Domingo 26 de Junio de 2022

Hoy es Domingo 26 de Junio de 2022 y son las 22:44 - Tomemos Conciencia. "No me preocupan los corruptos y ladrones." Me preocupa todo un pueblo que mira con indiferencia el comportamiento mafioso. "El miedo sólo sirve para perderlo todo."

15 de junio de 2022

DOS ASESINATOS DE NIÑOS PEQUEÑOS DEJAN POR LOS SUELOS LOS DOGMAS SEXISTAS DE LA IZQUIERDA .-

Por : ELENTIR .
Fuente : CONTANDOESTRELAS.-

Durante muchos años, la izquierda ha intentado enfrentar a las personas por su clase social. Ahora intenta enfrentarnos por nuestro sexo.

Los asesinatos de niños por mujeres que son silenciados en España en aras del feminismo.-

La diferencia entre Olivia y Yaiza: una de estas asesinadas es invisible para cierto feminismo.-

Un intento de demonizar a los hombres con fines políticos .

A diferencia del feminismo de equidad, que surgió para reivindicar algo justo (la igualdad de derechos y de oportunidades para las mujeres), el feminismo de género de la izquierda no busca la igualdad, sino generar un discurso antimasculino que consiste en proyectar sobre el sexo la tesis marxista de la lucha de clases, presentando a los hombres como opresores y a las mujeres como oprimidas. Sobre esa base, la izquierda elaboró un concepto perverso, la llamada “violencia de género”, que culpa a los hombres de querer hacer daño a las mujeres por razón de su sexo, como parte de una estructura de opresión.

 

Pero la realidad es más tozuda que los dogmas ideológicos de la izquierda, y siempre se empeña en demostrar que la violencia no tiene sexo, y que tanto hombres como mujeres son capaces de matar, incluso a los más vulnerables. En los últimos días se han conocido dos noticias terribles que demuestran ese hecho, cuya mera afirmación es hoy motivo de señalamiento desde la izquierda.

El asesinato de dos niños pequeños por parte de sus madres.

En la localidad española de Bigastro, Alicante, una madre ha sido detenida por asesinar a golpes a uno de sus hijos mellizos de dos años.                                                                                                Al llegar al hospital se comprobó que el niño tenía varias fracturas.                                                        La madre dijo que el niño se había dado un golpe accidentalmente con una mesa.

Así mismo, en la localidad italiana de Mascalucia, Catania, una madre asesinó a su hija de cinco años. El cadáver de la pequeña fue encontrado en un campo abandonado a 200 metros de su casa.                    En este caso, la madre se inventó una rocambolesca historia de un supuesto secuestro para encubrir el crimen, hasta que finalmente acabó confesando haber sido la autora del asesinato.

Víctimas de primera o segunda clase por el sexo de la persona que las mató

Habitualmente, los asesinatos de niños a manos de hombres son motivo de actos de duelo delante de las instituciones, en recuerdo de las víctimas.                                                                                                  No ocurre lo mismo cuando los niños son asesinados por mujeres.                                                              En estos casos, no suele haber minutos de silencio.                                                                                      Son crímenes que contradicen las tesis ideológicas de la mitad izquierda del mapa político (unas tesis que ha asumido también una parte de la derecha), y por eso esos niños se convierten en víctimas de segunda clase.                                                                                                                                               De hecho, en España el gobierno omite sin más las cifras de niños asesinados por mujeres en sus estadísticas oficiales, publicando sólo las cifras de niños asesinados por hombres, bajo la etiqueta de “violencia de género”.

Asesinatos de niños a manos de sus madres: un drama silenciado.-

No estamos ante un problema marginal. En abril de 2018, la web jurídica española Confilegal señaló que entre 2013 y 2017 fueron asesinados 102 niños en España, y la mayoría de ellos (48) fueron asesinados por madres.                                                                                                                                        Además, 28 niños fueron asesinados por ambos progenitores; 11 fueron asesinados por sus padres, 8 por mujeres cercanas y 7 por hombres cercanos.                                                                                               Un 68,63% de los autores de esos crímenes fueron mujeres, pero ninguna institución española parece interesada en abordar esta realidad, simplemente porque pone en entredicho unos dogmas ideológicos que ya suscribe todo el mapa político español, con la excepción del partido conservador Vox, que es el tercero más votado.

Cuando pedir igualdad te lleva a ser señalado como «machista».

Cabe preguntarse cómo hemos dejado que el fanatismo ideológico de la izquierda se imponga en las instituciones, hasta el extremo de discriminar a niños asesinados en función del sexo de la persona que los asesinó: una forma escandalosa de sexismo que debería avergonzar a la mayor parte de la clase política y de los medios de comunicación.                                                                  En vez de ello, y paradójicamente, los que insistimos en denunciar esa infame discriminación somos señalados como “machistas, por el mero hecho de reclamar lo mismo que reclamaron las pioneras del feminismo: la igualdad de hombres y mujeres ante la ley.



COMPARTIR:

Comentarios

Escribir un comentario »

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!