Hoy es martes 7 de julio de 2020 y son las 19:47 hs. Tomemos Conciencia. "No me preocupan los corruptos y ladrones." Me preocupa todo un pueblo que mira con indiferencia el comportamiento mafioso.

20 de junio de 2016
ARGENTINA DAÑADA POR LA CLEPTOCRACIA K . Por Mario Corvalan
En ningún país del orbe, ningún gobierno ha traicionado a su pueblo en la magnitud grosera que durante 12 años de gobierno K saquearon y vaciaron la economía, llevando a nuestro pueblo a un estado de angustia, desesperación y frustración de imprevisibles consecuencias.

ARGENTINA DAÑADA POR LA CLEPTOCRACIA K .                             Por :  Mario Corvalan .

Recientemente, la Argentina se ha convertido en STUPOR MUNDI (el asombro del mundo). En ningún país del orbe, ningún gobierno ha traicionado a su pueblo en la magnitud grosera que durante 12 años de gobierno K saquearon y vaciaron la economía, llevando a nuestro pueblo a un estado de angustia, desesperación y frustración de imprevisibles consecuencias. La lacra, esa banda de delincuentes practicaron un grave daño a la economía nacional, robando 100.000 millones de dólares, actuando con total impunidad en complicidad con los jueces federales. Estos corruptos son los autores materiales de la desgracia y frustración que hoy sufrimos los argentinos.
Todos estos acontecimientos de un rápido ensayo, tienden a corregir la miopía que usualmente se padece en la percepción de estos dolorosos fenómenos sociales. Esa miopía consiste en creer que los fenómenos sociales, históricos son los fenómenos políticos, y que las enfermedades de un cuerpo nacional son enfermedades políticas. Ahora bien, lo político es ciertamente el escaparate o cutis de lo social. Por eso es lo que salta primero a la vista, y hay, en efecto en enfermedades nacionales que son meramente perturbaciones políticas, erupciones o infecciones de la piel social que se manifiesta con el desinterés del pueblo por los problemas de la sociedad argentina, además acompañan la apatía, la indiferencia, y la falta de interés por los problemas nacionales. Por esos morbos externos no son nunca graves. Cuando lo que está mal en un país es la política, puede decirse que todo está muy mal.
En Argentina, por desgracia, el daño principal no está tanto en la política como en la sociedad misma, y en la cabeza de casi todos los argentinos.
¿Y en qué consiste esa enfermedad? Se oye hablar a menudo de la “INMORALIDAD PUBLICA”, y se entiende por ella la falta de justicia en los Tribunales, la complicidad de jueces federales con los corruptos, la simonía en los empleos, el latrocinio en los negocios que dependen del poder público. Prensa y parlamento dirigen la atención de los ciudadanos hacia esos delitos como la causa de esa progresiva descomposición. Yo no dudo que padecemos una abundante dosis de inmoralidad pública, pero al mismo tiempo creo que nuestro pueblo sin otra enfermedad más honda que esta que padecemos podría pervivir y aún engrosar.
Hay aquí una insinceridad, una hipocresía. Poco más o menos, ningún gremio nacional puede echar nada en cara a los demás. Allí se van unos y otros en ineptitud, falta de generosidad, incultura y ambiciones fantásticas. Los políticos actuales son fiel reflejo de los vicios de Argentina que denunciamos.
Es por todo esto que se odia al político, más que como gobernante corrupto.
Esta planificación del vaciamiento económico de nuestra Patria fue acuñada para denominar cierta táctica de la clase obrera; pero, en rigor, habría que llamar así cuando hoy se hace en asuntos públicos; la intensidad y desnudez con que este carácter de acción directa se presenta y depende sólo de la fuerza material con que cada gremio cuente. Los políticos llegaron a la idea de semejante práctica por un lógico desarrollo de su actitud corruptora, insolidarios de la sociedad actual, consideran que las demás clases sociales no tienen derecho a existir por ser parasitarias.

Los argentinos vivimos en este momento situaciones muy críticas que amenazan seriamente al pueblo y a nuestra Patria, su existencia misma, si el daño ocasionado a la nación persiste, esta no es viable!!! Compatriotas, debemos reaccionar como un pueblo viril y valiente y desalojemos del seno patrio a todos estos corruptos y perversos si queremos sanar esta enfermedad kirschnerista que nos amenaza contaminarnos traidoramente.

ARGENTINO.  DESPIERTA  !!!

Mario Corvalan.



COMPARTIR:
Notas Relacionadas
Comentarios:
Aun no hay comentarios, s�� el primero en escribir uno!
Escribir un comentario »








LO MAS LEIDO DEL MES

 
Argentina 2020 . . .
Recordamos a un Verdadero Grande . . .
La agroindustria cervecera se consolida . . .
CONICET
El Ejército Argentino comenzó . . .
 

RadiosNet