Martes 1 de Diciembre de 2020

Hoy es Martes 1 de Diciembre de 2020 y son las 03:13 Tomemos Conciencia. "No me preocupan los corruptos y ladrones." Me preocupa todo un pueblo que mira con indiferencia el comportamiento mafioso.

  • 17.7º
  • Mayormente despejado

17.7°

EL CLIMA EN TIGRE

20 de octubre de 2020

RETROCESO DE LA SOBERANÍA ARGENTINA . . .

En declaraciones radiales, el ministro de Seguridad Agustín Rossi indicó que a raíz de la situación de la pandemia se suspenden las actividades tradicionales de Argentina en la Antártida.

                        Portada

"Esta Fotografia pertenece a la Base Esperanza, del Ejercito Argentino.                                 

Tengo como editor, tengo el alto honor de comunicarme con la Base desde 1999, y mantener contacto fluido con las distintas dotaciones que a lo largo de los años, ocuparon con dedicacion, vocacion de servicio y patriotismo ese lugar, donde, como en nigun otro flamea con tanto orgullo nuestra Enseña Nacional.                                                   

Y cerrar la escuela, que falten las voces de los niños y sus madres es inadmisible.             La Soberania Nacional,no se puede poner en dudas despues de ciento dieciseis años sembrados de hazañas, de actos heroicos, de pruebas  de valor que exceden los simples actos."

 El Gobierno nacional vuelve a arremeter contra las FFAA de nuestro país, en este caso, cortando directamente las políticas públicas sostenidas a largo plazo en torno a un objetivo común, la Antártida Argentina y su soberanía.

En coherencia con la idea de avanzar sobre las FFAA, al proyecto de avanzar con el control de los Liceos Militares y que los alumnos no puedan ni manejar armas ni ser reservistas ante el vacío legal existente, se le suma el cierre de la única escuela Antártica del mundo y que el personal militar y científico no pueda estar con su familia conviviendo, sino aislados durante la duración de la campaña.  

Pero, ¿qué es la Campaña Antártica? ¿Por qué se habla de soberanía argentina? Básicamente, se trata del relevo del personal y del mantenimiento de las bases Argentinas.                                           

Para entender mejor esto, es importante conocer todos los antecedentes.

Oficialmente, desde 1815 hubo avistamientos y expediciones argentinas a la costa del continente Antártico, aunque se sospecha que los balleneros de esa época conocían el lugar y mantenían la información de forma hermética para evitar la competencia de otros. En 1879 con la creación del Instituto Geográfico Argentino se pondría como objetivo el territorio ycon la primer presidencia de Roca, en 1880 se apoya la exploración científica del mismo.

No obstante, recién iniciado el Siglo XX empieza a tomar forma la cuestión antártica: en 1900 la designación de un faro en la Isla de los Estados, próximo a Tierra del Fuego, para avanzar en dirección al Sur. En 1903 la Corbeta ARA Uruguay rescata a dos expedicionarios, un sueco y un argentino, y a partir del 22 de febrero de 1904 la Argentina comienza a habitar la Antártida al comprar la estación meteorológica en la Isla Laurie, Orcadas del Sur: por los siguientes 40 años, nuestro país sería el único en habitar permanentemente el Continente Blanco.

En 1942 se toma posesión formal en la Isla Decepción, y en 1948 por Decreto 9905/48 se establece la dependencia política-administrativa del territorio nacional de Tierra del Fuego.                                       

Para el 1957 se fijan los límites legales de reclamo soberano del país y en 1958 se traslada al primer delegado Antártico del gobierno fueguino. 

Durante el año 1970 se declara el Sector Antártico Argentino y progresivamente se va avanzando en distintas medidas legales para ratificar la soberanía nacional.                                                                                                                

Entre avances legislativos también se van logrando distintos hitos de ejercicio soberano a través de la paz: en 1951 se forma el Instituto Antártico Argentino, en 1959 con el Tratado del Antártico se conforman los criterios científicos como criterio principal para la toma de decisiones en las políticas públicas, en 1962 se produce el primer vuelo argentino al Polo Sur y en 1977 se da inicio al principal proyecto de largo plazo: la instalación de poblado en la zona de la Base Esperanza.

Se lo denominó Plan Pujato (por el Gral. de División (R) Hernán Pujato). 

El plan consistió en la colocación de viviendas permanentes,     guardería,   escuela secundario, una radiodifusora para mantener contacto con el continente americano y un sanatorio.                           

El propio Pujato escribió: “Acerca de esos primeros pobladores que con su permanencia, con los hijos que vendrán y con las posibles actividades que en ese medio se podrán desarrollar, harán por los derechos del país más que todo cuanto hasta hoy se ha hecho”. Otros logros fueron los vuelos de Muñoz (asesinado en un intento de robo en 2006) y el mismo Pujato al Polo Sur en 1955. 

En el marco del Plan Pujato efectivamente se dieron nuevos hitos: en 1978 los nacimientos de Miguel Ángel Palma y de Marisa de las Nieves Delgado, los primeros bebés antárticos

Desde entonces, tanto la escuela como el sanatorio funcionan dentro de la comunidad de la Base Esperanza, única en la Antártida.                                           

En 2012 la escuela pasó de llamarse Presidente Julio Argentino Roca a Presidente Raúl Alfonsín pasando por distintas órbitas: desde el Ejército, la provincia de Tierra de Fuego y el Ministerio de Educación de la Nación.                  No sólo hubo nacimientos: también hubo casamientos y bautismos, entre otros.

De hecho, durante el inicio de la pandemia por COVID-19 la escuela fue la única del mundo que mantuvo sus actividades. No obstante, a pesar de todos los recaudos y con una curva de aprendizaje sobre los hechos el Gobierno nacional avanza con la idea de suspender las actividades. 

En palabras de Rossi durante la entrevista en Radio Nacional, “La Antártida es el único continente del mundo que no tiene casos positivos. Este año vamos a hacer una campaña 2020/2021-COVID, con un nivel de exigencia en el protocolo muy alto. No vamos a abrir las bases temporarias. La Base Esperanza, donde van familias, este año solo irá personal militar, tampoco irán docentes, ya que hay una escuela. Vamos a trabajar reduciendo el personal científico de la campaña de verano. 

Son seis las estaciones permanentes con las que cuenta Argentina:

 San Martín, Esperanza, Belgrano II, Carlini, Marambio y Orcadas; y siete las temporarias: Melchior, Decepción, Primavera, Cámara, Brown, Matienzo y Petrel.

En ellas, se llevan adelante investigaciones en diversas áreas científicas a nivel nacional y en cooperación con otros países.

Junto al personal científico trabaja el personal militar, especialmente debido a cuestiones logísticas.

Luego de los alarmantes dichos de Rossi queda la duda si es un plan mayor para avanzar por sobre la agenda de las Fuerzas Armadas y las políticas públicas a largo plazo. 

Al respecto, conversamos con el Coronel (R) Miguel Perandones, quien participó de distintas campañas antárticas entre 1975 hasta 2001.                                            En su experiencia, Perandones nos indica que para ejercer la soberanía no basta con la intención sino con el hecho de llevarla a la práctica pero, que :                  el problema reside en que la clase política desde hace varios años sólo ven a la Antártida como un discurso lindo pero vacío de contenido. 

En otras palabras, el abandono progresivo de la campaña antártica es permanente con todos los gobiernos, especialmente, a partir de los años '90, pero no exclusivo. De hecho, excepto los aviones cargueros Hércules, no hay flota aérea disponible en las bases y con la plata que se utilizó en alquilar rompehielos usados se podría haber comprado dos más

Lo único positivo en los últimos años fue la reparación del ARA Almirante Irízar y tratos amables con relaciones fluidas en el período 2015-2019.

No obstante, con la vuelta del kirchnerismo volvieron los malos tratos: reducción de presupuesto, de equipamiento y ahora suspensión de clases en la única escuela antártica del mundo

En palabras de Perandones, observando la actitud general del Gobierno con las FFAA, explicó que “no terminó la guerra ideológica: quienes fueron tus enemigos ahora son tus jefes y ninguna de las partes está dispuesta a dar por terminado el asunto ideológico”

A su vez, desde el gobierno se ve una actitud beligerante por distintas cuestiones: el ataque a los liceos es definitivamente ideológico y el ataque a la Campaña Antártica es estrictamente económico, es decir, lo ven como un gasto, una pérdida de tiempo y se aprovechan del voluntarismo que hay en los participantes, los denominados “antárticos”, que es un personal sumamente entusiasta y deseosos de aportar a la soberanía argentina.

Por otro lado, desde la Oposición, y en coincidencia con Perandones sobre la cuestión estratégica, el único que solicitó un pedido de informes fue el Diputado Nacional Alberto Asseff, (UNIR / JxC).

En el pedido exige que el Ministerio de Defensa brinde sus argumentos de la baja del presupuesto nacional en la Campaña Antártica. Mantuvimos en exclusiva  En el pedido exige que el Ministerio de Defensa brinde sus argumentos de la baja del presupuesto nacional en la Campaña Antártica. Mantuvimos en ex un diálogo con él:               

"Las autoridades nacionales argumentan austeridad pero asignan en el presupuesto nacional de 2021 $300M por el Foro Nodio para monitorear medios y censurar la libertad de expresión, además de costoso”.

- “No se entiende el concepto estratégico del gobierno nacional: no es gasto, es inversión mediata y a futuro. En cincuenta años la Antártida será sujeta a soberanía nacional como lo es el Polo Ártico”.

- "A la Argentina nadie la mueve si la Argentina no se mueve: ahora bien, si nuestro país se resigna a retroceder en sus actos gestuales y presenciales y mengua su voluntad de ser un país antártico y bicontinental, la Comunidad Internacional, las grandes potencias, y también las regionales, van a aprovechar para disentir en nuestra voluntad”.

- “Por otro lado, Chile tiene esa voluntad y decisión estratégica y, para nosotros, es favorable: nos reconoce como un país con soberanía antártica desde 1953 y lo mismo Argentina para con Chile con el mismo estatus. Basta recostarnos con Chile en la defensa común de la soberanía estatal de ambos para que tengan un mayor sustento”.

 

 

“El Tratado Antártico (TA) de 1959 al no desconocer expresamente la soberanía de los Estados no se pronunció negativamente sobre el reclamo argentino y, por el contrario, invitó a Argentina a formar parte del club. El TA no nos ignoró: está en nosotros mantenerlo firme para que ese reclamo nunca nos pueda ser desconocido en el futuro y tengamos sí o sí un lugar en la mesa donde se resuelva la cuestión final sobre el destino de la Antártida”.

“Es necesario promover más la hibernación de argentinos en la Antártida, más nacimientos y más escolaridad porque son hechos que afianzan nuestro presente y futuro sobre el continente antártico”.

- "Mi reclamo es para marcar, ademásel doble discurso de las autoridades: por un lado, se llenan la boca de un nacionalismo anacrónico, ese que cierra al país y lo empobrece y, por otro lado, mientras asigna recursos para todos lados, retacea para la Antártida”.

Por otra parte, el diputado Asseff indicó que también solicitó un pedido de informes al Ministerio de Cultura por el robo de la bandera argentina izada en su momento en el Polo Sur por el General Leal, que se encontraba exhibida en el Salón de las Banderas dentro del Monumento a la Bandera en Rosario.         

COMPARTIR:

Notas Relacionadas

Comentarios

Escribir un comentario »

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!