Domingo 2 de Octubre de 2022

Hoy es Domingo 2 de Octubre de 2022 y son las 09:28 - Tomemos Conciencia. "No me preocupan los corruptos y ladrones." Me preocupa todo un pueblo que mira con indiferencia el comportamiento mafioso. "El miedo sólo sirve para perderlo todo."

9 de agosto de 2022

INFORME DE REPRESION RELIGIOSA EN CUBA.- I

PRISONERSDEFENDERS .-
Informe de Prisoners Defenders, 2 de agosto de 2022, a la atención de Rodolfo Griffa .-

La represión religiosa en Cuba.
El informe imprescindible .

Prisoners Defenders presenta y complementa el Informe de Libertad Religiosa del USCIRF.
 

El presente documento contiene un amplio recorrido por los contenidos del innovador informe “Constitutional Reform and Religious Freedom in Cuba” editado por el USCIRF (US Commission on International Religious Freedom) sobre libertad religiosa, que fue presentado hoy 2 de agosto de 2022 y en el que Prisoners Defenders es co-autor en colaboración con OAA (Ayuda de Alcance a las Américas) y consultores independientes.
Durante el desarrollo de este informe, Prisoners Defenders, adicionalmente, tomó declaración a 56 líderes religiosos y laicos de las 4 religiones a estudio (católicos, protestantes, yorubas y musulmanes). De dichas declaraciones, USCIRF tomó resultados que confirmaban todas las conclusiones del informe.
En este documento damos acceso al informe de USCIRF y además presentamos de forma consolidada los significativos resultados del mismo añadiendo la versión extendida de los resultados de las declaraciones realizadas por los 56 líderes religiosos y laicos de Cuba.


Algunos de los resultados son los siguientes:
El 93% de los 56 líderes religiosos sufren 3 tipologías de represión: Amenazas (84%), Citaciones policiales (70%), detenciones (46%), violencia policial (23%) y actos de repudio/escraches (54%).
El 96% no piensa que la actual Constitución otorgue más derechos que la anterior.
El 84% sostiene que la constitución enuncia derechos, pero es “papel mojado”.
El 89% sostiene que el Consejo de Iglesias es una organización oficialista.
El 100% de los Babalawos de la religión Yoruba consultados sostiene que la Asociación Cultural Yoruba tiene una agenda oficialista.
El 100% de los Imanes consultados sostiene que los jerarcas de la Liga Islámica trabajan en buena medida para la Seguridad del Estado y no son religiosos musulmanes reales, sino que aparentan dicho papel ante la sociedad.
El 98% sostiene que la Oficina de Atención a los Asuntos Religiosos del Comité Central del Partido Comunista de Cuba controla y limita el ejercicio de la libertad religiosa de forma arbitraria y/o sin atender a la constitución, y el 84% sostiene que la OAARR se sirve de la Seguridad del Estado para controlar y reprimir la libertad religiosa.
Por medio del estudio de USCIRF, y corroborado por las declaraciones de los 56 líderes religiosos declarantes, se demuestra como el Consejo de Iglesias, Pastores por la Paz, la Liga Islámica de Cuba y la Asociación Cultural Yoruba son iniciativas del gobierno que fingen ser religiosas para ocupar el espacio de las verdaderas organizaciones religiosas, y así presentar tanto a la población como a la opinión internacional supuestos religiosos que están en armonía con su gobierno.
Especialmente grave es el caso de la Liga Islámica de Cuba, que fue creada para posibilitar los lazos comerciales con los países musulmanes, robando la iniciativa original perseguida y no permitida del Imam cubano Hassan Abdul Gafur (Ernesto Silveira Cabrera), muy respetado en los países árabes.                                                                                                                              Muchos países árabes creyeron que el Imam había creado la Liga por fin, mientras éste presentó numerosas quejas a las autoridades porque la Liga fue creada por agentes de la Seguridad del Estado que le situaron como Vicepresidente en documentos presentados en el mundo árabe, cuando jamás dió su autorización a dicho teatro.
Gracias a ello y que los países musulmanes no conocen esta maniobra teatral, éstos países han creído durante años que el Islam está protegido en Cuba, cuando es una de las religiones más perseguidas en la isla, incluyendo la persecución al Imam Hassan y a los practicantes del Islam.                                                                                                                                                      Con esta argucia, el gobierno de Cuba amplió lazos mercantiles y políticos con el mundo árabe.
En el informe, además, se describe detalladamente la metodología de control y represión de las organizaciones religiosas en Cuba.
Estos son sólo algunos pocos de los hallazgos y conclusioes del informe que ahora se presenta. Descubra ahora el que posiblemente es el más profundo informe jamás realizado sobre la libertad religiosa en Cuba.

