Hoy es lunes 9 de diciembre de 2019 y son las 13:48 hs. Tomemos Conciencia. "No me preocupan los corruptos y ladrones." Me preocupa todo un pueblo que mira con indiferencia el comportamiento mafioso.

13 de febrero de 2016
SINTESIS DEL VACIAMIENTO DEL ESTADO ARGENTINO
Que a través de toda nuestra historia, factores externos que obedecían a intereses opuestos a los de la República intentaron torcer nuestro destino, consiguiéndolo en gran número de ocasiones, es indudable; Pero también es cierto que ello fue posible debido a la venalidad, traición y desarraigo de elementos internos que conspiraron contra los verdaderos intereses de la Nación. Es verdad también que con organización y trabajo es posible salir de la actual degradación en que se encuentra nuestra sociedad,

SINTESIS DEL VACIAMIENTO DEL ESTADO ARGENTINO.        Por : Mario Alberto Corvalán .

Hay quienes sostienen que el origen de todos los males que padece la Nación son provocados desde el exterior.                                                                                                                                                     Los hay también, quienes afirman que la raíz de nuestras desdichas es provocada por nosotros mismos, que con un poco de organización y trabajo pronto saldríamos del atolladero en que nos encontramos inmersos.                                                                                                                               Las dos partes tienen algo de razón, pero no toda.                                                                                       Que a través de toda nuestra historia, factores externos que obedecían a intereses opuestos a los de la República intentaron torcer nuestro destino, consiguiéndolo en gran número de ocasiones, es indudable;                                                                                                                                                     Pero también es cierto que ello fue posible debido a la venalidad, traición y desarraigo de elementos internos que conspiraron contra los verdaderos intereses de la Nación.                              Es verdad también que con organización y trabajo es posible salir de la actual degradación en que se encuentra nuestra sociedad, pero para que ello fuera fructífero es necesario que los destinos del país sean dirigidos por gente idónea del pensamiento nacional.

Uno de los vaciamientos argentinos fue diseñado después de la famosa gira de la década del 60 efectuada por Rockefeller y su séquito en América Latina, luego de la cual se determinó, entre muchas conclusiones, que Argentina era un país “peligroso” para los intereses del Poder Mundial.
 
Peligroso por tener sobrealimentación (podríamos alimentar cómodamente a 300 millones de habitantes), poseíamos energía suficiente, una población aceptablemente ilustrada, sin mayores problemas étnicos y una religión predominante, la católica, que podría vincular su cultura común con el resto de los pueblos de origen hispano, a través de un caudillo probo e idóneo, conformando un bloque que, con un pensamiento y un sentir emanado de sus propias raíces, pasaría a desempeñar un papel muy distinto a que la tenían asignado los representantes del Poder Oculto.
 
Argentina es uno de los pocos países que puede darse el lujo de cerrar sus fronteras y vivir decorosamente por tiempo indefinido son necesidad de recursos primarios externos.

Conforme con la diseñada planificación disociadora antiargentina, se comenzó a principios de la década del 70, al igual que en otros países de la región, la tarea de disolución interna propiciando la invasión de sectas alentando la guerrilla, a través de personeros locales, apoyando políticas económicas demenciales, fomentando la anticultura, etc.

Es decir, crear desarraigo, confusión e inseguridad para preparar la destrucción del ser argentino.

Es en este contexto que se produce el golpe de marzo de 1976, autotitulado Proceso de Reorganización Nacional, con él, justo es decirlo, apoyo de la mayoría de la población, y es aquí donde comienza la concreción de la primera etapa del vaciamiento argentino, en cuyo transcurso se consigue endeudar externamente al país en forma significativa.                                                               En este período, las pautas anticulturales siguen su curso normal; dentro del Proceso no podrán actuar corruptos ni subversivos, decía Videla, en cambio se acentuó el desvalijamiento económico a través de la nefasta política económica respectiva llevada a cabo por Martínez de Hoz, Alemann, Klein, Cavallo, y otros más.

Paralizada la industria local, y la consecuente evasión de capitales hacia centros financieros mundiales.

 Con el advenimiento de la democracia se consolida la segunda etapa, consistente en la faz económica en endeudamiento interno del país, se multiplican los nombramientos para gente del Estado en organismos y empresas en el orden nacional, provincial y municipal, llegando a más de dos millones de agentes.

En vez de racionalizar las empresas se contribuyó a que fueran deficitarias, se efectúan compras innecesarias y contratos nefastos, al frente de ellas se ponen personajes no idóneos o se les priva de mecanismos necesarios para que sean eficientes, se trabaja de espaldas al país se trata de durar y tapar agujeros como se pueda, se efectuaron planes económicos con todas sus variantes con la anuencia del FMI y del Banco Mundial, se propicia y se fomenta la especulación en vez de la productividad, se toman tasas de interés altísimas, aumentando el déficit cuasi-fiscal y consecuentemente en déficit fiscal crece de tal manera hasta llegar a las hecatombes de los años 89, 2001 y 2015, con sus posteriores implicancias hiperinflacionarias.

En los demás órdenes, se deteriora el grupo familiar y consecuentemente la dignidad humana, a través de una densa pornografía, proliferación de casas de masajes, ley de divorcio, aumento con cifras alarmantes de la drogadicción, se pauperizó la enseñanza, se confronta con las fuerzas armadas, los negociados están a la orden del día, las sectas toman en muchos casos el papel de la Iglesia Católica, en fin, se acentúa la demolición y disgregación de la sociedad argentina.

 La tercera y última etapa la estamos viviendo en la actualidad. ¿Qué nos queda a los argentinos? Nada.

Ya hemos visto el proceso previo de deterioro programado, ahora la fruta está madura, lista para ser recogida.

Y aquí cabe la pregunta ¿Porqué si hace cuarenta años atrás, la gran mayoría de las empresas del Estado no daban pérdidas y tenían un sostenido crecimiento, ahora están al borde del colapso y son deficitarias?

La pregunta ya la hemos contestado previamente, pero aquí se trata de desnacionalizar y extranjerizar, no de privatizar.

Una empresa no es rentable, no cumple con la función para la cual fue creada y no da beneficios a la comunidad, se la racionaliza, se la estudia, y se la pasa a manos privadas…                                   ¡Extranjeras! ¿Qué van a decir los defensores de las desnacionalizaciones? Porque eso es en realidad lo que es:

DESNACIONALIZAR.

 Y cuando ya no tengan otra cosa a mano, vamos a ver que ahcen nuestros imaginativos políticos, cuando ya no tengan a qué recurrir porque han enajenado el patrimonio nacional, entonces con el pueblo demolido, con el espíritu quebrado van a intentar vender nuestras almas



COMPARTIR:
Notas Relacionadas
Comentarios:
Dr.Francisco Bénard »
necesitamos argentinos bien nacidos que amen de verdad a laPatria, que no antepongan sus intereses personales, a intereses foraneos. Hay que actuar con mucha grandeza, sera asi que tendremos el pais que muchos soñamos.
Responder a este comentario »» Dr.Francisco Bénard »
La corrupcion asesino al kirchnerismo. No vuelven mas al poder.
Responder a este comentario »»
Escribir un comentario »








LO MAS LEIDO DEL MES

 
La pickup eléctrica de Tesla .
Macri en la cumbre COP 25:
AGENCIA NACIONAL DE PROTECCIÓN A TESTIGOS E IMPUTADOS.
Egresaron los alumnos de los Institutos de Formación de Prefectura Naval Argentina.
SEGÚN EL TANGO : 20 AÑOS NO ES NADA . . .
 

RadiosNet