Lunes 26 de Julio de 2021

Hoy es Lunes 26 de Julio de 2021 y son las 01:14 Tomemos Conciencia. "No me preocupan los corruptos y ladrones." Me preocupa todo un pueblo que mira con indiferencia el comportamiento mafioso.

11 de junio de 2021

SORPRENDENTE Y REVELADORA ENTREVISTA ::: EX-JEFE DEL MOSSAD ADVIERTE A IRAN Y DEFIENDE A NETANYAHU .

STAFF DE THE TIMES OF ISRAEL .
Fuente : Noticias de Israel.

Yossi Cohen, que se retiró como jefe del Mossad la semana pasada:                              Proporcionó detalles muy específicos de la reciente actividad del Mossad contra Irán.    Sus interacciones con el primer ministro Benjamín Netanyahu, su papel en la normalización de Israel con los Emiratos Árabes Unidos y su propia carrera encubierta en una extraordinaria entrevista en la televisión israelí emitida el jueves por la noche.          Cohen insinuó que su agencia voló la instalación subterránea de centrifugado de Irán en Natanz, dio una descripción precisa de la operación de 2018 en la que el Mossad sustrajo el archivo nuclear de Irán de las cajas fuertes de un almacén de Teherán, confirmó que el principal científico nuclear iraní asesinado, Mohsen Fakhrizadeh, había estado en el punto de mira del Mossad durante años, y dijo que el régimen necesita entender que Israel habla en serio cuando promete evitar que Irán consiga armas nucleares.

En lo que parece ser la entrevista más reveladora jamás concedida por un jefe del Mossad tan cerca del final de su servicio activo, Cohen, que fue nombrado por Netanyahu, dijo que no descartaba tratar de convertirse en primer ministro algún día, aunque no contemplaba tal ambición por el momento.              La entrevista fue presumiblemente aprobada por los censores militares de Israel, y Cohen se mostró circunspecto en numerosas ocasiones, pero no obstante habló de su carrera y de sus operaciones clave con una franqueza y detalle radicalmente atípicos de los jefes de espionaje, especialmente de aquellos cuyo servicio ha terminado recientemente.

       Imágenes de la instalación nuclear de Natanz emitidas por la televisión estatal iraní el 17 de abril de 2021. Captura de pantalla/Twitter.                                                                                                                                            Al principio de la más de una hora de conversaciones para el programa documental “Uvda” del periodista Ilan Dayan en el Canal 12 de Israel, Cohen indicó que estaba profundamente familiarizado con los diversos emplazamientos nucleares de Irán, y dijo que, si se le daba la oportunidad, llevaría a Dayan al “sótano” subterráneo de Natanz, donde, dijo, “las centrifugadoras solían girar”.                                      “¿Ya no se ve como antes?” preguntó Dayan.                                                                                                      “Efectivamente”, dijo Cohen.                                                                                                                               “A menos que lo hayan arreglado”, dijo.  Ya no se ve como antes”, insistió Cohen.

        El ex jefe del Mossad, Yossi Cohen (R), en una entrevista con Ilana Dayan, del Canal 12, emitida el 10 de junio de 2021. Captura de pantalla.

Cohen no confirmó explícitamente la responsabilidad del sabotaje en Natanz en la entrevista, pero dijo de forma más general: “Le decimos muy claramente "a Irán":                                                                      No os dejaremos conseguir armas nucleares. ¿Qué es lo que no entendéis?”.

Dayan señaló que dos grandes explosiones en Natanz fueron atribuidas en informes extranjeros al Mossad en el último año, y dijo que “una enorme cantidad de explosivos” fueron construidos en una plataforma de mármol utilizada para equilibrar las centrifugadoras.

Vigilando a Fakhrizadeh

En cuanto a Fakhrizadeh, identificado por Israel como el padre del programa de armas nucleares de Irán, que fue asesinado en una emboscada cerca de Teherán en noviembre de 2020 que ha sido ampliamente atribuida a Israel, Cohen dijo que fue vigilado por el Mossad durante años y que el Mossad estaba físicamente cerca de él antes de noviembre de 2020.

