Hoy es sabado 17 de agosto de 2019 y son las 15:27 hs. “Queremos evitar que Nisman vuelva a morir”. Que los jueces cumplan con la Justicia, o que la Justicia alcance a los Jueces.

9 de enero de 2016
La pesada herencia K en los distritos bonaerenses. Su proceder inescrupuloso y delictual le dejó a la Provincia de Buenos Aires un destino catastrófico que no se puede calcular.
Esto puede verse claramente en Almirante Brown, donde el propio Darío Giustozzi, un kirchnerista que volvió al ruedo K luego de un paso por el massismo, le hereda a Mariano Cascallares una deuda en el distrito de más de 350 millones de pesos, imposibles de absorber sin ayuda de la provincia o la Nación, y que ponen a la gestión del ex titular del IPS contra las cuerdas, por tener que adoptar medidas poco populares, pero necesarias para equilibrar las complicadas cuentas del municipio.

La pesada herencia K en los distritos bonaerenses.

      

DIARIO HOY,        09/01/2016,         LA PLATA, PROVINCIA DE BUENOS AIRES.-
 
Diferentes distritos del conurbano bonaerense recibieron de las anteriores gestiones un hierro caliente que puede explotarles en la cara a las nuevas autoridades.                       Un repaso por las jurisdicciones en las que los ánimos se encuentran más caldeados 
El kirchnerismo no dejó solo un legado complicado desde el punto de vista económico, social y político en la Nación y en la provincia de Buenos Aires, sino que algunos distritos del conurbano bonaerense se ven agobiados por lo que dejaron los intendentes que reportaban aCristina Kirchner.
Esto puede verse claramente en Almirante Brown, donde el propio Darío Giustozzi, un kirchnerista que volvió al ruedo K luego de un paso por el massismo, le hereda a Mariano Cascallares una deuda en el distrito de más de 350 millones de pesos, imposibles de absorber sin ayuda de la provincia o la Nación, y que ponen a la gestión del ex titular del IPS contra las cuerdas, por tener que adoptar medidas poco populares, pero necesarias para equilibrar las complicadas cuentas del municipio.
Idéntica situación vive Gustavo Menéndez en Merlo, en donde el otrora hombre fuerte de la comuna, Raúl “Vasco” Othacehé, se fue dejando un fierro caliente, con miles de empleados a la planta permanente de la comuna que ingresaron en los últimos dos meses de gestión, y con cientos de contratados que le hacen la vida imposible al actual alcalde con pedidos irracionales y protestas que jaquean a diario su administración. A eso hay que agregarle las tomas de terrenos que todavía no se solucionan, y que tienen a Menéndez acorralado por tener que adoptar acciones que muchas veces son mal vistas por el mismo electorado que lo votó.
En Lanús sucede lo mismo, donde el actual senador provincial Darío Díaz Pérez, le dejó a Néstor Grindetti (PRO), gran cantidad de contratos temporales y cientos de pases a planta permanente a último momento de la gestión, nada más con la idea de ponerle palos en la rueda al ex ministro de Economía de Mauricio Macri en la Capital Federal y de esa manera entorpecer el camino el nuevo jefe comunal.
Quilmes es otro distrito que vive esta situación, donde el alcalde Martiniano Molina debe lidiar todo el tiempo con la herencia que le dejó Francisco “Barba” Gutiérrez, con miles de ñoquis que asedian las cuentas de la comuna, y con contratos por demás sospechosos que le dejó el dirigente de la UOM (Unión Obrera Metalúrgica) al hombre del PRO, que se están evaluando para saber si corresponden o no que se sigan adelante con los mismos.
Diego Valenzuela en Tres de Febrero recibió una comuna por demás complicada tras los 24 años ininterrumpidos en el poder por parte del cacique del PJ, Hugo Curto, y allí también pueden verse contratos firmados a última hora con el ingreso a planta permanente del municipio de cientos de militantes del peronismo local, que no tiene otra intención que tratar de arruinar la administración del periodista e historiador de Cambiemos.
El mismo escenario se ve por estas horas en Pilar, donde el kirchnerista Humberto Zúccaro le dejó a Nicolás Ducoté una herencia muy pesada, con números que no cierran por ningún lado, con una situación social por demás endeble, con contratos basura que arrinconan a la gestión del PRO, y que tienen como eje central el molestar e imposibilitar el normal desenvolvimiento de las instituciones locales de cara al futuro cercano, pudiendo así ganar algún que otro voto para las próximas elecciones.

 



COMPARTIR:
Notas Relacionadas
Comentarios:
Aun no hay comentarios, s�� el primero en escribir uno!
Escribir un comentario »








LO MAS LEIDO DEL MES

 
SÍ, LLORO POR TI ARGENTINA. Por Mario Vargas Llosa
EL DÍA EN QUE CRISTINA, ECHÓ A UN MILITAR POR SER CATÒLICO .
¿Quién es Roberto Gallardo, el juez enfrentado con el macrismo?
Dejen de mentir, y crear una incertidumbre inexistente. Alberto Fernandez . . .
EL JUEZ GALLARDO. OTRA MÁS Y VAN . . . AHORA . . .
 

RadiosNet