Hoy es martes 10 de diciembre de 2019 y son las 11:23 hs. Tomemos Conciencia. "No me preocupan los corruptos y ladrones." Me preocupa todo un pueblo que mira con indiferencia el comportamiento mafioso.

13 de enero de 2016
NO ES PEREZ CORRADI ...ES ANIBAL FERNANDEZ Y ...Unos pasos más y los tenemos el puerta de la Cárcel.
A principios del gobierno de Cristina Fernández de Kirchner, se le retuvo el equipaje en el aeropuerto de Ezeiza a la ex amante y operadora del 'Chapo' Guzmán Loera, María Alejandra López Madrid, “la reina de la efedrina”. Ella viajaba con su amiga Petra Torres rumbo a México.

NO ES PEREZ CORRADI ... ES ANIBAL FERNANDEZ ...Y ...  

De pronto, el prófugo Ibar Esteban Pérez Corradi está en las noticias.                         El Gobierno bonaerense elevó la recompensa a $ 2 millones para quienes aporten datos precisos del buscado.                                                                                                           Carlos Broitman, su abogado, afirmó que "durante el día habrá muchas novedades" y le pidió a Pérez Corradi que se entregue: "Una presentación de Pérez Corradi va a llevar a la luz su estado de inocencia con el triple crimen".                                                               La postergada agenda policial/judicial ayuda a que no se hable de economía.

           

