Martes 30 de Noviembre de 2021

Hoy es Martes 30 de Noviembre de 2021 y son las 18:02 Tomemos Conciencia. "No me preocupan los corruptos y ladrones." Me preocupa todo un pueblo que mira con indiferencia el comportamiento mafioso. "El miedo sólo sirve para perderlo todo."

17 de octubre de 2021

FLETES MARITIMOS POR LAS NUBES .

Por : JEREMIAS BATTISTONI Y EMILIANO PICCOLINI.
Consultores. AZ Group.

Menor oferta de buques y resurgimiento de la demanda a partir de la recuperación de
economía mundial encarecen la importación de insumos agrícolas y las exportaciones de
granos y subproductos.                                                                                                                 
En los últimos meses se produjo un fortísimo aumento de los fletes marítimos que encarece muchos       insumos agrícolas importados -por ejemplo, fertilizantes y agroquímicos- y aumenta los costos de embarque de granos y subproductos.
Según datos datos del ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca, se observan subas entre 108 y 178%    de los fletes marítimos según destinos, desde puertos de la Argentina, en comparación con los últimos años.
“El mayor aumento se verifica en cargamentos hacia Holanda, con 178% si se toma como referencia junio de 2020.                                                                                                                                                         

                                                        Jeremias  Battistoni

Para los fletes hacia China, el incremento fue del 153%, al pasar de 32 a 81U$S/t” en el mismo período, detalla Jeremías Battistoni, analista de la consultora AZ Group.
Las causas de este comportamiento son varias. “Por un lado, transcurrieron 18 meses en los que no se hicieron inversiones navales, al interrumpirse la construcción de buques por la pandemia.                     

Emiliano Piccolini

Esto redujo el número de flotas, lo que generó, obviamente, menor disponibilidad de carga”, apunta Emiliano Piccolini, técnico de la misma consultora.
Agrega que “también influyó el aumento del precio del petróleo, al pasar de 55-60U$S/barril en 2019 a 80 en la actualidad”. Asimismo, juega en contra la menor disponibilidad de contenedores, como consecuencia de los contagios de coronavirus en las terminales de China, que provocaron un enlentecimiento del tráfico hacia y desde Occidente, con demoras que tardarán dos o tres meses en regularizarse.                                                                                                                                                         
En el gigante asiático también se observa que priorizan sus movimientos internos sobre los externos en el uso de los contenedores.

Cotizaciones máximas
“Los fletes marítimos muestran cotizaciones que resultan las máximas de los últimos 11 años”,destaca, por su parte, un informe de la Bolsa de Comercio de Rosario.                                                                        Según sus autores, este comportamiento también se debe al aumento de la demanda mineral de hierro para la construcción que se verifica en varias regiones del planeta y al incremento de importaciones
de commodities por parte de China.
“En contraste con el fortalecimiento de la demanda de fletes, la oferta de buques de carga muestra tendencia decreciente porque la cantidad de barcos que fueron a desguace en los  últimos meses superó al aporte marginal de nuevos buques”, se explica en otra parte del informe de la Bolsa.                 

Por esta causa, se estima que los próximos meses seguirá el alto costo de los fletes marítimos, un problema que se sumó al efecto negativo de la bajante del rio Paraná en nuestro país.
En la práctica, el fenómeno aumenta los costos de los importadores de insumos para el campo y obliga a resignar precios a los exportadores de granos que deben colocar sus envíos lejos de nuestros puertos, como soja a China o harina de soja a varios países europeos.

Crisis de contenedores
Detrás del aumento de los fletes, también está la llamada “crisis de los contenedores”.
Consiste en una llamativa escasez de espacio disponible para llevar productos de Asia hacia Occidente. Este fenómeno, combinado con los abarrotamientos de grandes puertos y  terminales marítimas chinas por las medidas para controlar la pandemia, completan el panorama complicado para el transporte marítimo en lo que queda de 2021 y para 2022, con prácticamente nulas posibilidades de reducciones inmediatas de precios.

COMPARTIR:

Comentarios

Escribir un comentario »

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!