Viernes 20 de Mayo de 2022

Hoy es Viernes 20 de Mayo de 2022 y son las 23:12 - Tomemos Conciencia. "No me preocupan los corruptos y ladrones." Me preocupa todo un pueblo que mira con indiferencia el comportamiento mafioso. "El miedo sólo sirve para perderlo todo."

18 de marzo de 2022

MEDIOS EUROPEOS : DESINFORMANDO AL SERVICIO DE RUSIA . . . EL ESVANDALO DEL ‘HLAVNE SPRAVY .

ELENTIR.
Fuente : CONTANDO ESTRELAS.

Detienen a un periodista de ese medio y a un militar por espionaje para el GRU.

La influencia de Rusia es una sombra que se cierne sobre ciertos medios.                                              ¿Apoyan al régimen de Putin por mera afinidad, o lo hacen por algo más?

El escándalo del diario digital prorruso ‘Hlavné Správy’ de Eslovaquia.

Estos últimos días esa pregunta ha obtenido una respuesta clarísima en Eslovaquia.                                  El martes, el medio eslovaco DennikN.sk publicaba un vídeo grabado por los servicios de seguridad de ese país en 2021, que recoge un encuentro entre el periodista eslovaco Bohuš Garbár, colaborador del diario digital prorruso Hlavné Správy (aficionado a publicar bulos y todo tipo de teorías conspirativas), y el coronel Sergej Solomasov, agregado militar de la embajada de Rusia en Bratislava. 

En ese encuentro se ve a Solomasov aleccionando a Garbár para captar a personas para obtener “información política” y también datos confidenciales relacionados con la OTAN. 

A raíz de estas investigaciones de los servicios de seguridad de ese país, han sido detenidos cuatro ciudadanos eslovacos acusados de espionajeUno de ellos es el citado Bohuš Garbár, que se enfrenta a cargos de espionaje y soborno y ha admitido ambos delitos.

Según señala Radio Slovakiaen abril de 2021 este periodista empezó a servir como contacto de inteligencia en Eslovaquia para el GRU, el servicio de inteligencia exterior de Rusia, cuyos oficiales operaban bajo la fachada diplomática desde embajada rusa en Bratislava.                                                  Si ha provocado asombro la implicación de un periodista en esa red de espionaje rusa, no menos escandalosa ha sido la detención del teniente coronel Pavel Bucka, exfuncionario de la Academia de las Fuerzas Armadas de Eslovaquia, que es sospechoso de cooperar durante mucho tiempo con la inteligencia militar rusa y de entregarle materiales confidenciales: “estuvo proporcionando a los servicios secretos rusos información sobre los intereses de la OTAN y las Fuerzas Armadas de Eslovaquia desde 2013.                                                                                                                                        Ha revelado cuánto le han pagado por esta actividad”, según señala Radio Slovakia. Al igual que Bohuš Garbár, ha admitido su culpabilidad y se enfrenta a una pena de entre 4 y 13 años de prisión.

Por si no bastaba con un periodista y un militar, otro de los detenidos ha sido identificado como “Bohus M”, un exmiembro del Servicio de Inteligencia Eslovaco (SIS), donde trabajó hasta finales de 2021. El cuadro de detenidos se completa con Jozef Mihalcin, que trabajaba como asistente de un legislador en el Parlamento eslovaco. Tanto Bohus M como Mihalcin sirvieron de fuentes de información para Bohuš Garbár y ya han quedado en libertad sin cargos.

El sitio web del ‘Hlavné Správyha sido suspendido

En cuanto al diario prorruso de Bohuš Garbár, la Oficina Nacional de Seguridad (NBÚ) de Eslovaquia ordenó bloquear el sitio web de Hlavné Správy el 2 de marzo, antes de que se llevasen a cabo las citadas detenciones. Desde ese día la web www.hlavnespravy.sk está inoperativa.

La suspensión de este sitio es provisional (se mantendrá hasta junio de 2022) y se produjo el mismo día de la prohibición de emisión dictada por la Unión Europea contra los canales de propaganda del Kremlin RT y Sputnik News, que durará “hasta que se ponga fin a la agresión a Ucrania, y hasta que la Federación Rusa y sus medios asociados dejen de realizar acciones de desinformación y manipulación de la información contra la UE y sus estados miembros”.

¿Puede haber ocurrido algo similar en Alemania, Francia, Italia o España?

El caso de Hlavné Správy anima a preguntarse: ¿el GRU sólo contactó con un medio eslovaco, o también con los de otros países?                                                                                                         Con todos mis respetos para los eslovacos, hay países europeos más relevantes en la esfera militar y política, y no sería descartable que el GRU hubiese llevado actividades similares en Alemania, Francia, Italia o España, por poner algunos ejemplos. No hay que utilizar mucho la imaginación: hace dos semanas un periodista español, que trabaja para un medio de ultraizquierda afín al gobierno, fue detenido en Polonia acusado de colaborar con el GRU ruso.                                                        Tenía en su poder dos pasaportes y dos tarjetas bancarias rusas, con dos nombres diferentes.

Por otra parte, al margen de la información confidencial que pudiese facilitar Bohuš Garbár al servicio de inteligencia ruso, quedaría por ver hasta qué punto Hlavné Správy también se dedicaba a propagar la narrativa del Kremlin como parte de los servicios acordados por Garbár.                          Cuesta mucho entender que algunos medios acceda a difundir mentiras tan burdas como las que propaga el Kremlin, poniendo en grave riesgo su credibilidad, sin obtener nada a cambio.

La conspiranoia como tapadera para ocultar una verdadera conspiración

En todo caso, no deja de ser irónico que un medio como Hlavné Správy, tan aficionado a propagar teorías conspirativas, haya pasado por alto la conspiración que urdía uno de sus colaboradores.     El suyo no ha sido un caso aislado. Como ya señalé el 6 de marzo, la invasión rusa de Ucrania fue precedida por una colosal campaña de desinformación desde el Kremlin a la que se han apuntado muchos conspiranoicos.                                                                                                                                         La verdadera conspiración, la urdida por el régimen de Putin contra Ucrania, quedó tapada por una maraña de teorías conspirativas sobre EEUU, Ucrania, la OTAN, etc.                                                Ya avisé alguna vez de que transmitir la idea de que todo en el mundo se debe a conspiraciones acaba por provocar que las verdaderas conspiraciones pasen desapercibidas. 

Ahora tenemos el caso de Hlavné Správy para ilustrar esa práctica.



COMPARTIR:

Comentarios

Escribir un comentario »

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!