Hoy es martes 21 de mayo de 2019 y son las 02:55 hs. “Queremos evitar que Nisman vuelva a morir”. Que los jueces cumplan con la Justicia, o que la Justicia alcance a los Jueces.
14 de noviembre de 2015
Precios K: un relato con patas cortas. Inflación galopante real.
El año termina con aumentos en servicios y productos básicos que esmerilan el bolsillo, dejan en evidencia la falsedad del relato oficial en materia de precios.
Inflación e incapacidad oficial, aspectos que conforman un combo explosivo para los ciudadanos
El estancamiento y la magnitud de la crisis económica nacional se acrecientan con los aumentos de precios que se vienen dando y con los que se aproximan para las próximas semanas y meses, complicando aún más el maltrecho bolsillo de los argentinos.

Precios K: un relato con patas cortas .

DIARIO HOY, 14-11-2015, LA PLATA, PROVINCIA DE BUENOS AIRES.-

El año termina con aumentos en servicios y productos básicos que esmerilan el bolsillo, dejan en evidencia la falsedad del relato oficial en materia de precios.
 
Inflación e incapacidad oficial, aspectos que conforman un combo explosivo para los ciudadanos
 
El estancamiento y la magnitud de la crisis económica nacional se acrecientan con los aumentos de precios que se vienen dando y con los que se aproximan para las próximas semanas y meses, complicando aún más el maltrecho bolsillo de los argentinos.
 
En los últimos días el diario Hoy dio cuenta de cómo por motivo de la suba del precio en la bolsa de harina, los valores del kilo de pan aumentaron un 15%.
Los remedios, a pesar de que el gobierno nacional garantizó que no subirían más de un 3%, se incrementaron en un 10%.
 
Esto se suma a que las tarifas de los celulares se elevarán un 10% a partir del mes de enero, y que los colegios privados de la provincia de Buenos Aires tienen pensado para el 2016 subas de hasta un 25% en la cuota mensual.
 
Ascensos en los precios cotidianos que también pueden verse en otros sectores de la economía, como por ejemplo peajes, seguros, combustibles y prepagas, que tienen un impacto en la economía familiar muy fuerte, condicionando a los ciudadanos en su desenvolvimiento diario.
 
Las medidas tomadas por el gobierno han resultado muy poco efectivas para detener el nivel inflacionario que hoy sobrepasan el 25%, produciendo pequeños parches sin atacar los problemas de fondo, dejando un combo explosivo para quienes asuman el poder el próximo 10 de diciembre.
 
Sin control
 
A pesar del relato K que habla de estabilidad y de los éxitos del programa Precios Cuidados, la realidad muestra que el 2015 finaliza como empezó, con cuantiosas subas en distintos rubros de la economía, llevando a muchos a preguntarse cada día con más fuerza hasta dónde puede aguantar un país con aumentos persistentes en sectores básicos como alimentos y servicios, lo que puede acercar cada día un poquito más a la Argentina hacia el abismo. 
En diálogo con Hoy, la titular del Centro de Educación al Consumidor (CEC), Susana Andrada, señaló que “este año hemos batido récords en materia de aumentos sin que los sueldos hayan subido en la misma proporción.
Lógicamente esto afecta en una forma negativa en los consumidores, y muchos ante semejante panorama van a comprar mucho menos”.
La referente de los consumidores expresó que “la única forma en que se pueda frenar esto es tomando la iniciativa muy fuerte por parte del Estado de quebrar con los especuladores que hacen aumentar los precios por conveniencia propia, perjudicando a millones de argentinos”.
“Es escandaloso que desde el gobierno se sigan permitiendo estos incrementos, sin pensar en las consecuencias que esto traerá para la población, que consumirá menos y repercutirá en forma muy negativa en todo el entramado económico nacional”, resaltó Andrada.
Con esta seguidilla de aumentos indiscriminados y decididos de manera unilateral por las empresas y avalados por el gobierno nacional, no hace más que registrar una meseta en el consumo del segundo semestre del año, que salvo rubros específicos estacionarios, están a la baja y con un pronóstico por demás pesimista.
Más allá de los logros que dice haber cosechado, el kirchnerismo dejará un legado complicado, con una economía en recesión, con inflación y con déficit fiscal, y con esos 3 elementos se abre un combo complicado para desarmarlo y encarar una nueva etapa para los más de 40 millones de argentinos.
 
Un impuesto a los pobres
 
Una de las bases para entender la economía, habla de que la inflación causa una subida continuada de los precios de la mayor parte de los productos y servicios, y una pérdida del valor del dinero para poder adquirirlos o hacer uso de ellos,                                           afectando en mayor medida a las personas de menores recursos.
Los que menos tienen son aquellos que se ven más afectados por la corriente inflacionaria que azota al país desde hace varios años, mermando su capacidad de consumo y haciendo que su vida en vez de crecer, descienda a grandes pasos.
Al revés de lo que ha sucedido en el mundo, el gobierno kirchnerista ha negado la existencia de la inflación a través del discurso y de los números del Indec, con lo cual cuando se niega un problema tan claro como la inflación, es imposible generar políticas públicas para solucionarlos.
Fiel a la costumbre de encerrarse en su propio círculo vicioso y no ver lo que sucede a su alrededor, el gobierno ha tenido como único antídoto para combatir a la inflación, sumergir a la economía en un estado de recesión, y ni bien aparece algún rasgo de manera de inestabilidad con respecto al dólar, los precios vuelven a subir. 
 
