Martes 27 de Octubre de 2020

Hoy es Martes 27 de Octubre de 2020 y son las 07:04 Tomemos Conciencia. "No me preocupan los corruptos y ladrones." Me preocupa todo un pueblo que mira con indiferencia el comportamiento mafioso.

  • 8.9º
  • Soleado

8.9°

EL CLIMA EN TIGRE

6 de agosto de 2020

EL CAMPO CELEBRA . . .

A LOS INGENIEROS AGRÓNOMOS .

                                                                             

  6 de agosto Día del Ingeniero Agrónomo: 

Los desafíos de una profesión que apuesta al desarrollo sustentable . 

En un 6 de agosto de 1883 comenzaron a dictarse, por primera vez en Argentina, los estudios superiores agrícolas y veterinarios, en el Instituto “Santa Catalina” de Lomas de Zamora (Buenos Aires). Este Instituto, creado durante el gobierno provincial de Dardo Rocha mediante Ley 1424/81, se trasladó a la ciudad de La Plata en 1890, ya como Facultad de Agronomía y Veterinaria. Fue en el Santa Catalina donde egresaron los primeros diez Ingenieros Agrónomos en 1887. Por todo esto se conmemora en todo el país el día de estos profesionales que tanto colaboran con el desarrollo de uno de los sectores productivos más importantes del país. 

Han pasado casi 140 años de esos primeros pasos y hoy el perfil profesional de los ingenieros agrónomos se ha vuelto cada vez más especializado, incorporando la aplicación de las Buenas Prácticas Agrícolas y avanzando hacia un desarrollo productivo cada vez más sustentable y sostenible, de la mano de los adelantos tecnológicos. 

En lo que sigue les ofrecemos un panorama de los cambios en la profesión en la voz de sus protagonistas, los ingenieros agrónomos Marlon Pardo (Necochea, Buenos Aires) y Marcos González (Villa Mercedes, San Luis) asesores de Síntesis Biológica.  

La profesión a través del tiempo: rompiendo paradigmas  

Los especialistas coinciden en que la práctica profesional ha ido evolucionando, en especial con la incorporación de la tecnología pero por sobre todo con una mayor conciencia ambiental en los procesos productivos. “Cuando uno se forma, sale de la casa de estudios con un determinado paradigma de la agricultura. A nosotros nos tocó la etapa de los cultivos RR,  veníamos del glifosato, atrazina, agroquímicos, fertilizantes sintéticos, hemos profesado y ejercido de esa manera. Pero los paradigmas están para romperse y ahora hemos entrado en una era donde lo biológico ha venido para quedarse”, reflexiona el Ing. Ag. Marcos González. 

En sintonía, el Ing. Ag. Marlon Pardo asegura: “La experiencia que tengo trabajando en dos países, pues soy colombiano, me indica que nuestra labor se ha modificado en vista de los problemas que acarrea el mal manejo de los recursos y la falta de optimización de los procesos o de determinadas herramientas. Eso nos ha llevado a tomar la opción de concientizar al productor y ayudarlo en su camino hacia una producción más natural y saludable. 

Pero lejos de ver una rivalidad entre sintéticos y biológicos en la producciónel Ing. Ag. González expresa: “Considero que lo que veremos será un mix, donde uno potencia al otro aumentando la eficiencia, que es el gran problema del agro argentino, tanto en la parte agrícola como en la pecuaria”.  

Y agrega: “Acá en Villa Mercedes, en San Luis, o en localidades del sur de Córdoba como Villa Valeria, Villa Huidobro, Huinca Renancó, incluso en Mendoza, la agricultura es extrema: por la aridez, por los pulsos de calor, por la distribución a nivel anual de las lluvias. Nosotros hemos podido observar cómo el incorporar bacterias, microorganismos, ha potenciado los cultivos. Nos encontramos con maíces que rindieron lo mismo, tanto utilizando una gran dosis de fertilizantes sintéticos como recurriendo solamente a lo biológico. 

Buenas prácticas y desarrollo sustentable, los nuevos desafíos 

Otro punto en común para ambos profesionales radica en los objetivos a ser alcanzados: ambos entienden que hoy estos van mucho más allá de la mera obtención de eficiencia económica. Acciones como la mencionada incorporación de lo biológico en los procesos de producción, resultan también una clara apuesta por consolidar prácticas que prioricen la conservación del medio ambiente y la sustentabilidad. Como advierte el Ing. Ag. Marcos González: “Los microorganismos ayudan a potenciar aquello que está presente en el suelo y a mejorar los cultivos de una manera más natural, más sinérgica en el agroecosistema. Y ello conlleva un mayor cuidado del planeta, de la tierra, de las especies”. 

El Ing. Agr. Marlon Pardo, por su parte, declara al respecto: "Hoy como profesionales debemos incorporar a nuestra agenda, a nuestro día a día, buenas prácticas agrícolas y acciones que apunten al desarrollo sostenible. Tenemos la oportunidad de ofrecerle al campo una gran cantidad de alternativas, asegurando una producción sostenida en el tiempo, de una manera más sana y con la garantía de que podamos darle el alimento a todas las personas que habitan en el mundo”. 

En coincidencia y para finalizar, el Ing. Ag. Marcos González indica: “Existe un mito que proclama que si no producimos mediante el sistema tradicional de los últimos treinta, cuarenta años, no podemos producir alimentos. Eso es mentira. Se puede producir alimentos sanamente, se puede producir cuidando el suelo, sin generar una contaminación extrema. Porque el hombre cuando interfiere en el ambiente siempre produce un impacto, lo que debemos hacer es trabajar para minimizarlo y dejar que el resto de los habitantes del agroecosistema haga su papel.” 

COMPARTIR:

Notas Relacionadas

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »