Jueves 26 de Mayo de 2022

Hoy es Jueves 26 de Mayo de 2022 y son las 14:30 - Tomemos Conciencia. "No me preocupan los corruptos y ladrones." Me preocupa todo un pueblo que mira con indiferencia el comportamiento mafioso. "El miedo sólo sirve para perderlo todo."

19 de marzo de 2021

MAURICIO MACRI PRESENTO SU LIBRO CON LA MIRADA EN 2023 : "VAMOS A VOLVER AL PODER CON UNA ENSEÑANZA ADQUIRIDA”

" MAURIZIO MASCRI."
Fuente : CLARIN.

      

Con la presencia de los principales referentes de Juntos por el Cambio, el ex mandatario también aseguró que “el kirchnerismo es la expresión final del populismo en Argentina”.

El expresidente Mauricio Macri ​presentó este jueves su libro “Primer Tiempo” en un acto en el barrio de Recoleta con críticas al kirchnerismo y un fuerte llamado a la unidad de todas las vertientes de Juntos por el Cambio.

El exmandatario hizo un repaso por los aciertos y las cuentas pendientes que dejó su mandato. Remarcó la importancia de la unidad de Juntos por el Cambio. Y sobre las aspiraciones presidenciales de JxC para 2023, dijo: “Vamos a volver al poder con una enseñanza adquirida”.                                      “Buenas tardes, que lindo encontrarnos de vuelta”, fueron las primeras palabras de Macri, a las 18:42.

“Tal vez deba decir ‘mi primer libro’, porque estoy pensando en hacer ‘segundo tiempo’, ‘alargue, ‘definición por penales’, dado que el kirchnerismo me hace propaganda de los libros”, continuó, en referencia a las críticas desde el oficialismo y el episodio con librerías militantes que no venderán su título.

Sobre la misión del libro, dijo: “Es reafirmar los pilares de este proyecto. Que la gente viva mejor. Y cómo: desafiando al statu quo. Yo formaba parte del statu quo, pero el statu quo no era la solución para la mayoría de los argentinos”.

Acto seguido, dejó una definición sobre la supuesta tensión interna de Juntos por el Cambio.                  Ante las versiones de halcones y palomas, aseguró:                                                                                        “Somos el cambio o no somos nada. Ese es nuestro motor”.                                                                     También llamó a “evitar recorrer caminos que no funcionaron”.

Luego intervino por video el premio Nobel Mario Vargas Llosa.                                                             El escritor peruano dijo:                                                                                                                              “Leí sus misiones, creo que las escribió el mismo.                                                                                      Lo más valioso es su sinceridad.                                                                                                                  Está muy bien escrito.                                                                                                                                    Habla de su gestión gubernamental y de lo que trató de hacer, reconoce éxitos y fracasos”.              Vargas Llosa le preguntó, a la distancia, sobre si en una nueva incursión apostaría al gradualismo o al shock.

“¡Qué preguntita!”, respondió Macri. “Definirnos como gradualistas fue una forma elegante de disfrazar la debilidad política que teníamos.                                                     Y no nos tocó la versión más amigable del peronismo”.

