escala de los frigoríficos y la tecnificación se va a ir dando sola porque el propio sistema genera una necesidad, primero de garantizar la supervivencia de la empresa y luego el crecimiento”, concluyó.

El cierre de la primera jornada del seminario internacional estuvo a cargo de Juan José GrigeraNaón (Consejero del IPCVA), quien sostuvo que “somos conscientes que existen otras circunstancias, tal vez con efectos más prolongados, como ser inocuidad, impacto ambiental, bienestar animal entre otros que fácilmente se pueden transformar en barreras para arancelarias al comercio internacional y al acceso a mercados, si ya no los son en algunos casos” y que también “son motivo de preocupación y acción permanente por parte del Instituto de Promoción de la Carne Vacuna Argentina”.   Gacetilla 2.

China y los mercados asiáticos, las locomotoras del comercio de carne vacuna en la post pandemia

 Los analistas del seminario “La carne vacuna en la post pandemia del Covid-19”, organizado por el IPCVA, coincidieron en señalar que las oportunidades de crecimiento están en Asia.

 En el marco del seminario internacional que lleva adelante el Instituto de Promoción de la Carne Vacuna Argentina (IPCVA), el mercado asiático tuvo un destacado lugar, con ponencias de Joel Haggard (Vicepresidente región Asia Pacífico de la US Meat Export Federation), Michelle Hu (China Meat Association), y Sergio Rey (IPCVA).

En primer lugar disertó Haggard y se refirió al crecimiento sostenido del mercado chino, muy incentivado en los últimos dos años por la peste porcina africana, y que es abastecido mayormente por importaciones de distintos países.

“Desde la perspectiva de EE.UU., China es un mercado muy atractivo, pero realmente no es uno de nuestros principales destinos de exportación como lo es para la Argentina, Uruguay, Brasil y Australia”, comentó. “Además –explicó-, todo el mundo es consciente de que la relación entre China y los EUA es muy frágil en este momento, es posible que nuestro comercio se vea perturbado por un mayor deterioro de la relación comercial”.

Según el especialista, “el Banco Mundial y el FMI hicieron pronósticos sobre cómo se desempeñarán las economías asiáticas este año, eran pronósticos bastante terribles, y esos pronósticos en realidad están empeorando, excepto en algunas áreas, y China es una de ellas”.

“La otra economía grande de Asia que le va bien en este momento es Vietnam, de todas estas economías que fueron cerradas a los viajes internacionales, Vietnam y algunas de las economías más pequeñas del Delta del río Mekong, Laos y Camboya, probablemente se desempeñarán positivamente este año”, agregó.

No obstante, según sus palabras, “las importaciones asiáticas de carne vacuna se han mantenido relativamente estables durante la primera ola de esta pandemia.  Por supuesto, en China las importaciones están siendo impulsadas por la peste porcina africana, aunque los restaurantes estuvieron totalmente cerrados de seis a ocho semanas y siguen sufriendo, las importaciones de carne vacuna están creciendo”.

“Para Argentina, Uruguay y Brasil, China es su gran mercado, pero para los Estados Unidos sólo representa el uno por ciento de nuestras exportaciones en lo que va de año, aunque está creciendo, China es un mercado muy nuevo para nosotros mientras que por ejemplo Japón y Corea representan el 48% del valor de las exportaciones totales de carne vacuna de Estados Unidos, que cada año ascienden a unos ocho mil millones de dólares”, graficó.

Por otra parte, analizó que la venta de cortes como costilla, aguja o asado de tira con hueso –para su cocción en “hotpot” y barbacoas, está creciendo en todo Oriente y esas tendencias de consumo también se están desarrollando en China.

“Las importaciones de carne vacuna en China van a aumentar, ya están cerca de un millón de toneladas para enero- junio; están subiendo extremadamente rápido, pueden ver los números de Argentina, pueden ver que sus exportaciones han aumentado en un 50%, Brasil ha subido, Australia, todo el mundo está subiendo en China”, aseguró y luego se preguntó: “¿las importaciones de carne vacuna alcanzarán los dos millones de toneladas este año, lo que sería el doble que en 2019?” Eso está por verse, pero el crecimiento será notable.

“Los chinos están aprendiendo muy rápido, viendo a Japón, Corea y Taiwán cómo comercializar la carne vacuna y esto está llevando al consumidor a consumir más carne vacuna porque se ve más atractiva”, sostuvo.

Por último, Haggard se refirió al crecimiento del comercio electrónico en China, incentivado aún más por la pandemia, y recomendó a los exportadores argentinos tener más presencia y más volumen en ese canal de venta. “Necesitan enviar más, necesitan poner más carne argentina en los canales de comercio electrónico”, dijo y explicó que “estos canales de comercio electrónico están creciendo muy rápido, las estimaciones para este año debido al brote de virus, las ventas de alimentos frescos en línea crecerán más del 60%”.

“Así que este es un canal que es muy pequeño pero está creciendo rápidamente y si buscan expandir los canales de distribución de su producto, por favor, miren el comercio electrónico”, recomendó al finalizar.

 La visión China.

 En segundo término, Michelle Hu aseguró que si bien las importaciones de carne del gigante asiático se retrajeron levemente ante la pandemia de Covid-19, el volumen de comercialización comenzó a recomponerse y aumentar en los últimos tres meses en forma gradual.

