Hoy es sabado 19 de octubre de 2019 y son las 12:53 hs. “Queremos evitar que Nisman vuelva a morir”. Que los jueces cumplan con la Justicia, o que la Justicia alcance a los Jueces.

17 de octubre de 2016
La trama secreta detrás del regreso de Perón. Por Infobae con Ramón Lejtman
Perón estaba consciente de los pocos meses de vida que le quedaban. Y optó por regresar para cumplir su último mandato histórico
PAGÓ CARO EL ERROR POLÍTICO DE ELEGIR A CAMPORA, que no pudo y no supo aplicar la agenda que Perón ya había diseñado en Madrid antes de viajar a Buenos Aires desde Roma.

La trama secreta detrás del regreso de Perón.                                           Por :  Infobae con Ramón Lejtman.

Hoy se cumplen 40 años del primer retorno del líder justicialista al país, tras un exilio de 17 años.                        En su libro "Peron Vuelve", Román Lejtman   revela nuevos datos que ayudan a comprender el hecho. Intrigas, traiciones y el atentado al avión que no fue...

El 17 de noviembre de 1972 Juan Domingo Perón cumplió su ansiado sueño de retornar al país tras ser derrocado en septiembre de 1955 por el grupo de militares que luego denominó al movimiento como Revolución Libertadora.

                             Resultado de imagen de pERON REGRESA

Fue un día lluvioso y en la memoria colectiva quedó la imágen de Perón bajando del Giuseppe Verdi  de Alitalia protegido del agua por un oportuno paraguas que sostenía José Ignacio Rucci, asesinado menos de un año más tarde. Junto al por entonces secretario general de la CGT se mostraba un pensativo Juan Manuel Abal Medina, padre del que fue jefe de Gabinete.

Abal padre era en esa época, pese a su juventud, secretario general del PJ.

En el medio, y antes de llegar a ese día, Perón estuvo 17 años exiliado. Atentados de por medio, y con un intento frustrado de retorno en 1964, el proceso que desembocó en su primer regreso fue largo y sinuoso.      Al cumplirse 40 años de ese histórico momento, el periodista y escritor Román Lejtman presentó el libro "Perón Vuelve", editado por Planeta.

En el texto plasma una larga investigación que lo llevó a recorrer archivos de Buenos Aires, Washington, Madrid, Roma y el Vaticano. En diálogo con Infobae, el autor dio su visión sobre la importancia de ese momento y narró las intrigas y claves detrás del regreso de Perón.

¿Qué lo impulsó a escribir sobre este tema?
Es un capítulo clave para entender la década del 70. Muchos historiadores y colegas habían tratado el tema en diagonal, pero ninguna obra se focaliza en el exilio de Juan Domingo Perón y todo lo que hizo para regresar a la Argentina y marcar de nuevo la agenda política. Sus 17 años en el exilio son una clase de estrategia y táctica política.                                                                                                                                      Es el Príncipe de Maquiavelo en un contexto del siglo XX y la Guerra Fría.

¿Qué factores cree que finalmente impulsaron a Perón a regresar al país tras su largo exilio? ¿Cree que estaba convencido del retorno?
Juan Domingo Perón regresa para recuperar el honor, el poder y el control real del Movimiento Nacional Justicialista. Perón estaba convencido de la necesidad de regresar, porque ya piensa en su legado político y en los libros de historia. Y el dictador Alejandro Agustín Lanussehabía sugerido que ya no tenía coraje político, cuando sostiene en el Colegio Militar que a Perón "no le da el cuero".                                                            En ese contexto, Perón regresa, demuestra que tiene coraje y termina derrotando al Dictador que pretendía ocupar sus espacios políticos en una próxima etapa con reglas democráticas.                                           Lanusse soñaba con ser Perón. A él, no le dio el cuero.

Usted da cuenta de la posibilidad de un atentado contra el avión que traía a Perón en su regreso. ¿Por qué finalmente no se concretó?
El atentado no se ejecuta porque los mandos de las Fuerzas Armadas explican que la muerte de Perón implicaba una guerra civil, adonde las organizaciones armadas (Montoneros y ERP) podían quedarse con el poder de la Argentina. Frente a esa posibilidad, se abre una negociación que suspende el ataque terrorista y concluye con el compromiso de Perón de desmantelar a las organizaciones armadas cuando asuma el futuro presidente constitucional. La negligencia de Héctor Cámpora para manejar este tema abre una nueva instancia política que se encadena con la Masacre de Ezeiza y su renuncia forzada a la Presidencia de la Nación.

¿Cree que Perón era consciente de su corta sobrevida luego del regreso? ¿Sabía la pesada herencia que dejaba?
Perón estaba consciente de los pocos meses de vida que le quedaban. Y optó por regresar para cumplir su último mandato histórico. Hubiera preferido no asumir formalmente la presidencia, pero pagó el error político de elegir a Cámpora, que no pudo y no supo aplicar la agenda que Perón ya había diseñado en Madrid antes de viajar a Buenos Aires desde Roma.

¿Por qué cree que fue exitoso el regreso en el '72? ¿Qué diferencias encontró con la frustración de 1964?
El regreso de 1972 fue exitoso porque los poderes centrales de Europa y los Estados Unidos encontraron a Perón como la única salida para evitar que Argentina copiara o profundizara la experiencia socialista que Salvador Allende estaba haciendo en Chile. Puede resultar paradójico, pensando que en la superficie Perón respaldaba a las organizaciones armadas, pero en las conversaciones secretas, en los contactos reservados en Buenos Aires, Puerta de Hierro y Roma, ya se sabía que el General estaba usando a los jóvenes guerrilleros urbanos para acceder al poder y terminar con la dictadura militar. Una vez superada esta etapa, Perón tenía decidido desmantelar las organizaciones armadas y recuperar sus discurso de nacional vinculado al establishment.

Por eso, se puede explicar el fracaso del regreso de 1964. Estados Unidos apostaba a un golpe de estado con el general Onganía, y desconfiaba de los contactos que Perón mantenía con Fidel Castro y el Che Guevara. Perón no tenía herramientas para cambiar esta lógica de poder, y la dictadura de Brasil detiene al General cumpliendo un pedido de la Argentina y aceptando las órdenes secretas que llegaban desde Washington. En este contexto, fracasa el regreso de 1964 y es un éxito la vuelta de 1972.
En 1964, la pieza era Onganía. En 1972, tras el fracaso de la Revolución Argentina, el jugador era Perón, a pesar de las movilizaciones sociales y el discurso contestatario que exhibía el General en los medios de comunicación. La prueba de este doble juego apareció meses más tarde: cayó Cámpora, asumió Raúl Lastiri que era yerno de José López Rega, y finalmente, Perón como Presidente expulsa a Los Montoneros de la Plaza.

Como te dije al principio, el General escribió durante su exilio y posterior regreso, una versión moderna del Príncipe de Maquiavelo.



COMPARTIR:
Notas Relacionadas
Comentarios:
Aun no hay comentarios, s�� el primero en escribir uno!
Escribir un comentario »








LO MAS LEIDO DEL MES

 
Encuentro de mujeres y la violencia de siempre. CitizenGo.
Al Presidente, Doctor Victorino de la Plaza ...
ROSARIO FINANZAS . News 01.10.2019 . Argentina Económica Hoy .
INVITACIÓN A PRESENTACIÓN PEACE ROAD ARGENTINA 2019.
OTRO POLIVERSO . " COMO CON BRONCA Y JUNANDO. Por Luis Bardin .
 

RadiosNet