   Una vista muestra la escena del ataque que mató al destacado científico iraní Mohsen Fakhrizadeh, en las afueras de Teherán, Irán, el 27 de noviembre de 2020.

Fakhrizadeh “era el que más nos preocupaba desde el punto de vista de la ciencia, el conocimiento, los científicos del programa nuclear militar iraní”, dijo Cohen, y por lo tanto “fue un objetivo de la recopilación [de inteligencia] durante muchos años”.                                                                                        El entrevistador Dayan dijo sobre el asesinato de Fakhrizadeh: “Yossi Cohen no puede asumir la responsabilidad de esta acción, pero su firma personal está en toda la operación”.

Al preguntársele si cree que los asesinatos de potentes enemigos israelíes merecen la pena, Cohen dijo: “Si el hombre constituye una capacidad que pone en peligro a los ciudadanos de Israel, debe dejar de existir”.                                                                                                Sin embargo, en algunos casos, dijo Cohen, Israel transmite el mensaje a ese objetivo potencial de que “si está dispuesto a cambiar de profesión y no perjudicarnos más, entonces sí”, dando a entender que ese objetivo se salvaría.                                                                                                                                        Dayan preguntó si alguna de esas personas captó la indirecta y se convirtió, por ejemplo, en pianista.    Sí, dijo Cohen, y añadió que eso le complacía. Otros, sin embargo, dijo, no captaron el mensaje de que era una oferta que no debían rechazar.                                                                                                              Por todas las acciones del Mossad, “los iraníes están más cerca que nunca” de la bomba”, sugirió Dayan. “No es así”, dijo Cohen. “Eso no es cierto”.

7 horas en un almacén de Teherán.

En la entrevista, Cohen describió la planificación y ejecución del robo por parte del Mossad de un vasto archivo de documentos nucleares iraníes en un almacén de Teherán la noche del 31 de enero de 2018, una operación de la que Israel se ha atribuido abiertamente el mérito.

Dijo que dirigió la operación desde el centro de mando del Mossad en Tel Aviv, y que la agencia había empezado a trabajar en ello, siguiendo sus instrucciones, dos años antes.

“Entendimos que estaban almacenando en secreto sus secretos nucleares, cosas que no sabíamos… Decidí que necesitábamos ver lo que los iraníes están planeando para nosotros”, dijo Cohen, “y le dije a mi gente que se preparara para traer esto a casa” porque potencialmente mostraría “el panorama más amplio” del programa iraní.                                                                                                                                  Veinte agentes del Mossad participaron sobre el terreno, ninguno de ellos de nacionalidad israelí, dijo Dayan.

El Mossad construyó una réplica del lugar, se enteró de todo lo relacionado con los contenedores que contenían el material y supo cómo estaban dispuestos los contenedores, indicó Cohen. “Tuvimos un cierto problema” la misma noche, dijo Cohen, en relación con “algo que reconocimos” que aparentemente había cambiado, pero se tomó la decisión de proceder como estaba previsto.

Cohen dijo que sabían que tenían siete horas como máximo en el lugar: “después llegarían los camiones, los guardias y los trabajadores” y “no se puede estar saltando las vallas y atravesando las paredes”.                                                                                                                                                                El equipo neutralizó las alarmas, retiró las puertas del almacén y, al parecer, abrió 32 cajas fuertes que contenían el material. Abrir cajas fuertes como esas lleva “más de minutos para cada una”, dijo Cohen.

