Viernes 27 de Mayo de 2022

Hoy es Viernes 27 de Mayo de 2022 y son las 12:22 - Tomemos Conciencia. "No me preocupan los corruptos y ladrones." Me preocupa todo un pueblo que mira con indiferencia el comportamiento mafioso. "El miedo sólo sirve para perderlo todo."

POLITICA

28 de febrero de 2022

LA PARADOJA DE YCRT. LOS MISMOS QUE LA HUNDEN SON LOS QUE TIENEN LA POSIBILIDAD DE SALVARLA

Por: OPI Santa Cruz.

Desde OPI venimos haciendo un seguimiento permanente de la situación de YCRT y de las Represas Cóndor Cliff y La Barrancosa. El hecho es que son dos lunares en las finanzas nacionales que están consideradas un drenaje permanente de fondos públicos, sin ninguna expectativa de crecimiento, funcionamiento y/o rentabilidad a corto y mediano plazo. Lo que priva al gobierno de cambiarles el estatus, es que constituyen dos perlas del relato de Néstor Kirchner, a quien se debe mantener intacto en la mística K.

En las últimas horas en nuestra Agencia hemos recibido información proveniente del entorno más estrecho del gobierno nacional y de allí se desprenden algunos elementos que nos permiten juzgar, al menos hoy, la extraña situación por la que pasa YCRT el yacimiento de Río Turbio, que hace más de dos años y medio no produce ni un solo kilo de carbón.

Las fuentes consultadas advirtieron que en el borrador “oficial” del gobierno nacional figuran una serie de áreas que están siendo revisadas con lupa en Economía, con el fin de establecer los índices de recortes (entre otros) a los cuales deberá echar mano el Estado argentino, para acerca posiciones a los requerimientos exigidos por el FMI ante un hipotético acuerdo que aún no ha llegado a conformarse.

Si bien hay varias empresas del Estado que insumen ingentes recursos al Estado nacional, como Aerolíneas Argentinas, en el orden de los 2 millones de dólares diarios de pérdida (lo cual asombró al FMI), hay otras a las que se les está pidiendo ajuste de presupuesto, productividad y si no logran autofinanciarse, al menos que el déficit caiga a un 50%. 

Una de ellas fue Tandanor, los astilleros que permanecían inertes y han comenzado a producir, no solo reparaciones, sino la construcción de un nuevo barco y esto llevó a la firma el 18 de febrero el 2022 del contrato entre Tandanor y el astillero Finlandés Aker Arctic para el desarrollo de la Ingeniería Básica y de las Capacidades del Buque Polar, de la Armada Argentina. Esto, inclusive, dio lugar que al astillero argentino pudiera ingresar personal, a pesar de las más de 3.000 personas que concentra.

Otra de las empresas estatales que figuran en carpeta es Yacimiento Carboníferos de Río Turbio, que además de ser un yacimiento de carbón, debiera ser fuente de provisión de material consumible para el funcionamiento de la Usina de Río Turbio, un emprendimiento energético que sigue “en construcción” y a pesar de los anuncios oficiales, está muy lejos de producir plenamente electricidad para incorporar al interconectado nacional y mucho menos a funcionar con carbón, como estaba previsto inicialmente, pero que desde hace muchos años se decidió el funcionamiento dual, con predilección del gas sobre el carbón, dado que para la obtención de éste último, es muy complejo el proceso y el yacimiento no está en óptimas condiciones de producir el millón doscientas mil toneladas mensuales necesarias.

En la mira

Las fuentes recalcaron que YCRT aún no ha sido “tocada”, porque es la perla negra del krichenrismo. Está en tierras K, fue reformulada por Néstor Kirchner y éste gobierno fundó uno de sus relatos en el desastroso pasar de Macri con la intervención del yacimiento a cargo de Omar Zeidán y su recuperación a partir de la llegada del nuevo orden con los mismos, llamado Frente de Todos.

Sin embargo, desde mediados del año 2019 los gremios internos, especialmente ATE, han ido planteando conflictos de diversos tipo, que afectaron el funcionamiento del yacimiento, al punto de dejarlo fuera de producción, a la par que insumen más de 8 mil millones de pesos anuales de presupuesto, han producido solo 14 millones y en los últimos días la Intervención ha firmado una capitulación ante ATE (o bien un acuerdo consensuado) para elevar salarios, emonumentos, beneficios y hasta pagar todo lo adeudado de cuatro o cinco años de la BAE, un premio por productividad que pagaba YCRT cuando sacaban carbón. Hoy no lo saca e igual lo cobran.

