Domingo 2 de Octubre de 2022

Hoy es Domingo 2 de Octubre de 2022 y son las 11:01 - Tomemos Conciencia. "No me preocupan los corruptos y ladrones." Me preocupa todo un pueblo que mira con indiferencia el comportamiento mafioso. "El miedo sólo sirve para perderlo todo."

14 de agosto de 2022

Por : Rodolfo Griffa .

En estos días de tanta incertidumbre, las palabras geniales de don Humberto Volando, toman fuerza propia, se iluminan, se destacan . . . y son un faro de luz para tomar con decisión una parte importante de nuestra Historia, historia que durante muchos años dejamos de lado, frente al despropósito  de  ideologías nefastas para nuestro pais, y sus habitantes . . . nosotros, los Argentinos.                                 

En mi largo caminar, fui viendo, escuchando, aprendiendo, y en este momento de dudas y de angustia por el futuro de todos, también de mis hijos y mis nietos, encuentro entre hojas ajadas por el tiempo, vivencias devenidas de mis años de estudiante, y de mi propia memoria, que me permiten dedicar a mis lectores estas reflexiones duramente actuales.                                                                          En tanto mi compañero de ruta Bernardo Goncalves Borrega, recorre minuciosamente el predio donde el Campo se encuentra con la Ciudad, en la 134° Exposición de Agricultura, Ganadería  e Industria, en Palermo.                     Yo, frente a mi ordenador, revivo 170 años de un pais,  que en los  últimos  82, perdió la brújula, y nos trajo, sin remedio a la vista, a esta larga, amarga y triste situación, de ser casi parias, frente a un mundo que , azorado nos ve caer en una decadencia insoportable.                                                                          La economia que fue una de las siete mas importante del mundo, entre 1880 y 1930,  hoy se arrastra entre la miseria y la degradación política mas aberrante del tercer milenio.                                                   

Siete días después de terminada la Expo 134° de la Rural en Palermo, nos  queda claro, que un solo sector de la economia nacional, tiene seguro como continuar produciendo riqueza para todo el pais, termina una cosecha, y comienza a sembrar otra vez, sin pedir ni dar cuartel, sigue y sigue, en tanto los que nada hacen, no producen, no trabajan, y reclaman beneficios, que de ninguna manera tienen lógica alguna.                                                                                                        En la Expo quien pudo visitarla, comprobó que el sector agrario, no solo produce cereales y carnes, el agro genera innovación tecnológica.                          Lo extraño, que ocurre en nuestro pais, es que,  quienes menos tienen y mas piden, son aquellos que menos producen para si, bienes y riquezas.                      Critican al que produce, pero no producen nada, y entre tanto viven del que si produce, y si se les permite  tratan de apoderarse de todo lo producido por otros, como si los asistiera el derecho de tener todo a cambio de nada.                  Criado en una colonia, desde la década del 40 para nuestros días, me toco' el crecimiento vertiginoso de ver como los adelantos tecnicos-cientificos se multiplicaban cada uno de los segundos, no ya minutos. de nuestro tiempo, sin lugar a sorprenderse de un cuando otro impactaba en nosotros.             

En mi mundo, alejado y distante de los centros urbanos, me protegí en los principios de mi vida, sumergido en la lectura, que me permitía aceptar lo que ocurría en el mundo, sin ver, pero tratando de comprender que era todo eso, que cambiaba a la humanidad, a sus costumbres, a sus formas, a su formación, pero por sobre todo a las comunicaciones, que nos ponían al alcance de la información, del conocimiento.  Asi cambiaron las formas, de vestir, de comer, de comportarse, de relacionarse, de aprender, de comprobar como se manejaban las relaciones, de los pueblos, de los paises, de los gobiernos, y de nosotros, simples humanos y a compartir sensaciones y sentimientos.                  Asi surgen las ideas, luego las intenciones, y mas tarde las vocaciones . . .          Y al fin fui dejando crecer este impulso de querer comunicar todo lo experimentado en los primeros años de mi vida, asombro, búsqueda, investigación, conocimientos, para dar en cada nota, con libertad, la mejor información, asegurar las fuentes, que sean inobjetables, confiables, y aqui estamos, 65 años después, en el mismo camino, con las mismas inquietudes, y siempre proponiendo ideas para ayudar a pensar, para que usted, estimado lector, tenga mas elementos para decidir que es mejor para su vida.   Ahora, volviendo al inicio de la nota, sobre el campo, una parte de la sociedad, que no entiende al productor agropecuario, y lo considera casi un enemigo, quiero exponer una nota que de alguna manera aclara en que lugar se para cada quien.