Cuando las imágenes de los documentos en farsi y el resto del material de las cajas fuertes se proyectaron en el centro de mando de Tel Aviv en tiempo real “y nos dimos cuenta de que teníamos lo que queríamos, de que estábamos ‘sobre’ el programa nuclear militar de Irán”, dijo Cohen, “hubo una emoción increíble para todos nosotros”.                                                                                                            Dayan indicó que el Mossad tenía numerosos camiones señuelo circulando por la zona de Teherán para despistar a los iraníes del único camión que sacaba los 50.000 documentos y 163 discos de Irán por tierra, y Cohen no lo negó.                                                                                                                                    Dijo que los iraníes sabían por la mañana que el almacén había sido vaciado y que todos los puntos de salida del país estaban cerrados. “Sabíamos que nos perseguirían”, dijo. “Nos habíamos llevado sus secretos más sensibles”. Debido a la preocupación de que el material no lograra salir, gran parte de él fue transferido digitalmente a Tel Aviv antes de que el camión cruzara la frontera, reveló Dayan.                 Cohen dijo que le dijo a Netanyahu “una vez que habíamos abandonado el lugar… que la primera parte de la operación se había completado”, y que ahora el reto era llevar el material a casa.                                Dijo que todos los agentes están vivos y sanos, aunque algunos de ellos debían ser extraídos de Irán.  Netanyahu desveló el hallazgo en una rueda de prensa en abril de 2018, en la que calificó la operación como “uno de los mayores logros de inteligencia en la historia de Israel” y una prueba de que “Irán mintió” al afirmar que no busca armas nucleares.

Cerca de Netanyahu

Ante las críticas de que estaba demasiado cerca de Netanyahu, y que había permitido que el primer ministro utilizara este y otros éxitos del Mossad para sus necesidades políticas, Cohen señaló que en la conferencia de prensa de abril de 2018, Netanyahu habló del material, pero “no habló de la operación”.   Dijo que todos los jefes de seguridad de Israel discutieron, junto con Netanyahu, los pros y los contras de hacer público el botín, y ninguno de ellos se opuso.                                                                                    Tras recordar que su predecesor, Tamir Pardo, se pronunció en contra de “humillar al enemigo”, Cohen se mostró categórico al afirmar que exponer el material de inteligencia fue la decisión correcta y que Netanyahu actuó con “integridad profesional” en ésta y en sus otras gestiones.                                          “Era importante para nosotros que el mundo viera " el material ”, dijo Cohen, quien señaló que también informó personalmente a los jefes de inteligencia aliados. Y era importante “que resonara en los dirigentes iraníes, para decirles:

‘Queridos amigos, 1, habéis sido penetrados;

2, os estamos observando;

3 la era de la ocultación y las mentiras ha terminado’“.

Entre otras revelaciones de la entrevista, Cohen dijo que de joven se inspiró en la serie de televisión del servicio secreto británico “Callan”, y que Callan fue su nombre en clave inicial del Mossad.                      Más tarde se le conoció como “El Modelo” por su aspecto bien cuidado.                                                  “Mi padre me enseñó a planchar”, señaló.

Vida personal

Cohen, de 59 años, fue reclutado por el Mossad a los 22 años cuando estudiaba en el extranjero, en Londres. Creció como ortodoxo y era uno de los pocos agentes ortodoxos del Mossad cuando se incorporó. Dijo que había tenido “cientos” de pasaportes en su carrera, y reclutado cientos de activos. Describió a uno de ellos como un agente de Hezbolá reclutado en Europa que, según dijo, sigue vivo.

Casado y con cuatro hijos, Cohen habló brevemente de su familia, incluido su hijo Yonatan, que tiene parálisis cerebral.

Nombrado por Netanyahu en diciembre de 2015, dijo que había esperado convertirse en jefe del Mossad “desde el segundo día” que trabajó para la organización.

Cuestionado sobre sus vínculos con varias personas adineradas, entre ellas el magnate estadounidense-israelí de Holywood Arnon Milchan y el magnate australiano James Packer, que figuran en uno de los casos de corrupción contra Netanyahu, dijo que, en retrospectiva, “hay que ser más sensible” respecto a esos vínculos.

Dijo que un gran regalo de Packer para la boda de su hija estaba “siendo devuelto”.                                Negó que fuera tanto como los 20.000 dólares denunciados, y dijo que había sido aprobado por el fiscal general del Mossad.                                                                                                                                                Dijo que Milchan le ofreció millones para iniciar un negocio cibernético, y que lo consideró seriamente y podría haber aceptado el trabajo si no hubiera sido nombrado jefe del Mossad.

