Jueves 6 de Octubre de 2022

Hoy es Jueves 6 de Octubre de 2022 y son las 16:36 - Tomemos Conciencia. "No me preocupan los corruptos y ladrones." Me preocupa todo un pueblo que mira con indiferencia el comportamiento mafioso. "El miedo sólo sirve para perderlo todo."

23 de mayo de 2021

NEGOCIACION POR LA REFORMA DE LA PROCURACION :: EL OPOSITOR MAS OFICIALISTA DE LOS OPOSITORES.

SEMANARIO ARGENTINA . . .Miami.

               

La Cámara de Diputados de la Nación está integrada por 257 representantes de los 24 distritos (23 provincias y la Ciudad Autónoma de Buenos Aires). De ese conjunto no muchos sobresalen en la consideración pública o no son conocidos. Ya sea por aptitudes legislativas, exposición en las discusiones en el recinto, protagonismo político y mediático o simplemente por personalidad. No es el caso de José Luis Ramón, el diputado mendocino que saltó a la política en su provincia no hace mucho tiempo y que se ganó la banca de forma poco ortodoxa y bien colorida: “el loco de la frazada”.

Últimamente está en el ojo de la tormenta porque algunos dirigentes de la oposición, principalmente desde Juntos por el Cambio, lo acusan de haberse “vendido” en varios proyectos oficialistas.                                                                                                                                                  Como líder del interbloque Unidad y Equidad Federal (hoy con 6 integrantes), Ramón acompañó con matices al bloque del Frente de Todos que lidera Máximo Kirchner y sus diputados levantaron la mano en leyes clave para el Gobierno.

Por ejemplo, la ex titular de la Oficina Anticorrupción en la gestión de Cambiemos, Laura Alonso, acusó en redes sociales a Ramón de ser un “falso opositor” y de haber “vendido el voto” para modificar la ley del Ministerio Público Fiscal y garantizar la impunidad de Cristina Kirchner”.

El diputado Ramón tomó nota de esta grave acusación y respondió con una carta documento para que Laura Alonso se retracte. De lo contrario le advirtió que iniciaría acciones legales. “La intimó a retractarse de sus agravios en no más de 24 horas, bajo apercibimiento de iniciar acciones civiles y penales. El arco político debe rechazar todo amedrentamiento y condicionamiento del accionar legislativo, luchando por una convivencia pacífica y democrática”, escribió Ramón.

También en un comunicado de su fuerza política, el mendocino fijó posición: “Más allá de que referentes vinculados a Juntos por el Cambio, sumado a medios de comunicación afines y un ejército de trolls que llenan de odio las redes sociales, intenten instalar mediáticamente que el presidente de Protectora “vendió su voto” o “cambió de postura” en relación a la organización del sistema judicial en Argentina, la realidad es que el legislador sentó posición al respecto hace más de tres años, incluso cuando escribió su libro Mis bases para una Mendoza de pie. Tampoco es cierto que cambió de partido una vez que asumió como diputado, ya que ingresó a la Cámara representando a una fuerza propia que hoy sigue presidiendo”.

Ramón nació en Rufino, Santa Fe. Tiene 57 años de edad. De chico se mudó a Mendoza y quienes lo conocen aseguran que es un “todoterreno”. Fue monaguillo, lustrador de botas, vendedor de helados, mozo, ordenanza y recolector de uvas. Estudió derecho en la Universidad Nacional de Mendoza y se recibió de abogado. También fue docente y entrenador de rugby.

En 1994 creó la Asociación Nacional de Defensa del Consumidor. La llamó “Protectora”, todo un símbolo en su posterior carrera política. Junto al diputado provincial Mario Vadillo (con quien hoy está enfrentado) fundaron el partido Protectora. Como todavía no tenían los avales y los trámites necesarios en la Justicia Electoral, se presentaron a elecciones en Mendoza como extrapartidarios del Partido Intransigente. Les fue muy bien: sacaron el 17,21% de los votos.

Con su personalidad extrovertida y pintoresca se lució en la campaña por las calles de varias ciudades mendocinas. Inventó la “marcha de las frazadas” en contra de los ajustes y los tarifazos en los servicios públicos. Arriba de una camioneta, con un megáfono estridente, logró hacerse conocido. Tanto que lo llamaron “el loco de la frazada”. Eso también le dio votos para llegar al Congreso Nacional.

El bloque de Ramón acompañó en las sesiones ordinarias de 2020 y 2021 varios proyectos del Frente de Todos que conduce Máximo Kirchner: Ley de Emergencia Económica, Ley de Moratoria Fiscal, Ley de Superpoderes para el Jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, entre otras normas impulsadas por el gobierno.

Quienes no lo quieren, destacan sus zigzagueos con la controvertida ley de Aborto Legal. Llegó a militar con los pañuelos celestes, con los pañuelos verdes y finalmente se inclinó por votar en contra. En los días calientes de las marchas frente al Congreso pasó un mal momento cuando grupos Pro Vida lo increparon en la calle: “Si votás a favor sos un asesino”. Se defendió asegurando que proponía para traer calma una consulta popular, pero que su voto siempre sería en contra del aborto legal.

Estas pasiones, estos enojos de oficialismos y oposiciones en el Congreso, existieron y existirán. La “borocotización” de la política (verbo conocido a partir del pase del Dr. Eduardo Lorenzo del macrismo al kirchnerismo en 2005) se tornó habitual. Por estos días, la bronca de los opositores apunta sus cañones contra Ramón, “el loco de la frazada”.(TN)



COMPARTIR:

Comentarios

Escribir un comentario »

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!