Si la justicia existe, tiene que ser para todos, nadie puede quedar excluido, de lo contrario ya no sería justicia”.

Paul Auster. 

La cruzada contra el movimiento *woke. llegó a Europa.  CNN 7/ene/22 .-

Si en 2020 se renovaron los llamamientos a la igualdad racial al tiempo que estallaban las protestas de Black Lives Matter en toda Europa, en 2021 se produjo una reacción violenta cuando algunos sectores de la clase política emprendieron la llamada «guerra contra el " woke ".                                                      Despojado de su significado original de “persona despierta a las cuestiones progresistas y sus orígenes en las comunidades negras de Estados Unidos”, «woke» (similar a estar despierto, en inglés) se ha convertido en un pararrayos político en las guerras culturales de Occidente. 

Ahora es utilizado peyorativamente por legisladores y expertos tanto de izquierda como de derecha, criticando los excesos percibidos de los movimientos a favor de la justicia social y racial.                       

La politización de la palabra, que ha tenido cierto éxito en Estados Unidos, ha reforzado la resistencia política a las peticiones de mayor igualdad en Europa. El término también se ha interpretado de forma diferente, dependiendo de dónde se utilice.

En el Reino Unido, woke se utiliza para «describir todo lo que antes podía calificarse de “políticamente correcto'», según Evan Smith, profesor visitante de la Universidad Flinders de Australia y autor de «No Platform: una historia del antifascismo y los límites de la libertad de expresión», declaró a CNN. 

El término «se utiliza para describir una amplia gama de ideas [y] movimientos relacionados con la justicia social», como el antirracismo, el feminismo interseccional, los derechos de los transexuales y las historias críticas del imperio británico, dijo.

Las instituciones culturales y los académicos han sido objeto de ataques por parte de miembros del Partido Conservador, actualmente en el poder, por apoyar esos movimientos. 

En septiembre, el portavoz del primer ministro Boris Johnson acusó a una organización benéfica creada en nombre de Winston Churchill de intentar «maquillar» los «gigantescos logros» del antiguo líder de la guerra.

Muchos en los sectores tradicionales de Francia ven al woke como una atroz importación estadounidense de teorías sobre la raza, el poscolonialismo y el género, que, según ellos, suponen un riesgo para los valores y la identidad franceses, dijo Samuel Hayat, investigador de política en el Centro Nacional de Investigación Científica (CNRS) de Francia, a CNN. 

El término ganó tracción entre los políticos franceses y su prensa en 2021, dicen los observadores de ese país. 

En mayo, Elizabeth Moreno, ministra de Diversidad del partido del presidente francés Emmanuel Macron, dijo a Bloomberg que «la cultura woke es algo muy peligroso, y no deberíamos traerla a Francia». 

Cuando el semanario político Le Point le preguntó en agosto si «el wokismo [es] una causa justa, en su opinión», la alcaldesa de París, Anne Hidalgo, que es la candidata socialista en las próximas elecciones presidenciales, dijo: «es muy importante que los periodistas arrojen luz sobre estos movimientos emergentes, pero no haré campaña sobre ellos«.

Cuando un importante diccionario francés incluyó un pronombre inclusivo de género en su edición, el legislador francés François Jolivet, del partido de Macron, llamó a los autores del diccionario en Twitter «militantes de una causa que no tiene nada que ver con Francia: #wokisme».

«Woke es visto como una amenaza que viene de una sociedad que se piensa que es multicultural y violenta y que no tiene los mismos valores sobre el laicismo que Francia», dijo Hayat.

La palabra juega en contra de la mentalidad igualitaria y antielitista de los franceses, dijo Hayat, colocando todas las teorías que a alguien le costaría entender, como el feminismo interseccional, «en un solo fenómeno que viene de fuera de Francia».