 Los detalles finos, la trama política, la conocen unos pocos: los hermanos Lanatta, Pérez Corradi y el propio Aníbal. Todos ello, a su vez, involucrados no casualmente en el tráfico de efedrina. (...)"
CIUDAD DE BUENOS AIRES     
  (Urgente24).     El 02/05/2008.                                    A principios del gobierno de Cristina Fernández de Kirchner, se le retuvo el equipaje en el aeropuerto de Ezeiza a la ex amante y operadora del 'Chapo' Guzmán Loera, María Alejandra López Madrid, “la reina de la efedrina”.                                                                Ella viajaba con su amiga Petra Torres rumbo a México.                                                  Los investigadores encontraron unas latas con una sustancia sospechosa pero como no había equipos especiales para analizarla se les retuvo el cargamento y las pasajeras pudieron salir del país sin problemas.                                                                                 Llevaban 20 kilos de efedrina.                                                                                                   Al caso no se le dio la importancia que tenía.                                                                          Y con seguridad, hasta el día de hoy,  del tema tráfico de efedrina se conoce realmente poco.                                                                                                                                             Algún importante empresario de los fármacos que dicen que fue clave en la importación de la sustancia ni siquiera fue mencionado...
Horas atrás fue el The New York Times quien apuntó que la teatralización de la captura de Joaquín Guzmán Loera (el capítulo Sean Penn/revista Rolling Stone, etc.), le permite al presidente Enrique Peña Nieto sobrellevar una complicada coyuntura de la economía mexicana.                                                                                                                                     Esto no quiere decir que Peña Nieto haya fabricado un entuerto sino que lo aprovecha y maximiza el beneficio posible en términos de agenda de opinión pública.
Es similar la situación en la Argentina 2016: una coyuntura compleja de la economía que se soporta, en parte, porque la agenda de opinión pública la ocupan las derivaciones de la Triple Fuga con recaptura.                                                                       El prófugo desde hace 45 meses Ibar Esteban Pérez Corradi es el próximo capítulo, y luego falta Aníbal Fernández.                                                                                                 No es una trama inventada pero abordarla no sólo ayuda a la justicia sino a la economía que espera algún 'brote verde', quizá el arribo de financiamiento externo.
En este contexto, el abogado Carlos Broitman dijo por FM Vorterix que "durante el día habrá muchas novedades" y le pidió a Pérez Corradi que se entregue.
Una presentación de Pérez Corradi va a llevar a la luz su estado de inocencia con el triple crimen y va a clarificar muchas causas de donde se encuentran indicados políticos, sindicalistas, farmacéuticos, pueden dar claridad a muchas cuestiones en donde hay un agujero oscuro", reflexionó.
Broitman dijo regresar al país desde Uruguay para hablar con varios jueces (aunque exista una feria judicial de verano) y "tratar de ordenar la cuestión del crimen organizado, el narcotráfico, las consecuencias, lo que está ocurriendo referente a las causas y la posible unificación". 
Segun Nicolas Pizzi en el diario Clarin, Pérez Corradi "tendría intenciones de entregarse ante la Justicia federal", y Broitman le dijo: “Esteban se profugó en su momento porque no estaban dadas todas las garantías”.
Pérez Corradi fue detenido en octubre de 2008, por pedido de la Agencia Antidrogas de los Estados Unidos (en inglés Drug Enforcement Agency, DEA). 
En 2010 fue procesado por lavado de dinero por Norberto Oyarbide, en un caso de falsificación de medicamentos y tráfico de efedrina, en el cual quedaron implicados el empresario Néstor Lorenzo, el sindicalista Juan José Zanola y Sebastián Forza.
Luego, en 2011, fue arrestado por este caso, pero más tarde Oyarbide lo liberó por “errores técnicos” cometidos en la instrucción de la causa. También la jueza federal de San Isidro, Sandra Arroyo Salgado, que tenía la causa por la extradición que pidió USA, se expresó en el mismo sentido: luego de 2 años detenido, fue liberado al cumplirse el plazo de la prisión preventiva. Nunca más se lo vio. 
El fiscal del Triple Crimen, Juan Bidone, ordenó la captura de Pérez Corradi en marzo de 2012. En diciembre de ese año, el Tribunal Oral en lo Criminal N°2 de Mercedes condenó a perpetua a los hermanos Lanatta y Schillaci como los coautores materiales del triple crimen, y acusó a Pérez Corradi como el autor intelectual.
Los camaristas Ricardo Borinski y Víctor Violini confirmaron las penas de prisión perpetua para los hermanos Cristian (40) y Martín Lanatta (41) y los hermanos Víctor (33) y Marcelo Schillaci (34) y pidieron a la Justicia de Garantías de Mercedes que reiterase la orden de captura nacional e internacional de Pérez Corradi.
De pronto, en enero de 2016, aparece su abogado Broitman afirmando: "Estoy interrumpiendo mis vacaciones en Punta del Este, estoy corriendo y ordenando algunas cuestiones de papeles. No sé con quién está Perez Corradi. Ahora si me llama, le diré que vayamos a Comodoro Py o que nos encontremos en mi estudio. Tiene mujer e hijos con quienes hace rato no tiene contacto".
Sin embargo, luego relativizó que se encuentre en contacto con su defendido: "Bajo del avión, me busca mi chofer y voy a Comodoro Py. Puede estar de turno (Sergio) Torres u Oyarbide. Vamos a tratar de ordenar lo que es el crimen organizado, el narcotráfico, y la posible unificación de causas. Una cosa es si él está escuchando ahora y que él decide que tiene que estar a disposición de la Justicia, y otra cuestión que va a ser larga que es el entramado de la causas, de las acusaciones, que va a llevar un tiempo importante".
Y lo dijo horas después que el Ministerio de Seguridad bonaerense elevara a $2 millones la recompensa por datos que permitan capturar al empresario, que estaba en $100.000.

Biopic
Ibar Esteban Pérez Corradi nació el 16/07/1977, trabajó como empleado del Banco Nación entre 1996 y 2002, mientras incursionaba en el mercado de medicamentos y preparados para deportistas.
A fines de 2006, Pérez Corradi devino en próspero financista de actividades dudosas.     Se mudó de Los Polvorines (Malvinas Argentinas) a Martínez (San Isidro), y según la Drug Enforcement Agency ya era un narcotraficante de relevancia en la ruta Argentina / México, y viceversa. 
Pérez Corradi sería un nexo importante con el Cartel de Sinaloa, y era socio de Martín Lanatta y acreedor de Sebastián Forza, una de las víctimas del triple crimen de General Rodríguez. 
Christian Sanz, el único periodista que llegó a entrevistar a Forza, afirmó:
"(...) Según fuentes de la embajada de Estados Unidos, en la campaña de 2007 el kirchnerismo tuvo aportes genuinos, pero mayormente dinero del chavismo mexicano —valija de Antonini Wilson mediante— y el narcotráfico mexicano.
Es plata que aterrizó en el país merced a la gestión de un viejo amigo y socio de Aníbal Fernández: Ibar Esteban Pérez Corradi, a la sazón uno de los mayores protegidos por Néstor y Cristina a través de Ricardo Echegaray.
La trama es tan pero tan obvia, que los peritos de la Cortes Suprema de la Nación emitieron un dictamen hace unos meses confirmando por escrito que se blanqueó dinero en la campaña de marras.
Los detalles finos, la trama política, la conocen unos pocos: los hermanos Lanatta, Pérez Corradi y el propio Aníbal.                                                                                             Todos ello, a su vez, involucrados no casualmente en el tráfico de efedrina. (...)".
Por eso, cuando la gobernadora bonaerense María Eugenia Vidal asegura que va a ir tras la pista de Pérez Corradi (...) el mensaje es claro: se va a perseguir a Aníbal hasta las últimas consecuencias. (...)".
En el diario platense Hoy se lee:
"(...) la recaptura de los condenados por el Triple Crimen, buscan dar con el ideólogo de la masacre: Ibar Pérez Corradi, prófugo desde hace 45 meses.                                    
Incrementaron la recompensa.                                                                                           Sus nexos con Ricardo Echegaray, Aníbal Fernández y la campaña que llevó a Cristina Fernández a la presidencia.
Tuvo que pasar el escándalo por la fuga y la recaptura de los condenados por el triple crimen de General Rodríguez –los hermanos Lanatta y Víctor Schillaci- para que finalmente se decidiera incrementar la recompensa para quien otorgue datos certeros que permitan dar con el paradero del autor intelectual de esa masacre: Ibar Esteban Pérez Corradi, desaparecido desde hace 45 meses. 
(...) ¿Por qué, durante todo este tiempo, se mantuvo una cifra tan irrisoria en concepto de recompensa, siendo que estamos hablando de uno de los principales narcotraficantes de nuestro país?                                                                                           La explicación habría que encontrarla en el hecho de que el gobierno K y el sciolismo nunca quisieron encontrarlo. 
¿El motivo? Si recapturan a Pérez Corradi, muchos de sus cómplices políticos –estrechamente ligados al kirchnerismo- podrían caer con él.                                                La lista es larga e incluye, entre otros nombres, al exjefe de gabinete, Aníbal “La Morsa” Fernández y sus principales operadores políticos en Quilmes; el ex titular de la AFIP y actual responsable de la Auditoria General de la Nación, Ricardo Echegaray; el ex viceministro de Salud de Daniel Scioli, Alberto Costa, entre otros. Hasta la propia Cristina Kirchner debería sentarse en el banquillo de los acusados para dar explicaciones ya que su campaña presidencial, en 2007, se financió en gran parte con aportes de protagonistas de esta mafia, algunos de ellos socios comerciales de Pérez Corradi. (...)".

