Hoy es sabado 7 de diciembre de 2019 y son las 17:24 hs. Tomemos Conciencia. "No me preocupan los corruptos y ladrones." Me preocupa todo un pueblo que mira con indiferencia el comportamiento mafioso.

7 de septiembre de 2016
“LA VIRGEN NIÑA”...ESTANCIA EL MOLINO ...TUCUMAN ...ARGENTINA...Por Jorge Bernabé Lobo Aragón .
En esta Estancia “El Molino” sus propietarios mis queridos primos y grandes amigos Raúl Antonio Chebaia y María Aragón con la enorme generosidad que siempre los caracterizó y que jamás olvidare supieron hospedar con enorme cariño a mi mujer y a mis hijos en épocas muy difíciles de persecución y atentados cuando ejercía el cargo de juez de Instrucción en lo penal.

“LA VIRGEN NIÑA”...    ESTANCIA EL MOLINO ...             TUCUMAN ...ARGENTINA...                                                                                              Por  Jorge Bernabé Lobo Aragón .

María Bambina-La Bebe María Imagen original de María Bambina En italiano "María Bambina “significa "Bebé María". En 1245, el Papa Inocencio IV extendió en toda la Iglesia, el culto litúrgico a la Virgen Niña, cuya fiesta se celebra el 8 de setiembre. En 1577, San Carlos Borromeo, consagró solemnemente la Basílica de Milán (il duomo), dedicándola oficialmente a la Natividad de María.

Resultado de imagen para La Virgen niña

En 1735, Sor Isabel Clara Fornari, modeló en cera, la que llegaría a ser la milagrosa efigie de la Virgen Niña, con el atuendo propio de la época. Por muchos años la devota efigie fue objeto de culto y veneración, por los numerosos favores y gracias recibidos. La venerada imagen era expuesta todos los días 8, de cada mes. Pero, en 1810, Napoleón suprimió los conventos y las Congregaciones Religiosas. La imagen de la Virgen Niña quedó a la custodia de una Religiosa capuchina secularizada, que cuidó celosamente de la preciosa reliquia.