Acceda ahora al informe completo:                                                                       I. INTRODUCCIÓN

El presente documento contiene un amplio recorrido por los contenidos del informe “Constitutional Reform and Religious Freedom in Cuba” editado por el USCIRF sobre libertad religiosa que fue   presentado el 2 de agosto de 2022. Durante el desarrollo de este informe, Prisoners Defenders, co- autor del mismo, tomó declaración a 56 líderes religiosos y laicos de las 4 religiones a estudio (católicos, protestantes, yorubas y musulmanes). De dichas declaraciones, USCIRF tomó algunos de los resultados, los cuales confirmaban los resultados del informe. En este documento presentamos de forma consolidada resultados significativos del informe de USCIRF en el que también fueron co-autores OAA (Ayuda de Alcance a las Américas) y consultores independientes y añadimos la versión completa de los resultados de las declaraciones realizadas por los 56 líderes religiosos y laicos.   II. LIBERTAD RELIGIOSA Y DERECHOS CONEXOS El informe analiza la libertad religiosa y, además, los derechos que afectan y/o son necesarios para el ejercicio de ésta. En concreto: • Libertad de expresión • Libertad de reunión • Libertad de asociación • Derecho a la privacidad/intimidad • Derecho a la no discriminación • Derecho a la libertad de circulación   III. CONSIDERACIONES SOBRE LA CONSTITUCIÓN En el libro publicado por la Universidad de Oxford denominado “Manual de Derecho Constitucional Comparado” (“The Oxford Handbook of Comparative Constitucional Law”), Dieter Grimm, ex juez del Tribunal Constitucional Federal de Alemania y Profesor de Derecho de la Universidad Humboldt de Berlín y de la Facultad de Derecho de Yale, dedica un apartado completo a analizar los tipos de Constituciones y enumera las características esenciales de una Constitución aceptadas de forma general actualmente, como son: • La constitución en el sentido moderno es un conjunto de normas jurídicas, no una construcción filosófica. Las normas emanan de una decisión política y no tienen su fuente en una verdad preestablecida. • La finalidad de estas normas es regular el establecimiento y el ejercicio del poder público, en contraposición a una mera modificación de un poder público preexistente. La regulación implica una limitación. • La Ley Constitucional es integral en el sentido de que no se reconocen titulares del poder público pre o extraconstitucionales ni medios pre o extraconstitucionales para ejercerlo. • La Ley Constitucional debe ser la Ley Superior. Goza de la primacía de todas las demás leyes y actos jurídicos que emanan del gobierno. Los actos incompatibles con la constitución no pueden tener cabida o validez jurídica. • El derecho constitucional tiene su origen en el pueblo como única fuente legítima de poder. La distinción entre poder constituyente y poder constituido 1 es esencial para la constitución.   1 Poder constituyente y poder constituido: https://manualderechoconstitucional.es/lesson/concepto-material-y-formal-de la constitucion#  :~:text=El%20primer%20concepto%20est%C3%A1%20relacionado,han%20limitado%20constitucional mente%20sus%20competencias Prisoners Defenders realizó en 2019 un análisis de la nueva Constitución de Cuba. 2 Este análisis ha servido de base para comprender el valor que se debe atribuir a dicha Carta Magna en el ámbito de lalibertad religiosa y los derechos conexos. Del análisis llevado a cabo se pueden extraer una serie de conclusiones muy relevantes: • La actual Constitución ha significado un ligero paso atrás en materia de la normalización del marco jurídico sobre asuntos religiosos en comparación con la Constitución de 