Hoy es miercoles 16 de octubre de 2019 y son las 15:20 hs. “Queremos evitar que Nisman vuelva a morir”. Que los jueces cumplan con la Justicia, o que la Justicia alcance a los Jueces.

20 de junio de 2016
FILOSO FE ANDO: ¿EN EL CIELO?‏ Por Angel Catalano .
“...Nosotros no percibíamos el dolor, las Desgracias, las pérdidas que se producían, sólo pensábamos en lograr los objetivos personales, no realizábamos el balance del costo de aquellas luchas...”
“...Cuando llegamos aquí, minuciosamente pudimos ver cada hecho, cada minuto, una por una cada situación y sus resultados, que no supimos justipreciar en su momento...”

 FILOSO  FE  ANDO    ¿EN EL CIELO?

.El primero en llegar fue Temutchin, que se llamó a sí mismo Gengis Kan en el año 1206.                                                            Lo siguieron Alejandro III –Alejandro Magno- ,                                                                                                                        Napoleón Bonaparte y fueron llegando todos aquellos que provocaron o se vieron involucrados en guerras o  enfrentamientos armados.

En ese ámbito singular, más allá de la medida humana, cuyo calor y color resplandeciente inspiraban paz y tranquilidad, los reunía una vez más, un pensamiento superior. Cada uno tenía una lengua y términos diferentes, sin embargo todos se entendían, se escuchaban atentamente, los conceptos eran similares, donde abundaban las palabras: “Solidaridad, Amor, Paz, Fraternidad”.

Quien transcribía los discursos lo ejecutaba sin ver el lugar donde lo hacía.                                                                           Él miraba con firmeza a los ojos de los que hablaban.

¿Eran frases o ideas lo que emitían?                                                                                                                                                           Sólo importaban las concluciones.                                                                                                                                                             No hubo preámbulos ni presentaciones, cada cual sabía el momento en que debía hablar. Sus exposiciones eran sagas de alta jerarquía.                                                                                                                                                                                                         Sin mencionar sus nombres, todos hablaron.                                                                                                                                           He aquí sus reflexiones:                                                                                                                                                                                 “...Nosotros no percibíamos el dolor, las Desgracias, las pérdidas que se producían,                                                                              sólo pensábamos en lograr los objetivos personales, no realizábamos el balance del costo de aquellas luchas...”

“...Cuando llegamos aquí, minuciosamente pudimos ver cada hecho, cada minuto, una por una cada situación y sus resultados, que no supimos justipreciar en su momento...”                                                                                                   “...El poder marea, aquel que alguna vez se emborrachó, comprenderá que nos pasaba.                                                     No se vive la realidad y ninguno de nosotros llegó a descubrir que el Género Humano es simple y fácil de engañar.       A unos los engaña el poder, a otros las ideologías, a otros la vanidad, la envidia, la riqueza, en fin, piense en todas las “virtudes” que nos acompañaron.                                                                                                                                               Todos vivimos equivocados...”

“...Cuando el mal sigiloso se adueña del alma, emprende una obra sin pensarlo mucho.                                                   En nuestra época siempre se acusaba al otro de practicar una guerra sucia, la pregunta sería:                                         ¿Hay alguna guerra limpia?...

“...Siempre la culpa la tuvo el otro, ahora comprendemos que la responsabilidad era compartida y a veces nos pertenecía totalmente...”                                                                                                                                                             “...Los que llegábamos a un suelo, nos sentíamos sus dueños y no lo queríamos compartir con nadie.                       Aunque el dueño ya era otro.                                                                                                                                                   Empero teníamos descendencia y con ellos sí, que los compartíamos.                                                                                   Y creábamos leyes, reglamentos, normas, resoluciones, para nuestro beneficio.                                                               Luego los modificamos tantas veces como nos convenía...”

“...Cuando los estatutos no alcanzaban, hacíamos empuñar las armas, siempre debíamos tener personas encargadas de mejorarlas, inventar otras de mayor impacto.                                                                                                                        ¡Eh! ¿No es verdad, mis amigos...?”

“...Es verdad, ninguno de nosotros se dio cuenta que éramos simples y fáciles de engañar y nos perdimos la oportunidad de llevar a nuestros nietos a pasear a la plaza, con los brazos a nuestra espalda tomándonos las manos y silbando bajito.                                                                                                                                                                               No fuimos capaces de aprender a crecer y no supimos atraer a los mejores talentos para elevar a nuestros gobernados  ¡Y a nosotros mismos! ¡Es tan fácil!                                                                                                                       Fíjense como ahora les hacen tomar a todos la misma bebida, les hacen colocar esos adornos, a los que llaman “piercing” y los inducen a que se provoquen daño con las mismas substancias...”                                                                  “...La guerras son el nacimiento de todas las injusticias. Y hemos sido injustos.                                                                   Aplicamos bien la injusticia.                                                                                                                                                           No aportamos los principios del liderazgo para llevar a la práctica una filosofía de vida con Solidaridad, Responsabilidad, Confraternidad, Honorabilidad, todas palabras que terminan igual y fáciles de recordar y aplicar. Debimos respetar al semejante como queríamos que nos respetaran y hoy el vocabulario sería distinto, todos dirían ¡Ché, solidario...! en vez de decir ¡Ché,...! ¡Mejor no seguir…!”

“...No supimos aprovechar al máximo el pensamiento estratégico, no reconocimos las claves que debe tener un líder para triunfar y no reconocimos que el uso inteligente de los sentimientos, conceden ventajas. Hoy seríamos recordados con Amor, no con dolor...”                                                                                                                                     “...Eran muchas las palabras que conocíamos, que usábamos, para alcanzar lo que creíamos que era la victoria, la gloria:                                                                                                                                                                                               Poder,  conquistas,  riquezas,  nos ocupábamos de cumplimentar lo que contenían los relatos históricos,  todo lo que logramos, fue dejar detrás de nuestros nombres desprecio, vituperios, asco y también por qué no, olvido y nada de lo que alcanzamos, nos pudimos traer aquí...”

“...No sabemos como hay que hacer para transmitirles a los hombres de hoy, que provoquen la metamorfosis de las organizaciones para que puedan profesar el bien verdadero.                                                                                                   El punto primero, sería eliminar las injusticias...”

”Y continúan hablando todavía”...

Ángel B. Catalano.



COMPARTIR:
Notas Relacionadas
Comentarios:
Aun no hay comentarios, s�� el primero en escribir uno!
Escribir un comentario »








LO MAS LEIDO DEL MES

 
Encuentro de mujeres y la violencia de siempre. CitizenGo.
Al Presidente, Doctor Victorino de la Plaza ...
ROSARIO FINANZAS . News 01.10.2019 . Argentina Económica Hoy .
OTRO POLIVERSO . " COMO CON BRONCA Y JUNANDO. Por Luis Bardin .
INVITACIÓN A PRESENTACIÓN PEACE ROAD ARGENTINA 2019.
 

RadiosNet