Hoy es viernes 6 de diciembre de 2019 y son las 23:39 hs. Tomemos Conciencia. "No me preocupan los corruptos y ladrones." Me preocupa todo un pueblo que mira con indiferencia el comportamiento mafioso.

27 de marzo de 2016
Marambio cerró la Campaña de Verano. Por : Juan C. Benavente, desde base Marambio.
A miles de kilómetros, los niños de las escuelas en la Argentina sudamericana iban ingresando a clase. Del otro lado del país y del mundo, en la Antártica tan honda y nuestra, el C-130 iniciaba la carrera de despegue finalizando la Campaña Antártica de Verano (CAV) 2015/16.

Marambio cerró la Campaña de Verano.

Por : Juan C. Benavente,   desde base Marambio.

Con la operación del vuelo Logístico Antártico (LAN) efectuado hace pocos días por un C-130 Hercules a la Base Marambio, la Fuerza Aérea cerró con éxito la Campaña Antártica de Verano 2015/16. Un repaso de los acontecimientos más importantes registrados en este intenso período.La actividad en Marambio comenzó muy temprano el último lunes 14 de marzo.

                                                                                 Aún era de noche cuando la base comenzó a agitarse. A las 06:00 hs., con -11 C de temperatura y una sensación térmica que pisaba los –20 C por efecto del viento, hombres, mujeres y máquinas estuvieron en sus puestos, esperando el arribo del familiar y entrañable avión.    

          

Con la carga lista en la zona de la plataforma estacionamiento de aeronaves de la base, el C-130 apareció puntual y fantasmal en el cielo totalmente cubierto de Marambio.                                                                                                 El frío reinante provocaba movimientos rápidos en quienes esperaban en la pista el arribo del avión, para participar de la descarga y carga de la bodega del Hercules.

           

Tras un aterrizaje sereno a pesar de la dificultad intrínseca de Marambio, el avión detuvo sus poderosos motores.   Las máquinas viales iban de un lado a otro descargando y cargando cuidadosamente al avión, las manos prestas de los colaboradores de pista, los saludos y abrazos emotivos despidiendo a quienes regresaban a sus casas, tras días o meses de estadía en esta desafiante y seductora base antártica.                                                                           A miles de kilómetros, los niños de las escuelas en la Argentina sudamericana iban ingresando a clase.                   Del otro lado del país y del mundo, en la Antártica tan honda y nuestra, el C-130 iniciaba la carrera de despegue finalizando la Campaña Antártica de Verano (CAV) 2015/16.

Una campaña exitosa

La CAV se caracteriza por ser el período de mayor movimiento, tránsito y actividad en todas las bases antárticas (permanentes y transitorias) y en mayor medida en Marambio, por la doble condición de tener, como el resto, un reaprovisionamiento de combustibles y suministros vía marítima, pero además como aeródromo, recibir a los vuelos logísticos que realizan los C-130, desplegar y replegar a científicos, trasladar personal y carga de otras bases próximas, todo ello mediante helicópteros y aviones.

Vale recordar que la misión central de las bases antárticas, permanentes y transitorias, es brindar apoyo logístico para la actividad científica, y desde luego mantener la presencia de nuestro país en el continente blanco. Argentina es el único país que sostiene la mayor permanencia ininterrumpida, cuando en 1904, instaló el observatorio de la isla Laurie, en la Orcadas del Sur.

Como en años anteriores, mientras se espera la puesta en servicio del rompehielos ARA “Almirante. Irízar”, se contrató al buque polar ruso Vasiliy Golovnin, un carguero de 150 m de longitud y 22 de ancho, que embarca a dos helicópteros Kamov Ka-32 y dos lanchones de desembarco, para abastecer de combustible, víveres e insumos a las bases argentinas y recoger residuos.

El Golovnin zarpó de Buenos Aires a finales de enero, y en Marambio, la descarga de víveres y combustibles (Gas Oil Antártico –GOA-, aerocombustible Jet A-1, aceites, nafta) se realizó entre el 11 y el 16 de febrero.

Dado que la base Marambio está ubicada en una meseta a 200 msnm, la carga del buque es trasladada a la base mediante los helicópteros Kamov, capaces de transportar hasta 5 toneladas de carga colgante. Por el volumen de combustibles que requiere Marambio, la descarga demanda varios días completos de operaciones y un esfuerzo extenuante para el personal de la base.

La FAA desplegó, para la CAV, además de aviones C-130, un helicóptero pesado MI-171E y un Bell 212 de la escuadrilla antártica Skua, además de la actividad que tras varias décadas desarrolla la Escuadrilla Antártica de Vuelo Águila con aviones DHC-6 Twin Otter, permaneciendo uno de estos aviones todo el año en Marambio, sea para trasladar personal y carga a otras bases, como para efectuar tareas de búsqueda y rescate.

Este año, dando cuenta del compromiso permanente de la base Marambio y de la FAA con la protección del ambiente, se evacuaron 165 toneladas de residuos de todo tipo.