Como OPI lo informó al inicio de esta gestión, una de las propuestas que figuraban en carpeta era ofrecerle a los chinos la explotación minera y la terminación y gestión treinteañal de la usina de 240 Mw.

Esto volvió a ser puesto en la mesa de acuerdo entre Argentina y China, cuando en los últimos meses nuestro país decidió acordar una agenda en el financiamiento de las obras públicas e inversiones en energía, tal como lo refirió a OPI una alta fuente del Ministerio de Economía.

Si bien China es un país “carbonero”, YCRT no le interesa por cuestiones de orden social, económica y productivas. No ven claro el beneficio ni la posibilidad de que los sindicatos, bajo la legislación argentina, permitan que las empresas chinas adecuen los recursos para asegurar una producción aceptable. Sin embargo, este no es todo el problema; la calidad del carbón no los atraería lo suficiente como para invertir en este campo del monoproducto.

La Usina de 240 Mw sí es un objetivo atractivo para los chinos, sin embargo, por razones estrictamente políticas, el Frente Para la Victoria (al menos hasta hoy) no quiere (o no puede) negociar individualmente la planta de energía, por dos razones: uno, porque YCRT quedaría al margen (definitivamente) de una negociación integral con China y segaría siendo contrapeso del Estado nacional y porque desde el gobierno y la Intervención saben que no puede asumir con los chinos (si hipotéticamente se hacen cargo de la usina) el compromiso de provisión de carbón de manera ininterrumpida. La única forma que podría prosperar un acuerdo es si la usina (tal como lo venimos diciendo) funciona a gas.

Si los chinos no se hacen cargo y si el Estado nacional decide no hacer frente a la erogación inútil de casi 10 mil millones de pesos anuales para YCRT el cual permanece inactivo, improductivo y conflictivo, el destino de la empresa emblema de la corrupción en la era K, comienza a ser incierto.

Si bien la Intervención de YCRT hoy alardea de estar encaminada a un destino de producción y en base a eso hay capitulado ante los sindicatos, pretendiendo que dándole todo lo que piden, comenzarán a trabajar para poner a producir el yacimiento, algo que desde Economía han ordenado, el Interventor y su equipo no están seguro que esto vaya a ser como lo difunden.

De continuar las actuales condiciones, YCRT podría enfrentar una situación muy compleja, pues le podrían achicar el presupuesto y exigirles que sus salarios y beneficios estarán directamente vinculados a la productividad, es decir una especie de autofinanciamiento, que vendría a aliviar el peso que tiene en el déficit nacional, una empresa inerte.

Las fuentes del Ministerio dijeron “El Estado nacional no les va a quitar su apoyo pero el esfuerzo va a tener que ser de YCRT. Si producen en cantidades, puede vivir bien, si no producen no van a cobrar un solo peso”. Resumido en esta simple frase, las expectativas del yacimiento de producir en cantidad los puede hacer sobrevivir a la carestía que se viene en los próximos dos años, eso sin contar que el destino del yacimiento podría quedar sellados con la llegada de un nuevo gobierno nacional, si acaso lo toma el año 2023 sin sacar carbón, insumiendo miles de millones de pesos y generando conflictos interminables donde no hay acuerdos que se respeten.

La autogestión, un horizonte fijado por todas y cada una de las intervenciones, nunca estuvo ni cerca de lograrse. Hoy, pasa a ser un imperativo por la falta de recursos y la paradoja comienza a revelaras cuando vemos que la solución está en manos de quienes hace dos años y medio anularon el yacimiento como núcleo productivo de carbón: los gremios que viven de paro por cualquier cosa y las intervenciones que en cada gestión traen decenas de personas con sueldos increíbles y dudosa capacidad para llevar adelante la empresa, a un verdadero destino de grandeza, como señalan en sus discursos vacuos, pero que finalmente solo resultan un sobrepeso a las arcas nacionales que hoy, vacías, quebradas y en emergencia desde hace años, deben encontrarle una salida práctica al problema: Si producen, cobran; si siguen sin producir, se terminarán hundiendo. (Agencia OPI Santa Cruz)



COMPARTIR:

Comentarios

Escribir un comentario »

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!