Jueves 19 de Mayo de 2022

Hoy es Jueves 19 de Mayo de 2022 y son las 17:56 - Tomemos Conciencia. "No me preocupan los corruptos y ladrones." Me preocupa todo un pueblo que mira con indiferencia el comportamiento mafioso. "El miedo sólo sirve para perderlo todo."

4 de mayo de 2022

36 DIAS DE GENOCIDIO. "El GRAN EXITO” de Putin (el amigo de Cristina y Alberto) es acumular miles de muertos civiles, violar a mujeres y enterrar cadáveres en fosas comunes

Por : RUBEN LASAGNO.
Fuente : Agencia OPI SANTA CRUZ . Organización Periodística Independiente.

El 24 de febrero de 2022 empezó la invasión armada a Ucrania por parte de Rusia. Treinta y seis días después los combates siguen en las calles de las distintas ciudades. La gran potencia armada que parecía Rusia, no lo es tanto, no ha podido doblegar el ánimo, la resistencia y las escaramuzas de Ucrania. En el medio las tropas rusas debieron replegarse, rearmarse y volver a atacar con armas altamente letales. Lo que empezó como una “operación quirúrgica”, según los medios oficiales rusos, terminó siendo una orgía de sangre y fuego.                                                                   La invasión rusa a Ucrania, ya se inscribe entre los más tenebrosos crímenes de guerra, con el dato que agrava considerablemente el objeto y sus consecuencias: no es una guerra por cuestiones religiosas, ni económica, ni racial, es un fraticidio, pues rusos, ucranianos, polacos y otros países del orbe, comparten lazos de sangre, comunidades, trabajos e intereses comerciales y sociales afines.

La guerra actual es producto de la invasión criminal y asesina de Vladimir Putin a un país vecino, que optó por defenderse.                                                                                                                                              Para el Papa Francisco, que ha borrado de su léxico la palabra “invasión”, al igual que para Alberto y Cristina Fernández, el nivel de incondicionalidad con el genocida ruso, los hace quedar como defensores de la peor lacra contemporánea de la política internacional, al punto de cuestionar (prácticamente) “la guerra”, pero no por el acto aberrante de la invasión rusa a Ucrania, sino por la oposición que hace el pueblo ucraniano a ser invadido.                                                                                    En términos relativos, lo que están diciendo el Papa, Alberto y Cristina es que la guerra se produce porque Ucrania decidió defenderse.                                                                                                              Una aberración política sustancial y definitivamente atroz de parte de Jefes de Estados.                  El genocida Vladimir Putin ha dejado a su paso las peores muestras de lo que es capaz un ser humano.                                                                                                                                                          El odio, el resentimiento, la destrucción y los más aberrantes crímenes de lesa humanidad.                Sin embargo, todo esto que aún los historiadores, la prensa y los organismos de DDHH y cuanta organización similar esté dando vuelta en el mundo, persisten en recordar como el genocidio armenio, el holocausto judío, el genocidio bosnio (masacre de Srebrenica en 1995), entre otras bestialidades de la humanidad en la corta vida de los últimos 100 años del mundo, hoy tiene otro capítulo, escrito por el presidente ruso.

Los destinos del ex gran visir Talaat Pasha, Otomano ejecutor del genocidio Armenio (Slobodan), Adolfo Hitler(holocausto judío), Milošević y Milenko Trifunovic (bosnia), entre otros, fue la muerte.                                                                                                                                      Y lo mismo le espera a Vladimir Putin, el genocida contemporáneo que algunos tratan de disimular tras una pátina de estadista en un país donde sus propios amigos, le están dando la espalda, porque su locura criminal les está haciendo perder plata (no por otra cosa).

En una de nuestras notas el día 9 marzo 2022 y hablando precisamente de la interna que tiene Putin, a partir de lo que nos dijera un colega español, escribimos Este castigo global llamó a la reflexión a la burguesía rusa y le ponen presión al presidente Putin, sobre quien un médico ruso reveló allí por noviembre, que padece de Párkinson y un tipo de cáncer.                                                No son pocos quienes piensan que Vladimir Putin esté jugando su última carta y en este marco se interpreta la amenaza de su canciller de un posible conflicto nuclear “devastador” para la humanidad”.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

El presidente de Rusia Vladimir Putin – Foto: NA

El castigo global, el fin del anacronismo ruso y un presidente desbordado que podría ser asesinado por los propios, hartos de ver amenazados sus intereses.                                        Por: Rubén Lasagno – Un periodista español, con el cual compartimos puntos de vista casi a diario, me dijo que situacionalmente la invasión desatada por Rusia contra Ucrania, ha puesto a los magnates y empresarios rusos en una encrucijada existencial, ante las medidas globales que el mundo está tomando en contra de ese país, por la decisión de Vladimir Putin de traspasar la línea roja (que nada tiene que ver con su bandera) y agitar los peligros de una tercera contienda mundial de final impredecible.