“Se prevé que el volumen de las importaciones supere los 15.000 millones de dólares estadounidenses, más del doble que en el mismo período del año pasado”, aseguró y dijo que el aumento interanual de carne vacuna es del 43% en lo que va del año.

“En el segundo semestre se espera que factores como la mejora de la situación epidémica y la caída de los precios de la carne hagan que se recupere el consumo”, agregó y puntualizó que “el consumo de carne de cerdo disminuyó, el de carne vacuna y ovina aumentó ligeramente y el consumo de carne de ave aumentó sustancialmente”.

Además, la especialista señaló que “debido problemas técnicos que incluye el crecimiento del ganado vacuno y ovino y la alta tasa de conversión de los alimentos, es probable que la oferta de carne vacuna y ovina aumente significativamente en poco tiempo”.

“La proporción de carne refrigerada en el consumo de carne está aumentando considerablemente: la carne refrigerada es de gran importancia para mejorar la calidad de vida de la gente y la seguridad alimentaria”, remarcó, haciendo referencia a que, hasta hace algún tiempo, la carne congelada era la más demandada en China.

“El potencial de desarrollo del mercado es muy grande y se prevé que la carne refrigerada se convierta en la principal corriente de consumo de carne cruda en China”, sostuvo.

Por otra parte, refiriéndose a los canales de venta, Hu aseguró que el consumo en online ha aumentado significativamente mientras que por la pandemia cayó el consumo de catering y restaurantes.

“El crecimiento de la población también impulsará el aumento del consumo de carne vacuna y ovina. La demanda de los consumidores de alimentos de calidad, carne vacuna y ovina seguirá aumentando. Por lo tanto, la compra de carne vacuna y ovina con certificación de calidad y marca se convertirán en una tendencia de consumo en el futuro”, sentenció.

Para Hu, la demanda de los consumidores en China hará que los productores locales de carne presten más atención a la inocuidad en el envasado y al sistema de cadena de frio para mejorar la calidad.

“La carne importada de alta calidad y cada vez más diversificada, ofrece más opciones a los consumidores chinos. Todavía hay un gran potencial para la importación de carne en el futuro”, concluyó.

 La promoción argentina .

Por último, Sergio Rey (Jefe de Promoción Interna del IPCVA) presentó las distintas acciones de promoción, publicidad y marketing que lleva a cabo el Instituto hace más de dos años en China, propiciando el notable crecimiento de las exportaciones.

“A diferencia de las herramientas de comunicación que utilizamos tradicionalmente en nuestros mercados más vinculadas a publicidad en medios periodísticos, en la televisión, en la radio o cartelería en la vía pública, en China la comunicación se realiza principalmente a través de los medios online”, comentó, un mercado en el que existen “más de 3,5 millones de aplicaciones para celular y hay un total de 800 millones de usuarios únicos”.

“Si vemos como se realiza la comercialización en China, notamos que al igual que en otros países de Asia hay un uso muy extensivo de internet para realizar las compras, utilizando canales de e-commerce o aplicaciones para los celulares: más del 90% de los consumidores en China prefieren hacer las compras on line en vez de utilizar los comercios tradicionales”, dijo y agregó que esta tendencia se intensificó ante la pandemia de Covid-19.

“Es en este contexto –continuó- que el IPCVA desarrolla hace ya dos años aproximadamente distintas campañas de promoción para la carne argentina que han utilizado principalmente los canales online, es decir utilizaron distintas herramientas de marketing digital para hacer llegar a los consumidores tratando de alcanzar el mayor nivel de exposición de la marca Carne Argentina”.

“Y obviamente también incluimos en estas actividades las acciones de promoción offline es decir, distintos eventos, tanto eventos realizados por el Instituto, jornadas de capacitación con importadores y la participación de las empresas argentinas en el marco del pabellón del Argentine Beef en las dos ferias más grandes de alimentos que se realizan en China: la Sial de Shanghái y la Feria de Importadores que se realiza noviembre”, explicó.

De acuerdo a la exposición de Rey, ante la irrupción de la pandemia de Covid-19, la comunicación del IPCVA buscó que las campañas online generaran empatía entre los consumidores ante el momento crítico y fue así como se desarrollaron distintas líneas de mensajes para el año nuevo chino o el día de la madre.

“En este momento estamos continuando con las acciones de promoción, desarrollando dos shows en vivo con un plan de ventas en e-commerce”, comentó, “Van a ser dos eventos que se realizarán en el mes de agosto, nuevamente con la participación del chef Jones (un gastronómico e influencer local) y convenios con plataformas de comercialización de carne”, finalizó.

 Europa y Estados Unidos

Durante la primera jornada del seminario también disertaron KatelynMcCullock (directora del Livestock Marketing Information Center de EE.UU., que se refirió a la situación actual de Estados Unidos, y KarstenMaier (Secretario General de la Asociación de Importadores de Carne de la U.E.), que analizó la situación de Europa.

La disertación de Katelyn McCullock está disponible en https://youtu.be/tUBHYZ5ivSw

Para ver la disertación de Karsten Maier está disponible en https://youtu.be/XTEgCzZsvTI

COMPARTIR:

Notas Relacionadas

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »