Hoy es domingo 17 de noviembre de 2019 y son las 00:35 hs. El Domingo 27 de octubre, tenemos la responsabilidad de emitir un compromiso con la Nación Argentina. De usted depende, Democracia o Dictadura y Corrupción. A Conciencia.

29 de julio de 2016
Aerolíneas, la “caja negra” de La Cámpora
En las últimas horas quedó en la mira, luego de que el exsupervisor de la aerolínea de bandera y arrepentido militante K, Marcelo Muñoz, revelara que La Cámpora obligaba a “donarle” el cinco por ciento de su sueldo a la agrupación creada por Máximo Kirchner.
El dato más curioso, es que, según pudo saber Hoy, solo por esta vía habría recaudado setenta y dos millones de pesos al año.

Aerolíneas, la “caja negra” de La Cámpora. 

DIARIO HOY, LA PLATA, PROVINCIA DE BUENOS AIRES, 28-07-2016.-
                      
Un exmilitante K que trabajaba en la empresa reveló que, durante la gestión de Mariano Recalde, lo obligaban a “donar” el cinco por ciento de su sueldo a la agrupación creada por Máximo Kirchner.
Solo por esta vía habrían recaudado $72 millones al año.
Otro exempleado platense también vivió en carne propia la situación
Negar, minimizar y ocultar parecen ser los verbos capitales del manual K ante cada hecho delictivo.
Ayer, el dirigente de La Cámpora y expresidente de Aerolíneas Argentinas, Mariano Recalde, hizo uso de ellos al justificar que, “como en todos los gobiernos, en el kirchnerismo hubo uno o dos corruptos”.
Sin embargo, no se incluyó a él. 
En las últimas horas quedó en la mira, luego de que el exsupervisor de la aerolínea de bandera y arrepentido militante K, Marcelo Muñoz, revelara que La Cámpora obligaba a “donarle” el cinco por ciento de su sueldo a la agrupación creada por Máximo Kirchner.
El dato más curioso, es que, según pudo saber Hoy, solo por esta vía habría recaudado setenta y dos millones de pesos al año.
Como era de esperar, Recalde negó que la empresa obligara al exempleado a entregar el dinero a una persona, especialmente encargada de cobrarlo, o a depositarlo a través de una transferencia bancaria.
Cuando decidió dejar de hacer el aporte, aseveró Muñoz, fue “amenazado y despedido”.
La investigación hoy está a cargo del fiscal Carlos Rívolo.
“Es falso que se obligue a aportar, porque es imposible”, desmintió Recalde, pero reconoció: “Sí es cierto que, los que militamos, aportamos de nuestros bolsillos”.
El caso recuerda al de otro camporista arrepentido: el platense Víctor Maiola, quien en 2012 denunció que, gracias a su militancia, entró a trabajar a Aerolíneas, pero al cumplir el primer mes de labor se le solicitó que depositara el diez por ciento de su sueldo en la cuenta bancaria de un dirigente K.
“Pedí una prórroga para la exigencia, porque tenía deudas personales”, aseguró entonces Maiola, quien obtuvo como respuesta, por parte de La Cámpora, un: “Primero está el aporte y después las deudas de cada uno”.
El telegrama de despido no tardó en llegar.
A su vez, las prácticas guardan similitudes con las de otro kirchnerista, el extitular de la AFSCA, Martín Sabbatella.
A 130 empleados de ese organismo les retenían el ocho por ciento de su sueldo bruto como aporte para Nuevo Encuentro.
El Partido llegó a recaudar hasta $280.000 mensuales a través de esta modalidad, por la cual se abrió una causa judicial. 
Particularmente, en el manejo que de la compañía hacía La Cámpora, el caso de Aerolíneas se trató de un plan “sistemático”, según le aseguró a Hoy el licenciado en Ciencias Políticas, periodista y autor del libro Aerolíneas Argentinas.
2000 días de pérdidas, Franco Rinaldi.
El aporte exigido a los empleados, no obstante, no alcanzó para recuperar a una empresa que, tal como publicó en reiteradas ediciones nuestro diario, el kirchnerismo llevó al borde de la quiebra: “La firma recibía del Estado nacional $400 millones mensuales en subsidios, pero perdía US$ 2.600 millones contra los US$ 1.900 millones que facturaba.
Esto generaba un déficit de dos millones de dolares diarios”, detalló entonces Rinaldi, y explicó que “los pasivos superaban ampliamente a los activos, porque se robaban el dinero.
Los fondos que le pasaba el Estado se utilizaban para financiar el déficit y pagarle a los seis mil empleados que contrató Recalde, todos militantes de La Cámpora sin idea en la materia”.
Según pudo saber este medio, a esos militantes se los rentaba con sueldos que, a valores de 2015, superaban los $20.000.
Si cada uno destinaba el cinco por ciento de su remuneración a la agrupación, seis millones de pesos mensuales iban para la organización de Máximo K.
Es decir, setenta y dos millones de pesos en un año, solo a través de Aerolíneas.


COMPARTIR:
Notas Relacionadas
Comentarios:
Dr.Francisco Bénard »
Seguimos horrorizandonos por la gestion gubernamental mas corrupta de este Siglo en Argentina.
Responder a este comentario »»
Escribir un comentario »








LO MAS LEIDO DEL MES

 
LA SALUD, ESE TESORO, que valoramos solo cuando está en riesgo.
A LOS LECTORES de www.buendianoticia.com
"Evo Morales provocó esta situación con el fraude y la violación de la Constitución".
Otro Poliverso. QUIERO FLAN (0PUS 2) . Por Luis Bardin..
ROSARIO FINANZAS . News 01.11.2019 . Argentina Económica Hoy .
 

RadiosNet