Con las elecciones en mente, durante todo este tiempo no ha habido una estrategia integral que replantee todo para poder encarar una etapa distinta, sino que su estrategia ha sido aguantar como sea hasta diciembre, no habiendo ningún intento oficial de cambiar o modificar algo de la política económica, perjudicando así a todos los argentinos.
 
Llevar adelante un plan antiinflacionario supone pagar costos sociales importantes que el gobierno no estuvo dispuesto a pagar, y esa mezquindad política ha llevado a que los pobres, aquellos a los que desde lo discursivo dicen representar, se vean afectados de sobremanera en su vida diaria. 
 
Suele decirse que la inflación es el impuesto al pobre, y nunca como antes puede verse que durante la mal llamada década ganada, en vez de bajar la pobreza durante años de bonanza económica, el proceso inflacionario no hizo más que sumergir a millones de ciudadanos en la más absoluta de las miserias.
 
 
Navidad complicada.
 
Se acerca la temporada de fiestas y con ella se avecinan grandes aumentos en los productos típicos de la canasta navideña. Alimentos y cotillón para ambientar el fin de año sufrirían grandes incrementos con respecto al año pasado, malogrando el poder de consumo de los argentinos.
 
Según advierten desde diferentes organismos de defensa del consumidor, los incrementos para este año rondarían el 30%, lo que llevaría a que se pasaran unas fiestas con pocas compras y aguzando el ingenio para pasar buenos momentos en familia.
A todo esto, se insinúa que las empresas acudirán no sólo a subas considerables en los alimentos, sino también a bajar los gramos y la calidad de los mismos, engañando al consumidor en la calidad y cantidad de los productos.
 
“El problema central es la inflación”
 
Por Martín Simonetta (*)
 
Especial para Hoy
 
El argentino se ha acostumbrado a lo largo del tiempo a recibir malas noticias de aumentos en alimentos de la canasta básica o productos vitales para la vida diaria como los medicamentos. 
 
Aunque el gobierno lo niegue, hay una inflación cercana al 25% que hace que los bolsillos de los ciudadanos no resistan ya más incrementos en bienes y servicios. 
 
Todo esto se debe a una política gubernamental que no ha servido para controlar la inflación que es el peor impuesto al pobre, porque al que más ataca es a los que menos tiene, y este gobierno la niega en vez de asumirlo, y al no admitirla no lleva adelante políticas eficaces que tiendan a su destrucción.
 
El problema central es la inflación, que hoy está afectando al nivel de actividad y genera una caída en el nivel de actividad, con lo cual va a haber menos producción y se genera una situación de estanflación, de estancamiento con inflación. En la medida que suben los precios, la gente tiene que decidir qué es lo que tiene que dejar de comprar al mes siguiente, y eso se traduce en una baja en la actividad económica.
 
(*) Profesor en la Universidad de Ciencias Empresariales y Sociales (UCES)
 
“Acá no ha habido plan económico”
Por Fernando Blanco Muiño (*)
 
Especial para Hoy
 
Estos aumentos impactan negativamente en el nivel adquisitivo de los salarios y las jubilaciones, y serán absorbidos por los actuales salarios, marcando la poca importancia que se le da desde el gobierno a la economía diaria de los argentinos.
Nosotros lo que hemos planteado es la necesidad de definir un plan antiinflacionario, y que por supuesto la negación de la inflación y la inexistencia de políticas a lo largo de los últimos siete años, y los errores económicos que se han generado como el emprendimiento de políticas que no han servido, no vengan ahora a ser compensadas con el bolsillo de los usuarios y los consumidores.
 
Queda claro que acá no ha habido plan económico y se han manejado de muy mal modo para llegar a estos resultados actuales.
La propia dinámica inflacionaria hará que lo que es específicamente la canasta básica alimentaria también tengan los consecuentes aumentos antes de fin de año y se comience el 2016 con incrementos que aún pueden llegar a ser mayores.
Si el gobierno que gane en el balotaje no ataca la inflación, esta será un problema que nos irá cada día consumiendo.
 
(*) Presidente de la Unión de Consumidores de Argentina
 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 



COMPARTIR:
Notas Relacionadas
Comentarios:
Aun no hay comentarios, s�� el primero en escribir uno!
Escribir un comentario »








LO MAS LEIDO DEL MES

 
GOMEZ CENTURIÓN, CON APOYO Y ESTRUCTURA DEL PARTIDO CONSERVADOR POPULAR.
INAUGURACION DEL COMPLEJO CASA MUSEO EVA PERÓN EN LOS TOLDOS, GENERAL VIAMONTE, PROVINCIA DE BUENOS AIRES.
"*Si..." Por : Malú Kikuchi .
El “ASADO DE TIRA”, SÍMBOLO ARGENTINO . Por Claudio Valerio.
Por qué se celebra el Día del Trabajador este 1º de Mayo . (Fuente www.perfil.com).
 

DEJA UN MENSAJE

 
 

MUSICA

 

 

RadiosNet