Continuó: “Ambas son válidas. Hicimos varias reformas, y el kirchnerismo nos llamó neoliberales.          Y faltaron muchas, otras, que la ortodoxia puede decir que lo que hicimos no fue suficiente”.                    Y puso la mirada sobre las elecciones presidenciales de 2023:                                                                        “No va a ser como en 2019.                                                                                                                                    No va a haber asintomatismo.                                                                                                                              Lo que hace este gobierno va a permitir que, con más apoyos políticos, Juntos por el Cambio vuelva al poder con la experiencia adquirida y podamos hacer las reformas”.                                                                Además, dijo que se vive en la actualidad el final del populismo:                                                                    “El kirchnerismo es la expresión final del populismo en Argentina”.                                       Agregó: “El populismo genera la destrucción del valor de la palabra, ellos construyen su propia verdad.                                                                                                                                                            Trabaja para destruir el futuro, el populismo crece a medida que avanza la resignación”.                        También profundizó su visión sobre las próximas presidenciales: “Estando ellos en el poder, sin recursos, con sus errores, no les está alcanzando ni un precio excepcional de la soja.                              Es un camino duro de fortalecimiento y aprendizaje. Nosotros (Juntos por el Cambio) vamos a estar superándonos para una vara mas alta en el 2023”.                                                                                          Tras un mensaje del expresidente uruguayo Julio María Sanguinetti, criticó la gestión de Alberto Fernández y dijo: “El statu quo nos lleva al 50 por ciento de pobres. Entonces hay que subirse al cambio”.                                                                                                                                                                  Mencionó la situación difícil de los empresarios nacionales y comentó: “No existen los atajos ni la magia. Existe el trabajo en equipo, dentro de una Argentina previsible”.                                                      La posterior aparición del filósofo y ensayista Fernando Savater le dio pie a Macri para hablar del rol de los sindicatos (“una especia de masonería”, los definió el español).                                                                “Los muchachos, los gremios.                                                                                                                               Los buenos muchachos.                                                                                                                                       Los del sector privado entienden la problemática global.                                                                         La cuestión es la cesión de privilegios que acumularon durante décadas, la comodidad, las segundas líneas.                                                                                                                                            Son los primeros en saber que el sistema argentino está trabado”, respondió el ex mandatario argentino.                                                                                                                                                      “En las giras por Europa nos decían que estaban de acuerdo.                                                                  Pero nos dejaron de garpe dos veces en el Congreso para hacer la reforma”, siguió Macri. “Nunca hubo un acuerdo sobre hacer las cosas que de verdad habia que hacer”.                                                               Y dejó otra definición:

“La dirigencia política tiene más aberración al riesgo que un banquero.                                  Cuando uno tiene que liderar y está convencido para generar una mejor calidad de vida tenés que asumir riesgos.                                                                                                              Noventa y nueve de cada 100 veces que dicen ‘hicimos lo políticamente correcto’, joden a la gente”.

​Esa frase despertó los primeros cantitos de “Volveremos, volveremos” de la platea de 700 invitados, todos cumpliendo estrictamente con el distanciamiento.

La presentación contó con Pablo Avelluto como interlocutor, que le cedió la palabra a cada invitado que había dejado su mensaje grabado. Después de Vargas Llosa, Sanguinetti y Savater, llegó el turno de la periodista Rosario Agostini (@peponila en Twitter), que le recordó el intento de batacazo tras las PASO de 2019.

Al respecto, dijo Macri: “La manifestación del 24 de agosto, en Plaza de Mayo, fue un abrazo al alma. Fue un viaje virtual, no podía ser.                                                                                                                        Pasé a tocar a la gente y a sentirla con el corazón en carne viva.                                                                    Esa sana rebeldía salió y ya no se va a poder parar, nos va a ayudar a construir la Argentina que todos merecemos”.                                                                                                                                                           También le dio su apoyo Juan José Campanella, que –remarcó Avelluto– leyó el libro “entre Los Angeles y Miami”. El cineasta y tuitero introdujo la consulta sobre la posible grieta y el diálogo con el populismo.                                                                                                                                                              “Necesitamos los halcones, las palomas, los gorriones, los picaflores ¡y hasta las gallinas!”, respondió Macri, entre risas.                                                                                                                                                  “Este nuevo ciclo kirchnerista vino con más determinación para alterar las reglas del juego.                     Estamos discutiendo en qué democracia vamos a vivir”.                                                                                Aprovechó para destacar la importancia de la unión de la oposición y marcó los límites del armado político: “Aun todos comprometidos con esos valores, podemos tener matices.                                          Debemos dar una imagen sobre la referencia que necesitan los argentinos, que no nos vamos a mover de ese lugar: la defensa de las instituciones y la Constitución.                                                                         Ese es nuestro límite”.                                                                                                                                           ​Sobre el cierre del acto, ya después de la última invitada (la española Pilar Rahola), Macri ​recordó los logros de su Gobierno.

“Lo fundacional fue instaurar otra forma de ejercer el poder, con respeto.                                                    Con nosotros ningún periodista se sintió incómodo, tampoco los jueces”, dijo Macri. Y las palabras siguientes produjeron otra ovación: “Y nos acercamos al mundo, todo lo opuesto a lo que se vive hoy. Con aquella apertura externa, seguro que tendríamos tantas vacunas como Chile o más”.

Y rememoró el G-20. “El orgullo por ese desfile de gente, el Colón, con esa producción, ver que a todos se les cayó la mandíbula cuando vieron nuestros paisajes”.                                                                             Una nueva pregunta del uruguayo Sanguinetti (“¿Cómo ves el segundo tiempo? ¿Desde dónde lo ves?”) dirigió el discurso de Macri, otra vez, hacia 2023.

“‘Primer tiempo’ responde a mi afán futbolero. Y sabía que iba a ser provocativo. Pero también marca que va a haber un segundo tiempo; la transformación empezó y va a continuar”, dijo el ex presidente argentino.

De todas maneras, eludió hablar de una candidatura personal para 2023: “La transformación no tiene que ver específicamente con quién la lidera, sino con el compromiso de muchos. No hay uno solo que va a hacerse responsable”.

Y aseveró: “El segundo tiempo ya empezó. En 2021 comenzó la recta de recomponernos todos los argentinos. El segundo tiempo comenzó. ¡A la cancha!”.
“El sí se puede está más vigente que nunca”

Macri dejó el salón del Centro de Convenciones Buenos Aires, entre saludos y firmas de libros. Afuera lo esperaban un centenar de militantes, con banderas amarillas al viento, música de Gilda y saltitos para combatir el frío.

Apenas unos minutos después de concluir la presentación, el ex mandatario se hizo presente en un pequeño escenario, donde le dejó un breve pero contundente mensaje a la juventud del PRO.

“Hoy debemos entender que empezó el segundo tiempo. Todos nuestros dirigentes van a necesitar el apoyo de ustedes. Juntos vamos a retomar la senda del cambio”, dijo Macri.

Y arengó a su militancia: “El ‘sí se puede’ está más vigente que nunca, porque merecemos un mejor futuro. Va a ser un año intenso, defendiendo la República y nuestras libertades, pero nadie nos va a robar el futuro, el futuro de todos los argentinos”.
La previa

El propio Macri convocó por Twitter a acompañarlo en el lanzamiento del libro que refleja su gestión de cuatro años al frente del Poder Ejecutivo.

“Primer tiempo ya está en las librerías! Los espero mañana a las 18:00. Hacemos transmisión en vivo de la presentación del libro en todas las redes”, posteó este miércoles Macri para promocionar la publicación.

Uno de los primeros en llegar a la presentación fue el ex candidato a vicepresidente Miguel Ángel Pichetto. Minutos más tarde arribaron Horacio Rodríguez Larreta, jefe de Gobierno porteño, y Diego Santilli, vicejefe y ministro de Seguridad de la Ciudad. Junto a ellos se mostró Marcos Peña, jefe de Gabinete entre 2015 y 2019.

Cerca de las 17:50 llegó Patricia Bullrich, que horas antes había pedido democratizar la compra de vacunas contra el coronavirus.

A metros se encontraba Martín Lousteau, que tuvo algunas dificultades para hablar con los medios: parte del público, detrás de las vallas, cantó “Mauricio Presidente” cuando el exembajador se encontraba ante los micrófonos. También flamearon banderas amarillas del PRO e inscripciones de “Mauricio Macri 2023”.

Además, dijeron presente Mario Negri, presidente del Interbloque JxC en Diputados; y el titular de la UCR, Alfredo Cornejo. En cambio, entre los ausentes estuvo Elisa Carrió, recluida en su casa de Capilla del Señor.                                                                                                                                                                 Este evento -que se desarrollara en el Centro de Convenciones Buenos Aires, ubicado en la avenida Figueroa Alcorta 2099 del barrio porteño de Recoleta- marcará la reaparición pública de Macri desde el 7 de diciembre de 2019, cuando se despidió de sus seguidores en Plaza de Mayo, poco antes de dejar la Presidencia.

La promoción del libro abre las puertas para su regreso a la política presencial -desde que dejó el Gobierno solo mantuvo reuniones virtuales o de carácter privado- y a la posibilidad de sondear los próximos candidatos legislativos en las provincias.

AFG
Origen:CLARIN



COMPARTIR:

Comentarios

Escribir un comentario »

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!