En 1842, Don Luis Bosio recibió la devota efigie y por una predilección especial de la divina Providencia, lo entregó a Sor Teresa Bosio, Superiora de las Hermanas de la Caridad, que dirigían el Hospital Ciceri de Milán. Entre los enfermos, y devotos adquirió nuevo impulso el culto a María Niña, hasta que su plácida serenidad de pequeña Reina, fue trasladada al Noviciado de Milán. En la fervorosa Comunidad de Casa Madre siempre permaneció viva y floreciente la devoción a la Virgen Niña y siempre se celebró con destacado fervor la fiesta de la Natividad de María, el 8 de septiembre. Pero llegó el año de gracia; Era el 9 de setiembre de 1884. La descolorida pero siempre atrayente imagen de la Virgencita, estaba expuesta en la enfermería del Noviciado para consuelo y esperanza de las enfermas. La Madre General Sor Teodolinda Nazari, antes de guardarla, como era costumbre, quiso darla a besar a las enfermas. Entre éstas se encontraba la novicia Julia Macario, en estado de gravedad, en una inmovilidad absoluta, por graves contusiones a la cabeza; el médico temía una lesión cerebral. La Novicia al tener cerca la Venerada Imagen siente aumentar su fe y confianza en la Virgen, y le pide la curación. Con mucho esfuerzo consigue movilizar un brazo y al tocar la venerada imagen. Desaparecen los espasmos. En ese mismo instante los miembros adquieren sus movimientos, se libera de todas las ataduras y grita: "Estoy curada" "Estoy sana" y recorriendo la enfermería, y los corredores sin restos de dolor ni debilidad permanece en pie todo el día. Fue este el Primer Milagro el "9 de setiembre de 1884″ Pero la Virgencita quiso llenarnos de mayor estupor. La Efigie modelada por Sor Isabel C. Fornari contaba ya más de un siglo y medio; el tiempo había dejado sus huellas en ella, y se la veía descolorida y oscurecida. Cuando de pronto, fue adquiriendo una belleza inusitada, a la vista de todos apareció la imagen hermosísima de una belleza casi sobrehumana, sin que nadie pusiera manos sobre ella. Desde ese día una fecha luminosa queda grabada en la historia del Instituto. Debido a tantos hechos extraordinarios, el pueblo llamó a las Hermanas de la Caridad: "Hermanas de la Virgen Niña" y será este su gran título de honor. Con otros nuevos milagros, quiso probar la Celestial Taumaturga su poder de intercesión. Es clásico, en el Instituto el caso de Sor Cruz Mismetti. Esta religiosa cuidaba de las jóvenes en una Correccional de Mujeres en Verona. Pero hacía más de un año que estaba postrada en cama y desahuciada de los médicos, la enfermedad había consumido los pulmones, y se esperaba de un momento a otro el triste desenlace. Las jóvenes penitentes no se resignaban a perder a la que amaban como a una madre, rogaban con fe y confianza ilimitada pidiendo a la Virgen Niña su curación. Al terminar una novena ofrecida a la Virgencita, en la tarde del 5 de enero de 1885, la Religiosa siente operarse en su cuerpo un cambio milagroso, desaparece la fiebre y sus miembros adquieren un vigor extraordinario: curada repentinamente Sor Cruz Mismetti trabajó entre sus jóvenes muchos años aún, hasta 1922 en que murió. Sor Josefina Woinovich, después de 17 meses de inmovilidad por parálisis general, cura repentinamente mientras besa la milagrosa imagen. La admiración, el estupor, el entusiasmo de las presentes y de su misma madre la baronesa de Woinovich es indescriptible. La Virgen Niña cuida también de sus hijas de América y así lo ha demostrado. La Virgencita de la Capilla del Colegio de Villa del Parque (Capital Federal, Argentina), tiene también su pequeña historia. Una noche del mes de diciembre de 1923, cuando la Capilla daba sobre Cuenca, unos extraños entraron en la Capilla, bajaron la Imagen de la Virgen Niña del nicho que estaba sobre el Altar, para sacarle los ex votos que la piedad agradecida de los fieles habían ofrecido a la Virgen. Al querer forzar el Sagrario para llevarse los copones, prendieron fuego. ¿Y la Virgencita? Toda quemada menos la carita - y esta era de cera - milagrosamente intacta. Llevada a Milán, en la Casa Madre, recompusieron la imagen, que es la misma que hoy desde su Cuna, nos sonríe y nos invita a confiar en su milagrosa intercesión. Después de esta síntesis de la Devoción es mi deseo como Tucumano la de compartir esta historia que también se propaga en mi provincia en Antigua Estancia Zárate, un lugar con tanta historia que sería más fácil visitar el lugar. Refundada en 1776 y hoy conocida como Estancia El Molino después del terremoto de 1826 que tiró abajo la Iglesia de la Vieja Villa de Trancas entre otros edificios. El General Alejandro Heredia - el gobernador más culto y progresista de cuantos hubo en Tucumán entre 1810 y 1853, y el que le otorgó durante su gobierno el rango más alto entre todas sus vecinas - hace reconstruir la Iglesia del Molino desde sus cimientos al igual que toda la Estancia. Leocadio Paz - celebre hombre público - la describió como “la parte más importante y la mejor para la agricultura y la ganadería por sus vertientes propias libre de toda servidumbres”. Estancia encomendada a Pedro de Ávila y Zárate para la reacomodación de los Indios de Amaicha, Colalao y Tafí. Asolada y abandonada en una época por las invasiones Mocovíes. En esta Estancia “El Molino” sus propietarios mis queridos primos y grandes amigos Raúl Antonio Chebaia y María Aragón con la enorme generosidad que siempre los caracterizó y que jamás olvidare supieron hospedar con enorme cariño a mi mujer y a mis hijos en épocas muy difíciles de persecución y atentados cuando ejercía el cargo de juez de Instrucción en lo penal. Es ahí también el lugar en donde fueron consagradas mis hijas y nietas a la virgen niña y en donde se la venera con gran entusiasmo y celebración todos los años el 9 de septiembre. El Molino sitio apacible y cuya capilla quedara grabada para siempre en la historia de mi familia nos convoca a reunirnos de manera permanente en semana santa como una gracia especial. La gracia de la Virgen Niña hermanada con la historia de la estancia que comienza mucho antes de la creación del Virreinato. Esta Estancia con tanta historia y tan especial a mis sentimientos está ubicada a poca distancia del Pozo de San francisco – pozo del pescado – en donde brota un manantial que el Fraile Franciscano San Francisco Solano hizo surgir de la tierra con sólo hundir su bastón. Esto ocurrió hace 400 años y sin embargo, la fuente de grandes curaciones nunca se ha secado. Único lugar de Tucumán con la impronta de un santo que había venido de España para evangelizar a los indígenas de América en 1590. Como dudar de la intersección y bendición de la Virgen Niña.

 Jorge Bernabé Lobo Aragón

 



COMPARTIR:
Notas Relacionadas
Comentarios:
Dr.Francisco Bénard »
Acuso ignorancia. Es muy linda la Virgen Niña y supongo milagrosa.
Responder a este comentario »» nombre »
comentario
Responder a este comentario »»
Escribir un comentario »








LO MAS LEIDO DEL MES

 
La pickup eléctrica de Tesla .
Macri en la cumbre COP 25:
Egresaron los alumnos de los Institutos de Formación de Prefectura Naval Argentina.
AGENCIA NACIONAL DE PROTECCIÓN A TESTIGOS E IMPUTADOS.
SEGÚN EL TANGO : 20 AÑOS NO ES NADA . . .
 

RadiosNet