Mientras las relaciones franco-estadounidenses caían en picada este otoño a causa de un acuerdo de seguridad que Estados Unidos forjó en secreto con el Reino Unido y Australia, el ministro francés de Educación, Jean-Michel Blanquer, abrió un grupo de reflexión para defender los valores franceses contra lo que describió como «wokeismo».

En declaraciones al periódico francés Le Monde sobre su grupo de reflexión, Blanquer dijo que el «wokeismo» es una ideología que «fragmenta y divide, y ha conquistado ciertos círculos políticos, mediáticos y académicos«.

Añadió que la reacción al «wokeismo» ayudó a «llevar a Donald Trump al poder; Francia y su juventud deben escapar de esto».

Según Rim-Sarah Alouane, académica jurídica francesa de la Universidad del Capitolio de Toulouse, la llegada del movimiento woke a las guerras culturales de Francia forma parte de una reacción más amplia entre los miembros del partido de Macron, La République en Marche (LREM), contra los puntos de vista izquierdistas y progresistas, que reaparece tras el  brutal asesinato del profesor Samuel Paty en octubre de 2020.

Frédérique Vidal, anunció el lanzamiento de una investigación sobre la investigación académica francesa en C.News, un canal francés que ha sido comparado con Fox News. En ella se miraría «todo a través del prisma de querer fracturar y dividir», señalando el colonialismo y los estudios raciales, según la Agence France-Presse.

La organización de investigación francesa Vidal, encargada de lanzar la investigación, aceptó llevarla a cabo. Sin embargo, señaló que el islamismo no era un término científico y condenó «los intentos de deslegitimar diferentes campos de investigación, como los estudios postcoloniales, los estudios interseccionales», escribió el Centre national de la recherche scientifique [CRNS] en un comunicado de prensa.

Confundir a los académicos e investigadores con el extremismo islámico equivale al macartismo, dijo Alouane, refiriéndose a la cruzada anticomunista de principios de la década de 1950 del senador estadounidense Joe McCarthy.

Convertir al movimiento woke en un arma es otro intento de doblegar a académicos, investigadores y activistas de los derechos humanos, dicen los críticos.

«Se trata de una caza de brujas contra las personas que cuestionan el statu quo», añadió Alouane. «En lugar de intentar mejorar las cosas, de abordar cuestiones relacionadas con la discriminación, los perfiles raciales y la historia de la colonización francesa…estos académicos [y] investigadores son considerados una amenaza para los llamados valores republicanos».

También plantea cuestiones sobre las libertades académicas, dijo Hayat a CNN. Francia no tiene más que ver cómo los dirigentes húngaros han ido cercenando su sector educativo, prohibiendo los estudios de género en las facultades y obligando a la Universidad Centroeuropea (CEU) a abandonar el país por no ajustarse a su visión nacionalista del mundo.

Mientras que los burdos estereotipos raciales sobre la genética y el color de la piel están mal vistos en el discurso contemporáneo dominante, términos como wokeismo e islamoizquierdismo sirven para reforzar consignas como «no pertenecen a nuestra cultura. No respetan nuestros valores cristianos», dijo Alouane a CNN. «Es simplemente neo-racismo».

El discurso contra el movimiento woke llega a pocos meses de las elecciones presidenciales en Francia, donde la principal amenaza ideológica para Macron proviene de la derecha y la ultraderecha, no de la supuesta izquierda woke, dijo Alouane.

Al igual que en Francia, muchos expertos afirman que la cruzada del gobierno británico contra la ultraderecha tiene como objetivo obtener beneficios electorales.

También demuestra que, aunque el mensaje anti woke funciona con su base, la sociedad británica se está volviendo más multiétnica, tolerante y despierta, dijo Bale.

«Los conservadores van a tener que tomar una decisión si siguen despotricando contra la forma en que va la sociedad», dijo Bale. «El riesgo para ellos es a largo plazo, ya que alejan a los futuros votantes [más jóvenes], a los que necesitan mantener de su lado», añadió Bale. «Hay un número limitado de hombres blancos mayores y gruñones que se excitan con este tipo de cosas».