       

El primer ministro Benjamín Netanyahu (izquierda) y el jefe del Mossad, Yossi Cohen, durante un brindis por el Año Nuevo Judío el 2 de octubre de 2017. (Haim Zach/GPO)

Negó que Netanyahu le preguntara alguna vez si le sería personalmente “leal” cuando fue considerado para el puesto más alto del Mossad. Al parecer, su rival para el puesto, cuyo nombre en clave es “N”., recibió una pregunta de este tipo por parte de Netanyahu y, al parecer, no pudo dar una respuesta satisfactoria. Cohen también dijo que nunca habló del puesto con Sara Netanyahu.

De su relación con Netanyahu, Cohen dijo: “Sé que pago un precio por mi cercanía a [Netanyahu]” y que “la relación de confianza que tengo con el primer ministro es muy útil para las operaciones del Mossad y su desarrollo”. Negó las acusaciones de que está tan cerca de Netanyahu como para haber comprometido la independencia del Mossad. “Trabajo para el objetivo más alto. No trabajo para el primer ministro”, dijo.

Relaciones con los EAU

Profundamente involucrado en la configuración de los acuerdos de normalización de Israel para 2020 con los Emiratos Árabes Unidos, Bahréin, Sudán y Marruecos, dijo que forjar lazos con los EAU había requerido “desactivar el obstáculo” que supuso el asesinato por parte del Mossad en una habitación de hotel de Dubái en 2010 de la alta figura de Hamás, Mahmoud al-Mabhouh, un importador de armas de Hamás también buscado por Israel por terrorismo. “Era una mina que necesitábamos desactivar… Estaba sobre la mesa cuando se pusieron en marcha las negociaciones con EAU. “Nos ocupamos de ello. Eliminamos el obstáculo”, dijo.

“Hay operaciones que están expuestas, para nuestro dolor”, dijo sobre incidentes como el golpe de Mabhouh. “Cuando se expone, duele, es desagradable y es vergonzoso”.

Negó haber ayudado políticamente a Netanyahu intentando organizar un viaje preelectoral a los EAU antes de las elecciones del 23 de marzo de 2021. “Los planes de trabajo del Mossad no están ni remotamente influenciados por el trasfondo político”, dijo. “Me gustaría que esa visita hubiera seguido adelante; se suponía que el rey de Bahréin iba a venir a – era importante para el Estado de Israel.

En uno de sus viajes en el curso de las negociaciones de los llamados Acuerdos de Abraham, dijo a su equipo durante un vuelo: “Ahora tenemos muchos menos enemigos, eso es algo gigantesco”. Dayan señaló que su trabajo también había implicado contactos con los saudíes y muchos otros.

Cuando se le preguntó si era apropiado que el Mossad fuera tan dominante en las relaciones exteriores israelíes, Cohen respondió: “El Mossad de 2021, si me permiten, en mi opinión, tiene que estar en todas partes”.

Equivocado sobre Hamás

Dijo que se equivocaba al haber respaldado y ayudado personalmente a organizar la entrada de cientos de millones de dólares de Qatar en Gaza en los últimos años. Subrayó que este dinero no estaba destinado a túneles y cohetes, sino a ayudar a los civiles de Gaza. Creía que si la vida de los civiles de Gaza mejoraba, dijo, “las motivaciones para las crisis y las guerras se reducirían”. “Me equivoqué”, dijo.

No creía que la guerra de 11 días del mes pasado con Hamás fuera a estallar, por la misma razón: “Creía que estábamos en un ‘acuerdo’” en el que se mantendría la calma.

Cuando se le preguntó qué es lo que más echará de menos ahora que su carrera en el Mossad ha terminado, Cohen dijo que “la emoción al finalizar una operación con éxito: no encontraré nada parecido”.                                                                                                                                                              Sin embargo, añadió, “alguien dijo una vez: ‘Sólo se escala el Everest una vez. Plantaste la bandera, ahora baja y busca la siguiente cumbre”.                                                                                                        Preguntado en ese contexto si espera ser primer ministro, Cohen dijo: “ahora mismo no”.                       ¿Pero no lo ha descartado? “Correcto”, dijo.

***************************************************************************************************************************************************************  

Queremos crecer, su donación de $ 100. por mes nos permitirá publicar mas y mejor, con total independencia.

Aportes al CBU : 0110042630004208143447. buendianoticia.com agradece su colaboración   

 

COMPARTIR:

Comentarios

Escribir un comentario »

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!