Nuestro colega, con más cercanía al núcleo de la información en Europa, no descarta que Putin pueda ser asesinado(o al menos que lo intenten), dentro de su propio país, por el desastre económico, financiero y político, generado tras su decisión de invadir Ucrania, aún contra muchas opiniones contrarias de su propio entorno.

En esta instancia Putin debe cuidarse de los enemigos internos, tanto como de los externos”, nos dijo nuestro colega español “sus acciones descontroladas han llevado al establishment ruso a verse directamente perjudicado en todo el mundo y eso es lo que no le van a  perdonar” y agregó “Los entornos del presidente ruso duran poco, cuando él advierte que saben mucho o están muy conectados con su realidad diaria, los manda a matar.                                                                              Ya hubo no menos de 5 casos,  dos envenenamientos, dos accidentes inexplicables y un caso de una muerte cardiovascular, pero que se cree podría haber sido provocado”, señaló el colega.

De acuerdo al análisis político de las últimas horas, Putin no ha podido en 14 días de invasión, doblegar a las defensas improvisadas de un país al que invade usando una fuerza desproporcionada y cometiendo crímenes de lesa humanidad en cada ciudad a la que llega y bombardea de manera indiscriminada a poblaciones civiles y tiende emboscadas a familias que viajan hacia Polonia y las masacra en sus autos, matando a hombres, mujeres y niños.

Últimamente Rusia ha sido denunciado en el ámbito internacional por el uso de armas prohibidas en convenciones sobre el desarme y la limitación de arsenales y uso de armas prohibidas, como la bomba “beluga” un artefacto conformado por un contenedor en cuyo interior van decenas de pequeñas bombas antipersonales las cuales se desprenden del cuerpo principal y caen sobre el terreno, arrasando a las tropas enemigas. Rusia las está tirando sobre las tropas ucranianas y la población civil.

Otro de los artefactos prohibidos son las bombas termobáricas, también denominadas “bombas de vacío”, porque al explotar aspiran el oxígeno circundante y genera una temperatura extraordinaria que vaporiza los cuerpos blandos y su efecto expansivo es varias veces superior a una bomba convencional.

El peligro de un loco armado

El presidente ruso está llegando al punto de no retorno, es decir, el momento en el cual no podrá tomar las decisión de parar y proponer una salida negociada a un conflicto generado por él mismo, quien nunca tuvo en sus cálculos la reacción internacional global, que amenaza con excluir a Rusia de todos los escenarios internacionales posibles: económico, comercial, financiero, político y hasta deportivo. Eso, sin contar con el bloqueo en el sistema Swift y la orden de incautar todos los bienes de ciudadanos rusos en el mundo y hasta el bloqueo de compra de crudo por parte de EEUU.

Este castigo global llamó a la reflexión a la burguesía rusa y le ponen presión al presidente Putin, sobre quien un médico ruso reveló allí por noviembre, que padece de Párkinson y un tipo de cáncer. No son pocos quienes piensan que Vladimir Putin esté jugando su última carta y en este marco se interpreta la amenaza de su canciller de un posible conflicto nuclear “devastador” para la humanidad.

Hay un sector ruso que no quiere nada de esto y teme un desborde emocional del hombre fuerte quien su “invasión relámpago” lleva casi 20 días de retardo. Hoy Rusia sufre las consecuencias de la guerra tradicional y una contienda nuclear daría lugar a la tan temida sigla DMA “Destrucción Mutua Asegurada”, acuñada durante la guerra fría, porque nadie en el mundo sobreviviría a los arsenales atómicos, ya que la globalización de las consecuencias involucraría a los propios rusos como víctimas.

Putín o Pirro

Pirro, rey de Epiro en la antigüedad, logró una victoria sobre los romanos con el costo de las tres cuartas partes de su ejército. A tal punto fueron las pérdidas humanas de sus ejércitos, que el propio Rey, mientras contemplaba el resultado de la batalla, dijo: “Otra victoria como esta y volveré solo a casa”.

¿Vladimir Putin, a lo Pirro, evalúa realmente usar “el botón rojo”, todo un símbolo de la decisión final para desatar el apocalipsis?. Los tiempos corren en contra de los propósitos bélicos del presidente ruso, pero proporcionalmente, su incapacidad para detener esta guerra inaudita, lo acerca peligrosamente a una decisión final.

Putin es un genocida, un loco, un aventurero con ideas hitlerianas de expansión territorial y la esperanza de reconstruir la Unión de Repúblicas Soviéticas a como de lugar. Solo lo puede parar un movimiento endogámico de su gobierno, la sublevación de los cuerdos y en ese marco en Europa  evalúan que la muerte de Vladimir Putin y varios de sus más estrechos colaboradores, sería el principio de la solución para salir de la amenaza de una tercera guerra mundial y de esa manera evitar la escalada de una contienda donde el ruso podría echar mano al imponente arsenal nuclear a su alcance. 



COMPARTIR:

Comentarios

Escribir un comentario »

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!