Incluso el nieto de Winston Churchill, Nicholas Soames, de 73 años, ya ha oído suficiente, calificando el furor por el Churchill Trust de «tan triste y tan patético» en una entrevista con el Times. «Aparentemente, cualquiera que modernice algo o haga algo que remotamente lo ponga al día es ‘woke'», dijo. «Es una absoluta tontería».

CONCLUSION: Al presentar en el año 2009 su novela “El castillo de los Pirineos”, el escritor, historiador y filosofo noruego Jostein Gaarder, decía: “La Declaración Universal de los Derechos Humanos de 1948 sigue siendo vigente porque todavía hay serios incumplimientos, pero creo que hay que pensar en las responsabilidades humanas. Tendremos que contar, más temprano que tarde, con una Declaración Universal de los Deberes Humanos”.   Mientras transcurre la tercera década del siglo veintiuno esa Declaración sigue ausente, y se muestra cada vez mas necesaria.

El término “woke” sigue denotando la conciencia de la injusticia social y el racismo denunciando por Martin Luther King (con su discurso” Tengo un sueño”), que acabaría por convertirse en su intervención más significativa y en un grito a la igualdad aún lleno de vigencia, al que concurrieron unas 250.000 personas, que se reunieron en el Memorial de Lincoln de Washington. Involucrando otros temas inmanentemente sociales.

El Populismo:

La “Carta Fratelli Tutti (156-162) del Papa Francisco, distingue popular de populista. Cuestiona las ideologías populistas, tanto aquellas que dividen la sociedad en forma antinómica como las que atacan la legitimidad del concepto pueblo.

Sostiene que el intento por hacer desaparecer esa categoría del lenguaje, podría llevar a eliminar la palabra democracia, que significa el gobierno del pueblo. Agrega que hay que mantener el componente cultural de la realidad social y hacer una solida critica a la demagogia política. (Ver diario Perfil “El Observador”, paginas 69/70, del 12/dic/2021).

El “populismo ideológico” divide a la sociedad en dos mitades, alienta la lógica de la enemistad, plantea el dilema “ellos o nosotros”, quiere aniquilar al adversario porque busca homogeneidad totalizante.

El “populismo retorico” genera un discurso monológico con consignas militantes y guerras dialécticas, con olvido del dialogo constructivo del bien común y la paz.

El “populismo político” es mesiánico, desprecia las instituciones del Estado de Derecho y la intermediación entre el pueblo y los dirigentes, manipula la información, acalla la prensa, y somete a la justicia. 

El “populismo nacionalista” desprecia al otro, al extraño y al extranjero y le niega el don de la hospitalidad, desdeñando la inclusividad. 

El “populismo económico-político” considera al pueblo como cliente o vasallo, y convierte los planes pasajeros en políticas permanentes.                  Como hizo tanto en Argentina el Papa Francisco, quien cuestiona un “populismo irresponsable” en (“La alegría del Evangelio 204”).

Los derechos:

El recurso de los derechos, pensaba Simone Weil (1.909-1.943), es una herramienta del que administra la fuerza o aspira a hacerlo. 

Hemos visto como, blandiendo ese recurso, se escracha, se cancela, se discrimina, se reparten parcelas de poder e incluso cajas económicas.

El interés de un grupo, organización (sea social, política, económica, etc.) o facción, tanto como un deseo o beneficio personal, son invocados como derecho, y de esa argumentación se deducen conductas y acciones autoritarias, depredadoras, intolerantes.

Logrando con tal actuar, vaciar a la palabra de significado, de hacerla instrumento de una grieta y, en definitiva, acabar por sepultara los deberes en la oscura noche de los tiempos (Sergio Sinay).

Vemos, de tal suerte, otro de los temas que alcanza el término “woke”, en su gran amplitud y por estos lares.

Tal como dijo Martin Luther King, «Tengo un sueño, un solo sueño, seguir soñando.

Soñar con la libertad, soñar con la justicia, soñar con la igualdad y ojalá ya no tuviera necesidad de soñarlas«.

Ojalá, y por el bien de todos, ello se concrete, en un futuro próximo. 

Con  el afecto de siempre.

Rodolfo Griffa.



COMPARTIR:

Comentarios

Escribir un comentario »

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!