1976. Si bien la Constitución de 2019 en sus artículos 15, 42 y 57 ha mantenido buena parte de los enunciados, presentes en la Constitución de 1976 de los artículos 8, 42, 43 y 55, la nueva Constitución ha eliminado de forma expresa la capacidad de que las instituciones religiosas sean protegidas por la Ley, al eliminar la frase “La ley regula las relaciones del Estado con las instituciones religiosas” que estaba presente en la anterior Constitución. Se elimina así de facto el hecho de poder albergar esperanzas en disponer en el futuro cercano de una Ley de Cultos, que siempre fue una asignatura pendiente por desarrollar de la anterior Constitución de 1976. La Ley de Cultos ha sido largamente esperada en Cuba por los religiosos ante la actuación arbitraria del Partido Comunista en este ámbito. La Ley de Cultos que se esperó desde 1976 y nunca llegó no sería limitativa del ejercicio de la religión sino más bien limitativa del ejercicio arbitrario del control que ha ejercido siempre el partido comunista sobre la religión, y por ello era largamente esperada. Esta nueva Constitución cercena esa posibilidad. • La Constitución no es la norma jurídica de mayor grado en Cuba. La Constitución no menciona ni articula la necesaria adaptación de la normativa jurídica vigente a los requerimientos de ésta, ni tampoco se declara como norma jerárquica superior sobre la normativa jurídica cubana, sino que se sitúa, incluso en el artículo 45, al mismo nivel que las leyes ya vigentes, y en particular sobre presuntos derechos que la Constitución parece contemplar: “Art. 45. El ejercicio de los derechos de las personas solo está limitado por los derechos de los demás, la seguridad colectiva, el bienestar general, el respeto al orden público, a la Constitución y a las leyes”. En otros artículos (49, 50, 52, 54, 56 ó 57), la Constitución se sitúa supeditada y por debajo de las leyes en vigor. • La Constitución no otorga nuevos derechos de forma efectiva. En la misma definición de los mismos, introduce las limitaciones dando carta blanca a las leyes vigentes para coartarlos, supeditando la Constitución a estas leyes de orden inferior. Los actuales derechos conexos a la libertad religiosa, presuntamente ampliados por la nueva Constitución, sin embargo se supeditan de forma expresa, en su propio enunciado - Arts. 52 (movimiento), 54 (libertad de pensamiento, conciencia y expresión), 56 (reunión, manifestación y asociación), 57 (libertad religiosa) - a la legislación vigente (“de conformidad con la Ley“ ó “el acatamiento a las preceptivas establecidas en la ley”) sin limitar en grado alguno a ésta. La Ley de Cuba, a su vez, es altamente restrictiva de los derechos conexos a la libertad religiosa. En otros casos, los derechos y libertades conexos se definen en la Constitución como válidos “salvo por orden expresa de la autoridad competente” (Arts. 49 y 50) otorgando a la autoridad plenas facultades de violarlos sin expresar limitación o procedimiento que permita evitarlo. La educación, por su parte, es definida como una política de Estado, obligatoria, y no contempla la libertad educativa de los padres y su contexto religioso. Todo lo descrito ha dado como resultados que no exista avance alguno en dichos derechos conexos. • El escrutinio y la aplicación del concepto de Constitucionalidad no existe en Cuba, pues no existe entidad o tribunal de garantías constitucionales. De hecho, las leyes ordinarias prevalecen sobre la Constitución en los Tribunales, no vinculados a regirse por la Constitución, sino por éstas otras leyes no supeditadas a la Constitución. Esto se hace más patente cuando no hay doctrina, proceso, entidad u organismo garante de