El ex diputado provincial Walter Martello, afirmó:
“En la causa del Triple Crimen de General Rodríguez, están probados que hubo cientos de llamados entre Pérez Corradi con Martín Lanatta, y de estos con la gente del Registro Nacional de Armas (Renar), que en aquella época era conducido por Andrés Meiszner, que es el hijo de José Luis Meiszner, mano derecha de Aníbal Fernández, y que está acusado ahora por el escándalo de corrupción en la FIFA.                                   Es la pista que no se siguió porque nunca fueron llamados a declarar.                               Desde lo personal tengo muchísimas esperanzas para que en la próxima declaración indagatoria que le formule la jueza María Servini de Cubría a Martín Lanatta, que es el 18 de enero, surjan elementos que nos permitan encontrar la verdad en todo este caso”.
Martello agregó: “Las tres declaraciones anteriores que efectuó Martín Lanatta en el juzgado de Servini de Cubría fueron muy importantes en cuanto a lo que tienen que ver con la atribución de responsabilidades concretas en el caso.                                     Esperemos que la fuga no haya cambiado esta situación en la investigación, y él siga aportando datos porque Lanatta es un nexo para llegar a Pérez Corradi, y Pérez Corradi a su vez, es un vínculo clave para poder desentrañar todas las conexiones políticas que hubo en la mafia de la efedrina con la clase política nacional y provincial”. 
Pérez Corradi también tendría nexos con el exviceministro de Salud de la provincia durante el gobierno sciolista, Alberto Costa, quien debió renunciar a su cargo tras conocerse su participación en la denominada 'mafia de los medicamentos'. 
Costa también fue presidente de la Federación Odontológica de La Plata, Berisso y Ensenada y se encuentra procesado en esa causa a la espera que se defina la fecha del juicio oral.
El lazo de Pérez Corradi con Costa era el empresario de droguerías Néstor Lorenzo, quien a través de la firma Elaboradora de Productos Biológicos SA, participó en la supuesta adulteración de medicamentos para pacientes con tratamientos oncológicos.
Diario Hoy: "(...) Aníbal Fernández está relacionado además a través de su asesor legal Gustavo Frasquet, un sombrío abogado de Quilmes defensor de múltiples narcotraficantes de la zona, y del propio Pérez Corradi, con el ex comisario involucrado en el atentado a la AMIA, Juan José Ribelli, quien hace unos meses atrás quedó en evidencia por haber apoyado económicamente la campaña presidencial de Daniel Scioli para las PASO.                                                                                                                             Ribelli habría ayudado a Frasquet en la defensa por las denuncias que se presentaron contra Fernández.                                                                                                                     No es un dato menor que el socio del ex comisario sospechado de corrupción en su paso por la Bonaerense sea Carlos Broitman, un conocido defensor de narcos como Henry López de Jesús Londoño, alias Mi Sangre, un ex paramilitar colombiano que fue detenido en un country de Tigre.
(...) Quilmes goza del triste privilegio de haber sido el primer municipio de la provincia en tener un intendente prófugo de la justicia como lo fue Aníbal Fernández en 1994, cuando tuvo que huir escondido en el baúl de un auto.                                                           Pero, gracias a la impunidad reinante, volvió al ruedo y logró que su ex chofer, Sergio Villordo, se convirtiera en intendente en 2003.                                                              
Villordo aprendió de su entonces jefe el manejo del municipio, sus negocios y como salir impune ante las acusaciones que le fueran formuladas oportunamente.                     De hecho fue investigado por uno de los hechos más aberrantes que se haya registrado en el Conurbano en los últimos tiempos: “el caso del cadáver en el freezer” que se inició cuando Gladys Pérez, ex concubina de Sebastián Giancristóforo (más conocido como "Cacho Rey", muerto en 2005) denunció en la Justicia que en 2003 Villordo y otros colaboradores, habrían escondido en un freezer el cadáver de un hombre al que             habrían atropellado. Y al que meses después enterrarían.
Cacho Rey era puntero de Aníbal Fernández y distintas fuentes lo sindican como uno de los responsables junto a Martín Lanatta, a Osvaldo “Dedo” Becerra (ex jefe de la barra brava de Quilmes, club que tiene a La Morsa como presidente) y otros del ataque a militantes del sector del PJ que responde al ex diputado nacional Eduardo Camaño, en plena disputa por el control partidario de ese distrito durante el 2005.
Alejandro Giancristóforo, hijo de Cacho Rey, fue secretario de Andrés Matías Meiszner, el ex titular del registro de Armas (RENAR) durante la gestión de Aníbal Fernández como ministro del Interior.                                                                                                          Andrés es hijo de José Luis Meiszner, ex presidente de Quilmes y ex segundo de Julio Grondona en la AFA.                                                                                                            Cabe recordar que Meiszner padre el año pasado cayó en desgracia al quedar imputado en la causa en la que se investiga el pago de coimas millonarias en la Fifa, por lo que tuvo que entregarse a la Justicia de Estados Unidos. 
Antes de quedar involucrado en el triple crimen, Martín Lanatta solía rondar una confitería que se encuentra frente al Renar a efectos de "vender" sus servicios a quien lo precise.                                                                                                                           Merced a sus contactos, cualquier interesado podía obtener la oportuna tenencia y portación de armas, aún cuando no estuviera calificado para ello. (...)".

 



COMPARTIR:
Notas Relacionadas
Comentarios:
Aun no hay comentarios, s�� el primero en escribir uno!
Escribir un comentario »








LO MAS LEIDO DEL MES

 
La pickup eléctrica de Tesla .
Macri en la cumbre COP 25:
AGENCIA NACIONAL DE PROTECCIÓN A TESTIGOS E IMPUTADOS.
Egresaron los alumnos de los Institutos de Formación de Prefectura Naval Argentina.
SEGÚN EL TANGO : 20 AÑOS NO ES NADA . . .
 

RadiosNet