Hoy es sabado 29 de febrero de 2020 y son las 00:47 hs. Tomemos Conciencia. "No me preocupan los corruptos y ladrones." Me preocupa todo un pueblo que mira con indiferencia el comportamiento mafioso.

22 de noviembre de 2016
RECOBRAR LA COHERENCIA . Por Cesar Artigas Ledesma Posse.
Sí estoy preocupado por los que votaron a Cambiemos y hoy se dicen desencantados y critican como si fueran verdaderos zurdos que buscan el fracaso inmediato de este gobierno.
La mayoría guardó un silencio extraño y algunos hasta cobarde durante 12 años, más las décadas que nos venimos aguantando a los mafiosos políticos en cualquiera de sus variantes desde 1946.

RECOBRAR LA COHERENCIA .                                               Por :  Cesar Artigas Ledesma Posse.

Estoy preocupado, no por la cantidad de quienes se dicen Peronistas, que salen a la calle a hablar o gritar en contra de Cambiemos, tampoco por las organizaciones populistas y “sociales” que viven a costa nuestra, del dinero que el Estado conducido por Cambiemos les brinda en exceso, y que ellos mismos con la variante kirchnerista se robaron.

Sí estoy preocupado por los que votaron a Cambiemos y hoy se dicen desencantados y critican como si fueran verdaderos zurdos que buscan el fracaso inmediato de este gobierno.

La mayoría guardó un silencio extraño y algunos hasta cobarde durante 12 años, más las décadas que nos venimos aguantando a los mafiosos políticos en cualquiera de sus variantes desde 1946.

Es preocupante que personas que parecen inteligentes hayan pensado y creído que el desastre en que quedó el país se arreglaría en pocos meses. Grave error.

Es imposible solucionar el problema energético, por ejemplo, en un año.

Harán falta no menos de cinco años.

Es imposible también reactivar la economía como se sueña o soñó.

Es imposible vivir con una mafia que todos los días usa a los “señores piqueteros” para crear confusión y caos, seguramente con el dinero que nos robaron.

Pueden tener algo de razón los que gritan, pero pedirles que razonen o piensen es difícil, ellos no nacieron para razonar, nacieron para no hacer otra cosa que caos, apoyados por sindicalistas que sean o no peronistas, necesitan actuar o sobreactuar para sus “bases” y poder seguir perpetuados en sus sindicatos y… seguir robando.            Y lo más grave que todos estos “chicos”, VOTAN.

Más que mal hacen los que apoyaron un cambio en criticar errores o fallas de este gobierno.

No estoy pidiendo que se vuelvan genuflexos ni serviles al estilo de los ladrones del FPV.

Estoy pidiendo simplemente serenidad, responsabilidad y grandeza.

Critiquemos pero no destruyamos. Critiquemos y propongamos. Pensemos que en los cuatro años de este gobierno se podrán solucionar muchas cosas, pero no todas, y que para diversos temas habrá que esperar una continuidad de otros cuatro más. La pobreza cero necesita de más tiempo y es quizás lo más grave.

No ayudemos al fracaso. Apostemos hacia adelante.

Todos debemos comprender que se ha iniciado una nueva etapa, una nueva conducción, por eso es necesario seguir luchando, ya que el no hacerlo no tiene justificación moral. Quien lucha en función a grandes planes y objetivos halla razón ante sí mismo y ante los demás.

Cambiemos está realizando actos concretos y discretos, algunos debajo de la línea de flotación, y no se ven. Se está trabajando no sólo para hoy sino para el mañana.           (Hay más de 5.000 licitaciones de obras públicas).

Esta etapa que se ha iniciado en diciembre de 2015 necesita del apoyo  de todos.         Por eso quiero recordarles un pensamiento de Pascal que tiene algún paralelo con lo que quiero expresar:

Pascal sostenía que “no sabiéndose en rigor, científicamente, si hay otra vida, cabe frente a esta duda la opción de vivir como si la hubiere o como si no la hubiere.   Quienes vivan como si no la hubiere, corren el peligro de recibir a su muerte, la sorpresa del infierno.

Quienes en cambio vivan como si la hubiere, sólo corren el peligro de afrontar la nada. El premio de los primeros es por otra parte, la nada. El premio de los segundos, nada menos que el Cielo.” Y concluía Pascal: “Vale la pena entonces, vivir con el optimismo de las postrimerías, porque la vida cristiana, es además, una buena vida”.

El paralelo se impone. Entonces, podemos apostar al éxito o al fracaso de Cambiemos. Si apostamos al éxito, estamos aumentando las posibilidades.                                           Si apostamos al fracaso, lo traeremos más cerca. En Argentina alguien tiene que ganar para que ganemos todos. Si apostamos hacia adelante corremos el riesgo de sufrir por haber creído. Si apostamos hacia atrás el riesgo es mayor: la vergüenza de no haber creído. La Patria no se lo merece. No se merece que por algunas dificultades, hoy desplazado el peronismo, nos vayamos a olvidar de que Argentina es una gran Nación.

Quienes acierten contra Cambiemos están en definitiva, equivocados.                                 Quienes nos equivoquemos mil veces a favor de Cambiemos, en definitiva tendremos razón.

Amigos, es hora de recobrar la coherencia.                                                                             Es hora de recobrar la sobriedad en lugar de la estridencia, el buen gusto en lugar de la chabacanería.

César Artigas.

buendianoticia.com    ¿ Pregunta, en política : fuyimos coherentes alguna vez ?



COMPARTIR:
Notas Relacionadas
Comentarios:
Aun no hay comentarios, s�� el primero en escribir uno!
Escribir un comentario »








LO MAS LEIDO DEL MES

 
AHORA SÍ, YA NO TE QUIERO MÁS ARGENTINA . . . Eduardo Fiore .
EL ARCHIVO MÁS INCÓMODO DEL KIRCHNERISMO .
AGUSTÍN ROSSI ENCABEZARÁ LA RECEPCIÓN . . .
EL DATO: MACRI DEJÓ . . .
ALBERTO, QUE NO . . .
 

RadiosNet