instruir qué leyes actuales son claramente inconstitucionales y por tanto necesitarían una urgente reforma al no ser aplicables. En la Constitución no está contemplado ni siquiera el amparo para la protección judicial de los derechos constitucionales, puesto que el artículo 99 de la Constitución establece la posibilidad de que un proceso de amparo sea implementado, pero esto se ha ejecutado por medio de la Ley del Proceso de Amparo de los Derechos Constitucionales, en vigor desde el 15 de julio de 2022, de una forma tan limitativa que resulta inservible a tal efecto. • Por ello, numerosas nuevas leyes aprobadas tras la Constitución limitan gravísimamente los derechos conexos a la libertad religiosa, y han sido promulgadas sin someterse a escrutinio alguno de Constitucionalidad a pesar de ser flagrantemente contradictorias con la Constitución. La Constitución autoproclama un sistema irrevocable (Art. 4), y auto-limita cualquier modificación al respecto (Art. 229), lo que supone una barrera ante cualquier reforma posible y sustrae al pueblo de la soberanía sobre su sistema y su presunta Carta Magna. • La Constitución proclama que “el Partido Comunista es la fuerza política dirigente superior de la sociedad y del Estado” (Art. 5), pero no define en modo alguno su constitución y naturaleza, dejando   la soberanía y control del poder en Cuba fuera de la Constitución. Es un ente, por tanto, supra- constitucional. Esto deja sin efectividad la aplicabilidad de la Constitución y la naturaleza rectora de las instituciones definidas en la misma. Ello nos lleva a conclusiones generales fundamentales para el presente análisis: I. La Constitución de Cuba no es una Carta Magna o Ley Fundamental del Estado de Cuba.                    La sustracción de la soberanía del pueblo, la supeditación a las leyes de grado inferior, la imposibilidad de reformar éstas en los casos de inconstitucionalidad debido a la ausencia de tribunal de garantías constitucionales o proceso de amparo sobre dichos derechos, y la definición del Partido Comunista como poder “superior” del Estado, un ente supraconstitucional sin regulación en la Constitución, nos llevan a dictaminar que la Constitución de Cuba no posee los requisitos mínimos para ser una Carta Magna o Ley Fundamental. Esto concuerda con las opiniones expertas vertidas por la Universidad de Oxford en el “Manual de Derecho Constitucional Comparado” (“The Oxford Handbook of Comparative Constitucional Law”). En este Manual del Derecho Constitucional de Oxford se puede leer que en las Constituciones de las dictaduras socialistas, como Cuba o China y a pesar del uso del lenguaje atribuyendo presuntamente al pueblo la soberanía, escribe Dieter Grimm, “faltan todas las características esenciales de las constituciones. Los otros tipos de Constituciones pueden estar más cerca o más lejos del logro, pero todos pueden ser aceptados como especies del género ‘constitución moderna’. Las constituciones socialistas son el antitipo de éstas.” II. La Constitución y sus postulados de derechos no son ejecutivos. La ausencia de tribunal de garantías constitucionales -o la limitación total de este proceso-, la inexistencia del proceso de amparo real para la protección judicial de los derechos constitucionales, y una Ley de Procedimiento Penal que no invoca los derechos constitucionales, ni define cómo hacerlos efectivos, dejan a la Constitución de Cuba sin función alguna en el proceso penal. En efecto, no tiene validez práctica alguna por encima de la legislación restrictiva de derechos, y no posee capacidad ejecutiva ni jerárquica alguna frente a las leyes de grado presuntamente inferior que restringen los mismos