Entre los trabajos científicos más destacados que se desarrollaron, conviene destacar los hallazgos paleontológicos realizados en la isla Vicecomodoro Marambio, entre ellos, el descubrimiento de fósiles de ballenas de 35 millones de años de antigüedad, próximos a la instalaciones de la base; el monitoreo de pingüinos Adelia, en la colonia ubicada en la isla, la segunda más importante de toda la Antártica; los trabajos en el refugio histórico Otto Nordenkhold, de la famosa “Expedición Sobral”, en la isla Cerro Nevado, y los estudios regulares de la capa de ozono, aerosoles y otros parámetros y componentes de la atmósfera.

Además, todos los años la base recibe a científicos de otras nacionalidades, ya sea en calidad de tránsito, que incluso son trasladados por aeronaves argentinas, o como parte de proyectos de cooperación. Así, en 2015/16, pasaron por Marambio científicos de la República Checa, de Italia, EE.UU., Brasil, Finlandia y Canadá.

La investigación científica nacional en la Antártica es coordinada y desarrollada por la Dirección Nacional del Antártico (DNA) y el Instituto Antártico Argentino (IAA), mientras que el Servicio Meteorológico Nacional (SMN) efectúa todos los trabajos de monitoreo y registro de la atmósfera, elabora pronósticos diarios para todas las bases de la región y observaciones meteorológicas horarias.

Visitas

Durante el verano, suelen darse con mayor asiduidad visitas de autoridades nacionales, de las FF.AA. y de representantes de otros países.

En esta CAV, concurrieron a Marambio, entre otros, el Ministro de Defensa, Ing. Julio Martínez, junto a miembros de su cartera; el Secretario de Defensa, presenciando la descarga del buque polar; el JEMGFAA, brigadier VGM Enrique Víctor Amrein, el Comandante Conjunto Antártico (COCOANTAR) Comodoro de Marina Marcelo Tarapow, y personal de las FF.AA. de Colombia, interesados en instalar una base antártica.

A propósito de la CAV, el Jefe de la Base Marambio, comodoro Sergio Zulatto, manifestó: “deseo agradecer el apoyo brindado por la FAA, la Dirección de Asuntos Antárticos, la DNA y todo el personal de la dotación 47 en el desarrollo de las diferentes etapas de esta campaña de verano; asimismo quiero remarcar el alto espíritu de compromiso de todo el personal de la base para con la actividad y el elevado sentido de responsabilidad para con la misión encomendada”.

La invernada

Finalizada totalmente la CAV, quienes habitan por un año la base antártica, la dotación, inicia el período más íntimo, profundo y cautivante de la experiencia antártica: la “invernada”. Las actividades en la base continúan a diario, los distintos servicios están operativos todos los días, pero la dinámica no es la de los tiempos de la descarga; hay menos aeronaves, los helicópteros volvieron a la Argentina, los vuelos logísticos son menos frecuentes, y la cantidad de habitantes, en Marambio, desciende a unas 80 personas.

En una base antártica la vida es comunitaria en el sentido más fuerte del término. Todo lo hace la gente que vive allí, la base y la vida dependen del trabajo diario de cada uno. No hay servicios externos, la usina debe funcionar las 24 hs. todo el año, hay que realizar la provisión de agua y combustibles; no hay servicio de “entrega de comidas”; el trabajo en la cocina, para alimentar convenientemente a 80 personas es permanente, las comunicaciones, la logística general. La convivencia de los integrantes es esencial.

La comunicación con los familiares siempre traerá luces y sombras en los ánimos de los antárticos. La luz de saber que allá están bien; las sombras de enterarse de la enfermedad de un hijo o de un problema imposible de resolver a la distancia.

La luz diurna comienza a menguar; el sol, que en verano solía casi dar una vuelta completa en el cielo, se hace más tímido hasta que apenas saldrá durante pocas horas describiendo un arco pequeño, yéndose hacia el norte.

La vida en la base habrá de adecuarse mucho más drásticamente a las condiciones climáticas, que se hacen cada vez más duras. Las temperaturas descienden inexorablemente, los temporales aumentarán en intensidad y frecuencia, escondiendo partes de la base bajo la nieve. El trabajo en el exterior se hace cada vez más difícil, las herramientas son imposibles de tocar a mano descubierta.

Adentro, en la base, la convivencia será ahora más evidente, habrá muy pocas personas en tránsito, lo que se fue cultivando durante el verano, habrá de arraigarse en el invierno.

Cada dotación es un grupo humano diferente, con similitudes marcadas por el trabajo cotidiano de la base antártica, y diferencias de enfoque.

Para quienes vivieron un año en Marambio, no hay nada más cierto que aquella frase escrita en el comedor comunitario:

“Cuando llegaste a penas me conocías; cuando te vayas, me llevarás contigo…”



COMPARTIR:
Notas Relacionadas
Comentarios:
Aun no hay comentarios, s�� el primero en escribir uno!
Escribir un comentario »








LO MAS LEIDO DEL MES

 
Egresaron los alumnos de los Institutos de Formación de Prefectura Naval Argentina.
AGENCIA NACIONAL DE PROTECCIÓN A TESTIGOS E IMPUTADOS.
Macri en la cumbre COP 25:
SEGÚN EL TANGO : 20 AÑOS NO ES NADA . . .
La pickup eléctrica de Tesla .
 

RadiosNet