derechos que ella promulga. III. El Partido Comunista es el rector, actualmente, de la libertad religiosa en Cuba. Dado que no existe capacidad ejecutiva sobre los derechos otorgados por la Constitución, que no existe legislación que fije el marco jurídico sobre la defensa de los derechos religiosos, y que el Partido Comunista se define como un ente supra-Constitucional y “la fuerza política dirigente superior de la sociedad y del Estado”, el partido comunista se ha arrogado plenas capacidades para restringir la libertad y cultos religiosos de forma arbitraria sin que haya capacidad legal de oposición. Para ello, el partido comunista posee una entidad rectora de los derechos religiosos, la Oficina de Atención a los Asuntos Religiosos (OAARR), cuya autoridad y funcionamiento emanan y dependen del Comité Central del Partido Comunista de Cuba. Ambas entidades son oscuras y trabajan bajo la ausencia de legislación que regule las actividades religiosas en Cuba, pero son el órgano rector de la actividad concerniente a éstas.   CONFIRMACIÓN POR MEDIO DE LA DECLARACIÓN DE 56 LÍDERES RELIGIOSOS Y LAICOS: Cuando se les preguntó si los derechos de libertad religiosa son más amplios en la constitución actual que en la anterior, sólo dos (4%) de los 56 encuestados lo marcaron como válido. IV. 56 LÍDERES RELIGIOSOS Y LAICOS SOBRE LA CONSTITUCIÓN Y SUS DERECHOS Se realizaron entrevistas personalizadas con más de 15 líderes religiosos de las 4 religiones estudiadas (católica, protestante, yoruba e islámica). Este trabajo cualitativo permitió conocer en profundidad los hechos más significativos de la represión religiosa en Cuba. Tras estas entrevistas, se recolectaron declaraciones de un total 56 líderes religiosos y laicos de las 4 religiones mediante un formulario online. Los resultados de estas 56 declaraciones fueron esclarecedores en torno a múltiples factores. RESULTADOS DE LAS DECLARACIONES TOTAL (%) Declaraciones recabadas 56 Provincias 9 SOBRE LA CONSTITUCIÓN Y LOS DERECHOS ENUNCIADOS EN ELLA Los derechos a la libertad religiosa son más amplios en la actual Constitución de Cuba respecto a la anterior 4% Los derechos a la libertad religiosa son menos amplios en la actual Constitución de Cuba respecto a la anterior 39% Los derechos a la libertad religiosa están limitados por leyes, normas y/o restricciones de facto 84% Los derechos a la libertad religiosa, en la práctica, SÍ resultan protegidos por la nueva constitución 2% Los derechos a la libertad religiosa, en la práctica, NO resultan protegidos por la nueva constitución 79% Aunque el Estado se declara laico en la Constitución, predomina el carácter ateo, y no laico, en la educación 77% La constitución enuncia derechos, pero es “papel mojado” al ser limitados por las Leyes y el proceder del Estado 84%   V. ¿SON REPRIMIDOS LOS RELIGIOSOS EN CUBA? Los 56 religiosos también manifestaron la represión que ellos mismos sufren dentro de la isla, siendo los resultados muy esclarecedores de un sistema represivo en el que son perjudicados los católicos, los protestantes, los yorubas y los musulmanes. RESULTADOS DE LAS DECLARACIONES TOTAL (%) Declaraciones recabadas 56 Provincias 9 EVENTOS REPRESIVOS SUFRE ACTOS REPRESIVOS 93% NÚMERO DE TIPOS DE REPRESIÓN (PROMEDIO) 3 tipos FRECUENCIA SEMANAL 14% FRECUENCIA MENSUAL 23% FRECUENCIA ANUAL 34% FRECUENCIA ALGUNA VEZ 21% SIN ACTOS REPRESIVOS 7% Amenazas He sufrido amenazas por motivos de pensamiento/conciencia/religiosos 84% Citaciones He sufrido citaciones de las autoridades por motivos de pensamiento/conciencia/religiosos 70%

 

 

 



COMPARTIR:

Comentarios

Escribir un comentario »

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!